Antiguo mosaico podría representar a Alejandro Magno

29 septiembre 2016 at 6:19 pm Deja un comentario

mosaico-alejandro-magno

Los arqueólogos han descubierto mosaicos en el sitio de Huqoq desde 2012. Este es el que desvelaron más recientemente. Foto: Mark Thiessen, National Geographic

Fuente: A. R. Williams  |  National Geographic en Español
28 de septiembre de 2016

Luego de varios años de excavaciones y estudios, los arqueólogos han revelado un mosaico extraordinario –y enigmático- descubierto entre las ruinas de una sinagoga del periodo romano en el sitio de Huqoq, Israel. Los expertos afirman que nada semejante ha salido a la luz en algún otro edificio conocido del mundo antiguo.

Datado en el siglo V d.C., el mosaico describe el encuentro de dos personajes masculinos de alto rango, uno de los cuales parece ser un gran general al frente de sus soldados. Sin embargo, un obstáculo importante para interpretar la escena es la ausencia total de inscripciones identificadoras.

“En el arte bizantino temprano y tardío, es muy frecuente que los personajes de mosaicos y otros medios estén etiquetados –explica Karen Britt, historiadora del arte de la Universidad Western Carolina y la experta en mosaicos de la excavación-. El hecho de que estos personajes no están etiquetados es desconcertante para el espectador moderno”.

La escena incluye elefantes equipados para la batalla, detalle que, de inmediato, sugiere la historia de los macabeos, líderes judíos que organizaron una rebelión contra el Imperio Seléucida a mediados del siglo II a .C. Los seléucidas, descendientes de uno de los generales de Alejandro Magno, fueron famosos por incluir elefantes en sus ejércitos.

huqoq-sitio-de-excavacion-en-israel-1

El mosaico fue descubierto entre las ruinas de una sinagoga del periodo romano en el sitio de excavación de Huqoq, en Israel. Foto: huqoqexcavationproject.org

Sin embargo, Jodi Magness, arqueóloga de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, y directora de la excavación, ofrece una interpretación diferente. En su opinión, el líder del ejército no es otro que el propio Alejandro Magno. El legendario conquistador nunca se reunió con el sumo sacerdote de Jerusalén, mas el encuentro era un elemento de ficción histórica que debió ser muy conocido para los residentes de la antigua Huqoq.

Tras la muerte de Alejandro Magno, en 323 a.C., su fama y su importancia se hicieron evidentes por la manera como cambió la faz del Cercano Oriente, así que los judíos –igual que otros pueblos antiguos- trataron de vincularse con él y su grandeza –explica Magness-. Por ello, empezaron a circular numerosas historias, como esta leyenda”.

Magness cree que el mosaico debe leerse de abajo hacia arriba. En su opinión, el nivel, o registro, inferior representa una de las muchas batallas que libró Alejandro Magno mientras expandía su imperio en el Mediterráneo oriental.

mapa-de-alejandro-magno

Encrucijada del imperio. Los mosaicos descubiertos en el antiguo sitio de Huqoq, cerca del Mar de Galilea, reflejan la turbulenta historia de la región. Foto: Versión en español: José Luis Juárez Rodríguez/Jos

El registro intermedio muestra al sumo sacerdote de Jerusalén –el hombre mayor y barbado, en el centro- acompañado de nobles u otros sacerdotes. Todos se encuentran a las puertas de la ciudad, tal vez para recibir a Alejandro Magno.

La importancia de los hombres vestidos de blanco se manifiesta, claramente, en el monograma de una “H”, la letra griega eta. Los expertos no saben qué significa, aunque el arte del periodo la incluye a menudo en la indumentaria como símbolo de posición social elevada.

En el registro superior, el sumo sacerdote y sus acompañantes se reúnen con Alejandro Magno y sus tropas. Alejandro Magno posee todos los atributos de comandante militar y monarca griego, como el manto púrpura y una cinta que le ciñe la cabeza, llamada diadema. Alejandro fue el primero que adoptó la diadema y después, todos sus sucesores la usaron.

Como es de esperar de un comandante en campaña, este personaje va acompañado de soldados y de elefantes de guerra, los cuales también están asociados con Alejandro Magno y sus sucesores.

En opinión de Magness, el hecho de que los personajes del mosaico no estén identificados con inscripciones es una evidencia clave a favor de Alejandro Magno. “En la antigüedad, solo hubo un rey griego tan grandioso que no necesitaba de etiqueta”, asegura la arqueóloga.

Según su interpretación, el mosaico habría comunicado un mensaje de afirmación. “La finalidad de la leyenda de Alejandro Magno es demostrar que hasta él, el máximo de los reyes griegos, reconoció la grandeza del Dios de Israel –explica Magness, cuya investigación es financiada en parte por la Sociedad National Geographic-. Está tan impresionado por la presencia del sumo sacerdote que se inclina ante él y lleva un sacrificio para ofrecerlo en el templo. Así pues, si el mismísimo Alejandro Magno reconoció la grandeza del Dios de Israel, seguramente el Dios de Israel debe ser grandioso”.

¿Una lección de historia en tres partes?

Britt, la historiadora de arte, concuerda con Magness en que el mosaico relata una historia de gran significado para los antiguos asistentes a la sinagoga. No obstante, tiene una teoría distinta sobre el significado de dicha historia, situación que nada tiene de extraño entre los integrantes de un proyecto de investigación, quienes analizan las evidencias desde diferentes puntos de vista.

Britt y Ra’anan Boustan, especialista en historia de la religión en la Universidad de California en Los Ángeles y otro miembro del equipo de excavación, han pasado los últimos dos años consultando la literatura antigua, estudiando los personajes en escenas similares del arte antiguo, y visitando las ruinas de sinagogas en las inmediaciones del Mar de Galilea.

Ellos interpretan el mosaico como un relato del ataque seléucida contra Jerusalén en 132 a.C., dirigido por el rey Antíoco VII.

Al igual que Magness, Britt y Boustan leyeron el mosaico de abajo hacia arriba. Sin embargo, en su interpretación, el registro inferior describe una batalla en la que soldados seléucidas, un elefante y un toro son abatidos con lanzas. El combate se llevó a cabo fuera de Jerusalén, y los defensores judíos arrojan sus lanzas al ejército invasor desde la parte superior de los muros de la ciudad.

El registro intermedio muestra lo que ocurre dentro de la ciudad durante la batalla. Jóvenes judíos aguardan de pie con las manos en sus espadas, listos para enfrentar a cualquier invasor que pueda franquear los muros de la ciudad. Según esta interpretación, el líder judío es un sumo sacerdote llamado Juan Hircano I.

Como es de esperar, el líder seléucida lleva el manto y la diadema de la realeza griega, pero de manera anacrónica, luce una coraza romana, el único tipo de armadura que conocían los mosaiquistas del siglo V.

El día de la tregua es una festividad judía, de manera que Antíocoun hombre piadoso- entrega un toro a los judíos para que lo sacrifiquen en su templo. A cambio, Juan Hircano ofrece una moneda que simboliza el tributo que deben pagar los judíos.

“En muchos aspectos, la dinastía seléucida era una máquina militar enorme que cobraba tributo –señala Britt-. Marchaban a la guerra, conquistaban territorio, y exigían pago”.

Otra pista importante para Britt es el hecho de que el líder judío está apuntando hacia el cielo. “Indica al espectador que la tregua pactada ha sido sancionada por Dios”, explica.

Como lección de historia en tres partes, las escenas comunicaban un mensaje de resiliencia a los judíos de Huqoq, quienes vivían bajo el yugo del imperio romano. Y es que las invasiones, como la de los romanos, no eran novedad en esa región del mundo.

“Los judíos fueron conquistados a menudo por otros pueblos –comenta Britt-. El mensaje de este mosaico es que no solo podían defenderse en batalla; también podían llegar a un acuerdo honorable y mutuamente aceptable con sus regidores”.

Claro está, es imposible saber qué tenían en mente los creadores del mosaico, y ninguna explicación se ajusta a todos los detalles de las tres escenas de este panel.

“Considero que hay argumentos a favor para varias interpretaciones distintas”, reconoce Magness, quien espera que el debate inicie en cualquier momento, ahora que el mosaico ha sido revelado, y se han propuesto algunas posibilidades.

Mira los detalles de este antiguo mosaico en esta galería:

detalle-alejandro-magno-1

Foto: Mark, Thiessen, National Geographic Fuentes: Jodi Magness, Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hill; Karen Britt, Universidad de Carolina del Norte, Western

Entry filed under: Alejandro Magno, arqueología, arte, cultura clásica, mosaicos, yacimientos arqueológicos. Tags: , , , , , , , , , , , , , .

El MNAR mostrará la vida de varias ciudades grecorromanas con una recreación histórica Las monedas romanas de Tomares se expondrán en el Arqueológico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

HNG-Enero16-EMAIL-XCOM--revista-OK

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

septiembre 2016
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


A %d blogueros les gusta esto: