Archive for 10 septiembre 2017

Descubren una nueva zona de la villa romana de Can Ring de Besalú (Girona)

Excavan 300 metros cuadrados de terrenos anexos con estancias y pavimentos, y descubren un espejo de la época

La nueva zona que se ha excavado de la villa romana de Can Ring en Besalú (Lourdes Casademont / ACN)

Fuente: ACN – Besalú  |  LA VANGUARDIA
8 de septiembre de 2017

La villa romana de Can Ring de Besalú (la Garrotxa), descubierta en los años 60 en un campo de cultivo, es más extensa y rica de lo que se creía hasta ahora. Una excavación en unos terrenos anexos ha dejado al descubierto una nueva zona de la misma casa, que dataría entre los siglos I a.C. y III d.C. Las prospecciones con georadar y las catas realizadas en los últimos años habían confirmado que en aquel campo había restos arqueológicos. Pero lo que nadie se imaginaba era que tuviera esta potencia. “Los datos preliminares no hacían justicia a lo que realmente es el yacimiento”, ha admitido Pere Castanyer, el arqueólogo que junto con Joan Frigola y Quim Tremoleda dirigen los trabajos en Can Ring.

Lo que más les ha sorprendido ha sido en nivel de planificación del edificio, una casa de campo de la época alto imperial romana, con dos áreas de actividad muy bien delimitadas. En la zona alta del sector excavado se conserva la parte residencial, con dos estancias muy amplias y dos más en el lateral que no se han podido delimitar completamente porque quedan fuera de la zona excavada. Y en la parte baja, una zona de trabajo con un rectángulo de unos 7 metros de largo donde se supone que se pisaban las uvas y con un agujero por donde bajaba el líquido y se canalizaba para después almacenarlo. Ambos niveles tenían también un patio.

Alto nivel adquisitivo

La solidez de los muros y sobre todo la presencia de un pavimento de mortero perfectamente conservado en las estancias denotan que el propietario de la villa tenía un alto nivel adquisitivo. “Seguramente no es la parte más lujosa de la casa, porque el espacio descubierto en los años 60 era más rico, con decoraciones singulares” pero también aportará información muy valiosa sobre los usos de la finca, según ha detallado el arqueólogo Joan Frigola. El codirector del yacimiento afirma que esta zona nueva no deja de ser una continuación de la villa que ya se había descubierto en unos terrenos cercanos.

Los arqueólogos Pere Castanyer y Joan Frigola con la regidora de Turismo, Fina Surina, en el yacimiento de Can Ring de Besalú (Lourdes Casademont / ACN)

Los arqueólogos hablan de un “redescubrimiento” de la villa, puesto que los conocimientos arqueológicos y documentales que había hasta ahora eran muy escasos por la falta de medios de aquella época. “Por primera vez tenemos una documentación extensa y detallada de esta explotación romana”, ha añadido Frigola. El equipo de arqueólogos también tiene que volver a estudiar todo el material recuperado en los años 60 para poder tener una visión global. Entre los hallazgos que aparecieron entonces, destacan fragmentos de pintura mural, cerámica, objetos metálicos y tres monedas.

Ahora han excavado unos 300 metros cuadrados -una parte importante era de matorrales que ha habido que limpiar- pero la finca mide unas dos hectáreas. Por tanto, todavía quedan zonas por explorar en las que podría haber más restos.

Un espejo con inscripciones

La campaña se ha completado con la aparición de un objeto insólito y casi único. Se trata de la estructura de plomo de un espejo cuadrado -mide unos dos centímetros- que habría tenido un uso religioso o simbólico. Gracias a las inscripciones que hay a su alrededor se sabe que el fabricante era francés, de Arles. Según Frigola, “de este modelo sólo se había encontrado uno hasta ahora, que apareció en un yacimiento militar de Inglaterra”. El de Besalú, además, está mejor conservado.

Detalle del espejo que han encontrado en el yacimiento de Can Ring de Besalú (Lourdes Casademont / ACN)

La regidora de turismo, Fina Surina, destaca el valor del yacimiento y afirma que permitirá conocer una parte de la historia del municipio muy desconocida hasta ahora. El consistorio prevé seguir con las tareas arqueológicas en los próximos años pero todavía no hay un proyecto definido. Actualmente se han destinado unos 10.000 euros, con el apoyo de la Generalitat y la Diputació.

El yacimiento de Can Ring fue descubierto en 1959 por el entonces alcalde de Besalú, Martirià Costa, que recogió fragmentos de cerámica en el campo de cultivo. Un año después se realizó una excavación parcial bajo la dirección de Marta Corominas. En 1986 se realizaron ocho sondeos y sólo uno dio positivo. En 2005, la UdG hizo unas zanjas para delimitar el yacimiento. hasta ahora, es la única villa romana documentada en la Garrotxa.

 

Anuncios

10 septiembre 2017 at 9:58 am Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente