Archive for octubre, 2017

Hallan espolones y cascos de bronce de la batalla naval de las islas Egadas

La flota del comandante naval romano Cayo Lutacio Cátulo derrotó a la flota cartaginesa en la batalla de las islas Egadas, poniendo fin a 23 años de guerra ininterrumpida

Espolón de bronce. El espolón de bronce denominado Egadi 12 a una profundidad de 86 metros. Foto: Derk Remmers

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
31 de octubre de 2017

A unos 75-95 metros de profundidad al noroeste de la pequeña isla de Levanzo, situada al oeste de Sicilia, permanecen sumergidos los restos de la batalla naval de las islas Egadas (241 a.C.), entre la flota romana y la cartaginesa, al final de la primera guerra púnica. La flota del comandante naval romano Cayo Lutacio Cátulo derrotó a la flota cartaginesa, poniendo fin a 23 años de guerra ininterrumpida.

La campaña arqueológica efectuada en octubre de 2017 por la Superintendencia del Mar, y con la colaboración de Global Underwater Explorers (GUE), ha sacado a la luz dos nuevos espolones de bronce (rostrum o, en plural, rostra), que se montaban en la proa de los navíos para embestir al enemigo; en total ya son 13 los espolones recuperados. Los dos nuevos espolones conservan inscripciones púnicas que aún no han sido descifradas, según explica en un comunicado la Superintendencia del Mar de Sicilia.

Destaca, además, el hallazgo de diez cascos romanos de bronce del tipo Montefortino, denominado así por la necrópolis de Montefortino en la provincia de Ancona. Uno de los cascos presenta una peculiaridad absolutamente única: un relieve en la parte superior que reproduce la piel de un león, un elemento decorativo que podría estar relacionado con el mítico Heracles o Hércules, representado a menudo con una piel de león sobre la cabeza. También podría indicar un rol jerárquico en el ejército romano.

“Durante los últimos años han salido a la luz auténticos fragmentos de historia antigua en forma de trece espolones de bronce de antiguas naves de guerra, 18 cascos de bronce y cientos de ánforas y objetos de uso común”, expresa Sebastiano Tusa, el responsable de la Superintendencia del Mar de la Región Siciliana.

 

Investigador subacuático. Un investigador subacuático ilumina el espolón Egadi 12. Foto: Richard Lundgren, GUE

 

Recuperación de un espolón. Fase de recuperación del espolón Egadi 12. Foto: Kirill Egorov

 

Examinando un espolón. Sebastiano Tusa, el responsable de la Superintendencia del Mar de la Región Siciliana, examina el espolón Egadi 12 justo después de ser recuperado. Foto: Salvo Emma

 

Recuperación de un espolón. El espolón Egadi 13 después de ser recuperado. Foto: Salvo Emma

 

Para embestir al enemigo. El espolón púnico Egadi 13. Los espolones se montaban en la proa de los navíos para embestir al enemigo. Foto: Salvo Emma

 

Interior del espolón. Interior del espolón de bronce Egadi 13. Foto: Salvo Emma

 

Inscripción. Inscripción en el espolón púnico Egadi 13. Foto: Salvo Emma

 

Hallazgo de un casco. Hallazgo de un casco romano de bronce del tipo Montefortino. Foto: Jarrod Jablonski, GUE

 

Objetos hallados. Objetos hallados durante la campaña arqueológica Egadi Project 2017. Foto: Salvo Emma

 

Casco romano. Casco romano del tipo Montefortino. Foto: Salvo Emma

 

Relieve superior. Casco romano del tipo Montefortino, con un relieve en la parte superior que reproduce la piel de un león. Foto: Salvo Emma

 

Elemento decorativo. El elemento decorativo de la parte superior reproduce la piel de un león. Foto: Salvo Emma

 

Anuncios

31 octubre 2017 at 10:37 pm Deja un comentario

Roses restaurará parte de la Ciutadella y museizará la villa medieval

El gobierno municipal también lleva a pleno este lunes la aprobación de la iniciativa junto con el convenio con la UdG para crear una cátedra de arqueología

Imagen de archivo del barrio helenístico de la Ciutadella de Roses que ahora se rehabilitará (Cedida por el Ayuntamiento de Roses / ACN)

Fuente: ACN – Roses|  LA VANGUARDIA
30 de octubre de 2017

Roses (Alt Empordà) quiere seguir potenciando el complejo arqueológico de la Ciutadella, un importante conjunto histórico que abarca desde el siglo IV a.C. hasta el siglo XIX. Entre los restos, hay un barrio romano, uno de helenístico y también una villa medieval, en los que ahora el Ayuntamiento proyecta actuar. El pleno tiene previsto aprobar este lunes el proyecto de conservación y restauración de estas zonas así como recuperar parte de las instalaciones que había en la zona medieval. En total, destinarán una partida de cerca de 50.000 euros.

El regidor de Urbanismo, Carles Pàramo, destaca la importancia de los espacios, que se excavaron hace tiempo y que tienen un “gran valor cultural”. De hecho asegura que en el yacimiento helenístico se encontraron evidencias de un horno en el que se hacía cerámica, que después se ha localizado en embarcaciones hundidas en el entorno del Cap de Creus. También remarca la transcendencia de la villa romana, donde había salazones de pescado.

Pàramo insiste en que estos dos puntos se han realizado actuaciones de mejora pero que las inclemencias del tiempo los han deteriorado. El objetivo ahora es rehabilitarlos junto con la villa medieval, donde no se había hecho ninguna intervención. En este tramo, el proyecto también prevé hacer una prueba piloto para mostrar una de las casas que había y parte de la calle del Hospital. La intención es visualizar cómo era el lugar y, al mismo tiempo, dar un primer paso hacia una futura intervención de conservación y museización de todo el entorno.

Por otro lado, el pleno también abordará un convenio de colaboración con la UdG para crear una cátedra de arqueología y patrimonio arqueológico.

 

31 octubre 2017 at 10:31 pm Deja un comentario

Finaliza la campaña de excavaciones en Cástulo con nuevos descubrimientos

La novedad principal se refiere al contexto en el que se encuentra la sala, según el director del Conjunto Arqueológico, que apunta la curiosidad de que el edificio excavado no llegó a culminarse

JUNTA DE ANDALUCÍA

Fuente: EFE – Linares  |  Ideal Digital
30 de octubre de 2017

La última campaña de excavaciones en el conjunto arqueológico de la ciudad ibero romana de Cástulo, situada a cinco kilómetros de Linares, ha finalizado con nuevos descubrimientos en los mosaicos y estucos de las salas junto a la del conocido Mosaico de los Amores, descubierto en 2012.

La novedad principal se refiere al contexto en el que se encuentra la sala, según ha dicho hoy a los periodistas el director del Conjunto Arqueológico de Cástulo, Marcelo Castro, que ha apuntado la curiosidad de que el edificio excavado no llegó a culminarse, las obras no se terminaron en su época sino que sufrió un proceso rápido de desmantelamiento de la cubierta.

También se ha recuperado en esa sala, lo que supone una novedad, ya que la historia no se centra tanto en los motivos del pavimento del mosaico, que “en ambos casos son mosaicos de una calidad tremenda pero geométricos”, sino en las paredes, donde se reconoce hasta ahora a Hércules y a Neptuno y han seguido saliendo otros dioses que van rellenando el panteón romano.

“De manera que en este caso tenemos la ilustración y la historia que se cuenta en esa sala en los muros, no en el pavimento como ocurre en el Mosaico de los Amores”, ha explicado Castro.

Asimismo, han explorado un patio que conectaba esas dos salas lo suficiente para reconocer un impluvium (estanque rectangular con fondo plano, diseñado para recoger agua de lluvia), una especie de pila en el centro del patio donde de nuevo han detectado un mosaico que en su momento se vería a través del agua, y que discuten los arqueólogos si lo trazos que han empezado a parecer, son delfines o peces.

De esta forma se ha trabajado durante esta campaña en una zona que pueda ser preparada para su visita, así una vez que tengan instaladas las cubiertas, culminarán la excavación de esas salas que se habilitarán para la visita pública.

Durante las próximas semanas, continuarán excavando trabajadores dentro del plan de empleo de la Junta de Andalucía, dedicado a mayores de 30 años, con la que se recuperará la planta completa del edificio, que tiene 1.1880 metros cuadrados, rodeado por el viario y donde recuperarán también el alcantarillado los sistemas de abastecimiento, la infraestructura urbana de cualquier ciudad romana, “que la vamos a ver en una posición central de Cástulo”.

Por su parte, el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, que ha visitado hoy el Conjunto Arqueológico de Cástulo, ha explicado a los periodistas que el yacimiento aumenta año a año el número de visitas, en concreto en el mes de agosto se han incrementado un 6,2 % y “esperamos que este año aumente respecto al anterior”.

Se trata, según el consejero, de un lugar deseado también por la comunidad académica y de enorme interés en la investigación, “la prueba está que durante tres años han estado viniendo de la Universidad de Chatman de los Ángeles, en los Estados Unidos”.

“La virtud de Cástulo está no solamente en el valor arqueológico de los restos que se están encontrando sino en como se conservan y en ese trabajo es muy importante la aplicación de las nuevas tecnologías”, ha asegurado Miguel Ángel Vázquez.

 

30 octubre 2017 at 6:13 pm Deja un comentario

“El Poder del pasado. 150 años años de arqueología en España”. Vídeo de la exposición

Vídeo de la Exposición temporal “El Poder del pasado. 150 años años de arqueología en España”.
Museo Arqueológico Nacional, del 11 de octubre de 2017 al 1 de abril de 2018.

Fuente: Canal del Museo Arqueológico Nacional en Youtube

 

30 octubre 2017 at 12:03 am Deja un comentario

Las perversiones sexuales del emperador Tiberio: una mentira para adornar una biografía sangrienta

La imagen del adusto y erudito general fue sustituida, mediante la propaganda de sus enemigos, por la de un anciano pedófilo que se deleitaba con la contemplación del acto sexual entre parejas de adolescentes

La muerte de Tiberio, por Jean-Paul Laurens.

Fuente: CÉSAR CERVERA  |  ABC
26 de octubre de 2017

El problema de la historiografía romana es que está escriba, casi siempre, por senadores, que definen a un emperador como bueno o malo en función de su relación con el Senado. Y es que también en tiempos imperiales el trato con el Senado resultaba fundamental: saber persuadir en vez de intimidar a la aristocracia era un arte del que careció Tiberio y otros princeps. En «Las Vidas de los doce césares», el historiador Suetonio presenta un retrato perturbador del Emperador Tiberio –sucesor de César Augusto–, al que se le achaca toda clase de monstruosidades en su villa. Unos excesos, probablemente inventados, que pretendieron adornar con sadismo la ligereza mostrada por Tiberio a la hora de eliminar a sus rivales.

Tiberio era hijo del primer matrimonio de Livia Drusila, que se divorció de su primer marido para casarse con Augusto, estando embarazada. No en vano, Augusto trató a los hijos de su esposa como parte de la familia imperial. Tiberio y su hermano Druso, fueron preparados desde pequeños para tareas militares e iniciaron carreras públicas convencionales, es decir, con los distintos cargos que le correspondían por edad. El imperio se ponía a sus pies.

La huida del Emperador melancólico

En sus destinos militares, Tiberio y Druso tuvieron ocasión de aumentar su reputación y de ganarse el aprecio de las legiones. Como explica Adrian Goldsworthy en «Augusto, de revolucionario a emperador», «Tiberio tenía un carácter reservado y complejo, más sencillo de respetar que de querer, mientras que Druso era famoso por su encanto y afabilidad y no tardó en ser popular entre la gente». Augusto no ocultaba que prefería a Druso antes que a Tiberio, al que únicamente trataba con cordialidad. La sorpresiva muerte de Druso obligó al princeps a cambiar de opinión.

Tiberio dio un paso al frente y estuvo la mayor parte del tiempo ausente de Roma apagando incendios por el Imperio. Sin embargo, en el año 6 a.C., cuando estaba a punto de asumir el mando del Este y convertirse con ello en el segundo hombre más poderoso de Roma, anunció que quería retirarse de la vida pública para seguir con sus estudios en Rodas, argumentando que estaba agotado tras años de esfuerzo. Augusto le negó por completo esta posibilidad pero, tras una huelga de hambre de cuatro días, tuvo que resignarse.

Busto del Emperador Tiberio

Tras cinco años en Rodas dedicado a conferencias y debates, Tiberio obtuvo al fin permiso para regresar a Roma, sin que le fuera reservado ningún papel público. Fue con el tiempo que Augusto trazó un nuevo plan de sucesión con él en el epicentro: primero Tiberio adoptaría a su sobrino Germánico (el hijo del fallecido Druso) y posteriormente Augusto adoptaría tanto a Tiberio como a Agripa Póstumo (el nieto maldito del princeps). No había precedentes de una adopción de un excónsul, de 45 años adulto, y menos dentro de una adopción triple; pero la muerte del resto de familiares de Augusto obligaba a tomar una decisión extraordinaria. Tiberio Julio César fue adoptado, con ese nombre, en una ceremonia en el Senado en la Augusto afirmó un enigmático: «Lo hago por el bien de la res publica».

Tiberio demostró estar a la altura de esta nueva oportunidad y durante el resto de su vida actuó con respeto hacia Augusto. No en vano, la juventud de Germánico, hijo de Druso, le dejó a él, con permiso del defenestrado Agripa Póstumo (nieto maldito de augusto), como único heredero del imperio.

El inicio de un reinado sangriento pero estable

El princeps murió en Nola a la avanzada edad de 76 años. Tiberio –que se hallaba presente junto con Livia en el lecho de muerte de Augusto– asumió la cabeza de Roma y pudo escuchar de primera mano las últimas palabras de Augusto: «Acta est fabula, plaudite» (La comedia ha terminado. ¡Aplaudid!). Ya entonces algunos historiadores le pintan como un hombre intrigante, que junto a su madre propiciaron la muerte de Augusto y poco después la de Agripa Póstumo. Una fama de maquiavélico que le acompañaría durante todo su reinado.

La transición entre emperadores apenas se sintió, dado que Tiberio llevaba tiempo con las riendas del imperio agarradas firmemente. El problema más acuciante al que debió enfrentarse brotó en Germania, donde, a la lucha con las tribus locales, se sumó el amotinamiento de cuatro legiones acantonadas en el Rin y tres estacionadas en el Danubio al enterarse de la muerte de Augusto. Lo hicieron en favor del nieto de Augusto, Germánico, al frente del poderoso ejército del Rin, al que consideraban el legítimo sucesor.

Germánico se negó, sin embargo, a secundar sus demandas y pidió que volvieran a la obediencia de Tiberio. Pero la cuestión más preocupante no es lo que hizo durante el motín, sino cómo lo hizo. El histrionismo mostrado por el nieto del emperador, llegando a amenazar con suicidarse si no le obedecían, puso en cuestión su buen juicio y su capacidad de liderazgo. Sorprendentemente, un soldado le ofreció su propia espada para que se matara allí mismo.

Moneda con la inscripción Lucius Aelius Sejanus.

Aunque logró poner fin al motín, el momentum político de Germánico se hundió, junto a su prestigio, para siempre en la oscuridad de los tiempos. Cuando murió en octubre del 19 d.C, tras una súbita enfermedad en Antioquía (Siria), fueron inevitables los rumores de que había sido envenenado por orden de Tiberio, aún cuando su liderzgo estaba en declive.

¿Había comenzado ya la purga de Tiberio? El principal sospechoso de ser el asesino material de Germánico, Cneo Calpurnio Pisón, enemistado con él desde hace tiempo, se suicidó, supuestamente, cortándose la garganta un año después. Y en el año 23 d.C, Druso el Joven –hijo de Tiberio y de su primera esposa Vipsania– también falleció en extrañas circunstancias. La oscura mano de Lucio Elio Sejano, amigo y confidente de Tiberio, estuvo presente en todas las murmuraciones, así como la Guardia Pretoriana.

El giro tiránico del emperador en esas fechas fue más que evidente. Como explica David Potter en su libro «Los Emperadores de Roma» (Pasado y Presente), para silenciar a sus enemigos, reales e imaginarios, el Emperador invocaba cada vez más la lex maiestatis, es decir, la ley que regulaba el control de las acciones susceptibles de “menguar la soberanía del pueblo”». El equivalente al delito de alta traición, que además permitía al Estado recibir parte del patrimonio del reo, una vez ejecutado.

A diferencia de su padre político, Tiberio carecía de mano izquierda y de la capacidad para persuadir a los amigos y a los enemigos. Su impaciencia con las sutilezas políticas le hacía preferir métodos más agresivos para convencer a sus colaboradores. De ahí que los lazos de Tiberio con el Senado fueran tibios e incluso se mofara abiertamente de los senadores: «¡Qué hombres más propensos a la esclavitud!», afirmó en cierta ocasión según Tácito.

La oscura mano de Lucio Elio Sejano, amigo y confidente de Tiberio, está presente en todas las murmuraciones

En el año 28 d.C, tal vez asqueado de sus propias maquinaciones Tiberio repitió la espantada de su juventud. Se retiró a su villa de Capri, como hiciera a Rodas durante el periodo de Augusto. Dejó así las tareas de gobierno en manos de Sejano y el problema de su sucesión sin resolver. Los más evidentes herederos eran Nerón Julio César (hermano de Calígula, futuro Emperador) y Druso (otro distinto a los anteriores), hijos adolescentes de Germánico, pero tanto ellos como su madre, Vipsania Agripina, se oponían a Tiberio, al que responsabilizaba de la muerte de su marido. Los tres acabaron desterrados en una isla para que no causaran problemas, lo que emperó las previsiones de sucesión.

Mientras Tiberio se deleitaba en su retiro, Sejano decidió conspirar contra el emperador y los herederos varones de la familia, para acceder a la cabeza de Roma. Prevenido por sus pajaritos, la respuesta del veterano princeps fue tan rápida como cruel: condenó a Sejano a ser estrangulado y a que su cadáver fuera arrojado a la plebe, que le odiaba y temía a partes iguales. Después de que el Senado emitiera un «Damnatio memoriae» sobre Sejano, todos los recuerdos del pretoriano fueron eliminados.

A partir de la muerte de su amigo, el humor del emperador se amargó aún más y entró en periodos melancólicos, que le ganarían la fama del «tristissimus hominum» (el más apesadumbrado de los hombres). Los senadores y delegados políticos vivían, por su parte, con el temor de verse súbitamente acusados de traición por la mente cambiante de Tiberio. Uno de los que cayó en desgracia por aquellas fechas fue Poncio Pilatos, destituido en el año 36 d.C como gobernador de Judea por permitir demasiada manga ancha a las autoridades religiosas de esta región. Lavarse las manos nunca resultó tan caro.

Las mentiras sobre su vida sexual

El odio del Senado a este Emperador intransigente y tenebroso en sus maniobras hizo que se dibujara un escenario de perversiones sexuales en su Villa de Capri. Los propagandistas del Senado, y los de su propio sucesor, Calígula, extendieron una serie de bulos escabrosos sobre lo que ocurría en aquella villa. La imagen del adusto y erudito general fue sustituida por la de un anciano pedófilo, que, propagaron, se deleitaba con la contemplación del acto sexual entre parejas de adolescentes. Suetonio en su biografía describe situaciones de sadomasoquismo, voyeurismo y pedofilia en Capri:

«Tenía una habitación destinada a sus desórdenes más secretos, guarnecida toda de lechos en derredor. Un grupo elegido de muchachas, de jóvenes y de disolutos, inventores de placeres monstruosos, y a los que llamaba sus maestros de voluptuosidad, formaban allí entre sí una triple cadena, y entrelazados de este modo se prostituían en su presencia para despertar, por medio de este espectáculo, sus estragados deseos».

Ruinas de Villa Jovis, residencia de Tiberio en Capri.

En los mismos términos, Suetonio habla de una roca escarpada en Capri donde arrojaba al mar a sus enemigos, después de haberles hecho sufrir tormentos prolongados e inauditos:

«Abajo los esperaban marineros que golpeaban los cuerpos con sus remos por si acaso en ellos quedaba un soplo de vida. Entre otras horribles invenciones había imaginado hacer beber a algunos convidados, a fuerza de pérfidas instancias, gran cantidad de vino, y en seguida les hacía atar el miembro viril, para que sufriesen a la vez el dolor de la atadura y la viva necesidad de orinar».

No obstante, se sabe que Tiberio, interesado en la filosofía y el estudio, se rodeó en su villa de una camarilla de académicos y astrólogos. Su evasión era la ciencia, más que la tortura o la perversión. Precisamente por la contemplación de las estrellas –se dice– comprendió que la sucesión iba a caer sobre su sobrino Cayo Calígula, hijo de Germánico, hiciera lo que hiciera. De ahí que se despreocupara de su propia sucesión y solo regresara dos veces a Roma.

En marzo del año 37 d.C, cumplidos los 79 años, falleció Tiberio por causas naturales, aunque no faltaron las sospechas de que había sido asfixiado por un hombre que respondía al nombre de Macrón, sucesor de Sejano como prefecto del pretorio y que ejercería un importante papel en el futuro. La muerte del segundo emperador fue celebrada por la mayoría de senadores, si bien solo lo hicieron hasta que descubrieron que habían salido de Málaga para meterse en el reinado del salvaje Calígula. Sus perversiones no iban a ser, en estre caso, fruto de la propaganda.

 

27 octubre 2017 at 8:28 pm Deja un comentario

Un paseo en Valencia por la mitología griega

El Jardín de las Hespérides recrea esta leyenda a través de sus esculturas y vegetación

Pérgola del Jardín de las Hespérides / JARDINES DE VALENCIA

Fuente: TAMARA VILLENA > Valencia |  LAS PROVINCIAS
27 de octubre de 2017

La ciudad de Valencia guarda rincones llenos de historia, arte y, por supuesto, encanto. Sin embargo, son muchos los que desconocen la singularidad de algunas de las zonas que la capital de la Comunitat Valenciana atesora en su interior, incluso sus propios residentes. El Jardín de las Hespérides es uno de ellos, y probablemente sea de los jardines menos conocidos de Valencia, a pesar de ser también uno de los más peculiares y diferentes.

Situado en la calle Beato Gaspar Bono, justo entre el jardín Botánico y el solar de Jesuitas, se trata de una de las maravillas que ofrece el repertorio jardinero de Valencia: 4.700 metros cuadrados junto al Botánico donde una colección de esculturas de la mitología griega (junto a un huerto de naranjos con cincuenta variedades de cítricos, el toque valenciano) forman una historia que va marcando la disposición de la vegetación.

Uno de los espacios del recinto arbolado / JARDINES DE VALENCIA

Se creó en el año 2000 para ocupar un solar con el que poder ampliar el botánico en un futuro y simboliza el mito del Jardín de las Hespérides, donde las manzanas de oro que guardaban las ninfas son sustituidas por naranjas valencianas como objeto preciado. Además de la amplia variedad cítrica que se puede encontrar, hay rincones para descansar entre enredaderas y vegetación que te harán olvidarte del Olympo.

El Ayuntamiento cataloga este jardín como de «colección» por su singularidad y atractivo, planteado como un ‘hortus conclusus’ cuya cerradura se abre ocasionalmente en una especie de guiños que invitan a los transeúntes a adentrarse en un espacio de fuga a las mundanidades de la urbe. Aquí, el relato mitológico es el hilo argumental que conduce al visitante a través de sus esculturas y vegetación.

Las Hespérides

Las manzanas de oro que originariamente custodian las ninfas hacen referencia al origen mitológico de los cítricos: en la boda de Hera con Zeus, la Tierra dio a la diosa como regalo nupcial unas manzanas de oro que fascinaron a Hera, tanto como para plantarlas en su jardín. Encomendó la labor de cuidar a estos frutos y su árbol a Ladon, un dragón inmortal de 100 cabezas, y a las Hespérides: tres ninfas del atardecer llamadas Egle (Resplandeciente), Eritia (Roja) y Hespertusa (Aretusa del Poniente) cuyos nombres hacen referencia a los matices del cielo conforme el sol se dirige hacia el ocaso.

Fue a Hércules a quien se le encomendó, entre las doce misiones que debía cumplir para convertirse en héroe, robar las manzanas de oro del jardín. Para ello venció al dragón, que se transportó al cielo y se convirtió en la constelación de la serpiente, pero las ninfas, desoladas por haber fallado y perder los frutos que custodiaban se transformaron en árboles: un olmo, sauce y álamo, tal y como las puedes ver en el jardín.

Estatua de Hércules inspirada en el mito, con una de las manzanas robadas / JARDINES DE VALENCIA

Un recorrido entre ninfas

Las puertas metálicas que guardan dos de las entradas al recinto cuentan con frases descriptivas del mito, como «A través de las olas del mar profundo llegaron a la hermosa isla de los dioses, allí donde las Hespérides tienen su casa de oro». El jardín sigue una estructura geométrica y cuenta con tres terrazas y una pérgola que ofrece una visión global del jardín antes de introducirte en él.

Frase grabada en la puerta de una de las entradas al recinto / JARDINES DE VALENCIA

El centro del jardín se forma como una explanada desde la que el espectador puede ver los episodios de la historia que sirve como referente argumental: las esculturas de las ninfas y su metamorfosis, la de Hércules, el árbol de los frutos de oro y el dragón transformado en serpiente.

Estatua de la metamorfosis de la ninfa / JARDINES DE VALENCIA

Los muros que recogen el espacio son de ciprés recortado y dentro de él, el agua adquiere un papel especial como otro de los elementos fundamentales de la historia de los jardines. Una fuente corona el punto más alto del jardín, escondida entre los cítricos y sigue una forma laberíntica que sugiere misterio a quien se adentre en su búsqueda. El agua brota del suelo y va por los canalillos que recorren las terrazas, hasta sumergirse en el tramo final y volver a emerger en el estanque donde se reflejan las ninfas convertidas en árboles. Y como broche otro estanque, más recóndito y tranquilo, rodeado de muros y cipreses, donde la diosa protectora de los jardines se presenta para atribuir una especial calma al lugar.

Si eres un apasionado de la mitología griega, o al menos de la popular película de Disney, deberías visitar este rincón para sentirte una más de las musas y recrear el mítico ‘No diré que es amor’, o bien para pasar de ‘Cero a Héroe’ en un pispás. Eso sí, hay que tener en cuenta que aunque sea de entrada libre y gratuita, al ser un recinto cerrado hay un horario de visita que en la temporada otoño-invierno es de 10.00 horas a las 18.00 horas y que se amplía dos horas (hasta las 20.00 horas) en primavera y verano.

 

27 octubre 2017 at 7:05 pm Deja un comentario

Roma reabre al público tras su restauración el Sepulcro de los Cornelios, la joya de la Vía Latina

  • El Sepulcro de los Cornelios, conocido también como Sepulcro Barberini, es el único mausoleo que se ha mantenido en pie en su forma original
  • En la restauración se han hallado frescos con figuras mitológicas y animales

Fuente: La Repubblica
Fotos: ANGELO FRANCESCHI/F3Press – La Repubblica

Frescos sobre fondo rojo con figuras aladas y erotes, animales y elementos mitológicos son algunas de las bellezas que pueden ser admiradas en el interior de la tumba Barberini. A partir de noviembre, de hecho, este monumento del siglo II d.C. abre al público con visitas guiadas a uno de los primeros sepulcros que se encuentran junto a lo que queda de la Vía Latina, una de las más antiguas calzadas romanas. Un edificio de ladrillo de dos plantas y una cámara funeraria subterránea que ampliará la oferta del Parque Arqueológico de Appia Antica: el estudio de los frescos y los estucos de la bóveda ha permitido imaginar la reconstrucción de todo el aparato decorativo de las salas destinadas a los ritos funerarios.

Los trabajos de restauración de la tumba han durado dos años: se ha invertido la suma de 250000 euros para hacerla accesible realizando el pavimento de la planta baja derrumbado con el paso del tiempo, la escalera de acceso a la planta superior y el sistema de iluminación. También se está trabajando en el hipogeo – que se abrirá próximamente-, donde ya han sido aseguradas las bóvedas, las paredes y ha sido parcialmente restaurado el pavimento de mosaico. El Parque de la Vía Latina, por otra parte, ha sido incluido entre los sitios arqueológicos donde los jóvenes, a través del programa ministerial de Alternancia escuela-trabajo, pueden experimentar y aprender la modalidad de atención al público.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

25 octubre 2017 at 8:55 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

octubre 2017
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente