Todo lo que debes saber antes de visitar el Coliseo romano

16 mayo 2017 at 6:53 pm Deja un comentario

El monumento más emblemático de la capital italiana esconde innumerables secretos

Imagen del Coliseo con el sol matinal (vwalakte / Getty Images/iStockphoto)

Fuente: LA VANGUARDIA
16 de mayo de 2017

Convertido en un auténtico símbolo de la Ciudad Eterna, el Coliseo romano atrae cada año a más de cinco millones de viajeros de todo el mundo, dispuestos a descubrir de cerca un monumento que esconde entre sus piedras mil y un secretos.

Tras su inauguración en el año 80 d.C., el anfiteatro Flavio -es su nombre original- se erigió como el más grande del imperio y en el buque insignia de la ingeniería romana de la época. Dos mil años después, sus dimensiones y los restos de su complejo entramado de túneles subterráneos, rampas y ascensores continúan sorprendiendo al mundo entero.

Interior del Coliseo de Roma (BarryKearney / Getty Images/iStockphoto)

Terremotos, siglos de abandono y pillaje y, a partir de la Edad Media, su uso para fines diversos -templo pagano, almacén, fortaleza o cantera- han destruido gran parte de la estructura, pero no han conseguido despojarla de su majestuosidad. A pesar de que su estado de conservación no es precisamente excelente, sus restos nos permiten soñar e imaginar cómo debió ser en su máximo esplendor.

Una maravilla arquitectónica del mundo moderno

El anfiteatro, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y elegida también como una de las siete maravillas del mundo moderno, llegó a acoger a más de 50.000 espectadores ávidos por presenciar luchas de animales y de gladiadores, representaciones teatrales e incluso, en alguna ocasión, batallas navales, conocidas como naumaquias.

En otras palabras, el Coliseo era escenario de grandes acontecimientos sociales que reunían a romanos de todos los estamentos, aunque estrictamente diferenciados. El emperador ocupaba una fila de asientos en el ala sur del edificio, sacerdotes, magistrados y senadores se situaban en la primera tribuna, y por encima de ellos, aristócratas, ciudadanos adinerados, pobres y mujeres, en un riguroso orden. En total, 80 filas de gradas a las que se accedía por 80 puertas numeradas.

Litografía de una imagen de lucha de gladiadores en el Coliseo romano (duncan1890 / Getty Images)

Y es que sus dimensiones son impresionantes: proyectada en forma de óvalo, se extiende 189 metros de largo por 156 metros de ancho, con una altura en la parte más elevada, de 48 metros. En su construcción se usaron 700.000 toneladas de piedra de tonos claros y luminosos, unidas por 300 toneladas de abrazaderas de hierro. Coronaba el edificio un sofisticado sistema de carpas móviles a modo de cubierta que permitía protegerse del sol.

Asistir a cualquier evento era gratuito y la forma de acceso y evacuación (podían vaciarse completamente las instalaciones en tres minutos a través de los vomitorios ) distaba poco de la utilizada en la actualidad en los estadios de fútbol u otros recintos deportivos.

Alrededor de 400.000 hombres y un millón de animales murieron en la arena”

Luchas de vértigo

Los espectáculos del Coliseo, que toma su nombre de una antigua estatua de bronce de grandes proporciones conocida como el Coloso de Nerón y situada a poca distancia, tenían habitualmente las luchas y la violencia como protagonistas. Alrededor de 400.000 hombres y un millón de animales, entre los que se encontraban leones, tigres, hienas, elefantes, cebras, osos o jirafas, murieron en la arena ante la sed de sangre de un público enloquecido.

Las crónicas relatan luchas épicas entre fieras -las preferidas por los espectadores- como la que ordenó el emperador Probo en el siglo III, en la que se enfrentaron más de medio millar de leones, leopardos y osos a la vez.

Imagen nocturna del Coliseo de Roma (Flickr / Renégat)

Visitar el Coliseo

Visitar el Coliseo supone toda una experiencia cultural, histórica y, sobre todo, sensorial. Por cuestiones de seguridad, el aforo al Coliseo se ha limitado a tres mil personas simultáneas, algo que da una idea de la cantidad de público que suele atraer. Si quieres evitar colas, sobre todo en épocas en las que la ciudad se llena de turistas, tienes distintas opciones.

La más práctica, aunque no más económica -tiene un recargo de cuatro euros- es la compra de entradas a través de internet. El precio es de 16 euros para los adultos (4,5 € menos para los europeos menores de 18 años y tarifas reducidas para niños), e incluye el acceso a los foros Romano y Palatino, y te permitirá pasar de forma preferente.

Templo de Venus y Roma, en el extremo oriental del Foro Romano, cerca del Coliseo (piola666 / Getty Images)

Otra opción es empezar la visita por los foros, adquiriendo los billetes en uno de ellos, de forma que al terminar el recorrido, podrás pasar directamente al interior del Coliseo.

Si tu estancia en la capital italiana se prolonga durante varios días y tienes previsto visitar distintos monumentos, te recomendamos que te hagas con la Roma Pass, una tarjeta turística de 48 o 72 horas (por 28 o 38,50 € respectivamente), que incluye la entrada al anfiteatro, que también evita tener que perder el tiempo antes de acceder.

Elijas la opción que elijas, no pierdas la ocasión de contemplar el Coliseo por la tarde, cuando el reflejo de la luz del sol en la piedra de la fachada ofrece un espectáculo de belleza incomparable.

“Visitar el Coliseo supone toda una experiencia cultural, histórica y, sobre todo, sensorial”

 

Anuncios

Entry filed under: arquitectura clásica, Coliseo, cultura clásica, Patrimonio Mundial Unesco, Roma, viajes. Tags: , , , , .

Cartagena: La construcción de una plaza en el Monte Sacro permitirá recuperar un templo romano Qué es el mecanismo de Antikythera: el misterioso tesoro de la antigua Grecia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


A %d blogueros les gusta esto: