Archive for 1 diciembre 2016

Segóbriga: esplendor de Roma en La Mancha

Es una de las ciudades romanas mejor conservadas y uno de los conjuntos arqueológicos más importantes de España. Visitarlo es sumergirse en un viaje al pasado

segobriga1_abc

Parque arqueológico de Segóbriga, en Saelices – ABC

Fuente: F. RAMÍREZ > Madrid  |  ABC
1 de diciembre de 2016

Considerado como uno de los yacimientos arqueológicos peninsulares más importantes, el visitante puede recorrer los edificios fundamentales de una ciudad romana: el anfiteatro, el teatro, la muralla, el foro, la basílica, los templos, las termas, el sistema de abastecimiento de agua, las necrópolis y algunas de las viviendas, en un entorno natural excepcional y en un tiempo muy razonable para tener una visión de conjunto completa, que ayuda a imaginarse cómo fue la vida pública y privada de los segobrigenses.

Cuatro siglos después de su descubrimiento, el Parque Arqueológico de Segóbriga en Saelices (Cuenca) es un yacimiento singular en el interior peninsular debido, en buena parte, a la monumentalidad de los edificios excavados. Teatro, anfiteatro o foro son algunos de los monumentos que se pueden visitar.

Enmarcado, además, en un bello paraje de Castilla-La Mancha, el emplazamiento esta bordeado por encinares y campos de cultivo. Este atractivo ha permitido que el parque reciba al año más de 50.000 visitantes, que pueden disfrutar de la monumentalidad y el excelente estado de conversación del yacimiento.

El parque ha conseguido en los últimos años ser un referente para el turismo de interior en Castilla-La Mancha gracias al impulso dado por la Diputación Provincial de Cuenca, encargada de la gestión y que ha apoyado iniciativas didácticas y culturales, programas de difusión y el desarrollo de eventos como teatro, música y festivales para los visitantes.

La Diputación de Cuenca ha aunado esfuerzos con diferentes asociaciones culturales de la provincia e instituciones que han contribuido a la elaboración de un amplio programa que ha afianzado al Parque Arqueológico como destino turístico destacado de la provincia de Cuenca.

Actualmente, los responsables del parque han elaborado distintas rutas que permiten disfrutar de la cultura romana. Si decide acercarse hasta Cuenca no deje de visitar este parque que le llevará a un «viaje al pasado», recorriendo diferentes escenarios.

El itinerario

segobriga2_abc

Parque arqueológico de Segóbriga, en Saelices – ABC

Los visitantes al acceder al parque llegan, en primer lugar, al Centro de Interpretación donde pueden recorrer su Museo con piezas originales halladas en las excavaciones de la ciudad romana . A continuación, se inicia el recorrido a pie al conjunto arqueológico, en el «Acueducto», siguiendo hacia la «Necrópolis» y la «Basílica Visigoda». Como todas las ciudades romanas, las necrópolis se situaban extramuros, junto a las vías que salían de la ciudad.

La siguiente parada es el «Teatro», uno de los monumentos más sobresalientes de Segóbriga. La «Muralla» y «Puerta Principal», que lleva a el «Criptopórtico del Foro y de la Curia». El público llega a las «Termas del Teatro», levantadas en la época de Augusto.

En el lado oriental del foro se construyó una gran «Basílica», un recinto en el que se realizaban grandes operaciones comerciales. A continuación la visita conduce al «Foro» que ha sido el gran descubrimiento arqueológico de las últimas décadas. Ocupaba un gran espacio rectangular al este de la calle principal.

El recorrido continúa en el «Aula Basilical», que sirvió de lugar de reunión y negocios. Las «Termas monumentales» se construyeron en el siglo I de C. y estaban destinadas al baño e higiene, al esparcimiento y negocios.

El itinerario lleva hacia la «Casa del Procurador minero», y al «Anfiteatro», de forma elíptica irregular, sus 75 metros de largo lo lo hacen uno de los mayores monumentos de Segóbriga, con capacidad para 5.500 espectadores. La arena, a la que se accede por dos grandes puertas, está separada del graderío por un alto «podium» para mayor seguridad.

El recorrido se cierra con el «Circo» y la «Necrópolis». Las excavaciones realizadas entre los años 2004-2008 en la terraza situada al noreste de la ciudad, junto al anfiteatro, han permitido conocer el circo de la ciudad construido a mediados del siglo II.

Segóbriga se encuentra ubicado en el término municipal de Saelices (Cuenca), en el km 104 de la Autovía A-3, que une Madrid con Valencia y Alicante.

Horario de invierno: de 10 a 18 horas (1 de octubre al 31 de marzo).

El horario de verano es de 10 a 15 y de 16 a 19.30 horas (1 de abril al 30 de septiembre).

El parque cierra al público los lunes, excepto festivos, y los días 1 de enero, 24, 25 y 31 de diciembre.

Precios: 6 euros (general) y 3 euros (reducida). www.segobriga.org

segobriga3_abc

Teatro romano de Saelices – ABC

Las joyas del parque

Entre las joyas del parque destaca el «Teatro», aunque es uno de los más pequeños de Hispania. Su construcción debió iniciarse poco después del cambio de Era -en época julio-claudia y se inauguró en tiempos de Tito y Vespaciano, hacia el 78 d. C. El graderío bien conservado, se dividía en tres partes, separadas por corredores para diferenciar por clases a sus habitantes. Otro edificio que destaca es el «Anfiteatro», construido frente al teatro. Es de forma elíptica irregular y sus 75 metros de largo lo hacen el mayor monumento de Segóbriga, con capacidad para 5.500 espectadores. Finalmente, el «Foro» que ha sido el gran descubrimiento de la ciudad en las últimas décadas. Fue construido hacía el año 15 a.C.

 

1 diciembre 2016 at 8:04 pm Deja un comentario

Abren al público los restos del templo de Augusto en la catedral de Tarragona

Los restos del templo de Augusto -el segundo mayor de la antigua Roma dedicado al emperador- hallados bajo la catedral de Tarragona hace un año ya se pueden visitar.

templo_augusto_tarragona1

Los restos del templo de Augusto -el segundo mayor de la antigua Roma dedicado al emperador- hallados bajo la catedral de Tarragona hace un año, una exedra romana datada en el siglo I d. C que formaba parte del conjunto de las seis exedras que tenía el templo de Augusto, ya se pueden visitar. EFE

Fuente: EFE  |  YAHOO Noticias

Tarragona, 1 dic.- En una visita convocada por el Arzobispado de Tarragona, se han mostrado estos restos de una exedra romana datada en el siglo I d. C que formaba parte del conjunto de las seis exedras que tenía el templo de Augusto, una suerte de recintos de culto equiparables a las capillas cristianas pero en clave pagana.

Los restos se localizaron en el claustro, en unas obras del Museo Diocesano, y ahora se abren al público para hacer más comprensible la historia de Tarragona desde el siglo I y hasta el XX.

La exedra se destrozó durante la ocupación visigoda y se recuperó en la edad media (entre los siglos XII-XIII) para los canónigos, y ahora pueden observarse los restos gracias a una pasarela que permite pasear por encima.

templo_augusto_tarragona2

En un espacio de unos 100 metros cuadrados se condensa toda esta evolución histórica, que el arqueólogo del arzobispado, Andreu Muñoz, ha comparado con una “fosilización del tiempo”.

En este proyecto han intervenido el Museo Bíblico Tarraconense y el Institut Català d’Arqueologia Clàssica y ha colaborado Cultura de la Generalitat, la Diputación de Tarragona, la Fundación Privada Mutua Catalana, el Capítulo Catedralicio y el arzobispado.

templo_augusto_tarragona3

 

Guardar

Guardar

1 diciembre 2016 at 7:43 pm Deja un comentario

“La cultura y el buen vino nos llegaron juntos por Empúries”

Xavier Aquilué, arqueólogo, comisario de la exposición ‘El vi grec’

vi_grec

LV | Foto: Àlex Garcia

Fuente: LA VANGUARDIA
30 de noviembre de 2016

Tengo 56 años. Nací en Barcelona y vivo cerca del yacimiento de la vieja Empúries, donde voy a trabajar cada mañana. Estoy casado y tengo un hijo, David (17). ¿Política? Una sociedad más ecuánime. No sigo ninguna religión. Soy responsable científico del centro Iberia Graeca

Desde cuándo bebemos vino?

Desde hace 6.000 años, egipcios, mesopotámicos, fenicios… Y llegó a Grecia, hace 3.000 años. Y los tiempos homéricos están empapados en vino.

¿El poeta Homero bebía vino?

Escribe en el siglo VIII: “Allí estaban las ánforas de vino dulce y añejo, repletas de bebida pura y divina, ordenadas junto a la pared, por si un día Odiseo retornaba a su casa”.

¿Y cómo era aquel vino?

¿Cómo saberlo? Los arqueólogos encontramos restos, pero no podemos oír sus músicas, no podemos paladear sus vinos…

Algo sabrá…

Que cultivaban la viña tal y como aquí nuestros abuelos, legatarios de aquel mundo.

¿Sí?

Pisaban la uva. Almacenaban el mosto en un pithoi, donde fermentaba…

¿Qué es un pithoi?

Una vasija de barro, grande, ovoidal y panzuda, enterrada en el suelo. De ahí se pasaba a las ánforas (de 20 a 30 litros), para transportar el vino.

¿Viajaba mucho el vino de los griegos?

Tenía prestigio, lo querían beber en las colonias, y se exportaba: así llegaba por mar hasta Emporion, colonia griega más occidental.

¿Quién vivía en Empúries?

Sus fundadores en el siglo IV a.C., foceos massaliotas (griegos de Focea, hoy Turquía, fundadores de Marsella), y los íberos indigetes.

Y de ahí venimos nosotros.

De ellos heredamos palabras, creencias, cultura… y el arte de hacer y beber vino.

¿Y cómo lo bebían?

En casa, junto al ánfora de vino, había una hidria: ánfora de agua. Y en la crátera mezclaban dos partes de agua por una de vino. Beberlo puro era zafio, cosa de bárbaros.

¿Crátera? ¿Qué es?

Una vasija de boca ancha. De la crátera, mediante una cazoleta, extraías y te servías el vino en la copa, que llamaban kylix.

¿En qué momentos del día?

En cada una de las tres comidas diarias.

¿Todos bebían vino?

Los esclavos bebían el peor vino de pellejos. Y estaba mal visto que la mujer bebiese.

¿“Cosa de hombres”, como el anuncio?

Sí. La democracia griega era esclavista y misógina. Y censataria: votaban sólo hombres censados. Y ellos bebían los mejores vinos.

¿Cuáles eran los mejores vinos?

Tenían denominación de origen, eso no es de ahora: vino de Ismaros (Tracia), Lesbos, Quíos, Tassos, Lemnos, Rodas…

¿Blanco o tinto?

Mélas (tinto), leukós (blanco) y erythrós (rosado). Y tenían un abanico de paladares: autites (joven), biblinos (dulce), omfakias (ácido, fuerte), antosmias (negro floral), pramnos (seco potente), saproa (añejo)…

¿Con mucha graduación?

El agua la suavizaba, porque emborracharse delataba ignorancia, quedabas mal. Otra cosa eran los simposios…

¿Qué era un simposio?

Acabada la cena, una tertulia de sobremesa regada con vinos y pastitas. Y la reunión se prolongaba, con músicos y hetairas…

¿Prostitutas? ¿Y las esposas?

Más allá de parir y cuidar de su casa, no pintaban nada. Escribió Diógenes Laercio: “Doy gracias a los dioses de no ser animal, no ser mujer, no ser bárbaro”, por este orden.

Y tan pancho.

Ah, a los niños varones se les iniciaba en la libación del primer vino a los tres años.

¡Tres añitos!

Han aparecido en excavaciones los koas, vasitos específicos para esa iniciación vinícola infantil, ilustrados con dicha escena, que era una primera comunión…

¿Y cómo acababa un simposio?

Trasegado mucho vino, los simposiastas podían formar un komos, que era un festivo grupo de hombres ebrios deambulando por las calles nocturnas, un bullicioso cortejo de cantarines komastas.

He sido komasta…

¡Y quién no! El vino era indispensable en inauguraciones de monumentos, eventos, banquetes, festividades religiosas, dionisiacas… Y en las batallas: imprimía euforia al guerrero antes el combate. Y en los funerales.

¿Bebían en los entierros?

Sí, y ofrecían libaciones al difunto, antes de su cremación. Luego apagaban con vino el fuego y se llevaban las cenizas. El dios Dionisos muere y resucita: la viña y el vino simbolizan la resurrección.

Vaya, diría que eso lo copiaron luego los cristianos.

Somos herederos del legado de los griegos en casi todo, y desde luego en la cultura del vino. El vino conforma la tríada mediterránea con el aceite y el trigo.

¿Brindamos con una copita de vino?

Eso es civilización. Los viñedos y bodegas catalanes y su actual potencia vitivinícola arrancan de lo que nos enseñaron aquellos primeros griegos instalados en la portuaria villa vieja de Empúries, hoy Sant Martí d’Empúries, hace 2.400 años… Ahí trabajo, y cada mañana veo ese mar, camino por el que llegó el buen vino y nuestra cultura.

 

1 diciembre 2016 at 7:15 pm Deja un comentario

El camino sagrado de Samotracia en la antigua Grecia

Los griegos recurrían a los cultos mistéricos en busca de un sentido para sus vidas y protección para después de la muerte

camino_sagrado_samotracia

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC
30 de noviembre de 2016

En el santuario de los Grandes Dioses de la isla de Samotracia, los iniciados accedían a dichos cultos mediante unas ceremonias cuyos detalles permanecen ocultos.

El Propileo de Ptolomeo II servía como entrada para los iniciados al culto de los Misterios de Samotracia. La estructura servía de puente para atravesar un profundo arroyo que separaba el mundo físico del espacio sagrado.

En el Edificio de las Bailarinas, cuyo nombre proviene de las bailarinas representadas en su elaborado friso, se realizaban sacrificios y libaciones en ofrenda a los dioses. Este era el mayor edificio de culto construido en el siglo IV a.C.

Finalmente, en el Hierón los iniciados finalizaban sus ritos tras doblar una esquina y acceder a este lugar equipado con largos bancos pegados a sus paredes y con un ábside curvo al fondo.

Otras partes del santuario de los Grandes Dioses de la isla de Samotracia son:

Anaktoron. Su propósito es un misterio pero que ha sido destruido y reconstruido en tres ocasiones y al que es posible que los iniciados no pudieran acceder.

Rotonda de Arsínoe II. Este gran Tholos, la mayor sala circular cubierta del mundo griego, fue construido en mármol en honor a una princesa de Egipto, hija de Ptolomeo I Sóter.

Sala de banquetes. Es la sala en la que los candidatos celebraban haber sido iniciados fue una donación de una rica benefactora.

Neorion. En este edificio se exhibía un navío entero, probablemente capturado en batalla y ofrecido a los dioses por el vencedor.

Estoa. Se cree que los iniciados pernoctaban aquí durante sus visitas de más de un día. Sus nombres aparecen inscritos en las paredes del que fue el edificio más grande del santuario.

Teatro. Excavado en una ladera de la montaña, el teatro albergaba representaciones públicas y obras dramáticas religiosas en las que se escenificaban relatos de los dioses y los héroes de Samotracia.

Victoria Alada. Descubierta en 1863 y hoy en el Museo del Louvre, esta famosa estatua de Niké, la diosa de la victoria, estaba colocada sobre la escultura de un navío. Se esculpió en mármol y probablemente sirviera para conmemorar una victoria naval del siglo II a.C.

Vídeo: Virtual Tour: Explore the Temples of an Ancient Greek Cult

 

1 diciembre 2016 at 7:07 pm 1 comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

diciembre 2016
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente