“La cultura y el buen vino nos llegaron juntos por Empúries”

1 diciembre 2016 at 7:15 pm Deja un comentario

Xavier Aquilué, arqueólogo, comisario de la exposición ‘El vi grec’

vi_grec

LV | Foto: Àlex Garcia

Fuente: LA VANGUARDIA
30 de noviembre de 2016

Tengo 56 años. Nací en Barcelona y vivo cerca del yacimiento de la vieja Empúries, donde voy a trabajar cada mañana. Estoy casado y tengo un hijo, David (17). ¿Política? Una sociedad más ecuánime. No sigo ninguna religión. Soy responsable científico del centro Iberia Graeca

Desde cuándo bebemos vino?

Desde hace 6.000 años, egipcios, mesopotámicos, fenicios… Y llegó a Grecia, hace 3.000 años. Y los tiempos homéricos están empapados en vino.

¿El poeta Homero bebía vino?

Escribe en el siglo VIII: “Allí estaban las ánforas de vino dulce y añejo, repletas de bebida pura y divina, ordenadas junto a la pared, por si un día Odiseo retornaba a su casa”.

¿Y cómo era aquel vino?

¿Cómo saberlo? Los arqueólogos encontramos restos, pero no podemos oír sus músicas, no podemos paladear sus vinos…

Algo sabrá…

Que cultivaban la viña tal y como aquí nuestros abuelos, legatarios de aquel mundo.

¿Sí?

Pisaban la uva. Almacenaban el mosto en un pithoi, donde fermentaba…

¿Qué es un pithoi?

Una vasija de barro, grande, ovoidal y panzuda, enterrada en el suelo. De ahí se pasaba a las ánforas (de 20 a 30 litros), para transportar el vino.

¿Viajaba mucho el vino de los griegos?

Tenía prestigio, lo querían beber en las colonias, y se exportaba: así llegaba por mar hasta Emporion, colonia griega más occidental.

¿Quién vivía en Empúries?

Sus fundadores en el siglo IV a.C., foceos massaliotas (griegos de Focea, hoy Turquía, fundadores de Marsella), y los íberos indigetes.

Y de ahí venimos nosotros.

De ellos heredamos palabras, creencias, cultura… y el arte de hacer y beber vino.

¿Y cómo lo bebían?

En casa, junto al ánfora de vino, había una hidria: ánfora de agua. Y en la crátera mezclaban dos partes de agua por una de vino. Beberlo puro era zafio, cosa de bárbaros.

¿Crátera? ¿Qué es?

Una vasija de boca ancha. De la crátera, mediante una cazoleta, extraías y te servías el vino en la copa, que llamaban kylix.

¿En qué momentos del día?

En cada una de las tres comidas diarias.

¿Todos bebían vino?

Los esclavos bebían el peor vino de pellejos. Y estaba mal visto que la mujer bebiese.

¿“Cosa de hombres”, como el anuncio?

Sí. La democracia griega era esclavista y misógina. Y censataria: votaban sólo hombres censados. Y ellos bebían los mejores vinos.

¿Cuáles eran los mejores vinos?

Tenían denominación de origen, eso no es de ahora: vino de Ismaros (Tracia), Lesbos, Quíos, Tassos, Lemnos, Rodas…

¿Blanco o tinto?

Mélas (tinto), leukós (blanco) y erythrós (rosado). Y tenían un abanico de paladares: autites (joven), biblinos (dulce), omfakias (ácido, fuerte), antosmias (negro floral), pramnos (seco potente), saproa (añejo)…

¿Con mucha graduación?

El agua la suavizaba, porque emborracharse delataba ignorancia, quedabas mal. Otra cosa eran los simposios…

¿Qué era un simposio?

Acabada la cena, una tertulia de sobremesa regada con vinos y pastitas. Y la reunión se prolongaba, con músicos y hetairas…

¿Prostitutas? ¿Y las esposas?

Más allá de parir y cuidar de su casa, no pintaban nada. Escribió Diógenes Laercio: “Doy gracias a los dioses de no ser animal, no ser mujer, no ser bárbaro”, por este orden.

Y tan pancho.

Ah, a los niños varones se les iniciaba en la libación del primer vino a los tres años.

¡Tres añitos!

Han aparecido en excavaciones los koas, vasitos específicos para esa iniciación vinícola infantil, ilustrados con dicha escena, que era una primera comunión…

¿Y cómo acababa un simposio?

Trasegado mucho vino, los simposiastas podían formar un komos, que era un festivo grupo de hombres ebrios deambulando por las calles nocturnas, un bullicioso cortejo de cantarines komastas.

He sido komasta…

¡Y quién no! El vino era indispensable en inauguraciones de monumentos, eventos, banquetes, festividades religiosas, dionisiacas… Y en las batallas: imprimía euforia al guerrero antes el combate. Y en los funerales.

¿Bebían en los entierros?

Sí, y ofrecían libaciones al difunto, antes de su cremación. Luego apagaban con vino el fuego y se llevaban las cenizas. El dios Dionisos muere y resucita: la viña y el vino simbolizan la resurrección.

Vaya, diría que eso lo copiaron luego los cristianos.

Somos herederos del legado de los griegos en casi todo, y desde luego en la cultura del vino. El vino conforma la tríada mediterránea con el aceite y el trigo.

¿Brindamos con una copita de vino?

Eso es civilización. Los viñedos y bodegas catalanes y su actual potencia vitivinícola arrancan de lo que nos enseñaron aquellos primeros griegos instalados en la portuaria villa vieja de Empúries, hoy Sant Martí d’Empúries, hace 2.400 años… Ahí trabajo, y cada mañana veo ese mar, camino por el que llegó el buen vino y nuestra cultura.

 

Entry filed under: cultura clásica, entrevistas, exposiciones, museos. Tags: , , , , , , , , .

El camino sagrado de Samotracia en la antigua Grecia Abren al público los restos del templo de Augusto en la catedral de Tarragona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

HNG-Enero16-EMAIL-XCOM--revista-OK

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

diciembre 2016
L M X J V S D
« Nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


A %d blogueros les gusta esto: