Archive for agosto, 2017

Detienen a un español por robar en un sitio arqueológico en la isla de Creta

El hombre, de 44 años, llevaba consigo un detector de metales, herramientas para picar piedra y ocho monedas

Panorámica de Kissamós (Creta) – ABC

Fuente: EFE – Atenas  |  ABC
31 de agosto de 2017

La policía griega ha detenido en Creta a un ciudadano español por saquear un sitio arqueológico protegido en el noroeste de la isla.

Según informó hoy la Policía en un comunicado, el hombre, de 44 años y cuya identidad no ha sido facilitada, fue detenido el miércoles por la tarde en el municipio de Kissamós y llevaba consigo un detector de metales, herramientas para picar piedra, ocho monedas, así como varios objetos metálicos.

El ciudadano español deberá comparecer ante el fiscal de la ciudad de La Canea bajo la sospecha de haber violado la ley de protección de las antigüedades y del patrimonio cultural.

Fuentes de la embajada de España en Atenas señalaron a Efe que han podido ponerse en contacto con él y que en el marco de la ayuda consular le han ofrecido una lista de abogados que hablan español para garantizar que tiene asistencia letrada.

Las citadas fuentes preservaron el anonimato del detenido. Este tipo de robos arqueológicos se producen con frecuencia en el periodo estival, coincidiendo con la llegada masiva de turistas.

 

Anuncios

31 agosto 2017 at 7:25 pm Deja un comentario

La Junta plantea cinco líneas de investigación en el yacimiento de Ategua en Santa Cruz (Córdoba)

Se hará una prospección geológica y se hará un control del movimiento de tierras, entre otras iniciativas

Yacimiento de Ategua – VALERIO MERINO

Fuente: ROCÍO LINARES > Córdoba  |  ABC Andalucía
30 de agosto de 2017

La grandeza del yacimiento arqueológico «Ruinas de Ategua» aún está por descubrir y tras casi dos décadas de reclamo para que no desaparezca, hay planes para ponerlo en valor. La Junta de Andalucía ha planificado cinco proyectos de investigación e intervención en el enclave, destinados a revelar nuevos tesoros y a conservar los vestigios ya descubiertos, según se publicó ayer en el Boletín Oficial del Parlamento de Andalucía (BOPA). Entre los planes está la prospección geotécnica —obtención de muestras del suelo—de la zona oeste del entorno del yacimiento, que comenzará en septiembre, para determinar la presencia de vestigios arqueológicos relacionados con los campamentos romanos de asedio y defensa de la antigua ciudad romana, en las inmediaciones de la ciudad amurallada. Esta actuación cuenta con un presupuesto de 18.000 euros y está promovida por la Consejería de Cultura.

Tanto esta como el resto de actuaciones se enmarcan en el Protocolo General de Colaboración que firmaron hace más de un año la Diputación de Córdoba, el Ayuntamiento, la Universidad de Córdoba (UCO) y la Asociación Cultural Amigos de Ategua con la Consejería de Cultura para apoyar e impulsar actividades de investigación y puesta en valor del patrimonio histórico en el enclave arqueológico. Hay que recordar que la citada asociación suma varios lustros en lucha por la puesta en valor de los restos de esta urbe, ubicada en la barriada periférica de Santa Cruz, del término municipal de Córdoba, y que constituye un yacimiento de los más importantes a nivel nacional y mundial, declarado Bien de Interés Cultural.

En la actualidad se está redactando un Proyecto General de Investigación de la zona en el que están participando un equipo de profesores de la UCO, junto con la coordinadora de Ategua. En el documento final se plasmarán las necesidades de protección, convservación e investigación de los vestigios del área, de excepcional riqueza arqueológica, donde durante varios años se han denunciado expolios en los alrededores. En los proyectos publicados por la Consejería de Cultura, también se incluye la documentación planimétrica y ejecución de modelos 3D del enclave, junto con el estudio geoténico en el entorno BIC de la zona de Ategua.

Una de las actuaciones más concretas es la que se centra en la zona denominada Barranco del Búho, en la que se proyecta la actividad arqueológica de documentación gráfica de yacimientos, con cargo a proyectos de investigación del Área de Prehistoria de la Universidad de Córdoba. Asimismo, está prevista una intervención para el control del movimiento de tierras, una actuación promovida por la Diputación con un presupuesto de 14.964,07 euros. Esta, junto con la prospección técnica, son las actividades más costosas dentro de las iniciativas planteadas por la Junta, cuya inversión total ronda los 46.000 euros.

 

Guardar

31 agosto 2017 at 10:56 am Deja un comentario

Retoman este lunes en Aroche (Huelva) los trabajos arqueológicos y excavaciones en la ciudad romana de Turóbriga

El proyecto general de investigación, dirigido por el profesor de la Universidad de Huelva Javier Bermejo y la arqueóloga del Ayuntamiento de Aroche (Huelva), Nieves Medina, retoma este lunes los trabajos arqueológicos y excavaciones en la ciudad romana de Arucci-Turóbriga.

Ciudad romana de Arucci-Turóbriga en Aroche. (EUROPA PRESS/AYTO AROCHE)

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es
30 de agosto de 2017

Las excavaciones previstas para este año pretenden la excavación de parte de la necrópolis norte (cementerio) de la ciudad; la excavación en planta de la Casa de Peristilo, conocida mediante prospecciones geofísicas y unos sondeos en la muralla.

Según ha informado el Consistorio en una nota de prensa, este lunes, como cada año desde 2004, se retoman los trabajos arqueológicos en la ciudad romana de Arucci/Turóbriga, en Aroche. Ambas instituciones llevan 13 años trabajando de forma conjunta para sacar a la luz los restos de la ciudad romana de Arucci, fundada a finales del siglo I a.C. en los Llanos de la Belleza, un lugar de enorme belleza frente a los Picos de Aroche y junto a la rivera del Chanza.

Se trata de un lugar aprovechado durante la Edad Media, en el siglo XIII para la construcción de la ermita de San Mamés, toda una joya histórico-artística, con impresionantes frescos en su interior.

El Enclave Arqueológico de Arucci/Turóbriga y Monumental de San Mamés, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), se encuentra abierto al público desde 2004 y recibe varios miles de visitas al año. Este enclave además es el argumento del Festival de Diana, una festividad de origen romano, dedicada a la diosa Diana, diosa de la caza y la naturaleza a quien estaba dedicado el templo del foro de la ciudad.

Este festival, en su cuarta edición este verano, ha permitido contemplar la ciudad de nuevo con vida. Más de un centenar de personas de la localidad han recreado la vida cotidiana que debió tener esta ciudad hace 2.000 años, y más de 1.000 personas disfrutaron de este recorrido por la ciudad.

De entre los restos excavados de la ciudad destacan el conjunto del Foro, centro neurálgico de Arucci donde se encontraban la basílica, la curia, la sala de los ediles, salas de culto imperial y el templo.

Destacan, además, otros edificios como las extensas termas, la casa de la columna, el campo de Marte o la Casa Norte, lugar donde hace unos años apareció su famoso tesorillo, compuesto por 376 denarios romanos que pueden contemplarse en el Convento de la Cilla, que alberga la Colección Arqueológica Municipal.

Han recordado que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, visitó recientemente el enclave arqueológico para mostrar el apoyo y reconocimiento de la Junta de Andalucía al proyecto de recuperación de esta importante ciudad.

Cada excavación arqueológica cuenta con la participación de un equipo técnico, formado por arqueólogos de la Universidad de Huelva y el Ayuntamiento de Aroche, estudiantes de la Onubense, voluntarios, alumnos del IES Turobriga, y obreros de la localidad arochena, y es que estas intervenciones, así como las obras de recuperación del patrimonio histórico-arqueológico arocheno suponen un incentivo más en la creación de empleo temporal.

 

31 agosto 2017 at 10:52 am Deja un comentario

Encuentran tuberías venenosas en las ruinas de Pompeya

Los científicos de una universidad danesa no descartan la posibilidad de que el antimonio presente en las cañerías haya causado grandes estragos en la salud pública de esta antigüa civilización romana

Ruinas de Pompeya – ABC

Fuente: EUGENIA MIRAS > Madrid  |  ABC Historia
30 de agosto de 2017

El sistema de agua potable de la antigua ciudad de Pompeya convirtió al Imperio romano en la civilización más avanzada de su época. Sin embargo, unas investigaciones recientes de la Universidad del Sur de Dinamarca han encontrado antimonio, una sustancia química presente en las tuberías, éste pudo haber contribuido al deterioro de la salud pública de los pompeyanos en la Antigüedad. Esta hipótesis se sustenta en sobre un trozo pequeño de cañería, el cual es probable que se encuentre en cada una de ellas. Los teóricos de este prestigioso centro creen que esto pudo haber sido la causa de severas intoxicaciones que resultaron en un punto y final al apogeo de esta metrópoli.

Arqueólogos y científicos siguen preguntándose qué fue lo que provocó la decadencia de la majestuosa Pompeya. Unos estudios anteriores a los que se realizaron en esta universidad danesa, seguraban que el plomo de las tuberías producía graves daños en la salud de los civiles. Después de que algunas comunidades científicas rechazasen la idea tiempo atrás, actualmente los investigadores de este centro académico han encontrado nuevas evidencias sobre los antiguos conductos, los cuales nos remontan a una espantosa epidemia que afectó gravemente al bienestar gastrointestinal de la sociedad romana.

Casa de Loreio Tiburtino, otra villa recuperada – ABC

Al parecer, éstas tuberías presentan índices elevados de toxicidad en la sustancia llamada antimonio, con la que estuvo en contacto la salida del agua potable, dispuesta para ser consumida por todos los habitantes de esta ciudad del Imperio Romano.

Este elemento tan perjudicial pudo haber causado vómitos y diarreas graves, infartos y otros indicios del empozoñamiento.

El grupo de científicos de la Universidad del Sur de Dinamarca asegura que el plomo no era realmente el problema sino el antimonio, el cual se encontró en grandes cantidades en solamente un trozo de cañería de 40 mm.

La arqueóloga y especialista química,  aseguró: «Las concentraciones eran altas y definitivamente problemáticas para los antiguos romanos». Ella se sustentó en un aparato última tecnología para la detección de elementos químicos: el espectómetro de masa de plasma inductivo Bruker 820, asimismo este artilugio permite identificar en donde se encuentran de manera abundante.

La diferencia entre los daños que puede ocasionar el antimonio sobre el plomo es la rapidez en la que afecta al organismo humano, el primero provoca un desastre casi ipso facto, por su elevada toxicidad. El segundo al liberar grandes cantidades de cal insalubres afectan gravemente a quien consuma el agua, solo que el problema no se ve de manera inmediata.

La fontanería subterránea en una Pompeya bajo las cenizas que trajo consigo la erupción del volcán en el 726 d.C. muestra un exceso de plomo en su sistema de agua “potable”, siendo una de las posibles causas del deterioro paulatino en la población.

Los científicos actualmente encuentran grandes trabas para continuar su rigurosa investigación. Toda la ciudad fantasma está protegida por la UNESCO, con lo cual la tarea minuciosa y ligeramente invasiva del muestreo de las tuberías tendrá que esperar u olvidarse. Los académicos quieren terminar de resolver el gran enigma que mermó a los pompeyanos, si el exceso de plomo o el antimonio en el consumo del agua.

 

30 agosto 2017 at 5:02 pm 1 comentario

La vida en Salou hace 2.500 años

El poblado ibérico de la Punta de la Cella, en Cap Salou, podría ser la ciudad de Calípolis, donde convivieron cartagineses, íberos y griegos

Una recreación en la Cella y arqueólogos trabajando en el yacimiento. Foto: dt

Fuente: Diari de Tarragona
28 de agosto de 2017

Las investigaciones científicas apuntan a que Calípolis se encontraba en el poblado ibérico de la Punta de la Cella, en Cap Salou, tanto por su situación como por su características. Se trataría de una ciudad de época ibérica donde convivió una comunidad mixta –cartagineses, íberos, griegos…– desde el 400 aC hasta que marcharon pacíficamente de la zona.

La medida de las casas, de entre unos 100 y unos 120 metros cuadrados, y los restos de piezas que se han ido encontrando a lo largo de las últimas campañas de excavación hacen pensar que en Salou había aristócratas de la época.

Las características del yacimiento de la Cella son especiales. 

El yacimiento ibérico de la Cella fue descubierto durante los años cuarenta por los colaboradores de Salvador Vilaseca y Anguera. En septiembre de 2002 se realizó la primera excavación en el yacimiento para limitar la extensión. Encontraron muros y continuaron con la excavación. Todas las estructuras presentaban las mismas características de construcción, así  muchos materiales cerámicos, con lo que se dedujo que eran de época ibérica.

En septiembre habrá tres visitas guiadas a este yacimiento

Todo el material encontrado en la excavación (las cerámicas y los muros) apuntaron a que se trataba de un gran oppidum ibérico costero.

Desde el inicio de los trabajos, en 2010, las diversas campañas han descubierto buena parte de la estructura de este poblado, el más destacado del Tarragonès.

Fue ocupado hasta el 250 aC, aproximadamente, cuando fue abandonado pacíficamente, motivo por el cual se encuentra en muy buen estado de conservación. El futuro pasa, ahora, por seguir delimitando el yacimiento en los terrenos que hay por fuera de la valla actual que lo rodea y por donde tiene que pasar el camino de ronda. Además, se incluirá dentro de las líneas prioritarias de investigación del  Grup de Recerca Seminari de Protohistòria i Arqueologia de la Universitat Rovira i Virgili (Gresepia), a través de los planes de investigación de la Generalitat de Catalunya, para continuar trabajando.

Con cerveza

El Ayuntamiento de Salou a través de su Patronato de Turismo, y junto con el spin-off de la Universitat Rovira i Virgili e IBER Arqueología Patrimonio y Turismo S.L., ha programado tres visitas guiadas al yacimiento durante el mes de septiembre, en la que  por primera vez se explicará la importancia del yacimiento.

La propuesta pretende adentrar al visitante en un poblado de los siglos IV-III aC, conociendo a sus habitantes, sus actividades económicas, o sus costumbres. Su ubicación junto a la costa, sus murallas, sus casas complejas, o sus calles pavimentadas la hacen única en la zona, gracias a la interpretación de los actores de la compañía de Tikirsikor.

Estas visitas pueden suponer un punto de inflexión en la zona, para conocer su historia y puede ser un atractivo turístico, apuntan desde el consistorio, cuya intención es incorporar el yacimiento al trazado de camino de ronda y con los búnkers, próximos a la zona.

Las primera  visita será el día 1 a las 18.3o horas, la segunda el día 8 a las 18.30h y la última el día 16 a las 11.30h. El precio de la actividad, que se llevará a cabo en grupos de mínimo 10 y máximo 30 personas, es de 10 euros los adultos y de 5e euros para los niños de 7 a 12 años. Para las familias (2 adultos y 1 ó 2 niños) el precio se de 22 euros.

El sábado 16 de septiembre las tarifas de adulto serán de 15 euros, mientras que las de los niños de 7 a 12 años se mantendrán a 5 euros. Ese día, las familias  tendrán que pagar 30 euros. El incremento del precio se debe a que una vez finalizada la visita se hará un pequeño maridaje y cata de la cerveza Iberika, la de los íberos, acompañada de una explicación histórica de su proceso de elaboración.

 

Guardar

29 agosto 2017 at 11:06 am Deja un comentario

«Numantia»: la historia militar llega a los videojuegos españoles

El nuevo título desarrollado por el estudio madrileño RECOtechnology, dará vida a la resistencia hispana ante la poderosa República romana

Fuente: MANUEL P. VILLATORO –  J.M. SÁNCHEZ  |  ABC
25 de agosto de 2017

Corría el año 154 a. C. cuando, tras casi medio siglo de presencia política y militar en la Península Ibérica, la boyante República romana envió al cónsul Quinto Fulvio Nobilior a Hispania. Sus órdenes eran lograr el control de la meseta y acabar con los molestos hostigamientos protagonizados por los lugareños. Junto a él arribaron, según afirma el historiador clásico Apiano, 30.000 legionarios ávidos de sangre. Una fuerza que parecía imparable pero que, para asombro de los invasores, fue detenida en seco ante las murallas de la ciudad de Numancia por los pueblos celtibéros. A partir de entonces comenzó un asedio intermitente a la urbe que se extendió durante más de dos décadas. Una contienda que desesperó a la entonces potencia mundial, que trajo hasta nuestras tierras a las mejores mentes militares de Italia y que solo terminó en el 133 a. C., tras un gigantesco cerco organizado por el famoso Publio Cornelio Escipión Emiliano.

Son esas dos décadas de batalla en Hispania las que representa «Numantia», el último videojuego del estudio español RECOtechnology (desarrollador también de «Yasai Ninja» y «Kyurinaga’s Revenge»). Una obra que verá la luz el próximo otoño y que promete cautivar a los amantes de los episodios más épicos de nuestro pasado. No en vano cuenta con el apoyo de History Channel.

Con todo, el viaje para moldear este título no ha sido sencillo. Así lo afirma a ABC Jaime Díaz de Arcaya, director de marketing de la empresa, quien señala que la aventura de crear un producto capaz de unificar historia de España y estrategia por turnos comenzó en 2015. «Ya estamos con los retoques de última hora, unificando los elementos que hemos creado en estos dos años», señala.

Su trabajo debe ser concienzudo, pues no quieren desilusionar a los jugadores de todo el mundo. «Lo lanzaremos en cinco idiomas, en 80 países y en diferentes plataformas (PS4, PC y Xbox One)», añade el director de marketing. La empresa que tienen entre manos es sumamente ambiciosa debido a la saturación del mundo del videojuego. Pero el estudio español alberga esperanzas de que un evento tan épico como la defensa de Numancia (donde los ciudadanos prefirieron suicidarse a rendirse ante Roma) cautive al público.

Y todo ello, difundiendo de paso nuestro pasado más glorioso. «Los videojuegos son una forma de que nuestra historia se conozca fuera de España», añade Díaz.

Sistema de juego

A nivel práctico, el jugador podrá convertirse en un general romano hambriento de territorios o en un líder celtíbero deseoso de doblegar al enemigo. «Aquí no hay buenos ni malos. Roma era una potencia en expansión, pero no debemos olvidar que en Hispania pasaba lo mismo, aunque a nivel local. Numancia era la capital de un imperio regional», insiste a este diario Pablo Serrano, jefe de proyecto. En todo caso, e independientemente del bando seleccionado, aquel que decida adquirir este título se encontrará con un videojuego de estrategia dividido en varios niveles.

«El primero es un mapa general por el que moverse de asentamiento en asentamiento. El segundo, una vista de cada ciudad en la que se pueden gestionar recursos y tropas», completa. El centro del videojuego son las batallas, basadas en un sistema de movimiento por turnos y a través de casillas.

Rigor histórico

Una premisa básica en los videojuegos de este calibre es la fidelidad histórica. Por ello, el mundo de «Numantia» ha sido recreado de forma minuciosa. Desde las armas de los hombres que se dejaron la vida combatiendo en la Península en nombre de la República, hasta la vestimenta de los celtíberos que se enfrentaron al poder de Roma. «Cada espada que incluimos, cada casco…. Todo pasa por el filtro de nuestros asesores para que se ajuste a la realidad», sentencia Serrano.

Otro tanto sucede con las viviendas de los diferentes asentamientos, las tácticas de combate o, incluso, los campos de batalla. «Hemos recreado las condiciones meteorológicas que, según los historiadores, se dieron en las contiendas que se representan en el juego», determina Díaz.

Sin embargo, el punto fuerte de «Numantia» es la representacióm de las unidades en el campo de batalla. Ejemplo de ello son un tipo de combatientes seleccionables por el jugador numantino que están basados en la «devotio ibérica». Un curioso pacto espiritual que alcanzaban algunos guerreros con sus líderes y que asombró a autores clásicos como Tácito. «Algunos historiadores afirman que estos soldados peleaban desnudos o que lo hacían borrachos y sin haber dormido. Las fuentes señalan incluso que, cuando su líder moría, se suicidaban», explica Serrano. En todo caso, RECOtechnology ha preferido incluirlos en el videojuego como lo que, con mayor probabilidad, fueron: una guardia personal de los caudillos locales.

RECOtechnology

Por su parte, los romanos también cuentan con sus propias tropas de élite: los elefantes que Nobilior llevó hasta las murallas de la ciudad celtíbera durante uno de los primeros asedios para acongojar a los defensores.

Mención aparte requiere la recreación de Escipión Emiliano. El cónsul que arribó a la Península en el año 134 para meter en vereda a unas legiones desanimadas por las derrotas y más preocupadas por beber que por combatir. «Hay mucha leyenda en torno a él. Dependiendo del historiador al que acerques te dirá que era un gran estratega, un duelista sin parangón, o un lobo a nivel político. Nosotros hemos intentando reunir todas estas características en su figura», completa Serrano.

Una industria en auge

Los videojuegos han estado presentes en la sociedad desde hace décadas. Solo en España, la industria mueve anualmente unos 1.163 millones de euros, unas cifras al alza (un 7.4%) en comparación con el año anterior. Sin embargo, la producción y desarrollo de títulos nacionales suele chocar contra la cruda realidad; las superproducciones generadas por las multinacionales e importantes estudios fuera de nuestras fronteras copan los primeros puestos de las ventas. Hay talento, pero no hay industria, aunque eso empieza a cambiar.

Este contexto económico explica, en parte, que la mayoría de acercamientos y coqueteos con hechos históricos acaecidos en España hayan sido tratados en el exterior y, habitualmente, desde una perspectiva, tal vez, alejada de los escritos nacionales. Una saga especialmente cuidadosa con el pasado, y que toma influencias de las culturas clásicas, es Assassin’s Creed, una serie de juegos de aventura en tercera persona en donde el videojugador encarna a un miembro de una hermandad de asesinos que, según se plasma en su trama, influye en las decisiones de conflictos históricos.

La industria factura anualmente 1.163 millones de euros, unas cifras al alza (un 7.4%) en comparación con el año anterior

Aprovechando la coyuntura que brindó la recreación de la Edad de Oro de la piratería en el siglo XVIII en «Assassin’s Creed IV: Black Flag», los desarrolladores de Ubisoft, multinacional francesa, decidieron, como no podía ser de otro modo, tratar los navíos españoles de la época. Incluso, para la ocasión, se rescató la figura de un olvidado corsario español, Amaro Pargo, que revivió para gloria de todos. No ha sido el único título que ha tomado prestados nombres españoles. En algunos lanzamientos anteriores Brotherhood aparecer el Papa español Rodrigo Borgia, (1431– 1503), que dentro del juego se ficciona de líder de los templarios en Italia.También en «Total War: Empire», título perteneciente a una veterana saga de videojuegos de estrategia en tiempo real, se encuentra a España como una de las naciones disponibles para disputar un conflicto internacional. La mecánica del juego consiste en la toma de decisiones y manejo de las tropas por tierra o mar para dominar el territorio. Lamentablemente, se explora la decadencia del Imperio, quedando lejos de ser la más poderosa de todas las facciones existentes. Eso sí, la influencia de la Iglesia y la fortaleza de las guerrillas aparecen referenciadas.

A lo largo de esta joven industria se han tomado multitud de referencias acerca de grupos militares y periodos históricos españoles sin ánimo, en muchas ocasiones, de exaltar la figura nacional. «Rainbow Six Siege», un título de disparos en primera persona, incluyó un contenido descargable que recrea Ibiza en la piel de miembros del grupo especial de operaciones (GEO) español. Una oportunidad para descubrir, entre otros aspectos, la estética y los uniformes de este.

 

29 agosto 2017 at 11:01 am Deja un comentario

Octavio: el «hijo» de Julio César que aplastó a Marco Antonio y al Egipto de Cleopatra

  • Tras varios años compartiendo el poder, el heredero del imperator se decidió a derrotar a su compañero triunviro y convertirse en el primer emperador de Roma
  • En la batalla de Actium el victorioso Agripa hizo realidad las aspiraciones del hijo adoptivo del dictador asesinado en los Idus de Marzo

«The Battle of Actium» – Lorenzo A. Castro «National Maritime Museum»

Fuente: RODRIGO ALONSO |  ABC
28 de agosto de 2017

Fue en aguas griegas -frente a la costa de Epiro- donde Octavio (quien más tarde fue conocido como Augusto) escribió para siempre su nombre en la Historia gracias a la victoria sobre Marco Antonio y Egipto en la memorable batalla de Actium (31 a.c)

El que fuera reconocido por el mismísimo Cayo Julio César como hijo adoptivo tenía-gracias a esta épica victoria- vía libre para poder ostentar todo el poder en el que fue el mayor imperio de la antiguedad. Tras largos años en los que tuvo que lidiar con los asesinos de su padre y compartir el poder con Antonio y Lépido por fin había alcanzado el lugar que -en su opinión- le correspondía como descendiente del caído imperator.

Esta es la historia de cómo un joven con genio -pero carente de grandes habilidades militares- logró convertirse en el primer emperador de Roma.

La sangre del padre

La pugna entre Augusto y Marco Antonio tuvo su origen en el magnicidio en los Idus de marzo (15 de marzo del 44 a.C) del victorioso dictador Cayo Julio César. Como explica Pilar Fernández Uriel en «Historia Antigua Universal III: Historia de Roma», los perpetradores del asesinato (el cual fue llevado a cabo en el mismo Senado) fueron incapaces de predecir el resultado de su atentado contra la vida del que fuese «imperator» de las Galias.

Es necesario explicar, en lo que a la labor de César se refiere, que los bastos territorios bajo el control de Roma requerían un cambio en el sistema político con respecto a la fórmula republicana, cuya reinstauración era el prinicipal objetivo de los magnicidas. Como expresa Fernández Uriel, la transformación iniciada por el victorioso imperator no llevaba necesariamente a la imposición de una monarquía (la cual además constituía un delito sagrado). Simplemente, el momento reclamaba la instauración de una figura fuerte y capacitada en lugar de que el poder estuviese repartido entre las distintas familias patricias.

«La muerte de César» – Vincenzo Camuccini

Al mismo tiempo, la plebe romana tampoco acogió el asesinato con satisfacción. No en vano, César había llevado a cabo varias reformas que le habían granjeado buena fama entre el «populus». Fue así como el intento de volver a lo que, ya desde inicios del siglo I a.C, se consideraba una forma de gobierno caduca acabó por explotarle a los asesinos en la cara.

Cuando se producía el asesinato de César, el joven Octavio (su hijo adoptivo posteriormente conocido como Augusto) se hallaba fuera de Roma. Estaba en Apolonia, donde recibía formación militar junto a quien sería su mayor sustento y más destacado oficial en el futuro: el héroe de Actium, Marco Vipsanio Agripa.

Marco Antonio (sobrino y lugarteniente del difunto Julio que, a posteriori, fue el máximo rival de Octavio), supo aprovechar la defunción del otrora imperator de las Galias. Como señala Pierre Grimal en «El Siglo de Augusto», en la sesión del Senado del 17 de marzo -tan solo dos días después de que se llevase a cabo el atentado- el militar y político se opuso enérgicamente a la propuesta de conceder honores excepcionales a los asesinos, a los que por otra parte mantuvo sus cargos. También logró que se respetase la obra de gobierno de César, incluso los proyectos que aún no tenían fuerza de ley.

Los homicidas -como afirma el historiador Gonzalo Bravo en «Historia del Mundo Antiguo: Una introducción crítica»- no asistieron a la sesión ya que sabían que sus acciones no contaban con el beneplácito de gran parte del Senado. Además, gracias a la habilidad de Antonio -que consiguió mediante su panegírico en los funerales de César dirigir el odio del pueblo contra los asesinos- se acabó con cualquier posibilidad de volver a la situación anterior al gobierno del imperator.

Sin embargo, no todo fueron buenas noticias para el lugarteniente de César. Octavio (heredero legítimo) supo hacerse con la lealtad de gran parte del ejército y de la mayoría de los partidarios del difunto gobernante. El objetivo era ser reconocido como el más indicado para ocupar el puesto vacante de su padre adoptivo. Mientras tanto, Antonio, logró convencer al Senado de que le otorgase el gobierno de la Galia por un espacio de cinco años.

El Triunvirato

Como explica Bravo en su obra, los sucesos del año siguiente (43 a.C) fueron claves para la evolución posterior. Antonio se decidió a marchar contra el magnicida Décimo Bruto sin contar con la aprobación del Senado, que envió tras él al mismísimo Octavio y a los cónsules Hirtio y Pansa. Fue en Mutina (Módena) donde tuvo lugar el choque entre los dos ejércitos.

Pese a la victoria de las tropas senatoriales, el lugarteniente del extinto César logró huir y unirse a las tropas del general Lépido en la Galia. Aun así, el resultado de la pugna fue sumamente beneficioso para las aspiraciones de Octavio quien, tras la muerte en combate de Hirtio y Pansa, no tenía que compartir la gloria con nadie. Al mismo tiempo, su control del Norte de Italia a raíz de su triunfo en la campaña suponía un enorme peligro a ojos del Senado. Ante la negativa a la solicitud del joven heredero a prorrogar su consulado, este decidió marchar sobre Roma y ocuparla.

Una vez forzó su elección y la de Quinto Pedio como cónsules, Octavio tomó una serie de disposiciones de suma trascendencia que fueron el embrión del posterior Triunvirato. Como explica Bravo, promulgó la «Lex Pedia», mediante la cual se declaraba la guerra abiertamente a los asesinos de César y a Sexto Pompeyo (hijo de Pompeyo Magno y oficial de la flota romana). Al mismo tiempo, ponía punto y final a la enemistad senatorial con Antonio y Lépido. Esta medida fue tomada fruto de la necesidad, ya que -como afirma Fernández Uriel- ambos contaban con la lealtad de los ejércitos provinciales.

La paz entre los tres militares tuvo lugar en las cercanías de la ciudad de Bonomia (Bolonia) en noviembre del 43. Nacía de este modo el Triunvirato, conocido erróneamente -según explica Bravo- como el Segundo Triunvirato. Tras alcanzar el acuerdo se procedió a una división de los territorios romanos entre los integrantes. De este modo, Antonio conservó el gobierno de las Galias, Lépido se hizo con el control de Hispania y la Narbonense y Octavio logró África, Sardinia (Cerdeña) y Sicilia.

Marco Antonio – Juan Carlos Soler

Según explica Bravo, fruto de la condición plenipotenciaria de los triunviros se llevó a cabo, en apenas diez años, el asesinato de unos 200 miembros del Senado y otros 2.000 caballeros. Entre estos se encontraban no pocos individuos de suma importancia a nivel histórico, como es el caso del afamado orador Cicerón (diciembre del 43). También, a partir de este punto, los magnicidas comenzaron a caer poco a poco. En el 42 Antonio logró derrotar a Bruto y Cassio en la batalla de Filipos. Agripa y Lépido hicieron lo propio venciendo a las fuerzas de Sexto Pompeyo en Sicilia (36).

Durante este tiempo -como afirma Bravo en otra de sus obras: «Poder político y desarrollo social en la Antigua Roma»- Octavio «había restado protagonismo y prestigio político a Antonio». Debido a la necesidad de estrechar lazos entre los triunviros, tuvo lugar en el 40 el matrimonio entre el lugarteniente de César y la hermana del hijo adoptivo: Octavia. También se llevó a cabo un nuevo acuerdo que reformuló el reparto territorial.

A partir de este momento Antonio gobernó en Oriente, Octavio en Occidente y Lépido en África.

En su obra, Grimal afirma que, tras la derrota del hijo de Pompeyo el Grande, Octavio decidió levantar en el interior de Roma un templo a Apolo, a quien consideraba su dios. A este respecto, existía un escandaloso mito en la época según el cual el joven triunviro habría nacido de un abrazo entre su madre -Atia- y la divinidad griega. Esta idea, que rozaba los límites de lo aceptable por la sociedad del momento, nunca habría sido negada por el protagonista.

Antonio, mientras tanto, se instaló en la ciudad de Atenas junto a su esposa Octavia (a la que acabó repudiando al poco tiempo). Como se afirma en la obra «Poder político y desarrollo social en la Antigua Roma», el lugarteniente del difunto César empleó como excusa una campaña contra los partos en el 36 (en la que fracasó dando al traste con buena parte su influencia) para partir rumbo a Egipto con Cleopatra VII. Fruto de su relación con la afamada gobernante ptolemaica tuvo dos hijos.

Señala Fernández Uriel que Antonio «fue atraído enseguida por la vida en la corte y el pensamiento de los antiguos monarcas Ptolemaicos, donde iba asimilando la ideología oriental y transformándose en un monarca helenístico con su aspecto divino». Al mismo tiempo, el heredero militar de César, se dispuso a acometer pactos de vasallaje distintos a los llevados a cabo por Roma.

Octavio no dejó pasar la oportunidad que le brindaba la extranjerización de su rival. Mediante un empleo sublime de la propaganda logró hacer pasar a Antonio por un traidor a ojos del «populus» romano. Con ese fin se hizo con el testamento del consorte de Cleopatra -el cual se encontraba en el templo de las Vestales- y lo hizo público. Según parece -como señalan varios autores- el otrora héroe militar habría puesto por escrito, entre otras cosas, que la capital debía ser trasladada a Alejandría y sus hijos serían los herederos del Imperio. Sin embargo, existe la posibilidad de que este fuese falseado por su enemigo.

En principio Octavio -como señala Víctor San Juan en «Breve historia de las Batallas Navales de la Antigüedad»- no se atrevió a declarar a Antonio enemigo del pueblo romano, pero se decidió a desposeerlo de sus cargos y magistraturas. Se daban de esta forma todas las condiciones para que la ya irremediable guerra entre Roma y Egipto fuese declarada a finales del 32 a.C.

Actium

Como explica Grimal en su obra, con el inicio de las hostilidades culminaba la preparación de Octavio, la cual tuvo como inicio los idus de marzo. De este modo el heredero de César «ya no era un señor tratando de asegurar su dominio sobre el mundo, sino el campeón enviado por los dioses para salvar a Roma y al Imperio».

Parece ser que Antonio y Cleopatra llegaron a reunir un gran ejército terrestre (San Juan lo cifra en torno a los 80.000 efectivos) así como una enorme flota conformada por unos 500 navíos. Aun así, gran parte de la nobleza romana -que en su momento había apoyado al consorte de de la gobernante egipcia- acabó por abandonarle y unirse a la causa del hijo de César. En este contexto llegamos al inevitable desenlace: la batalla de Actium (2 de septiembre, 31).

El heredero de César, a parte de contar con unas tropas parejas en número y experiencia a las de Antonio, tenía junto a él a uno de los oficiales romanos más reputados y competentes de la historiaimperial: Marco Vipsanio Agripa, quien fue el encargado de guiar a los navíos del futuro Augusto en la decisiva batalla de Actium en las costas de Epiro (Grecia).

Busto de Cleopatra – ABC

La victoria marítima del formidable militar ante Antonio y Cleopatra tuvo como resultado el fin de la contienda entre los dos herederos de César. La egipcia partió apresuradamente con sus naves toda vez que la batalla estaba virtualmente perdida. Por su parte, el consorte se dispuso a seguirla con rumbo a las tierras del Nilo. Como explica Bravo, el resto de su flota y ejército se unieron a Octavio, quien ahora contaba con unas 50 legiones.

Fue al año siguiente (agosto del 30) cuando el victorioso heredero llegó a Alejandría acompañado por un gran número de tropas. Ante la negativa de este a llegar a un acuerdo razonable con sus enemigos, Antonio y Cleopatra optaron por el suicidio como la salida más honrosa. No querían convertirse en el «triunfo vivo» de su rival.

Estatua de Augusto – ABC

De Octavio a Augusto

Como explica Fernández Uriel, al margen de la anexión de Egipto al Imperio romano, las consecuencias de Actium fueron mucho más importantes. A partir del triunfo de Octavio el Imperio estaba unido bajo un único «princeps»: Augusto (el nuevo «cognomen» de Octavio).

Se daba así el pistoletazo de salida a una nueva etapa de estabilidad tras las constantes convulsiones fruto de las guerras fratricidas y la inestabilidad tardo republicana.

Augusto, el primer emperador romano, acabó siendo -además de divinizado- una de las figuras más renombradas y representativas de la antigüedad. Su victoria sobre Antonio -amén de su maestría en el empleo de la propaganda- supuso que fuese reconocido como «Restitutor Pacis» (restaurador de la paz).

 

28 agosto 2017 at 10:09 am Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

agosto 2017
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente