El raro caso del militar del Imperio Romano enterrado en Leicester

11 julio 2016 at 4:57 pm Deja un comentario

 

Fuente: Noticias de la Ciencia y la Tecnología
11 de julio de 2016

En un yacimiento arqueológico que data de los últimos tiempos del Imperio Romano y que está situado en la ciudad británica de Leicester, se ha descubierto una tumba que alberga los restos de un hombre de mediana edad a quien se sepultó llevando puesto un cinturón decorado de forma elaborada, en un estilo que parece propio de un soldado romano de la época tardía, durante la segunda mitad del siglo IV o principios del V, después de Cristo.

Del cinturón, un objeto raro en el Reino Unido, se conservan la hebilla, su placa y un extremo de la correa.

A juzgar por las características de lo que queda del cinturón, este debió ser ancho, de piel, con una correa de fijación más delgada que iba desde la hebilla y que acababa en el extremo de la correa.

La hebilla está decorada con cabezas de delfín y el extremo de la correa lo está con perros agachados en cada lado de su punta estrechada.

Se han encontrado cinturones comparables a este en otros cementerios del período tardío del Imperio Romano, por ejemplo en Londres, Dorchester on Thames y Winchester, así como en Oudenburg en Bélgica.

soldado_leicester

La sepultura del Esqueleto 23, que se piensa fue un soldado romano del período tardío. La hebilla del cinturón fue encontrada junto a la cadera derecha (rodeada por un círculo). (Foto: University of Leicester)

La investigación, llevada a cabo por el equipo de Nick Cooper, de la Universidad de Leicester en el Reino Unido, muestra que el cinturón es como los que se llevaban en Bélgica, el nordeste francés, y a lo largo de la frontera oriental del Imperio Romano, junto a los ríos Rin y Danubio, donde estaban desplegados los soldados. Hay algunas evidencias pictóricas contemporáneas que sugieren que este tipo específico de cinturón era llevado por miembros de la elite militar y civil romana del período tardío, y que tales cinturones eran símbolos importantes de autoridad.

El propietario del cinturón tenía una edad de entre 36 y 45 años cuando murió. Había superado una mala salud durante la niñez, alcanzando una vida de adulto relativamente sana, pero en algún momento se había fracturado su antebrazo izquierdo; una herida que sanó bien pero que dejó debilitada a su muñeca. Este tipo de lesión es causada habitualmente por levantar el brazo para protegerse de un golpe o un objeto en caída. El hombre tenía también músculos dañados en la parte superior de su brazo derecho y en el hombro. Si bien es difícil identificar exactamente qué causó estas lesiones, encajan bien con las que sufriría un soldado en combate y refuerzan la teoría de que este hombre era miembro del ejército romano del período tardío.

Información adicional

 

Anuncios

Entry filed under: arqueología. Tags: , , , , , , .

Jesús, crucificado por chavales de Tarragona El TAC lee los huesos de los moldes de Pompeya 2.000 años después

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


A %d blogueros les gusta esto: