Archive for 12 septiembre 2017

Desentierran objetos abandonados de la caballería romana junto al Muro de Adriano

Los arqueólogos han descubierto una espada de hierro conservada en su vaina de madera, la hoja de otra espada y dos pequeñas espadas de madera de juguete

Fuerte romano de Vindolanda. Imagen áerea del fuerte romano de Vindolanda, situado en el norte de Inglaterra. FOTO: THE VINDOLANDA TRUST

Fuente: ALEC FORSSMANN NATIONAL GEOGRAPHIC
12 de septiembre de 2017

La fructífera campaña arqueológica efectuada estas últimas semanas en el fuerte romano de Vindolanda, en el norte de Inglaterra y junto a la Muralla de Adriano, ha sacado a la luz varios objetos que fueron abandonados en un cuartel de caballería romana: una espada de hierro conservada en su vaina de madera y con la punta torcida, otra espada sin empuñadura, pomo ni vaina, pero con la hoja entera, incluida la espiga. Los arqueólogos también han desenterrado dos pequeñas espadas de madera de juguete y armas de la caballería romana como lanzas, puntas de flecha y restos de una balista, un arma de asedio que disparaba proyectiles. Los objetos fueron abandonados en el suelo, en diferentes espacios del cuartel de caballería, puede que debido a la precipitada huida de la guarnición romana, según informó el domingo The Vindolanda Trust.

Los espacios abandonados corresponden a establos para los caballos, alojamientos para los soldados, además de hornos y hogares para hacer fuego. Algunos objetos se han conservado de forma excepcional, por ejemplo piezas de aleación de cobre para ajustar la montura del caballo o procedentes del arnés. Alrededor del año 120 d.C., la guarnición de Vindolanda estaba formada por una combinación de soldados de los confines del Imperio romano, entre ellos un destacamento de caballería del norte de la actual España, conocidos como los várdulos. Los nuevos hallazgos datan de una época rebelión y guerra, antes de la construcción del Muro de Adriano en el año 122 d.C.

Cuartel de caballería romana. Los espacios abandonados corresponden a establos para los caballos, alojamientos para los soldados, además de hornos y hogares para hacer fuego. FOTO: THE VINDOLANDA TRUST

 

Montura del caballo. Pieza de aleación de cobre para ajustar la montura del caballo. FOTO: THE VINDOLANDA TRUST

 

Elemento decorativo. Elemento decorativo dorado del arnés. FOTO: THE VINDOLANDA TRUST

 

Espada de hierro. Espada de hierro conservada en su vaina de madera y con la punta torcida. FOTO: THE VINDOLANDA TRUST

 

Hoja de una espada. Espada sin empuñadura, pomo ni vaina, pero con la hoja entera, incluida la espiga. FOTO: THE VINDOLANDA TRUST

 

Espada de juguete. Pequeña espada de madera de juguete. FOTO: THE VINDOLANDA TRUST

 

Anuncios

12 septiembre 2017 at 8:28 pm Deja un comentario

Mary Beard: “Roma y nosotros. Cómo entender la herencia romana en nuestro tiempo”

“Roma y nosotros. Cómo entender la herencia romana en nuestro tiempo”, conferencia de la Dra. Mary Beard (University of Cambridge), presentada por la Prof. Carmen Fernández Ochoa (Universidad Autónoma de Madrid) y Dr. Javier Salido Domínguez (Universidad Complutense de Madrid), primera del ciclo “Diálogos con el mundo clásico”.

Fuente: Canal del Museo Arqueológico Nacional de España en Youtube

 

12 septiembre 2017 at 1:46 pm Deja un comentario

El agua de mar refuerza el antiguo hormigón romano

El agua de mar que se ha filtrado durante siglos a través del hormigón romano ha favorecido el desarrollo de minerales entrelazados que le han proporcionado al hormigón una cohesión añadida

Perforando una estructura marina. Un investigador perfora una estructura marina de época romana en Portus Cosanus, en la Toscana, en el año 2003. La perforación fue realizada con permiso de la Superintendencia de Arqueología de la Toscana. FOTO: J.P. OLESON / THE UNIVERSITY OF UTAH

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
12 de septiembre de 2017

Las modernas estructuras marinas de hormigón se desmoronan a lo largo de las décadas, mientras que numerosos muelles y espigones romanos de 2.000 años de antigüedad siguen perdurando y de hecho son más sólidos que cuando se construyeron. Alrededor del año 79 d.C., el autor romano Plinio el Viejo escribió en su Naturalis historia que las estructuras de hormigón de los puertos, expuestas al constante embate de las olas de agua salada, se convierten “en una única masa de piedra, inexpugnable para las olas y cada día más fuerte“. El misterio de esta capacidad de resistencia ha sido desentrañado: el agua de mar que se filtra a través del hormigón favorece el desarrollo de minerales entrelazados que le proporcionan al hormigón una cohesión añadida, según explica la Universidad de Utah. El estudio ha sido publicado en American Mineralogist.

El hormigón romano consistía en una mezcla de ceniza volcánica, cal y agua de mar, un mortero con un agregado de trozos de roca volcánica. La combinación de ceniza, agua y cal viva producía la denominada reacción puzolánica (debe su nombre al municipio napolitano de Pozzuoli) y con este conglomerado de hormigón se erigieron edificios como el Panteón, el Mercado de Trajano y diferentes estructuras marinas. La interrelación de minerales entre el mortero y el agregado ha evitado la formación de fisuras longitudinales a lo largo de los siglos, mientras que con el cemento Portland las superficies de los agregados no reactivos (que son inertes, que no producen reacción) no hacen más que propagar las fisuras.

Los investigadores, entre ellos la geóloga Marie Jackson, han concluido lo siguiente: que el agua de mar se filtra en el hormigón de los muelles y espigones romanos, disolviendo componentes de la ceniza volcánica y permitiendo el desarrollo de nuevos minerales procedentes de los fluidos filtrados altamente alcalinos, particularmente la tobermorita aluminosa y la phillipsita. Esta tobermorita aluminosa tiene una composición rica en silíceo, similar a los cristales que se forman en las rocas volcánicas. Los cristales tienen formas laminares que refuerzan la matriz cementante y las placas entrelazadas incrementan la resistencia del hormigón ante una fractura por fragilidad. “Se trata de un sistema que se desarrolla en un intercambio químico abierto con el agua de mar“, destaca Jackson.

Imagen microscópica. Imagen microscópica que muestra el material grumoso y aglomerante de calcio, aluminio, silicato e hidrato que se forma al mezclarse la ceniza volcánica, la cal y el agua de mar. Se aprecian los cristales de tobermorita aluminosa aparecidos en la matriz de cementación. “C-A-S-H” corresponde a “calcium-aluminum-silicate-hydrate”. FOTO: COURTESY OF MARIE JACKSON / THE UNIVERSITY OF UTAH

 

12 septiembre 2017 at 1:42 pm Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente