Archive for 19 septiembre 2017

Descubiertos 15 arcos del Aqua Virgo en el centro de Roma

Los restos del acueducto han salido a la luz en las excavaciones para la construcción de los grandes almacenes de “La Rinascente”

Fuente: Tina Lepri  |  Il Giornale dell’Arte        18/09/2017
Fotos: La Repubblica

Han resurgido del pasado casi por casualidad, entre la Plaza de España y el Palacio Chigi, 15 arcos del Aqua Virgo, el Agua Virgen,“uno de los tramos más notable del acueducto romano dentro de la ciudad”, ha explicado Francesco Prosperetti, director de la Superintendencia Especial de Roma. El descubrimiento ha tenido lugar durante las obras de la nueva sede de La Rinascente, que será inaugurada el próximo 12 de octubre, entre la Via Dei Due Macelli y la Via del Tritone. Y, gracias a la colaboración entre la iniciativa pública y la privada y a la valiente apuesta de la Superintendencia Especial de Roma, en los grandes almacenes se creará un área arqueológica: “Dentro de un espacio público, abierto y sin entrada, se ofrecerá algo único en el mundo: los arcos del Aqua Virgo, acompañados de un relato filológico con la sugerencia de su reconstrucción en realidad virtual, que ayudará a conocer el acueducto y la historia de esa parte de la Roma barroca”, ha anunciado Prosperetti.

El Aqua Virgo es el acueducto que el cónsul Marco Vespasiano Agripa, yerno del emperador Augusto, mandó construir en el año 19 a.C. para llevar el agua corriente hasta el Pincio, el Panteón y sus termas en el Campo de Marte. Al excavar para la consolidación de los cimientos de La Rinascente, han salido a la luz restos de los antiguos asentamientos. Algunos sondeos de los técnicos de la Superintendencia han revelado la presencia de una antiquísima “obra reticular”. Han aflorado así los restos de dos acueductos y de la Salaria Vetus, de insulae y tabernae de época imperial temprana y media, de una domus señorial embellecida con un “stibadium”, una especie de lecho triclinar, y un pequeño recinto termal del siglo IV d.C. Todo decorado con pavimentos de mármol policromados y mosaicos.

“El área ya había sido estudiada en 1950, cuando fue construido el edificio después demolido, relata Marta Baumgartner, arqueóloga de la Superintendencia que ha dirigido los trabajos bajo La Rinascente. Pero eran otros tiempos. Para construir los sótanos se allanaron las estructuras antiguas a unos 3 metros de altura. Ningún elemento podía hacer pensar que debajo del nivel alcanzado en los años cincuenta se conservaría aún un sector urbano entero, en parte enterrado y en parte incorporado a los edificios modernos”.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

19 septiembre 2017 at 7:49 pm Deja un comentario

El estado de ánimo de un edificio

¿Qué decide el orden arquitectónico empleado en un edificio? La recuperación de un ensayo de John Summerson indaga en lo que es un clásico

Ayuntamiento de Birmingham, de Joseph Hansom, 1832.

Fuente: Anatxu Zabalbeascoa EL PAÍS
19 de septiembre de 2017

Son los elementos decorativos lo que, superficialmente, distingue a los edificios clásicos. Es la armonía entre sus partes lo que, sin embargo, los define como clásicos. Esas dos lecturas, la epidérmica y la esencial, constituyen dos pilares de las interpretaciones arquitectónicas. Y es que aunque el lenguaje arquitectónico heredado de Grecia y Roma se ha utilizado durante siglos como si fuera uno, las interpretaciones de los estudiosos -de Vitruvio a Alberti pasando por Serlio- o las versiones de los arquitectos –los que copiaron y los que innovaron- han convertido al clasicismo más en una materia prima que en un estilo arquitectónico.

Órdenes de la arquitectura según Jacopo Vignola, 1563.

Tal vez por eso, a finales de los años 60 el historiador de la arquitectura John Summerson explicó a los espectadores de la BBC lo que era la arquitectura clásica y qué la hacia clásica. El libro El lenguaje clásico de la arquitectura, con el resumen de esas seis charlas, editado por el propio Summerson y publicado por primera vez en 1980, ha sido ahora rescatado por la editorial Gustavo Gili. Cuando se cumplen 25 años de la muerte del historiador, su explicación sobre los clásicos sigue viva, es ya un “clásico” al margen del tiempo.

Summerson afirmó, justo antes de que estallara la postmodernidad, que “en la comprensión y aplicación adecuadas de los órdenes están los cimientos de la arquitectura como arte”. También distinguió entre los plagios -Sir John Soane inspirándose en exceso en el templo de Vesta en Tívoli para diseñar su Banco de Inglaterra, o Iñigo Jones basando su Covent Garden en el texto de Vitruvio “casi como en un ejercicio arqueológico”- y las innovaciones -Borromini y sus invenciones desaforadas extraordinariamente expresivas o Philibert de l’Orme, que inventó el orden francés para el palacio de las Tullerías-.

Pero, fundamentalmente, el historiador apuntó datos esenciales -como la deriva del dórico de un tipo primitivo de construcción en madera- junto a interpretaciones más pintorescas –como las personalidades humanas atribuidas a los órdenes arquitectónicos. A saber: la esbeltez femenina del jónico o la fuerza masculina del dórico-. Sin dejar de aludir a los medios económicos disponibles, argumento tan incuestionable como poco mencionado a finales del siglo pasado, Summerson habló también de las recomendaciones de Serlio para utilizar, por ejemplo, el dórico en las iglesias consagradas a los santos más extrovertidos: San Pablo, San Pedro o San Jorge- mientras que el corintio quedaría para los templos dedicados a las vírgenes.

Él propio historiador apuntó que los órdenes arquitectónicos revelan para él el estado de ánimo de un edificio: de lo fuerte a lo delicado puesto que, en muchos inmuebles romanos, los órdenes eran bastante inútiles desde el punto de vista estructural. Así, es la unión del orden con la estructura lo que decide cuatro grados de integración y, por lo tanto, cuatro intensidades de sombra. “Los romanos nunca aprendieron a explotar todas las posibilidades de estos grados, aunque fueron quienes indicaron el camino para hacerlo”.

Sea como elemento decorativo o como armonía de las partes, como lo clásico es lo recurrente, lo que siempre vuelve, es interesante que alguien con la claridad mental, y expositiva, de Summerson, lleve al lector de la mano por ese mundo de proporciones y símbolos que, como el propio Movimiento Moderno, se ha reescrito muchas veces y posiblemente se rescribirá muchas más.

 

Guardar

19 septiembre 2017 at 1:53 pm Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente