Las complejas redes de abastecimiento y saneamiento en Lucus Augusti

31 julio 2017 at 10:43 am Deja un comentario

La captación de agua se efectuaba en O Castiñeiro y en A Piringalla y las dos redes se unían en la Rúa das Fontes

PRADERO

Fuente: ENRIQUE ALCORTA > Lugo  |  La Voz de Galicia
31 de julio de 2017

La elección del emplazamiento de una ciudad romana creada ex novo no se deja al azar, sino que sigue una serie de directrices arquitectónicas y geográficas.  El tratadista Marco Vitrubio Polión, arquitecto romano del siglo I a. C., resume en su obra De architectura las cualidades óptimas que debe tener un emplazamiento para proceder a una fundación urbana: terreno elevado y abierto, despejado de nieblas, con orientación adecuada a ser posible templada, evitando la proximidad de terrenos pantanosos, no muy cerca del mar, en la vecindad de zonas agrícolas y de pasto, etcétera. Por lo demás, haciendo buena la importancia que para una ciudad, una aglomeración humana de cierta entidad, tiene el abastecimiento, salubridad y captación de agua, a ella le dedica todo un capítulo de su obra, el VIII, insistiendo en el concepto del aqua viva, el agua que se mueve y regenera, frente a las aguas estancadas / retenidas consideradas como insalubres.

En este sentido, los romanos entendían claramente que no hay ciudad, que no hay vida urbana sin agua, y además sana y de calidad, y, por tanto, si era necesario, la captaban y localizaban a larga distancia y la transportaban desde aquel lejano punto, a veces a muchos kilómetros, mediante redes hidráulicas más o menos complejas compuestas, en su caso, por canales, acueductos, perforaciones, pozos de aireación, compuertas, sifones, etcétera.

Básicamente, una red hidráulica comprenden cuatro sistemas: captación, transporte, distribución y evacuación. Empezando por el primero, resulta fácil pensar que el abastecimiento de agua de Lucus Augusti estaba garantizado por el Miño. Pero este se encuentra a una cota muy baja con respecto a la ciudad, erigida sobre una colina, y su aprovechamiento hubiera exigido grandes obras hidráulicas. Por eso, se optó finalmente por la captación de manantiales en la zona de O Castiñeiro y A Piringalla. Conocemos bastante bien la primera, a partir de un gran pozo de captación, y que probablemente sería aprovechado y remodelado por el obispo Izquierdo en el siglo XVIII para su traída de aguas a la ciudad, unido mediante canales internos a otros, de los que aún se conservan restos, en los que el agua se acumularía y decantaría ya desde un primer momento.

Ambos ramales de captación, con un volumen aceptable de abastecimiento de agua limpia, se unirían al final de la actual Rúa das Fontes, a la altura del remate de Camiño Real e inicio de la calle Mar Cantábrico. En este punto, los canales de traída verterían el agua a un acueducto que se prolongaría por las calles Milagrosa y pintor Luis Seoane, conocida antiguamente por la calle de la Cañería y en donde se conservan dos fuentes públicas desactivadas, hasta alcanzar la ciudad, en un principio sin la cortapisa de la muralla y, alzada esta, por la Porta do Boquete.

Trazado

Ya dentro del recinto urbano, avanzaría por la plaza de San Marcos, en donde todavía, en una ventana arqueológica, se conservan las cimentaciones del acueducto, hasta alcanzar finalmente la parte más alta del recinto urbano que corresponde con la confluencia de la Praza de Santo Domingo con la calle Progreso, en donde se dispuso el llamado castellum aquae, el depósito distribuidor de la ciudad con diversas salidas en su fondo que permitirían la repartición y el control del agua, del que también se hallaron algunos restos. La elección de un punto alto dominado la ciudad resultaba imprescindible ya que el agua, a falta de medios mecánicos modernos, se distribuiría por gravedad, por su propio peso, necesitándose para ello mínimas pendientes.

Llegados a este punto sería necesario un doble sistema hidráulico, el de abastecimiento de agua limpia y el de retirada de aguas sucias y pluviales. El primero se realizaría por canales y fistulae (cañería o tubos) de barro o plomo, de los que aún se conservan algunos ejemplos. Este sistema estaría completado, en su caso, por el agua obtenida de pozos.

 

Anuncios

Entry filed under: arqueología, arquitectura clásica, cultura clásica, Hispania romana. Tags: , , , , , , .

Ir a Juicio, la gran pasión de los atenienses La ciudad perdida de Caraca resurge del olvido en Driebes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

julio 2017
L M X J V S D
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


A %d blogueros les gusta esto: