Archive for abril, 2018

Piedras que sufren y sienten

Personas que se suben y usan sus sillares como papelera, palomas que anidan, vegetación que crece y muchos humos, principales amenazas del Acueducto de Segovia

Acueducto de Segovia – A. TANARRO

Fuente: ISABEL JIMENO – Valledolid  |  ABC
30 de abril de 2018

La imagen de un joven francés escalando por los arcos de la Acueducto para fardar de su «proeza» en las redes sociales es la última y más impactante imagen de los daños y amenazas que tiene que aguantar la bimilenaria obra. Declarado ya Monumento Nacional en 1884 por Alfonso XII y aupado al más alto reconocimiento por la Unesco en 1985, cuando entró en lista de bienes Patrimonio de la Humanidad, no todos son conscientes de que esos 20.400 sillares de granito colocados sin argamasa alguna por los romanos también sienten y padecen la acción exterior. Un impacto sobre las piedras en las que a los efectos naturales se suma la dañina mano del hombre. No sólo alguna que otra pintada han llorado sus muros, por los que los más osados se atreven a trepar.

La vegetación es uno de los efectos que deteriora el Acueducto – A. TANARRO

Hay quien no resiste la tentación de subirse allí donde los arcos son más bajos para llevarse una irrepetible fotografía, que a la vez que queda guardada en su recuerdo también lo hace en los sillares del Acueducto. Un práctica prohibida, como recuerda un cartel -en varios idiomas- colocado hace un par de años por el Ayuntamiento de la ciudad, empeñado en acabar con la «banalización y falta de respeto» que suponen estas conductas.

El Acueducto se duele cada vez que alguien pone un pie encima de esas moles de granito, que con dos mil años de servicio -hasta hace sólo unos decenios siguió cumpliendo con su primigenia función de llevar agua de la sierra de Guadarrama a la ciudad- también sufren los achaques de la edad. Todo un «atentado» para los segovianos, para quienes, aunque muchas veces pase desapercibido en su día a día y no reparen en la magnitud de la obra, es su seña de identidad. «El Acueducto nos ocupa y nos preocupa», reconoce la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos, para quien uno de los primeros pasos para su protección pasa por «hacer consciente a la gente» de que es una «obra única» que va más allá de ese kilómetro monumental y visible, y también por eso «más frágil».

«Mejor contemplación»

Sujeto al amparo y protección de la Ley de Patrimonio, el Ayuntamiento quiere ir más allá y ultima una ordenanza en la que tipifica «con detalle» esas acciones «que suponen una agresión», para las que prevé un régimen sancionador que quieren que entre en vigor a partir del verano. Subirse, pintar, las eyecciones de los perros, dejar objetos en este «muro de las lamentaciones» en el que se acumulan papeles, bolsas, latas e incluso botellas a gran se contemplan en ese texto como señaladas como infracciones.

Las filtraciones de agua, otro «enemigo» del Acueducto – A. TANARRO

También se pretende regular el uso del entorno de este kilómetro 0 y centro de gravedad de la ciudad, en torno al que gira la vida y el tráfico. Así, incluirá regulación sobre terrazas, cartelería, contenedores, circulación, celebración de pruebas y eventos… «Hay que ganar espacio para su contemplación», dejando unos «20 ó 25 metros» libres a ambos lados, defiende Claudia de Santos, quien avanza que se persigue una protección «mucho más amplia» de la ya lograda con el alejamiento de vehículos del Acueducto hace unos meses y que se suma al gran paso dado en 1992, cuando se prohibió el tráfico bajo sus arcos. Entonces, ya supuso todo un cambio incluso en el día a día de una ciudad que tiene en el Acueducto un punto de atracción, devoción y admiración. Coches, camiones y autobueses enhebraban sus ojos con pericia mientras los humos de sus tubos de escape bañaban las piedras.

La contaminación es uno de los principales agentes fruto de la mano del hombre que no existían cuando los romanos levantaron la obra de ingeniería, pero también de las más complicadas de atajar. Junto a ella, el ruido y las vibraciones, sobre los que el Ayuntamiento tiene encargados estudios para determinar hasta qué punto deberían alejarse.

Reparación de daños de la Virgen del Acueducto -A. TANARRO

Junto a esos daños con huella humana, los que deja la naturaleza. Uno, el inexorable paso del tiempo. Aunque no se nota del mismo modo en todos los puntos. Depende del tipo de granito, pues la erosión no es igual en los sillares que tocan el suelo o en los que están a más altura. «Es muy diversa», apunta la concejala, quien incide en que las arenizaciones, escamaciones… que se dan en el granito «son normales y no afectan a la estructura» del monumento.

Escalada hace unos días de un ciudadano francés por la estructura segoviana – ICAL

También se notan diferencias entre la parte original levantada por los romanos hace dos milenios y la que tuvo que ser recuperada en época medieval por orden de los Reyes Católicos tras ser destruida por los árabes en el siglo XI, pues la «técnica constructiva es muy inferior a la romana», señala De Santos. Sus piedras ya eran más redondeadas y es ahí donde se necesitaría una intervención «con más urgencia».

Inspección anual

Una ITV anual mantiene bajo vigilancia otros agentes naturales que utilizan como «casa» el Acueducto. Una «ocupación» que deja secuelas. Entre los enemigos, las palomas, por sus nidos y corrosivos excrementos. La lucha contra estas perniciosas aves se intensificó desde la intervención llevada a cabo en 2014, cuando se decidió introducir trozos de granito «muy similar» al original en los huecos más grandes para impedir el anidamiento sin «alterar» la visión. «Pero las palomas siguen escarbando», lamenta De Santos, quien señala que en la última inspección (el 23 de abril), se detectó un nuevo asentamiento que tienen bajo vigilancia.

Las palomas, otro problema para la construcción – A. TANARRO

A la lupa de la inspección anual también se somete a la vegetación. La más «peligrosa», y que se retira para evitar que se instale allí su hogar y se reproduzca, es la que aprovecha la suciedad que se acumula en el canal superior para enraizar. Un ejemplo, las zarzas. Hay otras plantas, menos alarmantes, pero sí muy vistosas que suponen «más un problema estético». Son especies de ciclo corto, con poca raíz, como las conocidas orejas de fraile («umbilicus rupestris»), que cuando se mueren, se caen.

Y precisamente el elemento que alumbró su construcción, el agua, es ahora uno de sus enemigos. Las piedras lloran el líquido que se cuela. La eliminación en 2014 del canal de plomo ha ayudado a mitigar las filtraciones casi al 90 por ciento, defiende la concejala. Aunque hay fisuras que provocan humedades en una zona puntual (a la altura de la calle de Almira) que están bajo vigilancia.

Y entre los últimos sucesos de alerta, el desprendimiento de un pequeño fragmento del pie de la imagen de la Virgen de la hornacina donde el Acueducto alcanza su altura máxima (28,50 metros). Una talla en caliza de 1520 que también está «viejecita». El Ayuntamiento estudia consolidarla o una opción algo larga y cara: bajar la pieza, restaurarla y sustituirla por una réplica.

 

Anuncios

30 abril 2018 at 5:32 pm Deja un comentario

Las esculturas de Rodin “hablan” con las del Partenón en el Museo Británico

Las obras de Auguste Rodin entablan una conversación con las esculturas del Partenón en una nueva exposición del Museo Británico de Londres, “Rodin y el arte de la Antigua Grecia”, que pone en diálogo al francés con el clasicismo griego.

Vista de la escultura “Pallas con el Partenón” del escultor francés Auguste Rodin durante el pase de prensa de la exposición “Rodin y el arte de la Antigua Grecia” en el Museo Británico de Londres (Reino Unido). EFE

Fuente: Sabela Rey Cao – EFE  |  YAHOO Noticias
24 de abril de 2018

La primera pieza de la muestra es una escultura en mármol y yeso de la diosa griega de la sabiduría, Atenea -aquella que nació de la testa de Zeus después de que este se comiera a su madre-, representada con un Partenón en miniatura que emerge de su propia cabeza y que anuncia el motivo que recorrerá la producción del francés: Grecia como cumbre intelectual y artística.

Rodin (1840-1917) fue un frecuente visitante del Museo Británico, al que acudió por primera vez en 1881 y en el que siempre vagaba a la caza de los restos del templo griego para capturarlos a lápiz.

Sus dibujos, escritos y esculturas pueblan la exposición del famoso museo londinense, que ha colocado junto a sus creaciones las esculturas del Partenón, para establecer así comparaciones e iluminar la fuerte relación que mantuvo con los griegos, según explicaron los responsables en su presentación hoy a la prensa.

El escultor francés veía en Fidias, arquitecto encargado de reconstruir la Acrópolis de Atenas y el escultor más famoso de la Antigua Grecia, un mentor artístico e intelectual con el que hablaba, a pesar de las barreras temporales, a través de su obra.

“Quisimos poner en conjunto tantos paralelismos como pudimos”, indicó Ian Jenkins, comisario de la muestra, sobre las parejas escultóricas.

Una de las obras más famosas del francés, “El beso” (1882), que representa a dos amantes prohibidos de la “Divina Comedia” de Dante, se exhibe aquí junto a dos diosas descabezadas pertenecientes al frontón este del Partenón, en la que una reposa sobre el regazo de la otra.

Vista de la escultura “El beso” del escultor francés Auguste Rodin durante el pase de prensa de la exposición “Rodin y el arte de la Antigua Grecia” en el Museo Británico de Londres (Reino Unido). EFE

Estas dos creaciones dialogan formalmente y constituyen un escrupuloso y erótico estudio sobre la intimidad a partir de la idea de fundición entre sus figuras, generada por haber sido esculpidas en un mismo bloque de mármol, en ambos casos.

“Rodin no está citando directamente estas figuras del Partenón, pero vimos una conexión entre ellas”, señaló a Efe Celeste Farge, comisaria de la exposición, al tiempo que dijo que “la expresión y la pasión de las figuras se manifiesta a través del cuerpo”.

Vista de un freco del Partenón de Atenas expuesto durante el pase de prensa de “Rodin y el arte de la Antigua Grecia” en el Museo Británico de Londres (Reino Unido). EFE

Otros temas recurrentes del francés se pueden ver en el torso sin cabeza ni brazos de “El hombre que camina” (1907), donde el artista pone el foco en el poder expresivo del cuerpo y en la representación del movimiento con una figura suspendida en el acto de caminar.

“Se inspira en una gran variedad de fuentes, era un ávido lector”, apuntó Farge, en alusión a las influencias literarias del francés, que toma referencias de Dante, Baudelaire, Ovidio o los mitos griegos, entre otros.

“Tuvo la audacia de inventar sus propias figuras”, añadió Farge sobre las inspiraciones literarias del francés.

La comisaria se refirió así a la pieza “Ilusión: Hermana de Ícaro” (1894-6), en la que el genio se inventó una hermana para Ícaro -el hijo de Dédalo que se quemó al volar muy cerca del sol-, una figura que parece inicialmente sin vida y a la que Rodin le da la vuelta para generar la idea de una caída en picado hacia la Tierra.

Esta creación estaba pensada como parte del conjunto “Las puertas del infierno” (1880-1917), el primer gran encargo del francés para un museo de París, que concentraba en dos pórticos de seis metros de alto, personajes y escenas del “Infierno” de Dante.

El museo que se lo encargó nunca llegó a inaugurarse, pero él continuó trabajando en sus detalles hasta el final, creando nuevos modelos a gran tamaño de algunas de las figuras que ya había hecho, como “El pensador” -también en exhibición dentro de la muestra-.

“A Rodin le encantaba dibujar cuando venía aquí y queremos animar (a la gente) a hacer lo mismo”, dijo Farge sobre la novedosa inclusión de cuadernos de dibujo para que los visitantes tengan una experiencia parecida a la del francés, hace más de cien años.

Además, la pinacoteca ha prescindido de las cortinas en la sala para permitir la entrada de luz natural y ha colocado las esculturas a la altura de la visión, en bajos plintos.

La obra de Rodin, un escultor que fue un puente entre la Antigüedad y la Modernidad, estará en el museo de la capital británica hasta el 29 de julio.

 

29 abril 2018 at 10:39 pm Deja un comentario

Más Séneca y menos ansiolíticos

Vanidad sin control, obsesión por la seguridad, aceleración tecnológica, … ¿Qué tiene que decir el renovado interés editorial por el estoicismo sobre el mundo en el que vivimos?

FERNANDO VICENTE

Fuente: JUAN ARNAU EL PAÍS
28 de abril de 2018

Cultiva el espíritu porque obstáculos no faltarán. El consejo de Confucio podría haberlo firmado cualquiera de los filósofos estoicos. Una versión moderna de esta máxima se la debemos a Woody Allen: “Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”. Un poeta barcelonés la remató con un verso lapidario sobre el inexorable juicio del tiempo: “Que la vida iba en serio uno lo empieza a comprender más tarde”. Esos son, a grandes rasgos, los tres vértices del estoicismo antiguo, que parece resurgir en nuestros días. ¿Se trata de un espejismo? Las sociedades modernas se encuentran dominadas por la rentabilidad tecnocrática del selfie, la autoindulgencia (todo nos lo merecemos, sobre todo si hay desembolso) y el capricho. Se trata de fabricar un ego frágil e injustificadamente vanidoso. Una situación que supuestamente podría remediar una buena dosis de estoicismo. Dado que no podemos controlar lo que nos pasa y vivimos totalmente hacia afuera, atemorizados y estresados, dado que somos más circunstancia que nunca, quizá pueda ayudarnos esta antigua filosofía que inspiró a Marco Aurelio, un hombre que, dada su posición, conoció el estrés mejor que nadie.

Vista de la Sala de los Filósofos de los Museos Capitolinos de Roma. ALAMY STOCK PHOTO

Pero en ese desplazamiento, en esa búsqueda de inspiración en el pasado grecolatino, se corre el riego de confundir, y de hecho se hace, estoicismo con voluntarismo, tan vigente y puritano. La cultura del esfuerzo y la búsqueda del éxito dominan las sesiones de coaching, que es, según sus proponentes, el arte de ayudar a otras personas a cumplir sus objetivos o a “llenar el vacío entre lo que se es y lo que se desea ser”. No cabe mayor traición al legado estoico. El voluntarismo reseca el alma y uno de los fines del estoicismo es recrearla. Lo que llamamos “retos” o “metas” no son sino anteojeras que no permiten ver más que un único aspecto de la realidad y uno acaba estrellando el avión contra la montaña, como en el caso de Germanwings. Esas metas nos trabajan por dentro y parecen diseñadas para excluir la contemplación y la observación atenta y desinteresada. Frente a la tiranía de la meta, los estoicos pretendían desembarazarse de pasiones demasiado apremiantes y acaparadoras. De hecho, uno de sus signos distintivos fue considerar la poesía como medio legítimo de conocimiento. La lírica nos mantiene en una actitud abierta y nada sabe de metas y objetivos. La poesía era para los estoicos, sobre todo la de Homero, genuina paideia. Entender esto requiere ganar una libertad interior, no estar eternamente abducidos por el circo o las pantallas, una independencia moral, no la opinión general o el vocerío de Twitter, y trascender la dependencia de la persona respecto a su parte animal (en el supuesto de que el hombre es ese ser singular que, como decía Novalis, vive al mismo tiempo dentro y fuera de la naturaleza). Con ese “cuidado de sí”, que Marco Aurelio llamaba meditaciones, era posible lograr una autarquía ética que tendría una importancia decisiva en el pensamiento político griego.

No quedan muy lejos algunos ejemplos de estoicismo moderno. Wittgenstein cuenta que de joven experimentó esa sensación de que “nada podía ocurrirle”. Era un modo de decir que, ocurriera lo que le ocurriera (una bala perdida, un cáncer), sabría aprovechar la experiencia. Una actitud que le permitió asumir el puesto de vigía en medio del fuego cruzado durante la primera gran guerra. Algo parecido encontramos en Simone Weil, siempre arriesgándose, ya fuera en la fábrica de la Renault o en los hospitales de Londres, con la humildad como valor supremo, que hace que el ego no apague la llama de lo divino. Curiosamente, la actitud de estos dos grandes filósofos, en los que reviven los viejos ideales grecolatinos, contrasta con algunas obsesiones actuales. Desde el miedo al propio cuerpo, que requiere un examen continuado, hasta la obsesión por la seguridad (to feel safe, to feel at home). Como si un escáner o un refugio pudieran otorgar esa tranquilidad, como si hubiera que encerrarse para sentirse seguro. Mientras un mandatario reciente se preguntaba cuánto dinero necesitaba para sentirse seguro y, al no hallar la cifra, se consagró a amontonar capitales, Wittgenstein se exponía en la trinchera y Weil en la columna de Durruti.

Imaginen a Zuckerberg abrazando esta filosofía; pues bien, eso es lo que hizo el emperador Marco Aurelio

El estoicismo supone, como apuntó Zambrano, la recapitulación fundamental de la filosofía griega. En este sentido fue y es tanto un modo de vida como un modo de estar en el mundo. Zenón de Citio, natural de la colonia griega de Chipre, figura como fundador de la escuela. Tenían algo en común con los cínicos, sobre todo la vida frugal y el desprecio de los bienes mundanos, y reflexionaron sobre el destino y la relación entre naturaleza y espíritu. Hubo un estoicismo medio (platónico, pitagórico y escéptico), pero los que dieron fama a la escuela fueron sus representantes romanos: un emperador, un senador y un esclavo. Todos ellos surgieron, como ahora, al abrigo del Imperio. Aquel imperio era militar, el de hoy es tecnológico. Imaginen ustedes a Zuckerberg abrazando el estoicismo; pues bien, eso es lo que hizo el emperador Marco Aurelio. Séneca nació en la periferia del Imperio, en la colonia bética de Hispania, pero fue una figura fundamental de la política en Roma, senador con Calígula y tutor de Nerón. Epicteto había llegado a la ciudad siendo un esclavo. Cuando fue liberado fundó una escuela, y aunque, siguiendo el ejemplo de Sócrates, no escribió nada, sus discípulos se encargarían de transmitir su legado.

Moralistas y contemplativos, todos ellos defendieron la vida virtuosa, la imperturbabilidad y el desapasionamiento, sentimientos todos ellos muy poco rentables para una sociedad del entretenimiento. El estoicismo conquistó gran parte del mundo político-intelectual romano, pero, a diferencia del 15-M, no cristalizó en “partido”, sino que se decantó en norma de acción y su influencia alcanzaría a grandes filósofos como Plotino o Boecio. No entraremos a describir su refinada lógica, pero merece la pena recordar que la subordinaban a la ética. Al contrario de hoy, al menos en el mundo financiero, donde el algoritmo domina la moral. Destaca en ella su doctrina de los indemostrables, probablemente de origen indio. Concebían el alma como un encerado donde se graban las impresiones. De ellas surgen las certezas (si el alma acepta la impresión) y los interrogantes (si es incapaz de ubicarla). Para los estoicos, el mundo era, como para nosotros, sustancialmente corporal, pero su física no niega lo inmaterial. Concibe la naturaleza como un continuo dinámico, cohesionado por el pneuma, un aliento frío y cálido, compuesto de aire y fuego. Heredaron de Heráclito el fuego como principio activo y primordial, del que han surgido el resto de los elementos y al que regresarán. Como el humor o el llanto, el pneuma no se desplaza, sino que se “propaga”, contagiando alegría o enfermedad.

Nuestra obsesión por la seguridad contrasta con la actitud de estoicos modernos como Weil o Wittgenstein

Hoy no estaría de más poner en práctica algunos de sus principios. El imperativo ético de vivir conforme a la naturaleza, que nuestro planeta agradecería. El ejercicio constante de la virtud, o eudemonía, que permite el desprendimiento. Y, finalmente, lo que Nietzsche llamó el amor fati, la aceptación y querencia del propio destino, remedio eficaz para todo aquello que produce desasosiego. No puede decirse que estos principios proliferen en nuestros días. Si un viejo estoico pudiera asomarse a nuestro tiempo, vería, en las grandes desigualdades propiciadas por la economía financiera, un descuido de sí, un olvido de esa autonomía moral que evita que se desaten emociones como el miedo y la vanidad, que crean la codicia. Emociones contrarias a la razón del mundo que, en nuestro caso, es la razón del planeta.

 

28 abril 2018 at 4:49 pm Deja un comentario

Descubren un mosaico monumental del siglo V en Siria mientras buscaban remanentes del Daesh

Con 450 metros cuadrados, es el segundo mayor descubierto en el país

Parte del mosaico descubierto en SiriaDgam.gov.sy

Fuente: EFE  |  ABC
26 de abril de 2018

Un mosaico de grandes dimensiones y que data del siglo V d.C ha sido hallado en el sitio arqueológico de Aquirabat, en la provincia central siria de Hama, informó hoy la Dirección General de Antigüedades y Museos del país árabe en un comunicado en su página web.

Con 450 metros cuadrados, el mosaico es el segundo mayor descubierto en Siria y fue encontrado hace tres meses en los restos de una iglesia.

Arqueólogos trabajando en el yacimiento de Aquirabat – Dgam.gov.sy

La pieza está integrada en el suelo del templo y contiene teselas de colores que forman motivos geométricos y figuras vegetales y animales, como palomas, ovejas, peces y pavos.

Asimismo, contiene catorce textos integrados en el marco del mosaico y escritos en griego con los nombres de los mecenas de esta obra.

El yacimiento arqueológico de Aquirabat fue descubierto hace tres meses cuando el ejército sirio peinaba la zona en busca de remanentes del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Ante este hallazgo los militares informaron a las autoridades de las antigüedades del país que han trabajado para recuperar el mosaico y trasladarlo al Museo Nacional de Hama.

 

28 abril 2018 at 4:44 pm Deja un comentario

Pompeya: el esqueleto de una víctima joven de la erupción volcánica del 79 d.C.

El niño, de 7-8 años de edad, debió de huir de la violenta erupción del Vesubio refugiándose en las Termas Centrales, pero no logró escapar de la muerte

Esqueleto de un niño. Esqueleto de un niño de 7-8 años de edad, excavado en un ambiente de entrada de las Termas Centrales de Pompeya. Foto: Parco Archeologico di Pompei

Fuente: Alec Forssmann  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
26 de abril de 2018

Unos trabajos recientes de consolidación y restauración en las Termas Centrales de Pompeya han sacado a la luz un esqueleto de un niño de 7-8 años de edad, una víctima joven de la violenta erupción del Vesubio en el año 79 d.C. El esqueleto, según destaca el Parque Arqueológico de Pompeya, ha aparecido durante la limpieza de un ambiente de entrada de las Termas Centrales de Pompeya: bajo un estrato de unos 10 centímetros ha aflorado primero el pequeño cráneo y después los huesos, dispuestos de forma recogida, que han permitido calcular la edad del niño, quien debió de huir de la erupción, refugiándose en las Termas Centrales pero no logró escapar de la muerte. El esqueleto ha sido retirado y transferido al Laboratorio de Investigaciones Aplicadas del Parque Arqueológico de Pompeya, donde se podrán determinar las posibles patologías.

La peculiaridad del descubrimiento (o del redescubrimiento porque probablemente fue descubierto durante las excavaciones de finales del siglo XIX, aunque el estrato volcánico quizá no permitió realizar un molde con yeso) es que el esqueleto estaba inmerso en el flujo piroclástico, una mezcla de gases y materiales volcánicos, cuando lo habitual en la estratigrafía de la erupción del 79 d.C. es que esté presente el lapillo (el depósito de piedras pequeñas o fragmentos piroclásticos) en el nivel más bajo y después la ceniza que lo sella todo. Por tanto, en este caso debía de tratarse de un ambiente cerrado que evitó la entrada del lapillo y cuyo techo no cedió, pero en cambio sí que penetró el flujo piroclástico por las ventanas en la fase final de la erupción.

 

Restos esqueléticos. Massimo Osanna, el director del Parque Arqueológico de Pompeya, examina los restos. Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Dispuestos de forma recogida. Los huesos han aparecido dispuestos de forma recogida, lo que indica que el niño se refugió en las Termas Centrales de Pompeya. Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Termas Centrales. El flujo piroclástico penetró por las ventanas de las Termas Centrales en la fase final de la erupción y el niño murió. Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

28 abril 2018 at 4:41 pm Deja un comentario

A favor de latín y griego

 

NEREA CASAHUGA CUADRA – Terrassa  |  LA VANGUARDIA
23 de abril de 2018

Parece importante decirle al mundo que el latín y sobre todo el griego clásico están amenazados de muerte. Como muchos otros institutos, el mío, IES Terrassa, ha tenido la idea de quitar del currículo el griego presencialmente el próximo curso.

Sí, somos muy pocos los que a pesar de todo queremos estudiar griego, pero ¿no merece la pena conservar la materia aunque sea para un solo alumno? Además de que somos pocos los interesados en mantener viva una lengua tan importante, no hacen más que ponernos obstáculos. No ofertando el griego, están impidiendo que otros jóvenes la conozcan y se apasionen por él, como yo.

Dicen que es una lengua muerta, pero ¿qué hay más vivo que una lengua que nos ha legado miles de palabras que usamos en nuestro día a día? Es la lengua que nos ha dejado La Ilíada, La Odisea, la lengua en la que fue escrito el Nuevo Testamento y la que hablaban Sócrates, Platón o Aristófanes. ¿No hablamos, hoy más que nunca, de democracia, palabra de origen griego?

Quizá el griego está más vivo que nunca y por eso no podemos dejar que lo quiten del bachillerato. ¿Vamos a olvidarlo ahora después de más de 2.500 años?

 

23 abril 2018 at 8:20 pm Deja un comentario

Arqueólogos descubren busto de Marco Aurelio en Egipto

Arqueólogos han descubierto un busto del emperador romano Marco Aurelio en la ciudad sureña de Asuán, informó el domingo el Ministerio de Antigüedades de Egipto

Foto: AP / Repubblica

Fuente: 20minutos.com
22 de abril de 2018

El ministerio indicó que hallaron la cabeza en el Templo de Kom Ombo durante labores para proteger el sitio de las aguas subterráneas.

Los arqueólogos también desenterraron artefactos que corresponden al santuario del dios Osiris Ptah-Neb dentro del templo antiguo de Karnak, en la ciudad de Luxor, señaló el ministerio.

Agregó que los nuevos descubrimientos incluyen partes de un panel de piedra que representa un carnero y un ganso, símbolos del antiguo dios egipcio Amón, en una mesa de ofrendas.

Egipto espera que dichos descubrimientos aumenten el turismo, que ha sufrido las consecuencias de la crisis política tras el levantamiento de 2011.

 

22 abril 2018 at 7:36 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

abril 2018
L M X J V S D
« Mar   May »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente