Archive for 2 mayo 2017

‘Vascos’ en las legiones romanas

Vascones, várdulos y caristios formaron unidades de combate de la Roma Imperial

Brittania. La Cohors I Vardullorum permaneció acantonada en la frontera escocesa más de dos siglos y medio. / OLI SCARFF/AFP/GETTY IMAGES

Fuente: KEPA OLIDEN  EL DIARIO VASCO
2 de mayo de 2017

Los vascos abandonaron la prehistoria y se estrenaron en la Historia de la mano de los romanos. Y lo hicieron engrosando las filas de las legiones que conquistaron el imperio. Vascones, várdulos, caristios, autrigones… y otras tribus prerromanas que poblaban nuestra geografía -en un territorio más extenso que la actual Euskal Herria- aparecen por primera vez en la Historia por su relación con hechos de armas que recogieron historiadores latinos como Tácito, Plinio o Plutarco.

De los vascones, que poblaban una región que abarcaría toda Navarra, parte de Gipuzkoa, áreas del oeste de Zaragoza, y noreste y centro de La Rioja, el historiador español Antonio García Bellido (1903-1972) menciona una memorable acción militar llevada a cabo por las Cohortes Vasconum entre las actuales Holanda y Alemania. Y sobre los várdulos, que poblaban casi por entero lo que hoy es Gipuzkoa y buena parte de Araba hasta llegar al Ebro, afirma Plutarco que hacia 114 a. C. el general romano Cayo Mario (156 a. C.-86 a. C.) tuvo una guardia personal de esclavos escogidos con los que fue a Roma.

Pero los ancestros de los actuales guipuzcoanos, pese a estar «poco o nada romanizados», según García Bellido, también entraban en la recluta de tropas para las legiones romanas. La primera unidad de várdulos citada como parte del ejército romano es la que en sus títulos completos se llamó ‘Cohors I Fida Vardullorum civium Romanorum equitata milliaria’.

García Bellido, en su investigación sobre «Los ‘vascos’ en el ejército romano» (Fontes Linguae Vasconum, 1969), afirma que fue una de las unidades auxiliares que compusieron durante muchos años el ejército de ocupación romano en Brittania y una de las que mayor número de testimonios nos ha proporcionado. Aparece citada tanto en diplomas militares como en inscripciones lapidarias.

Frontera con Escocia

Este investigador contabiliza siete diplomas militares y hasta 14 lápidas funerarias descubiertas en Brittania que testimonian la permanencia en esas tierras de la I Cohors Vardullorum, por lo menos, hasta el siglo III. Más de la mitad de estas lápidas aparecieron en el lugar de la antigua Bremerium (Rochester), al sureste de Edimburgo. «Ello permite deducir que fue aquí donde la Cohors I Vardullorum tuvo sus cuarteles permanentes», concluye Antonio García Bellido.

Pero los várdulos no eran desde luego los únicos peninsulares en engrosar las legiones romanas en la remota frontera norte del imperio. También figuraban en el ejército británico otras unidades hispanas formadas por astures, bracaraugustanos, vascones, celtíberos…

Sin embargo, la Cohors I Vardullorum, a tenor de los documentos analizados por este investigador, parece probado que «acampó en las fronteras de Escocia -en los límites marcados por el Muro de Adriano- por los menos durante más de dos siglos y medio y siempre en puestos avanzados como fuerza de choque que era».

La unidad várdula, como ‘milliaria’, es decir, teóricamente de 1.000 hombres, aparece primero en el diploma militar del año 122 y como ‘equitata’, es decir, provista de turmae, de caballería, desde el 215. La cohorte milliaria equitata estaba compuesta teóricamente de 240 jinetes, es decir, de diez ‘turmae’ de 24 hombres más 760 infantes divididos en diez centurias.

«Que hubo más de una cohorte de várdulos lo deja deducir el ordinal I que llevó la única que conocemos». Pero como afirma García Bellido, «de la Cohors II Vardullorum, ni de otra cualquiera, nada conocemos».

Actuación brillante

En cualquier caso, la actuación de la Cohors I Vardullorum «debió ser brillante desde el primer momento», opina García Bellido, pues ya «en el diploma del año 98 aparece con el distintivo de civium Romanorum y el atributo de Fida, títulos que conservó a lo largo de su historia conocida.

Como estas tropas estaban reclutadas entre pueblos poco o nada romanizados -tal era el caso de los Varduli, precisamente- un comportamiento excepcionalmente brillante podía premiarse con la concesión de la ciudadanía romana, lo que quizás ocurriera en el caso de la cohorte várdula. Pero este investigador advierte asimismo que la extensión a todos los hispanos de la ciudadanía romana por Vespasiano, «pudo originar también tal título y llevarlo desde la creación de la unidad, que parece fue algunos años antes del 98. Respecto al epíteto de Fida no caben estas dudas, siendo un distintivo ganado acaso por su adhesión a algún emperador ascendido al trono en momentos difíciles (Otón, Vitelio o Vespasiano).

Caristios

García Bellido también reúne información, más somera, sobre la existencia de una Cohors Carietum et Veniaseum, que debió ser reclutada pronto, en los comienzos del Imperio, es decir, en los primeros decenios de nuestra era, y cuyas filas engrosaron los habitantes de una tribu que poblaba el territorio que hoy comprendería Bizkaia -con frontera con Vardulia en el río Deba- y la parte occidental de Araba.

Afirma García Bellido que la única noticia de esta unidad proviene de una lápida funeraria descubierta en la antigua Brixia, actual Brescia, en el norte de Italia.

Poco más se sabe de esta unidad que, al parecer, «no estaba compuesta por ciudadanos romanos, como lo estaban las de los vascones y los vardulli. «Eran pues sencillos ‘peregrini’ sin derechos cívicos todavía».

De los ‘Veniaesi’ se sabe, gracias a Plinio, que eran los vecinos del sur de los caristios. Este historiador latino dice que los ‘Vennenses’ tenían cinco ciudades de las que sólo nombra una, la de los Velienses, es decir Veleia, que García Bellido sitúa en Iruña-Veleia, «sita como se sabe junto a la actual Vitoria». Eran pues alaveses y debían ocupar una buena parte de la actual provincia hasta el Ebro.

Por último, García Bellido hace referencia a la Cohors II Nerviorum et Callaecorum. Dos diplomas militares fechados en el año 148, descubierto en Hungría, nombran a esta unidad auxiliar cuyo nombre alude a los Nervii, un pueblo de estirpe germánica conocido como habitante de la llamada Gallia Belgica, es decir, de la parte que tiene como núcleo hoy día la región de Bravante.

Ahora bien estos Nervii en la época de las invasiones célticas «desgajaron de su núcleo una tribu que debió de asentarse en España, precisamente en Bizkaia, dando nombre al río Nervión. Reparemos, además, que el nombre de la unidad cita también a los Callaeci. Ello me invita a creer que estos Nervii son precisamente los de las orillas del Nervión y no sus hermanos los de la Gallia Belgica» sostiene el historiador Antonio García Bellido.

 

Anuncios

2 mayo 2017 at 10:54 pm Deja un comentario

El Mausoleo de Augusto abrirá en 2019

El mausoleo de Augusto en Roma ha guardado desde su construcción, en el siglo I a.C, secretos aún hoy por desvelar, pero que comenzarán a ser mostrados al público gracias a las obras de rehabilitación que se desarrollan desde octubre.

Foto: La Repubblica

Fuente: Jaime García Castro – EFE  |  LA VANGUARDIA
2 de mayo de 2017

El edificio, en evidente estado de abandono, se ubica en el corazón de la capital italiana y ahora está siendo rehabilitado, junto a sus descuidadas inmediaciones, para mostrar un nuevo tesoro arqueológico de la ciudad prácticamente desconocido.

La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, presentó hoy el proyecto “El renacimiento del Mausoleo de Augusto”, que una vez concluya será reconvertido en un museo multimedia.

El superintendente municipal de Bienes Culturales, Claudio Parisi, explicó a Efe que durante las investigaciones que se están desarrollando gracias a los trabajos de restauración se ha podido confirmar la inspiración del mausoleo en modelos helenísticos.

“Tenía en el centro una cámara sepulcral a la que se accedía a través de tres corredores anulares concéntricos que permitían un recogimiento ritual muy particular”, explicó.

Parisi apuntó que esta ritualidad “ha sido documentada en algunos modelos de época helenística” y añadió que su inspiración fue el monumento funerario de Alejandro Magno.

El mausoleo es el más grande sepulcro circular conocido, un impresionante monumento con un diámetro de unos 87 metros y una altura de 45 mandado construir por Augusto en el 28 a.C para perpetuar una sucesión dinástica que mantuviese estable su poder.

Parisi aclaró que en su interior se han encontrado objetos que permiten comprender cómo funcionaban las capillas donde se depositaban las urnas con las cenizas de los difuntos y las inscripciones con elogios que recordaban las gestas del emperador y de sus descendientes.

Además, afirmó que se han descubierto diferentes esculturas y elementos arquitectónicos, hasta 153, que se están restaurando, entre los que destaca una cabeza femenina que procede de una figura imperial, probablemente de la dinastía Severa, entre los siglos II y III d.C.

Con el paso de los años la estructura del mausoleo se utilizó como fortaleza, residencia privada e incluso como espacio para corridas o atracciones con búfalos.

El mausoleo también realizó funciones de auditorio cuando pasó a manos de la administración pública, a partir de 1907, pero desde la primera mitad del siglo pasado se caracterizó por su abandono y su cierre a la población por motivos de seguridad.

Los trabajos de restauración se están desarrollando desde octubre de 2016 gracias a un proyecto en el que trabajan conjuntamente el ayuntamiento de Roma y la Fundación TIM de telefonía y que tiene como finalidad hacer del Mausoleo de Augusto un museo multimedia.

Raggi se congratuló del “nuevo modelo de colaboración entre el ente público y el privado” que tiene como objetivo “un nuevo modo de narrar Roma”, como ya se ha hecho con otros monumentos como la Fontana de Trevi o el Coliseo.

Raggi defendió el proyecto argumentando que “el arte no debe ser aprovechado solo para su uso turístico” y afirmó que las obras en las que todavía se encuentra inmerso el mausoleo no hacen de él un “monumento cerrado”.

Y es que actualmente, en la parte externa del recinto se han instalado diversos paneles didácticos sobre la historia del monumento a los que se añade un sistema de luces y música que ilustra las obras.

Se espera que los trabajos de rehabilitación finalicen en abril de 2019 pero antes de esa fecha se prevén aperturas extraordinarias que permitirían a los ciudadanos visitar el interior y comprobar el avance de las obras, informó el superintendente.

De este modo los visitantes podrán adentrarse en el interior de un lugar de gran importancia histórica para la Ciudad Eterna, que acogió los restos de las más importantes personalidades del Imperio romano, desde su fundador hasta toda la dinastía Julio-Claudia, incluido Claudio, primer emperador nacido fuera de la península itálica.

[Galería de imágenes: La Repubblica]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por otra parte, según informa la Sovrintendenza Capitolina ai Beni Culturali en su página de Facebook, el Mausoleo de Augusto estrena hoy nueva web. En http://www.mausoleodiaugusto.it podremos conocer, con el apoyo de imágenes en 3D, la historia de Augusto, las numerosas transformaciones del Mausoleo y las fases de su restauración, permitiendo así a los apasionados de todo el mundo hacer un viaje interactivo en las secciones dedicadas a los diferentes contenidos. El sitio está disponible también en inglés y está optimizado para su visualización desde PC, smartphone y tablet.

2 mayo 2017 at 7:40 pm Deja un comentario

El Estado cede la propiedad de Lucentum a la Diputación

  • La institución provincial, encargada de la gestión, mantenimiento y trabajos en el yacimiento arqueológico, ostentará a partir de ahora la titularidad del enclave
  • Esta decisión de Patrimonio, poco habitual, se lleva hoy al pleno para su aceptación.

Visitantes al yacimiento arqueológico de Lucentum, en la Albufereta. Pilar Cortés

Fuente: Cristina Martínez Información
2 de mayo de 2017

Desde los años 30 del siglo pasado lleva la Diputación de Alicante realizando excavaciones en el yacimiento del Tossal de Manises. El tiempo pasa, la tecnología evoluciona y en todos estos años han sido muchas las fases de investigación, las campañas realizadas y las horas de trabajo para conseguir su musealización y hacerlo visitable. Lucentum se ha convertido por derecho propio en uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Comunidad Valenciana y una de las pocas ciudades romanas conocidas con profundidad. Pero todo ello se hacía desde el paraguas del Estado que ostentaba su propiedad.

Tras varios años de gestiones y requisitos burocráticos, el yacimiento de Lucentum, declarado Monumento Histórico-Artístico en 1961, pasará a manos de la Diputación, después de que Patrimonio del Estado haya dado luz verde a la cesión gratuita de la propiedad a la institución provincial, que hoy llevará al pleno por procedimiento de urgencia la aceptación de esta resolución, que ya fue aprobada la pasada semana en la Comisión de Cultura.

«La situación no cambiará en nuestra manera de funcionar en el yacimiento -asegura el diputado de Cultura, César Augusto Asencio-; no supone un desembolso presupuestario más, no tiene ningún efecto económico ni fiscal, se trata de que ahora tendremos la autogestión total y el prurito de que el yacimiento es nuestro».

Y es que es la Diputación la que se ha encargado de sus excavaciones, su mantenimiento, su recuperación, su musealización y sus campañas arqueológicas, sobre todo desde los años 90, con el trámite burocrático que suponía tener que solicitar para cualquier actuación los permisos pertinentes al Estado. «Había que pedir autorización para todo, para hacer obras, para cualquier trabajo o actividad que hiciéramos ahí y ahora las decisiones serán nuestras».

Esta cesión de propiedad no es habitual en el ámbito patrimonial, por lo que es una gran noticia para Alicante. Sobre todo, en un caso como el de Lucentum en el que el coste para Patrimonio era cero y que, además, se encuentra en un estado de conservación y mantenimiento excepcional. «No es muy habitual que el Estado se desprenda de un patrimonio así, pero la Diputación lleva trabajando allí desde los años 30, con una trayectoria muy potente y lo lógico era que el desenlace fuera este», afirma Asencio.

El proceso ha sido largo e intenso, en el que el último escalón se ha centrado en una labor registral sobre los títulos de inscripción del yacimiento. Una vez solucionado ese escollo se aprobó esta cesión, que tiene como único requisito el que la Diputación no puede enajenar la propiedad a un tercero.

Por su parte, la institución provincial ha aceptado con la condición de que se resuelva la concreción de la superficie de este espacio, ya que no coincide la que se recoge en los títulos de propiedad con la de los registros catastrales. «Habrá que hacer un expediente para adecuar estos dos términos», destaca el diputado sobre la superficie del yacimiento, estimada en unos 25.000 metros cuadrados.

Una vez que se apruebe la aceptación de la cesión en el pleno de hoy, habrá que esperar a la firma del acuerdo con el Ministerio de Hacienda, todavía sin fecha, y posteriormente el yacimiento de Lucentum se registrará en el inventario de bienes de la Diputación Provincial.

Los orígenes de la ciudad de Lucentum se remontan a finales del siglo V o inicios del siglo IV antes de Cristo, aunque poco se conoce de esta primera fase de ocupación. El panorama cambia en el último tercio del siglo III antes de Cristo, fecha de la que data la construcción de una potente fortificación que rodea por completo el yacimiento. Fue en esa época romana cuando se le dio el nombre de Lucentum, ciudad que mantuvo su actividad urbana y comercial hasta el siglo II después de Cristo, momento en el que se inicia un periodo de decadencia que culminará con el abandono definitivo y su desaparición en el siglo III después de Cristo. Tras un nuevo período de ocupación esporádica, se utilizó como espacio funerario, entre los siglos VIII y X después de Cristo.

 

2 mayo 2017 at 8:10 am Deja un comentario

Las obras del Circo de Tarragona no convencen a los defensores del patrimonio

Tampoco ven con buenos ojos el proyecto de la estructura metálica prevista para el Teatro romano


Se instalará una sábana plegada que recuperará el perfil original de las graderías en tres de las seis vueltas existentes y que será accesible desde la misma plaza.

Fuente: Carla Pomerol  |  Diari de Tarragona
1 de mayo de 2017

Aquellos que defienden el patrimonio de la ciudad no están convencidos con las obras de reconstrucción del Circo y del Teatro romano, que se están llevando a cabo desde hace unas semanas. Creen que son obras con un gran impacto visual y que serán irreversibles. Por eso, la Reial Societat Arqueològica Tarraconense, entidad que defiende el patrimonio arqueológico de la ciudad, pide a las administraciones pensar bien las actuaciones y planificarlas a largo plazo.

“Quieren potenciar el aspecto más funcional de los monumentos de la ciudad”

Después de casi 40 años, el Teatro romano, el monumento más olvidado de la Tarraco Romana, se está rehabilitando, con la intención de convertir el monumento en un museo. Paralelamente, las graderías del Circo romano, situadas en la Plaça dels Sedassos, recuperarán su perfil original y se habilitaran unas gradas integradas en la misma plaza, para poder ver conciertos y espectáculos. En un principio, arqueólogos y entidades vieron bien estas intervenciones, pero a medida que los proyectos han ido avanzando, no se muestran cien por cien convencidos.

Las obras de remodelación del Circo romano han suscitado diversidad de opiniones. «Ya se sabe, esto de la arqueología es muy subjetivo y opinable», explica Rafael Gabriel. Se sospecha que la intención del consistorio es utilizar las graderías del Circo romano, situadas en la Plaça dels Sedassos, como plataforma para poder ver conciertos y espectáculos durante las fiestas. «Está muy bien hacer restituciones volumétricas que ayuden a comprender cómo eran los edificios, pero de aquí a hacer el monumento accesible y a darle una nueva utilidad, no me parece bien», explica Rafael Gabriel, presidente honorario de la Reial Societat Arqueològica Tarraconense (RSAT), entidad que se encarga de defender el patrimonio arqueológico. Además, Gabriel asegura que «no tiene sentido hacer una gradería en esta plaza. Si ahora, los vecinos tienen dificultades para dormir, imaginaos qué pasará luego».

Óscar Martín, secretario de la RSAT, destaca el gran impacto visual que tendrá esta nueva construcción con ladrillos. «El consistorio quiere potenciar el aspecto más funcional de las graderías, en detrimento de la esencia del monumento», asegura Martín, quien añade que «creemos que el color tendrá un impacto tremendo, que no se integrará en la plaza. Seria necesario buscar un color más neutro». A partir de ahora, el objetivo ya no será visitar el monumento, será acomodarse para ver espectáculos.

Rafael Gabriel justifica este tipo de actuaciones a que «algunos diseñadores de la ciudad no son suficientemente respetuosos con el patrimonio, porque son muy aficionados en dejar su huella en las reconstrucciones. Y esto va en detrimento del monumento».

El teatro

«Me gustó saber que se empezaba a hacer algo en el Teatro romano, pero cuando me enteré que, durante las excavaciones, se encontraron restos anteriores a la construcción del Teatro, pensaba que se reconsideraría el proyecto. Pero no ha sido así. La cosa sigue igual», explica Rafael Gabriel, presidente honorario de la RSAT, quien añade que «no se pueden hacer los fundamentos de la estructura de hierro sin tener en cuenta los restos republicanos y portuarios encontrados recientemente». Según Gabriel, «aquí, en Tarragona, hemos hecho muchas cosas de este estilo, como por ejemplo, en el mismo Mercat Central, donde, durante las excavaciones, se encontraron restos romanos en la calle Reding, pero como se trataba de la entrada del nuevo aparcamiento del Mercat, nadie dijo nada. Se tapó y nunca más se supo».

La idea de las obras de reconstrucción del Teatro romano es simular volumétricamente unos tramos de las graderías a través de unos elementos metálicos. «Será un nido de palomas y de gaviotas», prevén desde la RSAT. «No sabemos cómo puede afectar esto a los restos arqueológicos», comenta Óscar Martín, secretario de la RSAT.

 

2 mayo 2017 at 7:57 am Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente