Archive for 5 mayo 2016

Insólito descubrimiento: Hallado en Turquía un reglamento de carreras de caballos de 2.000 años de antigüedad

Se trata de una tablilla de piedra encontrada en Turquía donde aparecen escritas las normas de la competición

monumento-lukuyanus1

En este monumento al jinete Lukuyanus fue encontrada la tablilla del reglamento hípico.

Fuente: JOSÉ I. CASTELLÓ > Barcelona  |  El Periódico      05/05/2016
Fotos: Hürriyet

El mundo de las carreras de caballos ya tiene su piedra filosofal. Se trata de una tablilla de 2.000 años de antigüedad donde aparecen escritas en griego las normas de este deporte hípico, y que ha sido descubierta esta semana entre las piedras de un antiguo hipódromo en la Anatolia Central (Turquía). El hallazgo, por investigadores turcos que trabajaban junto a un monumento funerario dedicado a un jinete romano llamado Lukuyanus, se antoja clave para entender los orígenes de este deporte.

monumento-lukuyanus2

TRADICIÓN ECUESTRE

Siempre se ha sabido que las carreras de caballos fueron parte de las competiciones de la Grecia antigua, Egipto y Babilonia, pero se desconocía de la existencia de una normativa tan precisa. “Nunca he visto una tablilla similar que contenga la forma de cómo una carrera se ha de llevar a cabo. Hay fuentes que mencionan este deporte, pero no había ninguna descripción igual”, ha dicho el profesor de Historia de la Universidad de Selçuk, Hasan Bahar, al diario turco ‘Hürriyet’.

Las normas están escritas para carreras de jinetes a caballo y no para cuadrigas como se practicaba en sus orígenes. En ellas, se indica que un caballo nunca podrá volver a competir si gana una carrera o que un propietario no podrá correr con un caballo en determinadas pruebas si tiene un ejemplar en su cuadra que es ganador. También aparecen consideraciones sobre la cría ecuestre.

monumento-lukuyanus2

CARRERAS PARA TODOS

“Estas reglas, a diferencia del mundo moderno, demuestran que la carreras estaban basadas en la conducta caballerosa. Ofrecen la oportunidad de que ganen todos, no como las carreras actuales”, dice Bahar.

El hallazgo, por tanto, confirma que hace 2.000 años las carreras de caballos se regían por una mentalidad más igualitaria, limpia y competitiva. Muy al contrario del actual, donde las apuestas corrompen a veces muchas carreras y el propio sector necesita de ‘cracks’ que humillen en competición. O sea, otra forma bien distinta de entrar en el Olimpo de los campeones.

 

5 mayo 2016 at 1:17 pm 1 comentario

Cicerón y Rivera

cesar-alea

ULISES

Fuente: RAÚL DEL POZO  |  EL MUNDO     05/05/2016

Los romanos estaban dotados del don de la palabra porque aprendían retórica en la escuela. Es lo que hizo Albert Rivera; como los béticos que tanto triunfaron en Roma, aprendió elocuencia.

Le llamaron «el joven Cicerón» y ganó la Liga de Debate Universitario en Salamanca. «¿Conoces bien a Cicerón?», le pregunto. Dice que no lo suficiente, aunque leyó el latín en sus textos. Está acompañado de María Castiella, una ‘mujer 10’. Rivera sabe latín y se muestra inclemente con Mariano Rajoy. «No tengo prisa por llegar y, si llego, será a un Gobierno que haga posible la regeneración». Le interesa más hablar de Cicerón o de Julio César, que embellecieron el latín, que del laberinto político.

Aquel Cicerón que tan bien hablaba el latín -aunque blasfemara en griego- murió degollado en la patria que tantas veces había salvado. Pero ha resucitado. «En el Occidente medieval la única filosofía griega cultivada fue el estoicismo, incorporado a través de Séneca y Cicerón, que están entre los pensadores de la democracia», escribió Luis González Seara en ‘El poder y la palabra’, un libro comparable a los de Ortega. El sabio catedrático, ex ministro de Adolfo Suárez, fundador de ‘Cambio 16’, presidente de ‘El Independiente’, falleció la semana pasada. Era un gran hombre: epicúreo, dialéctico, noble, generoso y admirador de Cicerón, al que califica de «Voltaire de la antigüedad». Recuerda en su luminoso libro que Cicerón estaba convencido de que los sabios derrotarían a las estrellas.

La repercusión del patricio en la democracia también ha sido recreada en el libro póstumo de Antonio Fontán, ‘Cicerón’, que deberían leer los políticos. «No hay vicio peor para un político -escribió el romano- que la sed de poder, la codicia y la corrupción». Conté en ‘La rana mágica’ que das una patada en la ciudad de Roma y matas a un gato o a un cardenal; cavas y salen los cuernos de un emperador. Pero pocos monumentos han quedado tan enteros como el de Cicerón. Su busto reluce entre la roca sagrada del Capitolio y la del Foro, mirando de reojo a las cuadrigas y con rencor a Antonio, al que ofreció su cuello a los 64 años.

No sé si Albert recordará este texto: «Los que aspiren al gobierno del Estado deberán tener siempre muy presentes dos máximas: la primera, que han de mirar de tal manera por el bien común, que a él refieran todas sus acciones olvidándose de sus propias conveniencias». Cicerón proclamó en el Senado que no hay peste que cause más estragos que la rivalidad de los que aspiran a los mismos cargos y el odio entre ellos. «Los que entre sí disputan sobre quién ha de gobernar el Estado son como marineros que quisieran llevar todos el timón de la embarcación». Definió al Senado como el puerto del refugio y el amparo de reyes. «Roma merece con más razón ser llamada protectora que dueña del mundo», dijo.

Uno de sus nietos preguntó a Augusto que quién era Cicerón y contestó el emperador: «Era un hombre elocuente, hijo mío, que amaba cordialmente a su patria».

 

5 mayo 2016 at 7:36 am Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente