Archive for 19 octubre 2017

Arqueólogos hallaron al sur de Turquía el juguete más antiguo del mundo

Un carro de caballo de cerámica es uno de los tantos juguetes encontrados dentro de la tumba de un niño y data de la Edad del Bronce.

(Fotografía de Halil Fidan/Anadolu Agency/Getty Images)

Fuente: Infobae
19 de octubre de 2017

El reciente hallazgo llevado adelante por arqueólogos turcos en la ciudad de Sogmatar está generando gran interés dentro de la comunidad científica, dado que uno de los objetos encontrados sería el carro de juguete más antiguo descubierto hasta la fecha.

Una carroza miniatura con cuatro ruedas dataría de hace cinco mil años atrás, perteneciente a una civilización que existió durante la Edad del Bronce. El simpático artilugio hallado al sudeste de Turquía fue descubierto en una región que, se cree, fue el hogar de Moisés cuando tuvo que escapar del faraón.

Las excavaciones que se vienen realizando en el área desde 2012 han llevado al descubrimiento de numerosas tumbas, incluida la de un niño, donde se encontró el antiquísimo carruaje, precursor de los “autitos” de juguete.

(Fotografía de Halil Fidan/Anadolu Agency/Getty Images)

En total, 45 tumbas han sido abiertas, entre las que se encuentran 3 que habían permanecido intactas desde la era Romana. El área de Sogmatar representa una de las zonas arqueológicas más prometedoras de toda Turquía, tanto por extensión como por el potencial que puede llevar a futuros hallazgos relevantes.

En 2014, se descubrió en la región turca de Anatolia central, más precisamente en la ciudad de Kultepe, en la provincia de Keyseri, un sonajero de bebé de cuatro mil años de antigüedad, el cual hasta el reciente descubrimiento se había consagrado como el juguete más antiguo del mundo.

Los investigadores creen que el juguete hallado, junto con un sonajero y otros artefactos, perteneció al hijo de los líderes de dicho asentamiento, que operaba como un centro religioso de un grupo que veneraba al dios de la Luna.

(Fotografía de Halil Fidan/Anadolu Agency/Getty Images)

El hallazgo posee un gran significado estético y cultural, dado que permite entender mejor aspectos de su período, que van desde, por ejemplo, cómo jugaban los niños hasta las nociones vinculadas con el arte y la expresión de una era mediante distintos objetos de cerámica.

“Los niños eran enterrados junto con sus juguetes, por este motivo sabemos que artefactos como los sonajeros existen desde hace cinco mil años”, dijo Yusuf Albayrak, profesor asistente del departamento de Arqueología de la universidad de Harran.

(Fotografía de Halil Fidan/Anadolu Agency/Getty Images)

La carroza confeccionada en cerámica se descubrió dentro de lo que se considera uno de los asentamientos humanos más antiguos del mundo, unos 80 kilómetros al sur de la provincia turca de Urfa.

El juguete fue hallado luego de que los científicos comenzaran una limpieza del área en el año 2016. “En una de esas tumbas encontramos el carro de caballos miniatura, un juguete y un sonajero con motivos de pájaros” compartió Albayrak.

(Fotografía de Halil Fidan/Anadolu Agency/Getty Images)

Celal Uludag, el jefe de las excavaciones en Sogmatar, compartió a la agencia de noticias turca Anadolu que el artefacto data de la Edad de Bronce y que habría sido hecho para los hijos de los reyes.

“Es una muestra del arte y de cómo los niños jugaban hace cinco mil años” dijo Uludag, quien compartió que su equipo se encuentra trabajando sobre más de cien tumbas diferentes encontradass hace cinco años.

(Fotografía de Halil Fidan/Anadolu Agency/Getty Images)

Los objetos hallados serán exhibidos en el complejo de museos más grande de Turquía, conocido como Museo Arqueológico de Sanliurfa. Se espera poder encontrar piezas todavía más relevantes a medida que avancen las labores en curso.

 

Anuncios

19 octubre 2017 at 9:00 pm Deja un comentario

Un teatro griego aflora en un campo de olivos de Mesenia

Las excavaciones arqueológicas han sacado a la luz todo el perímetro de la ‘orchestra’ (el espacio central, donde el coro cantaba y bailaba), cuyo diámetro es de 16,30 metros

Descubierto en 2016. El teatro griego fue descubierto el año pasado en la antigua Touria, en Mesenia, al suroeste del Peloponeso. Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
19 de octubre de 2017

Un teatro griego descubierto el año pasado en la antigua Touria, en Mesenia, al suroeste del Peloponeso, en Grecia, ha sido excavado por la Sociedad Arqueológica de Atenas y bajo la dirección de Xeni Arapogianni, según ha revelado hoy el Ministerio de Cultura de Grecia. Las excavaciones arqueológicas han sacado a la luz todo el perímetro de la orchestra (el espacio central, donde el coro cantaba y bailaba), cuyo diámetro es de 16,30 metros. También se distingue claramente la canalización por la que discurría el agua, entre la orchestra y la primera fila de asientos.

Detrás de la primera fila de asientos hay numerosos elementos arquitectónicos caídos de los niveles superpuestos, entre ellos muchas partes de asientos intactos; en la parte derecha se han conservado cinco filas de asientos con una gran parte de los asientos en su lugar original. El koilon, el conjunto de gradas reservado para el público, disponía de escaleras y de pasillos. Especialmente significativo es el hallazgo de una parte del escenario, en el lado norte del teatro, donde se conservan tres ranuras paralelas para acomodar el escenario móvil.

Perímetro de la ‘orchestra’. Las excavaciones han sacado a la luz todo el perímetro de la orchestra. Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports

 

Elementos arquitectónicos. Detrás de la primera fila de asientos hay numerosos elementos arquitectónicos caídos de los niveles superpuestos. Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports

 

Filas de asientos. Cinco filas de asientos con una gran parte de los asientos en su lugar original. Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports

 

Ranuras paralelas. Tres ranuras paralelas para acomodar el escenario móvil. Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports

 

Período helenístico. El antiguo teatro ha sido fechado provisionalmente a comienzos del período helenístico. Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports

 

19 octubre 2017 at 7:55 pm Deja un comentario

El anfiteatro romano de Córdoba espera su regreso a la arena

El convenio para impulsar el yacimiento del rectorado está en punto muerto desde que lo frenó la crisis

Estado actual del yacimiento romano a las espaldas del Rectorado – VALERIO MERINO

Fuente: IRENE CONTRERAS > Córdoba  |  ABC Córdoba
18 de octubre de 2017

A las espaldas del rectorado de la Universidad de Córdoba (UCO) se extienden restos de un importante testigo de la grandeza de la polis romana. Se descubrió en 2003, a raíz de las obras que se realizaron en el edificio de la antigua Facultad de Veterinaria, y tras años de investigaciones los arqueólogos pudieron concluir que los restos hallados pertenecían al uno de los anfiteatros romanos más importantes de los documentados hasta ahora. El «Coliseo» particular de Corduba, capaz de acoger a más de 30.000 espectadores, enterrado bajo las edificaciones de las civilizaciones que le sucedieron.

La investigación fue fruto de un trabajo conjunto de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) y la UCO financiado por la Fundación Prasa. El hallazgo tuvo repercusión internacional: diarios de todo el mundo informaron sobre el descubrimiento del que sería el tercer anfiteatro de mayor tamaño de los que hay excavados. Aquel convenio, como a tantas cosas, se lo llevó por delante la crisis antes de lo previsto. La excavación no se terminó y el yacimiento finalmente no se convirtió en el centro de interpretación pretendido, que el Ayuntamiento de IU anunció a bombo y platillo en 2009. Desde entonces, la zona excavada del anfiteatro sólo se ha tocado para limpiezas puntuales -como la realizada recientemente por Sadeco- y labores de conservación.

La UCO y la Gerencia mantienen «conversaciones» para retomar los trabajos en el yacimiento romano

Ahora, la Universidad y la Gerencia están negociando nuevas actuaciones. Fuentes de la institución académica afirman que existen conversaciones para retomar los trabajos. La Universidad confía en la predisposición del Ayuntamiento para dar lustre al que puede ser uno de los vestigios patrimoniales más importantes de Córdoba y que, sin embargo, pasa totalmente desapercibido para el turista y para los propios cordobeses. El contexto es propicio: el área de Turismo y la Junta han invertido recientemente en una restauración del Templo Romano de la calle Capitulares y trabaja en crear un centro de interpretación de la Córdoba romana en el que el anfiteatro que en su día fue el más grande de Hispania debería jugar un papel esencial.

No obstante, más allá de la «puesta en valor» de los vestigios actuales, el yacimiento tiene aún mucho que aportar no sólo a la ciudad en materia turística, sino también al conocimiento de su historia. Si el anfiteatro fuera una caja de 16 quesitos, la parte excavada supondría sólo una porción del total. Con este símil explica quien fue codirector de los trabajos, el arqueólogo Desiderio Vaquerizo, lo limitado del trabajo realizado hasta ahora. La tipificación de la arquitectura romana permitió a los expertos identificar y reconstruir el edificio. Sin embargo, sin la posibilidad de continuar los trabajos de excavación las conclusiones obtenidas por los arqueólogos son meramente provisionales.

Se cree que Córdoba pudo tener el tercer anfiteatro más grande del Imperio y una escuela de gladiadores

Se cree que el edificio pudo ser el tercero más importante del Imperio Romano, una tesis que se apoya además en el papel de Corduba como capital de la provincia Bética. La trascendencia de los juegos gladiatorios celebrados en el anfiteatro cordobés viene avalada, además, por el hallazgo de hasta 20 lápidas funerarias de gladiadores en los alrededores del yacimiento. Se cree también que el sitio fue cristianizado después y que allí murieron mártires como San Acisclo, patrón de la ciudad. Sin embargo, todas las hipótesis de los arqueólogos quedaron en punto muerto cuando se paralizaron los trabajos y sólo la continuación de las excavaciones podría convertir las dudas en certezas.

Las peculiaridades históricas de la ciudad de Córdoba son para su patrimonio un arma de doble filo. Gran parte del yacimiento se encuentra enterrado bajo el edificio del rectorado, la antigua Veterinaria, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC). Se extiende, además, por el subsuelo de la zona urbanizada, lo que impide que la excavación pueda realizarse al completo. Sin embargo, Vaquerizo insiste en que hay mucho trabajo que aún puede hacerse. Apuesta por retomar el proyecto de abrirlo al público como centro de interpretación de los «ludi», los juegos celebrados para el entretenimiento del pueblo romano. Porque otra de las teorías que barajan los arqueólogos es que en Córdoba pudo ubicarse la única escuela de gladiadores de Hispania. La pista la da el descubrimiento de la lápida de un «doctor retiariorum» o entrenador de gladiadores retiarios, que son aquellos que combatían con red y tridente.

La continuación de las excavaciones ayudaría a despejar las dudas de los arqueólogos sobre el edificio

Serviría, además, para asimilar mejor la importancia que tuvo Corduba para el Imperio romano. «A los cordobeses nos cuesta entender la colosalidad del rol político de la ciudad», lamenta Vaquerizo, que sin embargo esgrime que los avances tecnológicos de hoy permitirían explicar sin demasiado coste una importante etapa de la historia de la ciudad que es, quizás, la menos conocida. «Porque no la tenemos a la vista», explica el arqueólogo. A lo largo de los siglos las civilizaciones fueron dejando su huella, tapando o transformando lo que dejó la civilización anterior. A veces, a pesar de la historia, los vestigios vuelven a salir a la luz, como en el caso del anfiteatro de Córdoba.

 

19 octubre 2017 at 4:55 pm Deja un comentario

Diana caza en la Gran Vía

La escultora Natividad Sánchez se convierte en la primera mujer en idear una escultura para la avenida madrileña

Escultura de Diana Cazadora en el tejado del futuro Hyatt Centric Gran Vía. DANIEL ESPADA

Fuente: CARLOS DÁVALOS > Madrid  |  EL PAÍS
19 de octubre de 2017

En un estudio de arte, en la planta baja del número 5 de la calle Crevillente, detrás del Santiago Bernabéu, llama la atención una enorme escultura plantada en medio del local. Desde octubre del año pasado, una versión de esta obra descansa en una de las azoteas de Gran Vía, concretamente sobre el número 31. Es una obra de la arquitecta y escultora Natividad Sánchez Fernández (Jaén, 1960), que con su figura de Diana Cazadora se ha convertido en la primera mujer en idear un monumento para adornar los cielos de la centenaria vía madrileña.

“Cuando me plantearon el proyecto, me emocioné”, cuenta Sánchez junto a una de las cuatro maquetas que hicieron falta para realizar el proyecto, que finalmente terminó con una pieza de cinco metros de altura y más de 900 kilos de peso. “Estaba en el segundo año de la Escuela de Arte de la Palma”, receurda la artista, “un amigo me dijo que querían incluir una escultura en la remodelación de un edificio de Gran Vía”.

Quien hacía el encargo era el inversor mexicano Jorge Díaz Estrada, dueño, entre otros, del edificio de Sol que albergó el neón de Tío Pepe y que actualmente ocupa Apple. Su nuevo proyecto en el 31 de Gran Vía —edificio proyectado en 1925 por José Miguel de la Quadra Salcedo— será un hotel de la cadena Hyatt; el Hyatt Centric Gran Vía, con 159 habitaciones, un bar llamado Hielo y Carbón y una terraza en la azotea y que tiene previsto inaugurar en 2018.

“Díaz quería una escultura basada en la Diana Cazadora que hay en México DF, creada en 1942 por el escultor Olaguibel y que está en el Paseo de la Reforma. “En ella me inspiré”, agrega la artista, que contó con la ayuda de una de sus hijas que ejerció de modelo para encarnar a la deidad. La escultura de la cazadora romana Diana —Artemisa en la mitología griega— está rodeada de cinco perros y una diadema con la que acaba de disparar una flecha. “El propietario me propuso elaborar un anteproyecto para presentarlo en el Ayuntamiento y que lo aprobasen”. Una maqueta de unos 50 centímetros convenció al Consistorio.

Graduada en arquitectura en 1986, Sánchez estuvo colaborando en proyectos arquitectónicos de envergadura como la creación de la estación intermodal de Palma de Mallorca o las estaciones de metro de Barajas. “Cuando llegó la crisis llevaba 25 años ejerciendo y tenía 52 años. Puedes imaginar lo duro que es quedarse sin trabajo a esa edad”, dice Sánchez que, haciendo de la necesidad virtud, decidió reinventarse y matricularse en la Escuela de Arte de la Palma.

Aunque se trata de la primera mujer en diseñar una escultura en la Gran Vía, Sánchez prefiere enfatizar otros aspectos de la obra, como el uso de la tecnología: “Esta escultura establece un punto de transición entre la escultura analógica clásica-decimonónica de finales del siglo XIX y la escultura digital de principios del siglo XXI. Sin olvidar el modernismo del siglo XX que adorna toda la Gran Vía”. La autora opina que hasta ahora la escultura digital estaba más relacionada con los videojuegos que con el mundo artístico. “En este caso ha habido un punto de encuentro” resume la primera mujer en hacer una escultura para los altos de la Gran Vía.

 

19 octubre 2017 at 4:51 pm Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

octubre 2017
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente