Los modelos de belleza en la antigüedad

5 febrero 2016 at 11:19 am 1 comentario

El culto al cuerpo no es algo actual, como lo demuestra una exposición en el Arkeologi Museoa de Bilbao. Desde la antigüedad, hombres y mujeres han usado tintes, sofisticados peinados o perfumes para mejorar su aspecto

la-dama-flavia

Aida Alegría e Iñaki García Camino observan ‘La Dama Flavia’, un busto del siglo I, que luce un peinado puesto de moda por Flavia Julia, hija del emperador Tito. (Borja Guerrero)

Fuente: MAITE REDONDO  |  Deia     05/02/2016

En la prehistoria, ya existía un canon de belleza, aunque los hombres y mujeres prehistóricos estuvieran más preocupados por la supervivencia. También los antiguos egipcios, concedían una gran importancia a su aspecto físico. Productos como el aceite o el bicarbonato eran habituales en las casas egipcias. El maquillaje jugaba a su vez un importante rol, especialmente el de los ojos. El kohl era empleado no solo para marcarlos sino como elemento mágico y protector.

Para los griegos, la estética y la ética estaban muy relacionadas. Aquello que causaba el bien era bello. La belleza estaba simbolizada por una figura seductora: la diosa Afrodita, en cuyo cortejo se encuentran las Tres Gracias – Belleza, Castidad y Voluptuosidad o Entusiasmo– . En cambio, para los romanos, la belleza dejó de ser una cualidad ideal, casi sobrenatural. Bajó del cielo y se materializó, perdió su poder deslumbrante y revelador para convertirse en una cualidad capaz de intervenir en la vida diaria.

En Grecia y Roma el uso de cosméticos y aceites perfumados, de tintes o mascarillas y hasta de postizos y pelucas era habitual. El Museo Arqueológico de la Diputación Foral de Bizkaia desvela los secretos de belleza de griegos y romanos en la muestra Historias de tocador: cosmética y belleza en la antigüedad, una invitación a viajar, a descubrir las técnicas de las que se servían para alcanzar la belleza física del cuerpo humano que trascendía a lo más espiritual.

La exposición arrancó en el Museu d’Arqueologia de Catalunya, comisariada por Teresa Carreras, arqueóloga especialista en el estudio del vidrio antiguo. Posteriormente, se presentó en el Museo Romano de Oiasso (Irun) y ahora se exhibe en Bilbao, para mostrar por primera vez en nuestro territorio más de 170 piezas excepcionales, de gran belleza, procedentes de antiguas civilizaciones, que nos dejaron un legado cultural que en modo alguno podemos olvidar. “Es una ocasión única para ver además algunas piezas que difícilmente salen del Museo de Catalunya”, explica el director del Arkeologi Museoa, Iñaki García Camino.

Recorrido

Historias de tocador se articula en torno a cuatro ejes: el cuidado del cuerpo, perfumes y ungüentos, peinados y los últimos retoques de tocador (joyas y maquillaje). “Las civilizaciones antiguas y las modernas tenemos grandes similitudes en este aspecto: nos preocupa el cuidado del cuerpo. Las mujeres y los hombres de hoy en día comparten con los de la Antigüedad mucho más de lo que parece”, explica Aida Alegría, del departamento de pedagogía del Museo.

Gracias a la muestra, los visitantes descubrirán cómo la depilación ya era una asunto también de hombres en Roma, cómo hombres y mujeres de esta época se lavaban los dientes, las uñas, la cara, los ojos… con artilugios muy minuciosos que apenas han cambiado. Sorprende también una imponente Dama Flavia (un busto datado en el último cuarto del siglo I), que parece sacada de cualquier revista actual dada la modernidad de su peinado.

En la Grecia y Roma clásicas no conocían el jabón sólido. Para lavarse utilizaban una esponja empapada en sustancias abrasivas como la raíz de la saponaria, la sosa, o la ceniza de haya o directamente la piedra pómez. Después se aplicaban aceites para evitar la resecación y las grietas de la piel. En el museo se pueden ver algunos de los recipientes que utilizaban para fabricar aceites, que también usaban los gladiadores romanos.

La higiene era algo cotidiano en la vida social de Roma. En las termas se cultivaba el cuerpo pero también la mente y las relaciones sociales. En ellas, los romanos no sólo se bañaban; también practicaban deportes, jugaban y se reunían con los amigos. Era un lugar de encuentro y ocio.

En la muestra se exhiben también varias pinzas de depilar, espátulas, palillos y cucharillas para limpiar los oídos y las uñas, que recuerdan a los kits de manicura actuales. En otra de las vitrinas, se encuentran varios tipos de cazos y jarras de bronce que se utilizaron en los baños hace 2.000 años.

Los visitantes se encontrarán en la sección de Ungüentarios y perfumes distintos envases que contuvieron aceites perfumados y ungüentos muy apreciados en la antigüedad, ya que no sólo eran utilizados en la higiene y arreglo personal, sino también en medicina, ceremonias rituales y funerarias o prácticas deportivas. Se pueden ver además dos quemadores de bronce. La combustión de resinas, raíces y maderas olorosas era la manera más primitiva de obtener buen olor, en este caso, humo perfumado.

Con los perfumes también se desarrolló la industria de frascos, principalmente de alabastro, que podían ser considerados como joyas. “Perfumarse estaba al alcance de todas las clases, pero la diferencia se encontraba en el tipo del recipiente que se utilizaba para guardarlos”, explica Aida Alegría.

A través de diversas esculturas de mármol datadas entre el siglo III a.C. y el I d.C., se puede apreciar también cómo los romanos iban siempre bien peinados, ya que se consideraba un signo de civilitas. Los griegos y las griegas tenían como modelos a los dioses y las diosas para elaborar sus peinados, por lo que usaban muchas ondas. En cambio, los romanos y romanas se fijaban en las personas poderosas, en las emperatrices y emperadores. Las mujeres de clase acomodada siempre llevaban el cabello bien recogido, y aumentaban su volumen con postizos y gruesas trenzas. Y, como ellas, también los hombres mostraban su estatus social con el cabello y la barba cuidada por expertos y siguiendo la moda. Cuando conquistaron Germania, se puso muy de moda el pelo rubio, se aclaraban el pelo y elaboraban pelucas con el cabello de las esclavas.

En unas monedas que se encuentran en una vitrina, pertenecientes a los fondos del museo bilbaino, se puede apreciar también cómo en el Bajo imperio de Roma los hombres se dejaban barba.

En Grecia y Roma era costumbre pintarse con maquillaje muy vivo y contrastando los colores. En Roma se apreciaba tener la piel cuanto más blanca mejor. El albayalde o blanco de plomo servía de base de maquillaje y permitía blanquear los rostros y uniformar la piel. Los utensilios y productos que se usaban en el tocador se guardaban en recipientes de hueso, metal, cerámica, vidrio o madera y formas diferentes, como los que se puede ver en la exposición, fabricados hace 2.500 años.

La orfebrería tuvo también mucha importancia en las civilizaciones griega y romana. Brazaletes y anillos eran usados por hombres y mujeres y reflejaban la condición económica y social. En la muestra, se pueden ver una diadema de oro, unos pendientes y varios anillos de oro.

Historias de tocador. Cosmética y belleza en la antigüedad se puede ver en el Arkeologi Museoa hasta el próximo 3 de abril.

Entry filed under: arqueología, cultura clásica, exposiciones, museos. Tags: , , , , , , , , , .

Vigo: Hallan tumbas romanas en el pazo de los marqueses de Valladares Restauradores recuperan el Mosaico de Medusa de Itálica, de finales del siglo II d.C.

1 comentario Add your own

  • 1. LaPatri  |  5 febrero 2016 en 8:36 pm

    Reblogueó esto en patrimarsy comentado:
    Desde tiempos immemoriables ha existido el culto a la belleza y cánones que han evolucionado en las distintas culturas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

HNG-Enero16-EMAIL-XCOM--revista-OK

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

febrero 2016
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


A %d blogueros les gusta esto: