Archive for 29 noviembre 2017

Privata Traiani, la domus del emperador en el subsuelo del Aventino

Vídeo de la Superintendencia de Bienes Culturales de Roma realizado con motivo de la exposición “Trajano. Construir el Imperio, crear Europa” que revela las grandiosas salas subterráneas de la residencia del emperador en el Aventino.

 

29 noviembre 2017 at 9:48 pm Deja un comentario

El legado del emperador romano Adriano en una exposición en el Museo Arqueológico de Sevilla

Con el título ‘Adriano-Metamorfosis. El nacimiento de una nueva Roma’, se ha inaugurado una exposición que se podrá visitar hasta el 8 de abril de 2018.

Fuente: Sevilla Directo
29 de noviembre de 2017

El rector de la Universidad Pablo de Olavide, Vicente Guzmán Fluja, y el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez Bermúdez, han inaugurado esta mañana de miércoles la exposición ‘Adriano-Metamorfosis. El nacimiento de una nueva Roma’ en el Museo Arqueológico de Sevilla. Esta muestra conmemora la llegada al trono del emperador Adriano en el año 117, de la que se cumplen 1.900 años en 2017. Con la organización de la Universidad Pablo de Olavide, la Universidad de Sevilla y la Consejería de Cultura, la exposición se podrá visitar hasta el 8 de abril de 2018 en el Museo Arqueológico (Plaza de América, s/n) y en el Conjunto Arqueológico de Itálica (Santiponce).

En su intervención, Vicente Guzmán ha agradecido la participación de la Universidad de Sevilla y de la Universidad Carlos III en esta iniciativa del profesor de la Universidad Pablo de Olavide Juan Manuel Cortés Copete, así como a la Consejería de Cultura por su apoyo dentro del concepto de política cultural que tiene la Junta de Andalucía.

“La universidad tiene que ser capaz de recuperar las experiencias históricas positivas para ponerlas en valor hoy en día y apostar por la cohesión, aparcando la conquista por las armas para hacerla por la cultura, ya que las diferencias pueden ser factores de enriquecimiento”, ha señalado el rector. En último lugar, Vicente Guzmán ha aprovechado el acto inaugural para reivindicar la importancia de los estudios humanísticos, ya que “no se puede prescindir de las Humanidades puesto que son necesarias para comprender al ser humano en todas sus manifestaciones. De esta forma, la universidad cumple con su función de transmisora de conocimiento para construir una sociedad mejor”.

Por su parte, el consejero de Cultura se ha referido a la muestra como una exposición “de primer nivel y que nos llena de orgullo poder compartir en la oferta cultural de Sevilla y Andalucía”. Miguel Ángel Vázquez ha agradecido a las entidades y personas que se han comprometido con ‘Adriano-Metamorfosis’, haciendo de esta colección una muestra de cómo el mundo cambió con Adriano, favoreciendo la convivencia entre diferentes culturas. Finamente, ha reclamado para el Museo Arqueológico de Sevilla la inversión necesaria por parte del Gobierno central para que la colección que atesora y su capital humano siga siendo un “referente nacional”.

Juan Manuel Cortés Copete, profesor del Departamento de Geografía, Historia y Filosofía de la Universidad Pablo de Olavide y comisario de la exposición, ha recordado que Adriano es el más desconocido de los grandes emperadores de Roma. “El hecho de que procediese de las provincias y llegase a gobernar un imperio, lo hizo singular, además de tratarse de un gobernante de personalidad complejísima. Adriano entendió que la diversidad cultural no tenía que ser solapada en Roma sino que era una esencia del imperio, transformándolo en una realidad romana pero profundamente múltiple”, ha señalado Cortés Copete. El profesor, además, ha recordado la iniciativa que pretende hacer del Conjunto Arqueológico de Itálica Patrimonio de la Humanidad porque “el legado italicense, principalmente adrianeo, es único en el mundo”.

La Exposición Adriano-Metamorfosis nace del Proyecto de I+D+i Adriano y la Integración de la Diversidad Regional, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y está concebida como una iniciativa común conjunta de cinco países europeos. Este proyecto tiene su sede en la Universidad Pablo de Olavide, en colaboración con la Universidad de Sevilla, y en él participa personal investigador de instituciones académicas y científicas de Grecia, Italia, Alemania y Gran Bretaña, junto con instituciones y universidades españolas.

 

29 noviembre 2017 at 8:28 pm Deja un comentario

Descubren la primera evidencia de la invasión de Gran Bretaña por parte de Julio César

Arqueólogos británicos sitúan en la punta noreste de Kent el lugar del desembarco romano en el siglo I a.C.

Excavación arqueológica en Ebbsfleet, con vistas a la bahía de Pegwell – UNIVERSIDAD DE LEICESTER

Fuente: ABC
29 de noviembre de 2017

Arqueólogos de la Universidad de Leicester han descubierto la primera evidencia de la invasión romana de Gran Bretaña por Julio César en el año 54 antes de Cristo. El primer desembarco de la flota romana tuvo lugar en Pegwell Bay en la Isla de Thanet, en la punta noreste de Kent.

Este lugar coincide con el propio relato de César de su llegada a lo que sería Britania y tres pistas sobre la topografía del lugar coinciden con que el desembarco se produjera en Pegwell Bay: su visibilidad desde el mar, la existencia de una gran bahía abierta y la presencia de un terreno más alto cercano.

La investigación de la Universidad de Leicester, financiada por Leverhulme Trust, fue impulsada por el descubrimiento de una gran zanja defensiva durante las excavaciones arqueológicas previas a la construcción de una nueva carretera.

La forma de la zanja hallada en Ebbsfleet, una aldea de la isla de Thanet, es muy similar a algunas de las defensas romanas en Alesia (Francia), donde tuvo lugar la batalla decisiva de las Galias en el año 52 antes de Cristo. De unos 4-5 metros de ancho y 2 metros de profundidad, está fechada por los restos de cerámica hallados en el siglo I aC.

El pilum romano UNIVERSIDAD DE LEICESTER

El tamaño, la forma, la fecha de las defensas en Ebbsfleet y la presencia de armas de hierro, incluyendo un pilum romano (jabalina) sugieren que el sitio en Ebbsfleet fue una base romana en en el siglo I a.C.

El sitio, con vistas a la bahía de Pegwell, se encuentra a unos 900 metros hacia el interior, pero en el momento de las invasiones de Julio César estaba más cerca de la costa.

César narra que mientras navegaban desde algún lugar entre Boulogne y Calais, vieron al amanecer Gran Bretaña a lo lejos a su izquierda. Describe cómo los barcos quedaron fondeados en una playa lisa y abierta y cómo resultaron dañados por una gran tormenta. Estos datos se corresponden con Pegwell Bay, la bahía más grande en la costa este de Kent, abierta, llana y lo suficientemente grande como para que todo el ejército romano hubiera desembarcado en un único día como cuenta Julio César. Las 800 naves habrían necesitado de un ancho de unos dos kilómetros.

César también relata que los britanos se habían agrupado para hacer frente a la invasión, pero se vieron sorprendidos por el tamaño de la flota y se refugiaron en un terreno más elevado, que podría corresponderse con el que existe en la Isla de Thanet alrededor de Ramsgate.

«Estas tres pistas sobre la topografía del lugar del desembarco; la presencia de acantilados, la existencia de una gran bahía abierta, y la presencia de un terreno más elevado en las cercanías, son consistentes con el desembarco del año 54 a. C. que se produjo en Pegwell Bay», según explica Andrew Fitzpatrick, investigador asociado de la Escuela de Arqueología e Historia Antigua de la Universidad de Leicester.

Hasta ahora nunca se había considerado a la isla de Thanet como posible lugar del desembarco romano porque estaba separada del continente hasta la Edad Media. «Sin embargo, no se sabe la anchura del canal que lo separaba de la parte continental (el Canal Wantsum)», añade el investigador, que explica que este canal «no era una barrera significativa para la gente de Thanet durante la Edad del Hierro y ciertamente no habría sido una gran desafío a las capacidades de ingeniería del ejército romano».

El último estudio completo de las invasiones de César se publicó hace un siglo, en 1907.

Durante mucho tiempo se ha creído que las invasiones fueron un fracaso, ya que César regresó a Francia sin dejar una fuerza de ocupación. También se creía que, debido a que estas campañas eran breves, habrían dejado pocos restos arqueológicos. Los investigadores de la Universidad de Leicester creen, sin embargo, que en Roma estas campañas fueron vistas como un gran triunfo y el hecho de que César hubiera llegado más allá del mundo conocido causó sensación. También sugieren que la invasión romana tuvo efectos de larga duración en Gran Bretaña, que se constataron casi un siglo después, durante la invasión de Claudio.

El profesor Colin Haselgrove, investigador principal del proyecto de la Universidad de Leicester, cree probable que los tratados establecidos por César formaran la base de las alianzas entre Roma y las familias reales británicas. Cuando el emperador Claudio invadió Gran Bretaña en el año 43 d.C., la conquista del sudeste de Inglaterra se cree que fue rápida, posiblemente porque los reyes de esta región ya eran aliados de Roma.

«Este fue el comienzo de la permanente ocupación romana de Gran Bretaña, que incluía a Gales y parte de Escocia, y que duró casi 400 años, lo que sugiere que Claudio explotó más tarde el legado de César», afirma.

 

29 noviembre 2017 at 4:42 pm Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente