Archive for 7 marzo 2017

Ateneas científicas para derrumbar el techo de cristal

Una encuesta realizada entre científicos españoles en Reino Unido muestra que hay un mayor porcentaje de hombres que considera que las mujeres son buenas líderes en investigación que de mujeres

Atenea, diosa de la inteligencia, ayuda a construir el Caballo de Troya.

Fuente: NEREA IRIGOYEN VERGARA  |  EL PAÍS
7 de marzo de 2017

“No valgo para las ciencias, las matemáticas y la física se me dan mal, creo que debería hacer algo de letras”. “La ciencia es muy difícil, haz algo más fácil, algo más de chicas”. Frases como estas las escuchan (y piensan) niñas y adolescentes todos los días en casa, en el colegio y en el instituto. Prejuicios que se mantienen en una sociedad heteropatriarcal y que moldean los estereotipos sociales de género a una edad tan temprana como los 6 años, según una reciente publicación en la revista científica Science. Estas niñas tan pequeñas ya son menos propensas a asociar la brillantez y valía intelectual (referida a una inteligencia analítica-lógica-racional) con su propio sexo y rehúyen aquellas actividades que consideran que son para niños inteligentes. Lamentablemente, este patrón pervive en el resto de la sociedad. En una encuesta europea, por encargo de la Fundación L’Oréal a finales de 2015, solo el 41% de los consultados podían imaginar a una mujer cuando se les pedía que describiesen a un científico. Más del 60% consideraba que las mujeres carecían de cualidades esenciales en la carrera científica como la perseverancia o el espíritu analítico y racional. Pero no solo a pie de calle, en los grandes ámbitos académicos como los Premios Nobel, ninguna mujer fue galardonada en la edición de 2016.

Desde la Sociedad de Científicos Españoles en el Reino Unido (SRUK/CERU) queríamos saber si este tipo de prejuicios existen entre nuestros socios, y sobre todo, si los hay, cómo se perciben en función del género. Para ello, en las últimas semanas, hemos realizado una encuesta sobre “igualdad y la percepción de la mujer en ciencia” con ciertos resultados interesantes. Por ejemplo, tanto hombres como mujeres consideran que la cuestión de género es una barrera en la progresión de sus carreras, pero el 80% de las encuestadas cree que no poseen las mismas oportunidades que sus colegas masculinos. Casi el 70% de las investigadoras respondieron que resultaba/resultaría muy difícil mantener el éxito profesional una vez que eran/fueran madres frente al 40% de los hombres. Esto indica que con diferencia, la maternidad es uno (si no el más grande) de los retos a los que una mujer científica (y lamentablemente de cualquier ámbito profesional) se tiene que enfrentar a la hora de progresar en su profesión.

Para ellas, uno de los grandes desafíos de su carrera (más del 40%) es el ambiente claramente competitivo que tiende a premiar comportamientos más propios de los machos alfa de la manada (ambición, beligerancia, autoritarismo) tradicionalmente poco asociados con la feminidad y la falta de roles femeninos en los que reflejarse.

Sorprendentemente, el 60% de los encuestados varones considera que las mujeres son buenas líderes en investigación frente solo al 29% de las féminas. Casi la mitad de las investigadoras respondieron a la pregunta con una valoración neutra, ni se percibían ni se dejaban de percibir como líderes. Pero, ¿quién no lo haría si desde pequeña lo único que has oído es que probablemente tú no seas lo suficientemente capaz para ser científica?

El 80% de las encuestadas cree que no posee las mismas oportunidades que sus colegas masculinos

Como iniciativa para afrontar el reto de la Mujer en Ciencia, el Reino Unido estableció en 2005 a través de su Equality Challenge Unit (Departamento de Pro-igualdad) el pionero programa de acreditación Athena SWAN (Scientific Women’s Academic Network –Red Académica de Mujeres Científicas). Athena o Atenea en español, toma su nombre de manera poco inocente de la diosa de la guerra, la sabiduría y las artes en la mitología griega.

Este programa adopta 10 principios básicos que promueven la igualdad de género en el ámbito académico de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Entre ellos destacan la lucha contra la pérdida de fuerza laboral femenina desde el doctorado a posiciones seniors, la promoción del liderazgo de la mujer, la equiparación salarial entre géneros, o las consecuencias negativas de los contratos de corta duración en la progresión académica femenina. La implementación de estos principios en las políticas y los planes de acción de las distintas instituciones académicas superiores y centros de investigación, otorga premios de bronce, plata y oro renovables de manera trianual.

Debido al gran éxito obtenido, en mayo de 2015, Athena Swan se extendió a otros ámbitos académicos como las humanidades y ciencias sociales; e incluyó a personas transgénero. Hasta el momento, fuera del Reino Unido, el programa solo se ha desarrollado de manera piloto en Irlanda (Athena Swan Ireland) y Australia (Science in Australia Gender Equity –SAGE).

A nivel institucional, España debería hacer más implementando programas similares a Athena SWAN, mejorando con ello la conciliación laboral mediante bajas de maternidad/paternidad compartidas, la promoción de la corresponsabilidad, programas de mentoring específicos para mujeres científicas y contratos que ofrezcan una flexibilidad laboral para el cuidado de hijos y dependientes similares a las británicas Dorothy Hodgkin Fellowships. Mientras tanto, desde SRUK/CERU, seguiremos participando y colaborando en tan increíbles e importantes iniciativas de concienciación social como la iniciativa 11 de Febrero, celebrando el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, así como en el dossier especial SRUK Women: A pathway towards gender equality in research, que hemos preparado conmemorando el Día Internacional de la Mujer. Esperamos que, poco a poco, las científicas del presente nos vayamos empoderando cual Ateneas modernas que sirvan de modelo para las mujeres del futuro.

————————————

Nerea Irigoyen Vergara es investigadora post-doctoral en la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y Directora de Relaciones Internacionales de la Sociedad de Científicos Españoles en el Reino Unido.

 

7 marzo 2017 at 10:19 pm 1 comentario

Una investigación determina la “finalidad” de unas ruinas romanas a partir de restos de polen y esporas

Los expertos sostienen que las piletas “artesanales” descubiertas en 2013 en Burguillos habrían servido para procesar “lino y olivo”

EUROPA PRESS

Fuente: EUROPA PRESS  |  LA VANGUARDIA

SEVILLA, 7 de Mar.- Una investigación científica a partir de restos de polen y esporas de sedimentos rescatados de las ruinas romanas del yacimiento arqueológico de La Vereda, enclavado en Burguillos (Sevilla) y excavado entre 2013 y 2014, ha determinado que las “estructuras artesanales” descubiertas entre los vestigios de una antigua edificación habrían sido utilizadas para “el procesado de olivo y lino”.

Según desgrana la memoria de esta investigación científica en la que han participado expertos de las universidades del País Vasco, Cádiz, Granada, Sevilla y Cantabria y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), este yacimiento excavado entre 2013 y 2014 en Burguillos, en el marco de una intervención preventiva, “alberga un gran interés dentro de la historiografía arqueológica andaluza, por contar con varias fases de ocupación” entre el periodo final de la Edad del Bronce, la Edad del Hierro y la “Antigüedad Tardía”, periodos “poco conocidas a nivel paleoambiental”.

En ese sentido, la investigación precisa que “dentro del marco cronológico en el cual se ha documentado actividad antrópica en el lugar, la fase de época romana tiene un inicio claramente atestiguado en época augustea, constatándose una presencia aparentemente continuada a lo largo de la época altoimperial y siendo muy reseñables los niveles de abandono detectados en varias zonas del área excavada, que podrían situarse en torno al segundo cuarto o mediados del siglo III después de Cristo”.

La campaña de investigación acometida entre 2013 y 2014, en cualquier caso, puso de relieve según este estudio recogido por Europa Press, “un área alfarera provista de hornos y fosas de extracción de arcillas, un ambiente de molturación con al menos un molino de sangre de grandes dimensiones, sendos edificios separados por una calle vinculados a actividades productivas y, finalmente, varios enterramientos de una necrópolis de inhumación”.

LA “FINALIDAD” DE LAS PILETAS

“Entre las estructuras más significativas de este enclave”, detalla el estudio, destacaba “un edificio cuadrangular con varias habitaciones, en alguna de las cuales se disponen piletas rectangulares que desaguaban en canalizaciones, de finalidad desconocida”. Al respecto, aunque los investigadores veían “evidente que las estructuras guardaban relación con la elaboración o prensado de algún producto”, se desconocía “su utilidad concreta”, aspecto abordado precisamente a través del análisis e interpretación de “las muestras palinológicas” de las canalizaciones del edificio cuadrangular y el área adyacente.

Es decir, la investigación científica ha girado en torno a tres muestras de sedimentos, a la búsqueda de vestigios fósiles de polen y esporas, a partir de los cuales formular una hipótesis sobre la función y utilidad de las citadas estructuras artesanales

Fruto de este estudio palinológico y arqueológico, los expertos han concluido que, en principio, “el procesado de olivo y lino podría explicar la funcionalidad de las estructuras estudiadas”. “Los valores de lino también son altos, confirmando el cultivo de este taxón cerca del sitio, así como su probable uso, en el seno

de las estructuras citadas con anterioridad, bien como planta oleífera, bien como textil”, exponen los expertos entre sus conclusiones.

 

7 marzo 2017 at 10:14 pm Deja un comentario

Una antigua calzada romana sale a la luz en Israel

La vía romana, de 2.000 años de antigüedad, ha sido descubierta durante unas excavaciones arqueológicas previas a la instalación de tuberías de agua hacia Jerusalén

Imagen área de la calzada romana de 2.000 años de antigüedad. Foto: The Griffin Aerial Photography Company, courtesy of the Israel

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
7 de marzo de 2017

Una calzada romana de 2.000 años de antigüedad, en un estado de conservación excepcional, ha salido a la luz junto a la carretera 375, cerca de Beit Shemesh y al oeste de Jerusalén, en Israel. La vía romana apareció el pasado mes de febrero durante unas excavaciones arqueológicas previas a la instalación de tuberías de agua hacia Jerusalén, según ha anunciado hoy la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA).

La calzada romana medía hasta seis metros de anchura y se extendía a lo largo de 1,5 kilómetros. Foto: The Griffin Aerial Photography Company, courtesy of the Israel

“La carretera que hemos descubierto, que hace 2.000 años seguía una ruta similar a la que sigue actualmente la 375, medía hasta seis metros de anchura, continuaba a lo largo de 1,5 kilómetros de distancia y al parecer conectaba un asentamiento romano que había en las proximidades de Beit Natif con la vía principal conocida como la Carretera del Emperador, que probablemente fue construida en la época en que el emperador Adriano visitó el país, alrededor del año 130 d.C. o poco después, durante la represión de la Rebelión de Bar Kojba, entre el 132 y el 135 d.C. La presencia de un hito con el nombre del emperador Adriano, descubierto en el pasado cerca de la carretera, refuerza esta hipótesis”, dice Irina Zilberbod, la directora de las excavaciones, de la IAA.

La vía romana se encuentra en un estado de conservación excepcional. Foto: Assaf Peretz, courtesy of the Israel Antiquities Authority

Los arqueólogos han encontrado monedas entre las piedras del pavimento: una moneda del año 67 d.C., el segundo año de la Gran Revuelta Judía; una moneda del período de los omeyas; una moneda de Poncio Pilato, prefecto de la provincia romana de Judea, fechada en el 29 d.C.; y una moneda de Agripa I del año 41 d.C., acuñada en Jerusalén. Durante el Imperio romano, y como consecuencia de las guerras y otras campañas, se desarrolló la red viaria del país a un ritmo sin precedentes.

Monedas halladas entre las piedras del pavimento: una moneda del año 67 d.C., el segundo año de la Gran Revuelta Judía; una moneda del período de los omeyas; una moneda de Poncio Pilato, prefecto de la provincia romana de Judea, fechada en el 29 d.C.; y una moneda de Agripa I del año 41 d.C., acuñada en Jerusalén. Foto: Clara Amit, courtesy of the Israel Antiquities Authority

7 marzo 2017 at 10:09 pm Deja un comentario

Iturissa, la ciudad romana del Pirineo

  • El enclave se edificó junto a la calzada que atravesaba la cordillera por Ibañeta. También salen a la luz varios tramos de su vía de comunicación
  • Prosiguen las excavaciones en la que parece ser la población citada por el historiador Ptolomeo

Iturissa se edificó a ambos lados de la calzada. La zona central, en la que no hay ninguna persona, es la de la calzada romana. / ARANZADI

Fuente: FELIX IBARGUTXI > San Sebastián  |  El Diario Vasco
6 de marzo de 2017

El historiador romano Ptolomeo dejó escrito que había una calzada que cruzaba el Pirineo y que transcurría por una población llamada Iturissa. Desde hace cinco años la sociedad de ciencias Aranzadi trabaja todos los veranos en la zona y ha encontrado abundantes restos entre los pueblos de Burguete y Espinal que pueden corresponder a Iturissa, y también se han detectado numerosos tramos de la antigua calzada romana, de manera que ha quedado claro que transcurría desde Lumbier y Ekai (valle de Lónguida) hacia Burguete recorriendo todo el valle de Arce. De ahí subía hacia el puerto de Ibañeta, descendía hasta Valcarlos y proseguía hasta la localidad bajonavarra de Saint Jean le Vieux (Donazaharre), cercana a Saint Jean de Pied de Port (Donibane Garazi).

La última noticia es que este año se van a limpiar varios kilómetros de la calzada a su paso por el valle de Arce y los visitantes podrán hacer el mismo recorrido que las gentes de hace 2000 años, y además dispondrán de unos paneles informativos.

En el valle de Arce han aparecido restos que podrían ser termas

Haciendo una cronografía básica, se puede decir que la sociedad Aranzadi comenzó en el año 2008 a analizar las antiguas vías de comunicación; sobre todo se implicaron los veteranos Rafael Zubiria y Juan Mari Martínez Txoperena. En agosto de 2011 el mismo Martínez Txoperena encontró un miliario en terrenos del municipio navarro de Espinal, en la zona por la que transcurría la calzada. Tenía epigrafía y se podía leer: «Emperador Cesar Lucio Domicio Aureliano Pio Feliz Invicto Augusto».

Martínez Txoperena ya sospechaba que el camino en el que estaba tumbado el miliario podía ser la vieja calzada romana que atravesaba el Pirineo, y comprobó que esa calzada le llevaba hasta la cercana necrópolis de Otegi, que él mismo había descubierto en abril de 1985 y en la que encontró un denario romano. Además, tres años antes, en 1982, se había localizado la necrópolis de Ateabaltsa, situada a 800 metros al oeste de la anterior. Todo hacía pensar que allí, en el límite de los actuales términos municipales de Burguete y Espinal, había existido una población importante.

Después del hallazgo del miliario en 2011, comenzaron las catas y excavaciones en terrenos de Espinal y de Burguete, y en 2013 descubrieron tramos de calzada entre Ibañeta y Valcarlos, y dos nuevos miliarios en Roncesvalles. Los trabajos arqueológicos han sido dirigidos por Juantxo Agirre Mauleon, secretario general de Aranzadi, y por Julian Hill, del organismo londinense Mola (Museum of London Archaeology). Esta institución está especializada en restos romanos y de hecho es la que descubrió la vieja ciudad romana existente bajo la actual Londres.

Tras el hallazgo del miliario en 2011, empezaron las catas en terrenos de Espinal y Burguete

Este año se prepararán nuevos trazos de calzada en el valle de Arce, para que los ciudadanos paseen

Hace pocos días, en las décimo quintas Jornadas de Arqueología que ha desarrollado Aranzadi en el Museo San Telmo, Ekhine García y Oihane Mendizabal, de la sociedad Aranzadi, informaron sobre los avances en torno los restos arqueológicos en la zona de la ciudad romana de Iturissa y en lo que respecta a la calzada romana. Lo hicieron desde ópticas muy diferentes: Ekhine García, desde el punto de vista de las nuevas técnicas existentes para saber lo que hay en el subsuelo sin necesidad de hacer excavaciones; Oihane Mendizabal, por su parte, informó sobre los restos hallados tras las excavaciones de estos últimos años.

García dejó claro que la extensa zona con restos antiguos detectada en la explanada existente entre los municipios de Burguete y Espinal «podría ser Iturissa, pero mientras no aparezca epigrafía la seguridad no es completa».

Sea Iturissa o no, está claro que en el lugar llamado Zaldua hay bajo del suelo muchos metros cuadrados -varias hectáreas- con restos de edificaciones de época romana, a resultas de lo que muestran las diferentes técnicas geofísicas: básicamente, técnicas magnéticas, técnicas eléctricas y el georradar.

«No hay ninguna técnica mejor que otra. Dependen de los casos concretos, y son técnicas complementarias», dijo Ekhine García. Estas nuevas técnicas de georradar y demás muestran que se edificó a ambos lados de la calzada, tal como hoy en día se puede ver en los casos urbanos de Burguete y espinal.

Ya en los sondeos de 2012 se apreció que «las edificaciones tenían una dimensiones bastante más grandes de las esperadas», comentaron García y Mendizabal. Ese año también se hizo un sondeo para comprobar las características de la calzada. Resultó que era una vía construída básicamente con cantos rodados.

45.000 metros de ciudad

En 2013 se rastrearon, mediante técnicas geofísicas, un total de trece hectáreas. Quedó de manifiesto que el núcleo básico de la ciudad romana abarcaba 4,5 hectáreas; es decir, 45.000 metros cuadrados.

Las nuevas técnicas mostraban que hay bajo tierra un edificio particularmente voluminoso, de 300 metros cuadrados de planta, y que podría corresponder a la vivienda de alguna persona potentada.

En el año 2014 se hicieron sondeos con la colaboración de gentes del Mola, entre ellos Julian Hill. Quedó de manifiesto que en algunas zonas hay una potencialidad arqueológica de dos metros. Y tanto en 2015 como el año pasado se llevaron a cabo auténticas excavaciones.

¿Y qué es lo que ha aparecido bajo tierra? La base de una ánfora; una zona con abundantes escorias, que podrían ser resultado de una actividad relacionada con un horno; algunas monedas; trozos de vidrio…

«En algunos lugares aparecieron muchos clavos. Pensamos que habrían sido empleados para unir las maderas de las edificaciones. No hemos encontrado pilares, señal de que los edificios podían ser de madera», comentaron García y Mendizabal.

La calzada no era espectacular, no tenía grandes piedras de sillería, sino que consistía básicamente en cantos rodados. En algunos puntos era estrecha, en otros contaba con hasta ocho metros de anchura. Tenía la estructura habitual de ‘media lenteja’, con la parte central lago más elevada que los lados, para evitar encharcamientos por el agua.

 

7 marzo 2017 at 12:33 am Deja un comentario

El Coliseo de Roma cuenta su increíble historia en una muestra

Con una muestra que incluye maquetas, mármoles, fotografías y filmes, el Coliseo cuenta su propia increíble y milenaria historia como icono de Roma.

Exterior del Coliseo romano, en el centro de la capital italiana, el 29 de diciembre de 2016

Fuente: KELLY VELASQUEZ – AFP  |  YAHOO Noticias
6 de marzo de 2017

La exposición, que abrirá las puertas al público el 8 de marzo, fue montada en el segundo piso del célebre anfiteatro romano, construido en el siglo I D.C., y que es uno de los monumentos más visitados y sugerentes del mundo.

Ubicado en pleno centro de Roma, el imponente edificio, con ochenta filas de gradas y una arena para la lucha de gladiadores, tuvo un pasado glorioso por casi 500 años, para ser luego olvidado en la Edad Media y apreciado durante el Renacimiento, cuando era meta privilegiada de poetas, pintores y soñadores, para pasar a ser icono del cine en el siglo XX.

“Ha tenido la capacidad de vestirse con trajes diferentes a través de su larga historia”, reconoce a la prensa el arquitecto Francesco Prosperetti, superintendente especial para el Coliseo.

“Fue un lugar del que sustraían y extraían indiscriminadamente todo tipo de materiales. Fue fortaleza, cantera y hasta hospital en el siglo XVI, quedan en las gradas marcas de los escudos de las familias nobles”, resume la arqueóloga Rosella Rea, entre las mayores expertas en el Coliseo.

“De todo ello han quedado huellas”, recalca Rea, quien contó que familias enteras residieron en su interior y que llegó a tener tiendas, carnicerías y en el siglo XVII los botánicos descubrieron que contaban con un huerto botánico con plantas exóticas.

Emblema de la gloria y los dolores de Roma

Para ilustrar la extensa vida de ese gigante “mamotreto”, como lo llamó Rea, que representa mejor que ninguno gloria y dolores de la Ciudad Eterna, los organizadores de la exposición decidieron en forma didáctica iniciar el recorrido con la espectacular maqueta realizada por Carlo Lucangeli entre 1790 y 1812, con capiteles, figuritas en bronce y carruajes en hueso.

Para estudiantes, artistas, intelectuales, sobre todo del norte de Europa, por siglos fue obligatorio para completar su formación una visita al monumento.

Muchos de ellos dejaron pinturas, poemas, libros y ensayos que se inspiran al mayor ejemplo de la arquitectura romana y que ahora son mencionados en la exposición.

Copias de bocetos, planos, borradores de artistas como Pieter Brueghel el viejo, Giuliano da Sangallo, Andrea Palladio, Diego Velázquez, son expuestos.

“Errando me quedé una noche en el claro de luna del Coliseo”, reza un escrito sobre un muro del poeta inglés Lord Byron al contemplar la grandiosa vista del monumento.

Dividida en 12 secciones, la muestra cuenta también la transformación del Coliseo con el nacimiento de la arqueología en el siglo XIX, las primeras investigaciones sistemáticas, los objetos y piezas que quedaron enterrados, entre ellos el descubrimiento de la lápida ‘Lampadius’, también expuesta.

El símbolo de un imperio, “donde los leones no se comían a los cristianos”, recuerda la curadora Serena Romano, sirvió para forjar el mito del martirio de los cristianos, alimentado siglos después por el cine, en particular por Hollywood.

Un ciclo de filmes en la Casa del Cine de Roma completará la muestra e incluye el colosal ‘Quo Vadis’, realizado en Italia nada menos que en 1913.

“Lo que queremos es que el Coliseo deje de ser una especie de isla para el tráfico romano”, se lamenta Prosperetti, que aspira a administrar el enorme flujo de turistas.

Una advertencia para el ministerio de Cultura, que lanzó este mes un concurso internacional para seleccionar al nuevo director del área arqueológica del Coliseo para los próximo cuatro años.

Este reto marcará la historia del monumento en el siglo XXI.

 

7 marzo 2017 at 12:28 am Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

marzo 2017
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente