Archive for 22 octubre 2015

Los habitantes de Pompeya murieron por el derrumbe de sus casas

Fuente: Euronews      22/10/2015

Un grupo de científicos italianos utiliza la tomografía axial computarizada para examinar los restos de aquellos que murieron en la erupción volcánica del monte Vesuvio en Pompeya en el año 79 D.C.

Los cuerpos de algunas víctimas fueron moldeados con yeso en el siglo XIX para conservarlos. Pero la espesura de los moldes ha impedido hasta hoy a los investigadores analizar los huesos y los dientes que se encuentran en el interior. Por ello, los científicos utilizan ahora esta técnica.

Según los resultados de las pruebas, los habitantes de Pompeya tenían una dentadura perfecta.

“No hemos encontrado caries. Y esto es muy interesante. Para nosotros no es una sorpresa porque conocemos la dieta mediterránea y sus aspectos positivos. Aspectos que ahora hemos podido probar gracias a análisis recientes”, explica Massimo Osanna, superintendente de Pompeya.

La calidad de los dientes de los habitantes de Pompeya podría explicarse gracias al hecho de que la dieta mediterránea es pobre en azúcar y también por el alto nivel de fluoruro que había en el agua.

Los científicos aseguran que las víctimas murieron debido al derrumbe de las casas y no por asfixia.

“Se ha debatido mucho sobre las causas de la muerte de los habitantes de Pompeya. Existen unos mil cuerpos conservados. Los análisis llevados a cabo demuestran que las víctimas recibieron duros golpes ya que hemos encontrado muchos huesos rotos, explica Osanna. Muchas personas murieron por el derrumbe de sus casas debido a la presión de la piedra pómez. Esta piedra es muy ligera pero cuando se acumulan dos metros de ella puede provocar el colapso del techo de una casa”.

Los arqueólogos esperan que este proyecto desvele más detalles sobre la vida en Pompeya. A los expertos les gustaría analizar hasta 86 cuerpos así como los restos de algunos animales.

22 octubre 2015 at 10:53 pm 1 comentario

Cleopatra no pudo morir por la mordedura de una cobra

Según la tesis de una investigadora británica

cleopatra-elizabeth-taylor

Fotograma de la película ‘Cleopatra’, con Elizabeth Taylor en el papel de la reina egipcia. EM

Fuente: FRANCISCO CARRIÓN > El Cairo  |  EL MUNDO   22/10/2015

“¿Tengo el áspid en mis labios? ¿Caes? Si tú y la naturaleza podéis tan suavemente separaros, el golpe de la muerte es como el pellizco de un amante, que hiere y desea”. Cuentan que, derrotada en el amor y en la guerra, Cleopatra (69 a.C.-30 a.C.) confió su vida eterna a los dientes agudos de una cobra egipcia oculta en un cesto de higos. Un relato cargado de dramatismo que una pareja de investigadores británicos pone ahora en duda ampliando el enigma que rodea a la última reina del Antiguo Egipto.

“Es algo que ha confundido a egiptólogos e historiadores durante mucho tiempo. Hubiera sido muy difícil para Cleopatra suicidarse con la mordedura de una serpiente”, señala a EL MUNDO Joyce Tyldesley, egiptóloga del Museo de Manchester. “Le pedí consejo a un experto en serpientes, Andrew Gray. Me dijo que además de que las serpientes son demasiado grandes para estar ocultas en un cesto de higos y desaparecer después, su mordedura no resulta tan eficaz. Si hubiera muerto por una serpiente, sería una muerte larga y dolorosa. Así que es poco probable que fuera una cobra”, agrega Tyldesley.

Según la literatura hasta ahora conocida, Cleopatra hizo mutis por el foro en las postrimerías de un agosto aciago. A principios de aquel mes de estío, Marco Antonio había muerto entre sus brazos atravesado por su propia espada al dar por cierta la noticia falsa del suicidio de su esposa. Cautiva en su palacio de Alejandría, la hija de Ptolomeo XII prefirió renunciar a la vida antes que aceptar el ocaso de la civilización faraónica y jurar obediencia a Octavio, convertido en el 27 a.C. en el primer emperador romano bajo el nombre de César Augusto.

El adiós de Cleopatra fue asistido por sus criadas Iras y Charmion. Descartada la cobra, la experta británica apunta a dos posibles escenarios de suicidio: “Pudo emplear un cuchillo, el método más sencillo y efectivo, o quizás usar el veneno extraído de las serpientes pero, en ningún caso, sería una serpiente viva“, estima Tyldesley, autora del ensayo “Cleopatra, la última reina de Egipto”.

La biografía de la soberana que se negó a gobernar una provincia romana habita aún amplias zonas de sombra pero ha sido un filón a lo largo de la historia. Escurridiza y embaucadora. Irresistible en el trato por su “voluptuosidad infinita al hablar” y la dulzura y armonía del son de su voz, declaró Plutarco. “La edad no puede marchitarla. (…) Provoca más hambre cuanto más satisface”, escribió Shakespeare. Por obra de Elizabeth Taylor, Hollywood explotó su cliché de mujer fatal.

En busca de la tumba

En realidad, Cleopatra fue extremadamente inteligente e instruida en ciencias naturales, Filosofía, Medicina y Matemáticas. Políglota, fue el primer miembro de la dinastía ptolemaica en hablar egipcio antiguo. Pero su historia fue borrada igual que le sucedería a Hipatia tres siglos después en el mismo escenario. “Todavía hoy ignoramos muchas cosas acerca de Cleopatra. ¿Quién fue su madre? ¿Cómo falleció? ¿Dónde fue enterrada? ¿Qué sucedió exactamente en la batalla de Accio? [una contienda naval que venció Octaviano y perdieron Marco Antonio y Cleopatra]”, enumera Tyldesley.

“Ni siquiera -añade- sabemos como era físicamente. Por eso estamos tan fascinados de ella”. Con su planeado suicidio y su aún no esclarecido sepelio, Cleopatra venció a los conquistadores romanos, que trataron en vano de descubrir y allanar su lugar de reposo. Indómito y enigmático -como el carácter de la mujer que subió al trono a los 18 años-, su lecho permanece aún intacto.

En busca de su enterramiento, la arqueóloga y abogada dominicana Kathleen Martínez horada desde 2005 las ruinas de Taposiris Magna, a unos 45 kilómetros al oeste de la ciudad mediterránea de Alejandría. El complejo cobija entre sus muros un templo dedicado a Osiris, la deidad de la resurrección, y su cónyuge Isis, la gran diosa madre en la mitología egipcia. Su árido perímetro de 5 kilómetros, excavado a partir de la expedición militar de Napoleón Bonaparte de 1801, apenas había arrojado hallazgos hasta la llegada de Martínez.

“Estamos en presencia de una zona que podría ser el equivalente al Valle de los Reyes para la dinastía ptolemaica. Es muy probable que los últimos faraones de la historia, que luchaban contra los romanos para lograr su permanencia en el trono, escogieran un emplazamiento seguro y apartado como éste para no ser molestados en la vida de ultratumba“, arguyó hace unos años la directora de la misión en una entrevista a este diario.

El pasado febrero su equipo halló una estela de caliza, tallada solo dos años antes que la piedra Roseta e idéntica a otra inscripción hallada en el templo de Isis en la isla de Filé, en el sur de Egipto.”Es el descubrimiento más importante de nuestra misión. Hasta ahora se creía que el templo de Taposiris Magna, que no tiene inscripciones, nunca había funcionado como tal. Yo siempre pensé lo contrario y buscaba pruebas arqueológicas. La estela coloca al monumento en un lugar muy destacado en cuanto a la adoración de Isis”, subrayó la arqueóloga.

Tyldesley alberga otra teoría sobre el enterramiento de la soberana que sedujo a Julio César y engendró a Cesarión. “El trabajo de esta arqueóloga es muy interesante y espero que pueda protagonizar un hallazgo espectacular. Sería fantástico hallar la tumba de Cleopatra. Pero mi tesis es que Cleopatra fue tal vez incinerada y luego colocada en una tumba en Alejandría”, concluye la investigadora.

22 octubre 2015 at 7:16 pm Deja un comentario

La Biblioteca del Estado aporta valiosa información de la Córdoba romana

Los expertos destacan que los hallazgos ofrecen datos interesantes para reconstruir la historia de la ciudad

restos-biblioteca-Estado

Restos aflorados en las obras de la Biblioteca del Estado en Córdoba / ABC

Fuente: ABC > Córdoba   22/10/2015

El arqueólogo del equipo responsable de los trabajos arqueológicos que se realizan en el solar donde se levantará la Biblioteca Pública del Estado, en los Jardines de la Agricultura, Manuel Rubio, ha detallado que dichos trabajos han permitido documentar una secuencia estratigráfica que arranca de época romana altoimperial y que llega prácticamente a nuestros días, aportando interesantes datos de la zona.

Según ha informado la Junta, así lo ha dado a conocer Rubio en el marco de una conferencia que ha ofrecido en el Museo Arqueológico de Córdoba sobre el patrimonio arqueológico hallado en dicho solar, dentro del programa «Los miércoles en el Museo», una actividad que se realiza con la colaboración de la Asociación de Amigos del Museo Arqueológico.

En su conferencia, Rubio ha puesto el acento en el periodo romano bajoimperial, avalado por la presencia de una necrópolis de inhumación, y en la época medieval andalusí, con varias fases de ocupación descubiertas en el solar.

Manuel Rubio es Master de Arqueología y Patrimonio por la Universidad de Granada, ha participado en numerosas intervenciones arqueológicas, como las de Isla Graciosa, Finca el Cañuelo Alto o calle Marino Alcalá Galiano, en Córdoba, también en las de la Urbanización Guadalmina en Marbella (Málaga), o en el yacimiento de Torreparedones, en Baena (Córdoba).

22 octubre 2015 at 6:15 pm Deja un comentario

‘El papiro del César’, Astérix y Obélix descubren WikiLeaks

  • Jean-Yves Ferri y Didier Conrad firman su segundo álbum de los personajes
  • Una exposición, en Madrid, explica cómo se ha realizado esta nueva aventura
  • También se publica Astérix, de la A a la Z, el diccionario definitivo sobre los galos

Fuente:  JESÚS JIMÉNEZ  |  RTVE.es   22/10/2015

el-papiro-del-césarEste 29 de octubre Astérix y Obélix cumplirán 56 años. Y que mejor forma de celebrarlo que una nueva aventura: El papiro del César (Bruño-Salvat), que este jueves se publica en todo el mundo. Este es el segundo libro que firman el dibujante Didier Conrad y el guionista Jean-Yves Ferri que, en 2013, recibieron la bendición de Albert Uderzo para continuar las aventuras de los galos más famosos del cómic con Astérix y los Pictos; un gran éxito, con 5,4 millones de unidades vendidas, que conquistó las librerías de todo el mundo en 24 lenguas y dialectos.

En esta nueva aventura, Ferri y Conrad demuestran haberle cogido el pulso a la serie y, sin superar los álbumes firmados por el tandém Goscinny-Uderzo, han conseguido el mejor volumen desde la muerte del guionista (en 1977, a los 51 años). Un álbum en el que mezclan temas muy actuales, como el poder de la comunicación.

En su obsesión por conquistar la Galia, en este nuevo álbum, Julio César recurrirá a una nueva arma: la comunicación. El malvado Bonus Promoplús (un personaje inspirado en el publicista francés Jacques Séguéla, antiguo asesor del ex presidente socialista François Mitterrand) aconseja al César falsear su famoso libro Comentarios sobre la Guerra de las Galias, quitando el episodio dedicado a la irreductible aldea de los galos, de forma que parezca que todo el territorio galo ha sido conquistado.

Pero ese delicado capítulo caerá en manos de Doublepolemix, un comerciante de noticias inspirado en Julian Assange, el creador de WikiLeaks. “¡Ha faltado poco para llamarle Wikilix!”, broméo uno de los creadores en la presentación.

Como era de esperar Doublepolemix buscará ayuda en la aldea de los galos y el propio César tendrá que intervenir para imponer su verdad.

doublepolemix

Doublepolemix, personaje basado en Julian Assange

Esto de los cameos ya es una tradición en los álbumes de Astérix casi desde sus comienzos. Los propios Goscinny y Uderzo han aparecido en varios episodios. Así como personajes tan dispares como Otto Von Bismark, Arnold Schwarzenegger, Los Beatles, Sigmund Freud, Laurence Olivier, el Gordo y el Flaco, Don Quijote y Sancho, Jean Marais, Mussolini, Eddy Merckx, Lino Ventura, Jacques Chirac, Kirk Douglas (haciendo de Espartaco, por supuesto), Sean Connery, Charles Laughton…

En Astérix y los pictos, la primera aventura firmada por Conrad y Ferri, ya aparecieron el actor Vincent Cassell y el cantante Johnny Hallyday. Y en este, además de los cameos mencionados, destaca un sentido homenaje a Goscinny y Uderzo.

Este nuevo álbum vuelve a contar con el beneplácito de uno de los padres de Astérix, el dibujante Albert Uderzo, y la heredera del otro, Anne Goscinny, hija de René Goscinny, su primer guionista, que murió en 1977. Ambos presentaron el libro, junto a los autores, la semana pasada en París.

Uderzo ha agradecido a los continuadores de su obra que “sean fieles” a lo que ellos habían creado y afirmó que aunque trabajó mucho con los dos en el primer álbum, no ha tenido que hacer “casi nada” en este.

viñeta-el-papiro-del-cesar

Viñeta de ‘Astérix: El papiro del César’

Anne Goscinny añadió como anécdota que tras leer tres o cuatro volúmenes de sus creadores originales y el nuevo “no sabía quién había escrito cuál”, y se mostró orgullosa de que de que Astérix envejezca ya que “es un lujo” que no tuvo su padre.

Este nuevo álbum se lanza este jueves en todo el mundo y en España se pondrán a la venta 160.000 ejemplares en castellano, 25.000 en catalán, 4.000 en euskera, 3.000 en gallego y 1.500 en bable.

paginas-el-papiro-del-cesar

Páginas de ‘Astérix: El papiro del César’

Una exposición explica cómo se ha hecho el álbum

Para saber cómo se ha realizado este nuevo álbum sólo tenéis que visitar la exposición Astérix. 36 imágenes del álbum 36, en la madrileña biblioteca Eugenio Trías (Paseo de Fernán Núñez, 24. Parque del Retiro. Entrada por puerta Sainz de Baranda). En ellan pueden verse 36 láminas que explican cómo se ha hecho El papiro del César.

Se trata de una treintena de carteles que explicarán a los amantes de esta historieta cómo se gestó y cómo fue el proceso de creación de algunos de los personajes de esta nueva entrega de las aventuras de los galos más famosos. tambiçen podemos contemplar algunas viñetas en las distintas fases de entintado y coloreado y la cubierta desde los primeros trazos a lápiz hasta el resultado final.

La madrileña biblioteca acogerá esta exposición desde este mismo jueves hasta el 30 de noviembre (Horario: de lunes a viernes, de 8:30 a 21 h. Sábados, de 9:10 a 17:50 h. Domingos, de 9:10 a 13:50 h. Entrada gratuita). Luego se trasladará a otras capitales españolas.

‘Astérix, de la A a la Z’

de-la-a-a-la-zComplementando el lanzamiento de este nuevo álbum, también llega a las librerías españolas el libro Astérix, de la A a la Z (Lunwerg), el diccionario más completo sobre el universo de Astérix, creado por René Goscinny y Albert Uderzo allá por 1959.

Este “diccionario” fue una iniciativa de la Biblioteca Nacional de Francia, que decidió homenajear así al personaje en su 60 cumpleaños.Y se basa en las 120 planchas originales (de los dos primeros álbumes de la serie y el último que realizó con Goscinny) que el dibujante Albert Uderzo donó, en 2011, a la Biblioteca, lo que hizo posible que la prestigiosa intitución francesa organizase una exposición sin precedentes en homenaje a Astérix.

El libro recoge, en forma de alfabeto, más de 220 imágenes entre láminas originales, portadas, fotografías de la época, guiones, bocetos, anécdotas, apuntes y datos de todo tipo. Y textos de prestigiosos especilaistas sobre Astérix, incluyendo al propio Albert Uderzo.

Se incluyen reproducciones de esas láminas originales cedidas por Uderzo a la Biblioteca Nacional de Francia y cuenta con el respaldo y la colaboración de los herederos de Goscinny. El perfecto complemento a la colección de Astérix, uno de los emblemas de Francia, que este 29 de octubre cumple 56 años, como Conrad y Ferri (nacidos el mismo año), quienes avanzaron que el próximo número, que esperan que recaiga de nuevo en sus manos, “tratará seguramente de un viaje del pequeño bigotudo”.

Un personaje que está considerado uno de los símbolos de Francia (el de la resistencia ante los invasores), que ha sido traducido a 111 lenguas y ha vendido más de 350 millones de ejemplares de sus aventuras.

ilustracion-el-papiro-del-cesar

Ilustración de ‘Astérix: El papiro del César’

22 octubre 2015 at 6:12 pm Deja un comentario

El Teatro Romano de Cádiz abrirá en tres meses

La tercera fase de las obras contempla el acceso a la galería original desde el Centro de Interpretación, la iluminación, una plataforma para observar la parte nueva excavada del graderío y el entarimado de la cavea.

teatro-cadiz

Fuente: VIRGINIA LEÓN > Cádiz  |  Diario de Cádiz    22/10/2015

El enclave arqueológico más potente de Gades volverá a abrir al público en tres meses. Lo hará desde sus entrañas, en un nuevo circuito por el propio Teatro Romano que unirá su pasado, presente y futuro. Un recorrido que partirá del nuevo Centro de Interpretación Theatrum Balbi, discurrirá a través de una escalera metálica hacia el acceso original por la galería que ha sido excavada bajo la Posada del Mesón -que conecta ambos espacios-, y que desembocará en la cavea o graderío, donde se habilitará un entarimado que conducirá a la zona alta del mismo.

Éstas son las principales novedades que ayer se mostraron sobre el terreno, donde hace tres semanas arrancaron las obras de adecuación que visitaron el delegado de Gobierno de la Junta de Andalucía, Fernando López Gil, y la delegada provincial de Cultura, Remedios Palma, al hilo del inicio de esta tercera fase de las obras por un valor de 240.000 euros, y del reciente anuncio de un millón de euros contemplado en la ITI (Inversión Territorial Integrada).

Juntos confirmaron la ansiada noticia de integrar de nuevo el Teatro Romano de Cádiz al circuito turístico de la ciudad ‘cuanto antes’, puntualizó López Gil ante las posibles adversidades que puedan aparecer y a las que tan acostumbrados nos tiene el yacimiento. Si bien, aseguró que entre finales de 2015 y principios de 2016 ya será visitable a través del nuevo circuito que marca el plan director.

Concretamente, las principales actuaciones que integran esta fase del proyecto son la adecuación de esta área de transición entre el Centro de Interpretación y el acceso a la galería del Teatro -que por primera vez se mostró a los medios desde la planta baja de Posada del Mesón, 13-, la escalera de acceso al vomitorio, una plataforma de visualización de una parte nueva de las gradas excavadas -justo a la izquierda de la nueva escalera metálica-, la instalación de suelo flotante ya en la galería del enclave, la consolidación del vomitorio de salida a la cavea -gradas- y orchestra, la instalación de la iluminación en los restos arqueológicos y la galería, la renovación de acristalamiento de los lucernarios de iluminación natural de la galería y el entarimado sobre una parte de la cavea. Concretamente, una especie de escalinata de madera conducirá al visitante desde uno de los vomitorios -en la zona central- hasta la parte del graderío de hormigón ubicado en la zona alta, que será el lugar habilitado para sentarse a contemplar e interpretar el enclave, tras pasar por el Centro de Interpretación.

Esta intervención se completará con las barandillas exteriores de protección o el drenaje de la galería para evacuación de aguas, ya que suelen filtrarse cuando llueve.

A nivel arqueológico, en esta fase sólo se realizarán catas de seguridad en la galería con los controles oportunos durante el desarrollo de los trabajos, así como controles taquimétricos de seguridad, ‘para ver su capacidad de aguante y la estabilidad de la bóveda y para prevenir las filtraciones de agua’, comentó durante la visita José Peral, el arquitecto encargado del plan director para la conservación del Teatro Romano. Añadió en este sentido que la parte exterior de la galería y el graderío están muy antropizados, pues históricamente han sido usados para ganado, como establo, y tiene rellenos, por lo que es necesario hacer este estudio estructural.

Las obras de la tercera fase que cuentan con un plazo de ejecución de tres meses se han adjudicado a las empresas Construcciones Fernando Manzano y Miguel Bernal Obras y Construcciones, que están actuando en dos áreas separadas por Posada del Mesón y la propia galería del teatro, respectivamente.

Por su parte, la Delegada Provincial de Cultura, Remedios Palma, citó 2015 como un buen año para el Teatro Romano, en el que se ha producido la apertura del Centro de Interpretación, y por el que ‘han pasado 28.000 personas’. También citó la ‘clara intención’ de integrarlo a la red de Teatros Romanos de Andalucía, para posicionarlo al nivel del de Baelo Claudia. Aunque todavía toca esperar.

Adentrarse en el pasado, en la propia galería del Teatro Romano de Cádiz ha sido uno de los retos más complejos que ha afrontado arquitecto de la obra, José Peral. El técnico explicaba ayer que el obstáculo no estaba sólo en salvar la diferencia de cota entre el Centro de Interpretación y la propia galería romana, que ha resuelto con una escalera metálica ‘muy liviana’, sino los diferentes usos y superposiciones históricas y arqueológicas, y la propia consolidación estructural de todo el conjunto.

‘Son muchos factores que entran en juego porque la idea es conectar un edificio a una cota determinada, al acceso a la galería que, a su vez, reparte los distintos vomitorios a la cavea’. Y todo ello, añadió, previa consolidación estructural de los paramentos de los suelos.

José Peral comentó que el proyecto afronta una entrada que ‘va a romper el acceso tradicional incluso a través de materiales. Una entrada por la que accedía entonces la clase privilegiada de la sociedad’, dijo a modo de apunte. Esto supone otro giro al circuito convencional antes del cierre, pues hasta este momento se accedía por la puerta del Campo del Sur.

Con esta fase de las obras se da por fin el último gran paso antes de la reapertura del yacimiento, pero no el último, dado a que ‘el potencial es impresionante y da para seguir ofertando y seguir avanzando’, estimó Fernando López Gil, quien informó del total de la inversión hasta ahora realizada, ‘que ya supera los 3 millones de euros’. Concretamente, las obras de emergencias -consolidación- y complementarias han supuesto 1,8 millones de euros, a las que se suman los 640 mil euros de las diversas actuaciones realizadas en 2014 y un total de 559.000 invertidos en 2015, en la que se contemplan los 240.000 euros de la última fase.

22 octubre 2015 at 2:06 pm Deja un comentario

El monje de la mala letra

Examinamos la historia y el futuro de la caligrafía de la mano de Ewan Clayton, un académico que navega entre la sabiduría de los monasterios y Silicon Valley

Fuente: IGNACIO RUBIO  |  EL PAÍS    22/10/2015

elea caligrafía surgió en la oscuridad de las cuevas hace al menos 50.000 años. Cuando una de esas formas pintadas en las paredes logró expresar algo concreto para la comunidad surgió el primer signo, y cuando este se unió a otros fue posible la primera lectura. El origen del alfabeto como tal se reduce a un puñado de trazos utilizados para tomar notas de registro por los funcionarios del Imperio Medio de Egipto hacia el año 1850 antes de Cristo. Nuestro propio alfabeto procede de la escritura de los fenicios, que habitaban en ciudades costeras del actual Líbano como Tiro, Beirut, Sidón y la misma Biblos, la principal exportadora de papiro del mundo antiguo y a quien debemos la palabra biblioteca. El siguiente paso fue la fijación en los alfabetos griego y romano de 24 o 26 formas concretas proporcionadas. El secreto de la creación de las letras a partir de ese momento se basó en tener en cuenta las sutiles relaciones entre cada una de esas partes y en aprender a jugar con ellas.

Hoy día, la caligrafía –del griego kalos (bonito) y graphein (escritura)– se acerca a las nuevas disciplinas del diseño, aportándole un alma impensable con otras técnicas gráficas. En su faceta académica, su enseñanza es cada vez más corriente en la Universidad. La Biblioteca Nacional de Madrid dedica en estos días dos exposiciones a esta disciplina: Calígrafos españoles y Caligrafía hoy: del trazo al concepto. Pero si hay alguien que ha buceado en el misterio de las palabras, ese es el británico Ewan Clayton, exmonje en la abadía de ­Worth, asesor de Xerox en California, académico, escritor y director del Centro Internacional de Investigación de la Caligrafía de la Universidad de Sunderland (Reino Unido). Su libro La historia de la escritura, publicado este año por Siruela, es un recorrido primoroso por la evolución del alfabeto.

La vida de Clayton parecía predestinada al arte de la caligrafía. Su experiencia con el aprendizaje de la escritura comenzó con un estrepitoso fracaso infantil. “Cuando tenía 11 o 12 años, mi letra era tan mala que me hicieron repetir un curso en el colegio. Recuerdo cómo lloré cuando mi profesor me dijo que mi f estaba mal escrita. Yo asistía a una pequeña escuela en Ditchling, Sussex. Más tarde, en otra escuela, aprendí la letra itálica, y me gustó. Mi familia me animaba a seguir y me facilitaba libros de caligrafía. Mi abuela me regaló la biografía del padre de la caligrafía moderna, Edward Johnston (ella le había conocido ya que iba a danza escocesa con su esposa), y mi madre me prestó la obra básica de Johnston, Writing & Illuminating & Lettering, y me regaló un set de caligrafías. Empecé a hacerlas para otros niños de la escuela, que me pagaban con caramelos y postales, y en una ocasión escribí, usando una elaborada caligrafía, una cita que decía: ‘La pluma es más poderosa que la espada’. Me pagaron con una postal en 3D de peces tropicales, y entonces me di cuenta de que iba por el buen camino”.

El famoso Writing & Illuminating & Lettering, de Edward Johnston, en el que se recopilaba todo el conocimiento acumulado hasta entonces sobre las letras y la escritura, fue decisivo para Clayton. Su autor es hoy universalmente reconocido por haber sido el tipógrafo elegido en 1916 por el consejo del London Transport para realizar la tipografía del logotipo del metro londinense, que “debía tener la osada sencillez” de la rotulación clásica romana y sin embargo “pertenecer inequívocamente al siglo XX”. Aún subsiste.

Pero la danza escocesa no fue el único nexo de Clayton con su maestro Johnston: sus abuelos vivieron en la colonia campestre para artesanos fundada en 1907 por el maestro tipógrafo Eric Gill, en Ditchling, en los alrededores de Brighton. Esta comunidad semisocialista se había convertido en una influyente colonia de artistas entre los que estuvo el propio Edward Johnston. Sus ocupaciones eran el tallado de inscripciones en piedra, el grabado en madera y diversas tareas tipográficas para prestigiosas editoriales. Por allí apareció muchos años después un Ewan Clayton adolescente dispuesto a aprender a tallar con un cincel sobre roca caliza. Al salir de la universidad, concluyó su formación como calígrafo y se inició en los secretos de la encuadernación. Aprendió a cortar una pluma de ave, a preparar el pergamino y la vitela para escribir, y a hacer libros a partir de una pila de papel, cartón y pegamento, aguja e hilo, y fue cuando tenía veintitantos años cuando sufrió una crisis que le llevó a ingresar en un monasterio. “Siempre había soñado con ser monje. A los 28 años tuve cáncer y empecé a pensar en aquellas cosas que siempre había querido hacer. Cuando me recuperé, me di cuenta de que necesitaba cumplir con esa obsesión. Viví durante 12 años en un monasterio”.

ewan-clayton

Ewan Clayton, académico y autor del libro ‘La historia de la escritura’ (Siruela). / ROGER BAMBER

Podríamos imaginar a Clayton iluminando códices enormes al estilo medieval, pero la cosa no era tan romántica: “Mi trabajo consistía en hacer portadas para los boletines de los actos eclesiásticos, grandes carteles para la Iglesia (normalmente en equipo), diseñar pequeños folletos y logos e incluso rediseñar el cementerio. Aún me ocupo de esculpir las lápidas de los monjes porque mi relación de amistad con esta comunidad continúa invariable”.

Del monasterio saltó a un centro de investigación de alta tecnología; Clayton pasó de la pluma de ave y los libros encuadernados a mano al correo electrónico y el universo digital. A finales de los ochenta fue contratado por la firma Xerox PARC, en Palo Alto (California). “Los científicos de Xerox inventaron mucha de la tecnología actual: el concepto de Windows, la interfaz gráfica de los productos de Apple, el procesador de textos que dio lugar al Word de Microsoft, el lenguaje de descripción de imágenes que se convertiría en el pdf, la impresora láser y la idea de pequeños dispositivos móviles de ordenador. Pero sus directivos no fueron capaces de ver la importancia de todo ello para el futuro. Entendían Xerox como una empresa de fotocopias, así que muchos de los trabajadores abandonaron la compañía. Fue entonces cuando Xerox se dio cuenta de que había cometido un error enorme: habían inventado el futuro, pero se les había escapado de las manos. Comprendieron que habían ligado de forma errónea la identidad de su compañía a una tecnología”. Según Clayton, cuando se desarrolla cualquier tecnología, necesitamos tiempo para saber cómo usarla. Cuando se introdujeron los billetes electrónicos en el metro de Londres, las autoridades contrataron a un grupo de personas para que atravesaran los tornos giratorios durante toda la jornada para que el resto de viajeros pudiera ver cómo funcionaban. “Lo importante del pdf, una de las innovaciones de Adobe, era que permitía tratar los documentos almacenados en un ordenador como si fueran de papel. Esa era la clave”.

Es en Summer Stone, director de tipografía de Adobe en 1984 y personaje mítico en la California de aquellos años, en quien parece recaer el mérito de ser el nexo de unión entre la antigua tradición tipográfica y el ordenador. Stone se aseguró de que se hicieran fuentes tipográficas digitales incorporando también las de antes de la invención de la imprenta y encargó una de inspiración griega, la Lithos; otra inspirada en las letras de la columna de Trajano, la Trajan, y otra de inspiración anglosajona pese a su nombre, la Charlemagne.

La historia de la escritura resume la evolución de la idea que el hombre tiene sobre el acto de leer y escribir. Por ejemplo, en la Grecia clásica, leer era considerado una amenaza para la libertad del ciudadano: la persona que veía las palabras de un texto y empezaba a leerlo era poseído por el espíritu del escritor, al que se prestaba el aliento en una clara manifestación de servidumbre. Tuvo que intervenir Platón para solucionar el enredo. En Fedro argumentaba que lector y escritor eran en realidad compañeros en la búsqueda de la verdad, cómplices en el amor por la sabiduría, y, por tanto, no podía haber esclavitud en la lectura.

En el Imperio Romano, la escritura profesional estaba en manos de los esclavos, aunque la mayoría de los ciudadanos supieran leer y escribir. Un edicto de Diocleciano fijó los precios para los primeros escritores: por cien líneas “con la mejor letra”, el precio máximo era de 25 denarios (frente a los 75 diarios que cobraba un pintor de brocha gorda). Amazon acaba de resucitar ese mismo concepto, el pago al escritor en función del número de líneas leídas por el usuario de una determinada obra

“Podría parecer que el escritor queda de nuevo relegado al papel de mero transcriptor del texto (y este, a su vez, en una simple mercancía vendida por líneas) y no es considerado un artista creativo y original cuya obra va mucho más allá de ese aspecto mecánico. Esta distinción fue uno de los puntos que la ley de copyright denunció a finales del siglo XVIII. El concepto de autor creativo dueño del resultado de su trabajo se convertía en la base de su derecho al texto. Abandonar esta idea podría llevarnos a inesperadas consecuencias para el copy­right”, señala Clayton.

voz-clayton

‘Voz’, de Ewan Clayton. Caligrafía realizada con pluma de ganso y tinta sobre papel. / EWAN CLAYTON

El británico identifica el momento exacto de la historia en que se produce el cambio entre la tablilla de cera y el pergamino: el año 85 después de Cristo. En ese momento, el poeta romano Marcial escribía: “Existe un nuevo formato de libro, hecho con hojas de pergamino, que es una novedad. Se puede encontrar en la tienda del liberto Secundino, cerca del templo de la Paz”. Con los siglos, la demanda de libros aumentó, había que economizar recursos y un nuevo invento nacido en China hacia el año 105, que había llegado hasta Bagdad en 709 y a Europa a través de Xàtiva en 1120, comenzaba a hacerse popular: el papel. Sin él, la imprenta no hubiera existido; tampoco la tipografía.

Pero ese papel, que desde Gutenberg se había fabricado con trapos de algodón y lino, fue sustituido al comienzo de la era industrial por uno hecho a base de esparto y pulpa de madera, más barato y químico. Su gran problema es que no resiste el paso del tiempo: con los años se convierte en polvo. Los expertos aseguran que de los dos millones de libros publicados desde 1875 almacenados en la Bibliothèque Nationale de Francia se han perdido 75.000 y otros 580.000 están en alerta roja. En Estados Unidos, 12 millones de títulos insustituibles ya están afectados. “La pérdida puede ser catastrófica”, dice Clayton, “varias generaciones de literatura serán barridas si no se realiza un enorme e inmediato esfuerzo de digitalización”.

Pero, aunque se haga sin tardanza, existirán otros riesgos. “Cada medio de almacenamiento tiene un periodo de vida. La duración del papel ácido es corta, pero también lo es la de la información digital. Muchos documentos de hace 20 años son ilegibles ahora porque tanto el software como el hardware han cambiado y no tenemos los dispositivos que nos permitan leerlos. Hace un tiempo se me acercó una persona que trabajaba en una instalación nuclear donde se estudiaban las diferentes opciones para salvaguardar la documentación en caso de catástrofe. El formato digital no resulta eficaz si no hay corriente eléctrica y estaban contemplando la posibilidad de usar láminas de vitela como alternativa”.

Según Clayton, “a medida que pasa el tiempo tenemos claro que la actividad humana básica es la escritura”, asegura. “No hay que sacrificar las ventajas de la escritura a mano para disfrutar las de la digital. Los educadores cometen un error cuando eliminan la escritura, el que sabe escribir en papel tendrá siempre una ventaja sobre los que solo utilizan el formato digital como vía de comunicación escrita. Los avances técnicos podrían evolucionar a la inversa y no es inconcebible que la escritura a mano sustituya a los teclados como forma de interacción con los ordenadores”. Además, apunta, “algunas de las grandes influencias de la caligrafía proceden de Oriente; de China, India y Japón. Sus sistemas de escritura son tan ricos que el teclado resulta inadecuado. Continuará la presión para avanzar en la investigación en torno a la sensibilidad de las pantallas táctiles, las superficies podrán vibrar para ser sentidas como la seda, la vitela o el papel. Hay potencial para un desarrollo mayor en la escritura. Pero lo más importante es la habilidad del soporte informático para mostrar imágenes en movimiento. La caligrafía es un arte de representación, gestual, que ocurre en tiempo real, y la tecnología digital podría mostrar mucho mejor este proceso”.

22 octubre 2015 at 2:00 pm Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente