El estiércol de Aníbal Barca

10 abril 2016 at 9:11 pm 1 comentario

  • Unos investigadores creen haber localizado la ruta por los Alpes de las tropas cartaginesas
  • Han encontrado sedimentos con heces de caballo en un paso a 3.000 metros de altura

anibal.animated

Fuente: ANTONIO MADRIDEJOS > Barcelona |  El Periódico      10/04/2016

En el año 218 antes de Cristo, las tropas cartaginesas comandadas por Aníbal, con 30.000 soldados, 8.000 caballeros y la presencia simbólica de 37 elefantes, decidieron avanzar hacia Italia desde Saguntum para hacer frente por sorpresa a los romanos en su propio territorio, un periplo que suponía atravesar los Alpes en pleno invierno. Polibio y Tito Livio, entre otros historiadores, glosaron años después la heroica travesía, que ha perdurado como uno de los hitos militares de la antigüedad, aunque los estudios más modernos sostienen que el paso alpino no fue tan triunfante y se cobró realmente vidas humanas, además de centenares de caballos y posiblemente todos los elefantes.

Nunca, sin embargo, se ha podido demostrar qué ruta tomó el ejército cartaginés para cruzar la cordillera: no hay ningún registro arqueológico.

Ahora, un equipo internacional encabezado por William Mahaney, de la York University de Toronto, y Chris Allen, de la Queen University de Belfast, asegura haber descubierto evidencias de que Aníbal y sus tropas pasaron los Alpes por el actual Col de Traversette, un duro puerto de montaña, aún sin asfaltar, que se eleva hasta 2.946 metros de altura en la frontera franco-italiana. Previamente, los cartagineses habían atravesado los Pirineos y remontado el valle del Ródano buscando un lugar apto para cruzar el río.

Los investigadores aportan una prueba sorprendente: han encontrado en los sedimentos de la zona restos de excrementos con una gran cantidad de bacterias del género Clostridium, muy comunes en la flora intestinal de los caballos, y además con una edad estimada superior a los 2.000 años, congruente con el relato histórico, según ha confirmado un análisis con radioisótopos de carbono. Los clostridios, insiste Allen, son muy estables en el suelo y pueden sobrevivir durante miles de años. Los detalles del estudio se han publicado en la revista Archaeometry.

El lugar del hallazgo, un antiguo pantano, lo habrían empleado las tropas cartaginesas para que pudieran beber los caballos. A esas alturas, ni hoy en día es habitual ver fauna. “La capa de sedimentos solo se entiende por una masiva deposición de animales”, comenta el investigador de la Queen University de Belfast, aunque asume que son necesarios más estudios para descartar otras hipótesis. Entre otros problemas, no se han hallado restos de ningún animal muerto. Una posibilidad sería encontrar huevos de tenia de caballo, añade.

La vía de Traversette fue propuesta hace más de medio siglo por el biólogo británico Sir Gavin de Beer, que fue director del Museo de Historia Natural de Londres. Sin embargo, la dificultad que entrañaba el camino, incluso en la actualidad, hizo que el grueso de la comunidad académica la considerara poco creíble y se inclinara por el paso por Col du Mont Cenis, Col Clapier o incluso el Pequeño San Bernardo, puertos situados más al norte. La opción de Traversette, aparentemente la más difícil, presupone haber pasado antes por el valle del Drôme, el Col de Grimone y las gargantas de Queyras, en el río Guil.

Según Mahaney, si tomó esta ruta más difícil es porque pretendía evitar el ataque de los tribus celtas que poblaban la zona, algo que no evitó por completo. Además, considera que el trayecto meridional es más acorde con la información recogida por los historiadores clásicos. Polibio, por ejemplo, sostiene que los cartagineses fueron sorprendidos por los alóbroges en una emboscada en una valle angosto. Queyras es un escenario plausible.

Los mitos del ejército cartaginés

Pedro Barceló, catedrático de Historia Antigua en la Universidad de Potsdam y autor de diversos libros sobre Aníbal, recuerda que hay que ser prudentes al intentar confirmar arqueológicamente una historia con tintes de leyenda. “Aunque Aníbal fue posiblemente el mejor estratega militar de la antigüedad, incluso por delante de Alejandro Magno, son habituales las exageraciones sobre su figura”. Un ejemplo es el paso alpino, representado pictóricamente con elefantes cargados de abalorios. Barceló recuerda que las tribus gálicas de Saboya atravesaban habitualmente los Alpes, y que Asdrúbal, hermano del caudillo cartaginés, también lo hizo pocos años después con su ejército. Asimismo, considera que una expedición tan nutrida no necesariamente cruzó los Alpes de golpe, sino que pudo haberlo hecho por fases. “Cuando los historiadores romanos ensalzaban la figura de Aníbal, un guerrero que a la postre acabó derrotado, lo que estaban haciendo era ensalzar la fuerza de la propia Roma”, resume Barceló.

 

Anuncios

Entry filed under: Aníbal, ancient rome, arqueología, ciencia, cultura clásica, historia, investigación. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , .

‘En Tarraco había perros falderos’ Valencia: Las Corts rescatarán las ruinas romanas de la calle Salvador con una plaza nueva junto al hemiciclo

1 comentario Add your own

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

HNG-Enero16-EMAIL-XCOM--revista-OK

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


A %d blogueros les gusta esto: