Archive for 28 marzo 2017

Asperitas, volutus, flumen… Naciones Unidas identifica 12 nuevos tipos de nubes

La revisión del atlas de masas nubosas incluye formaciones como las asperitas, similares a la superficie del mar

Altostratus asperitas, en el Observatorio Atmosférico de Izaña (Tenerife). RUBÉN DEL CAMPO

Fuente: MANUEL ANSEDE  |  EL PAÍS
25 de marzo de 2017

La Organización Meteorológica Mundial presentará mañana el nuevo Atlas Internacional de Nubes, una publicación de referencia que no se actualiza desde 1987. Aquella edición en papel, anterior a la era de internet, ha llegado a ser un libro de culto entre los aficionados a observar el cielo.

El atlas se publicó por primera vez en 1896, con tan solo 28 imágenes en color. La edición de este año, en formato digital, incluye cientos de fotografías e identifica 12 nuevos tipos de nubes. Como los animales, las nubes se clasifican en géneros, especies y otras categorías inferiores, con nombres en latín. Los géneros describen la apariencia aproximada de las nubes y dónde se forman, como ocurre con los altocumulus, unas formaciones que en el cielo parecen un rebaño y protagonizan el refrán “Borreguitos en el cielo, charquitos en el suelo”. El nuevo atlas no añade ningún nuevo género a los 10 ya existentes.

Una nube de tipo cavum captada con un teléfono móvil. RUBÉN DEL CAMPO

La versión de 2017 sí describe una nueva especie, bautizada volutus o nube enrollada. Es una masa nubosa de escasa altura, en forma de tubo que parece enrollarse en un eje horizontal, según detalla un comunicado de la Organización Meteorológica Mundial. La institución, de Naciones Unidas, también incluye una nueva nube accesoria, denominada flumen o cola de castor. Suele aparecer asociada a fuertes tormentas en rotación conocidas como supercélulas.

La entidad añade a su vez cinco nuevos rasgos complementarios: asperitas, cavum (con un agujero), cauda (o nube de cola), fluctus y murus (o nube de muro). El primero, asperitas, llega al atlas entre un clamor popular, gracias a una campaña de la asociación británica Cloud Appreciation Society, dedicada a promover la admiración de las masas nubosas. La ONG propuso su inclusión en 2008, después de que muchos de sus miembros captaran por todo el mundo fotografías de nubes que se asemejaban a la superficie ondulante del mar vista desde abajo. “Es el clásico ejemplo de ciencia ciudadana, en la que las observaciones de la población, permitidas por la tecnología de los teléfonos inteligentes e internet, han influido en un sistema de clasificación oficial”, sostiene la asociación.

Una nube de tipo fluctus. RUBÉN DEL CAMPO

El nuevo atlas también introduce cinco nubes especiales más. Cuatro de ellas están relacionadas con factores localizados que disparan la formación de las nubes: cataractagenitus, vinculadas a cataratas; flammagenitus, observadas sobre fuentes de calor intenso, como incendios forestales; silvagenitus, típicas de bosques húmedos; y homogenitus, generadas a partir de las estelas de condensación que dejan los aviones. Las homomutatus son nubes ya existentes que se modifican con el paso de aeronaves.

“Han tardado 30 años, pero han hecho una revisión bastante buena. Es una guía de referencia que ya era necesaria”, opina el especialista español Rubén del Campo, observador de nubes en la Agencia Estatal de Meteorología. El nuevo atlas incluye una imagen tomada por él de un cirrus castellanus, una nube poco frecuente con una especie de torrecillas.

Una nube homogenitus, generada a partir de la estela de un avión. RUBÉN DEL CAMPO

“Si queremos predecir el tiempo, debemos entender las nubes. Si queremos modelizar el sistema climático, debemos entender las nubes. Y si queremos predecir la disponibilidad de recursos hídricos, debemos entender las nubes”, ha defendido el finlandés Petteri Taalas, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial.

El sistema internacional de clasificación de las nubes se remonta al trabajo pionero del británico Luke Howard, un meteorólogo aficionado que en 1803 publicó un ensayo sobre la modificación de las masas nubosas. En la actualidad se conocen unos 100 tipos de nubes, sumando las combinaciones entre las diferentes categorías.

 

Anuncios

28 marzo 2017 at 8:37 pm Deja un comentario

Destrozan parte del yacimiento de la ciudad que fundó Roma tras arrasar Iliturgi

El Instituto de Arqueología denuncia los daños producidos por unas conducciones de riego

Destrozos originados por las conducciones en el yacimiento.

Fuente: JAVIER LÓPEZ > Jaén  |  ABC Andalucía
28 de marzo de 2017

Marx tenía razón: la historia se repite dos veces, primero como tragedia y después como farsa. Casi 23 siglos después de que Escipión el Africano arrasara la ciudad ibera de Iliturgi unas conducciones de riego han destrozado parte del yacimiento de la ciudad del mismo nombre fundada por Roma tras la destrucción de la primera. Lo asegura el Instituto Universitario de Investigación Arqueológica Ibérica, que ha presentado una denuncia ante el servicio de protección de la naturaleza de la Guardia Civil en la que detalla los destrozos en este enclave ubicado en el término municipal de Mengíbar, en la provincia de Jaén.

En opinión del organismo denunciante, dependiente de la Universidad de Jaén, se trata del mayor caso de destrucción de patrimonio de la provincia jiennense de las últimas décadas. El instituto asegura que la apertura de 14 kilómetros de zanjas ha destruido el 15% del total de la superficie de este yacimiento, documentado desde hace más de un siglo y que cuenta con protección especial por su relevancia arqueológica e histórica.

Cuando en el año 206 antes de Cristo Escipión el Africano sitió Iliturgi ordenó a sus tropas que no hicieran prisioneros en venganza por la negativa de la ciudad a ayudar a su padre Publio. Los soldados cumplieron las órdenes, según detalla el historiador Tito Livio. La matanza dio paso a otra ciudad, situada a escasa distancia. Los vestigios de la primera se encuentran en cerro Muela y los de la segunda en cerro Maquiz, el lugar en el que han instalado las conducciones de riego que han originado los daños al patrimonio.

El director del centro andaluz de arqueológica ibérica, Arturo Ruiz, lamenta la destrucción de los vestigios de una de las principales ciudades romanas del Alto Guadalquivir. No tiene la importancia de Cástulo, pero los hallazgos descubiertos, algunos de ellos expuestos en el museo arqueológico nacional, y la magnitud del yacimiento atestiguan que fue una villa relevante. De ahí la preocupación de la comunidad científica por el deterioro ocasionado por las conducciones de agua en este espacio protegido.

Al respecto, Ruiz expone que el tamaño de los sillares demuestra que se ha destruido parte de los restos de edificios monumentales, en tanto que el instituto de investigación arqueológica destaca que se ha dañado el entorno de termas romanas y de una plaza pública, cuyos restos fueron descubiertos por arqueólogos alemanes a finales del siglo pasado.

 

Guardar

28 marzo 2017 at 7:37 pm 1 comentario

El teatro de Regina no tiene dueño

El recinto no puede optar a ayudas porque no está inscrito a nombre del Gobierno

Teatro romano del yacimiento de Regina. HOY

Fuente: JUAN SORIANO  |  Hoy Digital
27 de marzo de 2017

Casas de Reina es una pequeña localidad de poco más de 200 habitantes situada en la Campiña Sur, cerca del límite de la provincia de Badajoz con Sevilla y Córdoba. Comparte con la vecina población de Reina el yacimiento romano de Regina Turdulorum, del que destaca un teatro que, entre otras, acoge representaciones del Festival Internacional de Mérida.

A pesar de su riqueza, este espacio es desconocido para muchos. Tanto, que ni siquiera el Ministerio de Cultura, que adquirió los terrenos en los años 70, dispone de documentos que acrediten su propiedad. Podría parecer una anécdota, pero en realidad supone un impedimento para optar a subvenciones de fondos europeos o del 1% Cultural, que se obtiene de obras de infraestructuras.

El alcalde de Casas de Reina, Agustín Castelló, ha solicitado a la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural una reunión con el fin de solucionar el problema sobre la titularidad del suelo en el que se asienta Regina Turdulorum.

Como explica, en los años 70 se llegó a un acuerdo para adquirir unas 18 hectáreas de terreno, para lo que fue crucial la intervención del arqueólogo José Álvarez Sáenz de Buruaga, principal impulsor del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida.

Sin embargo, Castelló afirma que «se compró y no se inscribió en el Registro de la Propiedad». El alcalde de Casas de Reina señala que se dieron cuenta del error en 2012, después de que el yacimiento fuese declarado Bien de Interés Cultural por la Junta de Extremadura. Cuando se preparó un expediente para optar a ayudas públicas faltaba un documento imprescindible, el que acredita la propiedad de los terrenos.

Castelló señala que se recurrió a la consejera de Cultura, Trinidad Nogales, y a la colaboración de varias personas desde la Junta de Extremadura a la notaría de Llerena. También se ha implicado el nuevo ejecutivo regional, pero el Gobierno no ha conseguido arreglar el problema.

«Necesitamos que se inscriba el bien a nombre de una administración pública», recalca. De esta forma se podría profundizar en la investigación de un yacimiento que sólo está excavado al 10%. En los últimos años se han ejecutado intervenciones puntuales, pero aún faltan cuestiones como la reconstrucción de los elementos del teatro.

Frenar los expolios

Para Agustín Castelló, la inversión en el yacimiento permitiría una mayor explotación turística. El pasado año 5.000 personas pasaron por las representaciones del Festival de Teatro, pero considera que aún se puede sacar más partido al recinto y conformar un verdadero polo de atracción junto con Llerena y Fuente del Arco.

Además, las ayudas que se reciban se podrían destinar a mejorar la seguridad del espacio, frecuente víctima de expolios. La última visita, hace apenas un mes y medio, dejó 170 orificios y la pérdida de innumerables piezas de valor.

Castelló señala que, para tratar de distraer a los expoliadores, se tiran por el terreno trozos de hierro o perdigones de plomo. Pero reconoce que las máquinas detectoras de metales son cada vez más avanzadas y pueden distinguir materiales, por lo que poco se puede hacer para evitar los robos en un recinto que, situado en mitad del campo, sólo cuenta con una valla como medida de protección.

 

28 marzo 2017 at 7:30 pm Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

marzo 2017
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente