Jose María Blázquez, la voz y los ojos de los mosaicos hispanorromanos

11 abril 2016 at 8:28 pm 6 comentarios

mosaico-romano

Mosaico de la Casa nº 1 o Casa Taracena, Clunia (Burgos)

Fuente: LUZ NEIRA JIMÉNEZ * |  EL MUNDO    11/04/2016

Hace unos días falleció en Madrid el profesor y académico José María Blázquez Martínez, cuya pérdida deja abatidos a todos los que hemos tenido la inmensa fortuna de disfrutar de su magisterio y su arrolladora personalidad. Bien conocidos son sus relevantes méritos y su fructífera trayectoria científica, a la que no son ajenos los lectores de La Aventura de la Historia, pues el maestro consideraba de gran importancia la divulgación rigurosa y la transferencia del conocimiento más allá de los círculos estrictamente académicos.

Ardua tarea, en este sentido, la de intentar resumir su contribución decisiva a los estudios dedicados a la Antigüedad como profesor e investigador desde la cátedra de Historia Antigua Universal en las Universidades de Salamanca (1966-) y Complutense de Madrid (1969-), donde fue Profesor Emérito, también en el antiguo Instituto de Arqueología ‘Rodrigo Caro’ (CSIC), del que fue director (1973-1985), y en la Real Academia de la Historia, así como en otras universidades y centros de investigación extranjeros. Sin olvidar su liderazgo en la dirección de AEspA y Gerión y las numerosas campañas de excavación. Innumerables igualmente los premios y reconocimientos nacionales e internacionales más prestigiosos a su gran aportación científica a lo largo de una vida dedicada al mundo antiguo en toda su magnitud.

Profesor deslumbrante

Aun siendo numerosísimos y de indudable valor, la referencia a los logros y honores académicos que el maestro alcanzó no llegan, sin embargo, a reflejar la dimensión de su personalidad, única e irrepetible. Más allá de su reconocida labor a favor de la Historia Antigua como disciplina en el plan de estudios de Geografía e Historia, Blázquez deslumbraba como profesor – tuve la fortuna de pertenecer a una de aquellas promociones a las que impartió en 1º curso ‘Historia Antigua Universal’ – no solo por la lista de 24 libros, que los estudiantes de su asignatura anual debíamos leer para entrar en materia, sino por su sabiduría y la forma de transmitirla, ya que al hacer mención de yacimiento, hallazgo, museo o lugar, por remoto que fuera, lo hacía desde el conocimiento que le proporcionaba haberlo estudiado in situ.

jose-maria-blazquez

José María Blázquez

Era el año 1976, cuando no existía el turismo low cost, ni los jóvenes, españoles ni españolas de clase media, ni siquiera los que acudíamos a la universidad, viajaban como lo hacen en las últimas décadas. Como en tantos otros aspectos, José María Blázquez fue un pionero, y siguiendo una tradición que ya había iniciado en la Universidad de Salamanca, organizaba viajes culturales de bajo coste para que el importe no fuera un obstáculo para sus alumnos. De este modo, en febrero de 1977 en un charter repleto de adjuntos, ayudantes y alumnos de 1º,4º y 5º de carrera viajamos a Londres con el objetivo de asistir a una magna exposición sobre Pompeya, visitar museos y realizar excursiones a Bath, Oxford y Cambridge. ¡11 días por 9.500 ptas!.

Por esa combinación, mágica, entre sabiduría y cercanía, Blázquez, fascinaba. A este respecto, quisiera resaltar que, como el gran maestro que era, nunca perdió la comunicación con los doctorandos, con los estudiantes y, en definitiva, con los más jóvenes. Y atraía como nadie su atención. Era emocionante constatar, muchísimos años después de haber sido su alumna, luego su doctoranda y siempre su discípula, que en el transcurso de las nueve ediciones del Seminario de Mosaicos Romanos (SMR) en el Instituto de Cultura y Tecnología de la UC3M, a las que nunca faltó, mantenía intacta su extraordinaria capacidad de comunicación, despertando en la tradicional Conferencia de Clausura el interés de los estudiantes, jóvenes y mayores, ya que, lejos de circunscribirse únicamente a un grupo de colegas o discípulos elegidos, el profesor Blázquez seguía prestando atención a todos los participantes y asistentes. Sin duda, por su carácter entrañable y generoso, pero también por el profundo respeto que siempre manifestó por los alumnos y, en suma, por la docencia.

Los mosaicos del imperio

Estrechamente unida a la actividad docente, su dedicación a la investigación de muy diferentes temas de la Antigüedad le ha granjeado el reconocimiento unánime a nivel nacional e internacional. Valga el ejemplo de su contribución al estudio de los mosaicos hispanorromanos. Siguiendo una línea que apenas pudo iniciar su maestro García y Bellido, al que siempre recordaba, el profesor Blázquez fue desde el CSIC impulsor y director entre 1976 y 1997 del Corpus de Mosaicos de España, en el marco de un Proyecto Internacional, que, bajo los auspicios de la Association Internationale pour l’Étude de la Mosaïque Antique (AIEMA) tenía como objetivo el estudio y la publicación de todos los mosaicos del Imperio. En este sentido, su visión fue decisiva, ya que, en contraste con otros países de gran tradición investigadora, los mosaicos romanos en España apenas habían suscitado interés, más allá de su clasificación entre las “artes menores”.

Como gran aportación, a través de varios Proyectos de I+D+I y la formación de un equipo investigador, del que me honro haber formado parte, José María Blázquez publicó además numerosos artículos en las revistas más prestigiosas y presentó sus trabajos sobre los mosaicos hispanos, africanos y orientales del Imperio en los Congresos de referencia organizados periódicamente por la AIEMA y el Africa Romana, consiguiendo su justa valoración en el contexto global de la musivaria romana.

En esta línea, la finalidad de su magna obra no se limitó al análisis de los mosaicos hispanos sino a su contextualización en el marco más amplio del Imperio, gracias a su profundo conocimiento de las fuentes escritas y arqueológicas y de los mosaicos de otros territorios. Imborrable el recuerdo de aquellos viajes en busca de mosaicos que él contaba haber hecho “acompañado de las ninfas” por Siria, Túnez, Marruecos, Turquía, Libia…y tantos otros. Imborrable su conversación. Imborrable su sencillez.

Referencia en la bibliografía internacional, los estudiosos del mosaico que comparten nuestro dolor recuerdan hoy su vitalidad aun en el último Congreso celebrado en Madrid en septiembre de 2015, donde impartió la Conferencia inaugural. Como testimonio de su entusiasmo por los mosaicos, pensaba ya en viajar al próximo Congreso previsto para 2018 en Chipre y seguía escribiendo. Prueba de su generosidad infinita preparó sin descanso hasta el fin de sus días un texto sobre Diana en los mosaicos hispanos para el SMR en septiembre de 2016.

Era un genio de la Antigüedad y una persona genial. Por ambas razones, colegas, discípulos, estudiantes, amigos de diferentes países y, en definitiva, todos los que tuvimos la inmensa fortuna de conocer al profesor Blázquez y contar con su apoyo incondicional experimentamos un sentimiento de orfandad ante la pérdida irreparable del maestro.

______________________________

LUZ NEIRA JIMÉNEZ es profesora de Hª Antigua y vicerrectora adjunta de Comunicación y Cultura en la Universidad Carlos III de Madrid

Anuncios

Entry filed under: arqueología, historia, Obituarios. Tags: , , , , .

Valencia: Las Corts rescatarán las ruinas romanas de la calle Salvador con una plaza nueva junto al hemiciclo El secreto de las maldiciones de las tumbas griegas

6 comentarios Add your own

  • 1. LaPatri  |  12 abril 2016 en 12:18 pm

    Reblogueó esto en patrimars.

  • 2. Shekmet  |  14 abril 2016 en 9:44 pm

    Ya que se usan fotos que no son del autor del artículo podrían poner de donde son y quien las ha hecho o la fuente.

  • 3. Arqueóloga  |  15 abril 2016 en 3:40 am

    ¿De dónde es el mosaico? ¿quién ha hecho la foto?

  • 4. Domingo Vallejo  |  15 abril 2016 en 8:00 am

    Tienes toda la razón. Si crees tener derechos sobre las imágenes y consideras que estos han sido conculcados, deberías hacérselo saber a EL MUNDO. Yo, por mi parte, caso de que me lo pidas, procederé a retirarlas del artículo. Gracias por el comentario y un saludo

  • 5. Arqueóloga  |  15 abril 2016 en 4:27 pm

    Hola, creo que la foto está sacada de Wikipedia, así que no tengo derechos sobre ella, pero sí nos gustaría, si puede ser, que pongas que el mosaico pertenece a la casa “Taracena” del yacimiento de Clunia. Por lo demás no tenemos ningún problema en que aparezca en el árticulo, y menos cuando se homenajea a alguién que fué tan importante para dar a conocer los mosaicos de Hispania.

  • 6. Domingo Vallejo  |  15 abril 2016 en 5:11 pm

    Hecho. Gracias de nuevo por la sugerencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


A %d blogueros les gusta esto: