Archive for 19 octubre 2015

Luz Neira: “Quedan muchísimos mosaicos de la Antigüedad por descubrir”

Entrevista con Luz Neira

luz-neira

Fuente: UC3M

La profesora de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) Luz Neira ha dirigido el último Congreso de la Association Internationale pour l’Étude de la Mosaïque Antique (AIEMA), un evento internacional que se celebra cada tres años. Esta decimotercera edición, celebrada por segunda vez en España tras 25 años, ha sido organizada por el Instituto de Cultura y Tecnología de la UC3M en colaboración con el Museo Arqueológico Nacional.

¿Qué se entiende por mosaico antiguo?

Al estudiar los mosaicos antiguos abordamos la investigación de mosaicos que datan desde la época helenística, la época imperial romana e incluso la etapa medieval.

En el congreso se ha hablado de nuevos hallazgos. ¿Cuáles destacaría?

Destacaría los recientes hallazgos en la isla de Chipre, donde ya se documentaban desde hace años magníficos conjuntos que reflejan la mentalidad, las creencias y los debates entre partidarios de los cultos tradicionales, las escuelas filosóficas y los iniciadores del nuevo credo cristiano. Precisamente será la Universidad de Chipre, en Nicosia, la próxima sede del XIV Congreso de la AIEMA en 2018

¿En España ha habido descubrimientos recientemente?

Sí, en Écija, donde se aprecia el auge de la antigua Astigi; y en Castulo (Jaén), en cuyo yacimiento arqueológico de diferentes épocas se ha descubierto un bellísimo mosaico con una representación inusual de escenas mitológicas antes nunca combinadas: el Juicio de Paris y los amores de Selene y Endymion. Y, por supuesto, el incomparable mosaico de Noheda (Cuenca), que probablemente es uno de los pavimentos más complejos e interesantes de todo el Imperio Romano.

¿Quedan muchos hallazgos por descubrir?

Sí, muchísimos. Tan solo conocemos una parte ínfima de los mosaicos de la Antigüedad. La clave es la reanudación de excavaciones arqueológicas científicas y sistemáticas. No obstante, solo pueden emprenderse campañas que tengan asegurada la conservación y protección de los hallazgos, en el caso que nos ocupa, de los mosaicos.

¿Qué posición ocupa España en el mundo en relación a este ámbito de investigación?

Una posición muy importante, tanto por el número y la calidad de los mosaicos hispanorromanos como por el nivel de los investigadores españoles que han contribuido tantísimo a la valoración de la musivaria romana de Hispania. Baste citar al gran maestro, el profesor Blázquez, la doctora López Monteagudo, la profesora San Nicolás, el doctor Álvarez Martínez y el doctor Fernández Galiano (recientemente fallecido), la doctora Durán o jóvenes doctores como Mañas y Bermejo.

 ¿Este congreso se había realizado antes en España?

Sí, el VI Congreso de la AIEMA, que se celebró en Palencia y Mérida en 1990. Ahora, después de 25 años, la elección de Madrid y en concreto de la UC3M para la organización de esta edición del Congreso (que los miembros del Conseil y de la Asamblea de AIEMA decidieron por unanimidad durante el anterior congreso en Venecia en 2012) respondía a varios aspectos: la significación de los hallazgos hispanos, la aportación de los investigadores españoles, el prestigio ascendente del Seminario en torno a los Mosaicos Romanos (SMR) que anualmente venimos organizando desde 2006 en el Instituto de Cultura y Tecnología (ICyT) de la Universidad, y el apoyo incondicional desde rectorado, antes con Daniel Peña y ahora con el rector Juan Romo.

¿Qué es lo que ha resultado más complicado a la hora de organizar un evento así?

Es un congreso que se realiza cada tres años y que requiere coordinar a muchas personas. Para la organización he contado, y quisiera subrayarlo, con un fantástico y entusiasta equipo de doctorandos del ICyT: Beatriz Fernández Bonet, Estela Martínez, Javier Caballero y Luigi Quattrocchi. Además, también debo agradecer su colaboración al Museo Arqueológico Nacional, y en particular a su subdirectora, Carmen Marcos, así como a los colegas de la UNED, el DAI de Madrid, Carranque, Complutum y Almenara de Adaja. Ha sido una satisfacción reunir tanto a colegas de gran prestigio como a jóvenes investigadores que garantizan la actividad investigadora en torno a los mosaicos en el futuro.

¿Cuál es su área de investigación dentro de los mosaicos?

La iconografía. En los últimos años, la representación tanto de la vida cotidiana como de las escenas mitológicas, pues tanto la figuración de un dominus y su universo como las representaciones femeninas, la alusión simbólica al binomio civilización/barbarie, las imágenes vinculadas a sus creencias, etc. reflejan las inquietudes y las pretensiones propagandísticas de las elites y su contribución a la construcción de determinados estereotipos, no sólo en el mundo romano sino en el transcurso de la historia hasta la actualidad.

Hace poco publicó un libro que analizaba la iconografía religiosa, ritual y mágica, ¿no?

Sí, coordiné la publicación del libro “Religiosidad, rituales y prácticas mágicas en los mosaicos romanos” (CVG, 2014). Las fuentes literarias antiguas y los datos proporcionados por la arqueología ofrecen mucha información acerca de las creencias religiosas de los romanos, como sus rituales y prácticas mágicas o funerarias. Con la investigación que desarrollamos para elaborar esta publicación pretendíamos conocer cómo se representan estas creencias en los mosaicos romanos de todo el Imperio.

¿Un mosaico destaca más como fuente artística o histórica?

Aunque la mayoría de las personas que contemplan un mosaico destacan su valor artístico, los mosaicos son fuente documental para el estudio de la historia tanto de quienes los encargaron como de aquellos que lo realizaron, ya que al conservarse en su contexto original constituyen un testimonio valioso de su época.

En el congreso precisamente se ha hablado de aplicaciones científicas y tecnológicas al estudio de los mosaicos, ¿no?

Sí, es otra de mis líneas de investigación. En este sentido, destacaría las investigaciones centradas en el análisis de las teselas que revelan la utilización de determinadas herramientas o las aplicaciones que contribuyen decisivamente a la difusión y a la accesibilidad de nuestros estudios entre sectores más amplios de la sociedad. La aplicación de la tecnología me parece fundamental y, además de contribuir a la difusión, estoy firmemente convencida de su aportación a la propia investigación.

19 octubre 2015 at 7:50 pm Deja un comentario

‘Ingeniería Romana’, los documentales que reconstruyen las colosales obras de un imperio de esplendor

  • Ingeniería Romana es una nueva serie de La 2 sobre las obras que se levantaron hace 2.000 años
  • El sábado 24 a las 17.15 h se emiten los episodios Ciudades y Acueductos
  • Los conocimientos sobre ingeniería romana se pueden ampliar con una app móvil y la web del Lab de RTVE.es

Fuente: VICKY BOLAÑOS  |  RTVE.es   19/10/2015

Durante el Imperio romano se levantaron colosales obras de ingeniería. Algunas han llegado a nuestros días conservando gran parte de su estructura, como los acueductos de Nimes o de Segovia o el teatro de Mérida.

La nueva serie documental de La 2, Ingeniería Romana, repasa en seis capítulos cómo se construyeron las prodigiosas obras que se levantaron durante la conquista romana del Mediterráneo. El teatro de Cartagena o los magníficos monumentos de Roma permiten comprender los desafíos a los que se enfrentaron los ingenieros hace 2.000 años.

Además, en la web que ha creado el Laboratorio de RTVE.es, se puede conocer con mayor profundidad los detalles de los monumentos y edificios que muestra la serie a través de vídeos 360º que guían al usuario por la antigua ciudad romana.

Los dos primeros documentales se emiten en La 2 de TVE este sábado 24 de octubre a las 17.15 horas. Además, este martes 20, el Teatro Tarragona acoge la presentación de la serie, de la web y de la app. En ella que está previsto proyectar el primer capítulo de la serie, dedicado a las ciudades romanas y a Tarraco en particular.

Ingeniería Romana es una producción de Digivisión y Structuralia, dirigida por José Antonio Muñiz y Javier Téllez, en coproducción con Gradhermetic y Televisión Española.

Reproducciones en 3D 

Los seis episodios de la serie describen con reproducciones en 3D e imágenes actuales de los escenarios los detalles de cómo se construyeron las impresionantes edificaciones romanas.

Estas obras de ingeniería tenían como objetivo comunicar vastos territorios, dominar las aguas y levantar ciudades extraordinarias. Para construirlas, los romanos desplegaron una habilidad para asimilar y aceptar el conocimiento que recogieron de fuentes diversas, como de la Antigua Grecia, que luego perfeccionaban.

Los capítulos CiudadesAcueductosLevantando un imperioCarreterasPuentes y obras de fábrica Minería nos conducen a múltiples enclaves del Imperio romano, pero especialmente a ciudades de la Península Ibérica.

Aparte de Roma (Italia) y Nimes (Francia), la serie pasa por las ciudades de Tarraco (actual Tarragona), Carthago Nova (ahora Cartagena) y Sagunto, en Valencia.

Isaac Moreno Gallo, ingeniero técnico de Obras Públicas y experto en historia antigua de la Ingeniería Romana, es el anfitrión en este recorrido por acueductos, túneles y restos que perduran. Rodeado de reconstrucciones en 3D explica las curiosidades y pormenores de tan ingentes proyectos.

El espectador conocerá en este proyecto el glorioso pasado de esta época que invita a plantearse la inquietante pregunta: ¿Cómo es posible que un imperio tan esplendoroso y un estilo y nivel de vida tan avanzado desapareciera tan bruscamente?

Realidad aumentada y realidad virtual en Ingeniería Romana

Además de los capítulos que se podrán ver en La 2 de TVE y en A la carta de RTVE.es, el espectador podrá completar el viaje de Ingeniería Romana a través de un proyecto transmedia que despliega la historia en dispositivos móviles y web.

Por una lado, a partir de esta semana estrá disponible la app Imageen Reliving History, una aplicación para dispositivos Android e iOS. Los usuarios podrán ponerse en la piel de un auriga romano del circo o de un gladiador en el anfiteatro de Tarragona a través de los vídeos 360 grados de realidad aumentada y realidad virtual que contiene.

Asimismo, el Laboratorio de RTVE.es lanza esta semana una web con vídeos 360 grados de diferentes enclaves de Tarraco y datos de todos los monumentos por los que pasa el documental Ingeniería Romana.

19 octubre 2015 at 6:13 pm Deja un comentario

Itálica muestra en un documental los avances en la investigación sobre la Casa del Patio Rodio

El conjunto arqueológico de Itálica, donde descansan las ruinas de la antigua ciudad romana localizada en Santiponce (Sevilla), ha producido el documental ‘Descubriendo Itálica’ sobre el proyecto Italicus, en el que se recoge los primeros hallazgos de los trabajos arqueológicos efectuados en la Casa del Patio Rodio.

italica-casa-del-patio-rodio

EUROPA PRESS / CONJUNTO ARQUEOLÓGICO DE ITÁLICA

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es   19/10/2015

Sevilla, 19 Oct.- Así lo han indicado los responsables del Conjunto Arqueológico en una nota de prensa, en la que han explicado que desde 2014, un equipo “multidisciplinar” liderado por el profesor de la Universidad de Sevilla (US) Fernando Amores, e investigadores de otras instituciones académicas, así como técnicos del mismo Conjunto Arqueológico de Itálica, han desarrollado un Proyecto General de Investigación, denominado ‘Italicus’.

Este proyecto investigador tiene como objetivo general “profundizar en el conocimiento histórico y patrimonial de los ámbitos domésticos de la ciudad romana de Itálica”, han señalado sus responsables.

Asimismo, con el objetivo de acercar a la ciudadanía el progreso de las investigaciones en la denominada Casa del Patio Rodio, el Conjunto Arqueológico ha producido un documental sobre estos trabajos en el que se presentan tanto la zona de estudio y metodología del proyecto como los primeros hallazgos arqueológicos efectuados por los investigadores.

De esta manera, el profesor Amores ha descrito en esta pieza documental el estado de conocimiento previo acerca de esta vivienda “poco explorada”, así como el detalle de los trabajos efectuados.

El transcurso de las excavaciones ha dado como resultado el hallazgo del vestíbulo de la vivienda, de un ámbito comercial en la esquina noreste de la manzana, así como una serie de estructuras hidráulicas relacionadas con una actividad artesanal en el extremo occidental de la parcela.

Por su parte, el profesor y coordinador del Máster Interuniversitario de Arqueología de la US, Francisco José García Fernández, ha desglosado el trabajo de los alumnos del ‘practicum’ durante estas campañas, haciendo especial hincapié en los trabajos de campo y laboratorio.

En esta misma línea, el profesor y experto en el estudio de la cerámica romana Enrique García Vargas ha desarrollado el apartado concerniente al estudio de los materiales arqueológicos descubiertos durante las excavaciones.

Finalmente, el director del Conjunto Arqueológico de Itálica, Antonio Pérez Paz, ha expuesto la génesis de esta iniciativa y la implicación del Conjunto Arqueológico con los objetivos de investigación y de formación de los futuros arqueólogos, pilares fundamentales del proyecto ‘Italicus’.

Así, según han indicado los responsables del proyecto, el vídeo se encuentra accesible en el Canal de ‘Youtube’ del Conjunto Arqueológico, en la dirección ‘https://www.youtube.com/watch?v=J4h5T1JIk38’.

Como ya se ha indicado, las investigaciones se han centrado en las dos primeras anualidades del proyecto en el estudio de la Casa del Patio Rodio, un edificio residencial, denominado así por la peculiar configuración de su patio central, descubierto inicialmente en 1873 por Demetrio de los Ríos y siendo parcialmente excavado por distintos investigadores entre 1919 y 1960.

19 octubre 2015 at 5:27 pm Deja un comentario

Constantino aplasta a sus enemigos en un carro triunfal

gemma_constantiniana_ng

La Gemma Constantiniana © RIJKSMUSEUM VAN OUDHEDEN, LEIDEN / DE NIEUWE KERK, AMSTERDAM

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC

Los camafeos eran objetos de lujo muy apreciados por los romanos adinerados. Estas joyas tan delicadas muestran figuras en relieve que fueron talladas en piedras semipreciosas como el ágata o el ónix. Muchas de estas piezas fueron concebidas en su época como elementos de propaganda imperial. La Gemma Augustea y la Gemma Claudia, por ejemplo, fueron creadas para ensalzar a Augusto y a Claudio respectivamente. La Gemma Constantiniana es uno de los camafeos más admirables de la Antigüedad clásica. Fue elaborado por un diestro tallista para conmemorar la victoria de Constantino sobre Majencio en la batalla del Puente Milvio, el 28 de octubre de 312. Muestra a Constantino y a su mujer Fausta en un carro triunfal, rodeados de Helena, la madre del emperador, y de Crispo, su hijo primogénito. Una Victoria alada se dispone a ponerle una corona triunfal, mientras el carro tirado por dos centauros aplasta a sus enemigos. En el siglo XVII perteneció al pintor Peter Paul Rubens, gran coleccionista de antigüedades, y en esa misma época Theodore Rogiers le añadió un marco de oro adornado con gemas. La Gemma Constantiniana pertenece al Museo Nacional de Antigüedades de Leiden, pero hasta el 7 de febrero de 2016 se exhibe en la exposición Roma. El sueño del emperador Constantino, en el museo De Nieuwe Kerk de Ámsterdam.

19 octubre 2015 at 4:53 pm Deja un comentario

Hallan en Chipre antiguas tumbas con suntuosos tesoros de 2.400 años

En la antigua ciudad chipriota de Solos, los arqueólogos han encontrado tres tumbas subterráneas y una gran cantidad de lujosos objetos. De acuerdo con sus cálculos, la antigüedad de los hallazgos se estima en 2.400 años.

corona-chipre

Corona de oro hallada en Chipre / KADIR KABA

Fuente: RT Actualidad     19/10/2015
Fotos: The Huffington Post

Según informa el periódico ‘The Huffington Post‘, dos de las tumbas contienen restos humanos, lujosos vasos, una corona de oro, armas y joyas, mientras que la tercera estaba completamente vacía probablemente debido a los saqueos.

vajilla-chipre

Vajilla de metal con objetos de bronce y plata / KADIR KABA

Una de las tumbas contenía los restos de un hombre, una mujer y una niña, y la segunda de una mujer y una niña. De acuerdo con los arqueólogos, todas las osamentas pertenecerían a los miembros de una familia aristocrática, dada la riqueza de los objetos enterrados junto a ellos.

En cuanto a los lujosos artefactos hallados entre los huesos los científicos destacan una corona de oro muy bien conservada en forma de hojas de hiedra similar a las encontradas en tumbas de aristócratas macedonios. Otro gran descubrimiento fue el de una figura de Afrodita, la diosa griega del amor y la belleza, de pie junto a su hijo Eros.

afrodita-chipre

Figura de Afrodita, diosa griega del amor y la belleza, y su hijo Eros / KADIR KABA

Los artefactos, según afirman los investigadores, podrían revelar nuevos conocimientos sobre las antiguas rutas comerciales entre Chipre y el resto de Europa, ya que tienen cierta semejanza con elementos similares producidos típicamente en Atenas, Grecia. Actualmente todos los objetos hallados se exhiben en el Museo de Arqueología y Naturaleza de Morfou, Chipre.

recipiente-chipre

Restos de un recipiente de metal / KADIR KABA

19 octubre 2015 at 4:50 pm Deja un comentario

Catón «el joven», el romano fanático que prefirió arrancarse las entrañas antes que rendirse a Julio César

Frente a la vida llena de lujos y vestimentas llamativas de César, Catón no se preocupaba lo más mínimo por su apariencia, hasta el extremo de que era habitual verle recorrer descalzo las calles de Roma, y jamás se desplazaba en caballo o carruaje

muerte-caton-guerin

La muerte de Catón, por Pierre-Narcisse Guérin / ABC

Fuente: CÉSAR CERVERA > Madrid  |  ABC    19/10/2015

Nacido en 95 a.C, Marco Porcio Catón «el joven» era llamado así precisamente por lo mucho que recordaba su carácter al de su bisabuelo, Catón «el viejo», un «hombre nuevo» considerado incorruptible, austero, patriota y defensor de recuperar las tradiciones de Roma más antiguas. Ambos, no en vano, han pasado a la historia como personajes severos y antipáticos que se opusieron a dos figuras de gran popularidad en su época –Julio César contra el joven y Cornelio Escipión contra el viejo–. Así, fue durante la campaña de África cuando comenzó su enemistad con Escipión «el Africano», el gran héroe en la guerra contra las huestes cartaginesas de Aníbal. Catón reprochaba al general «la inmensa cantidad de dinero que gastaba y lo puerilmente que perdía el tiempo en las palestras y los teatros», a lo que el Africano solía responderle «que contara las victorias, y no el dinero».

Lo cierto es que Catón «el viejo» odiaba sobre todo a Escipión por su afición al teatro, de origen griego, y por sus simpatías por las costumbres helenísticas, que consideraba depravadas y nocivas. Consideraba la higiene personal y la costumbre de afeitarse como una forma de afeminamiento, y por ello quiso poner de moda las túnicas de lana raídas y las barbas descuidadas. En el año 155 a.C, no obstante, hizo que expulsaran de Roma a los embajadores de Atenas por la mala influencia que ejercían en la vida romana y abanderó una campaña contra otra potencia extranjera, Cartago, a la que instaba una y otra vez a borrar del mapa con su famosa coletilla: «Ceterum censeo Carthaginem esse delendam» («Además opino que Carthago debe ser destruida»). Sin embargo, Catón «el viejo» no alcanzó a ver como se destruía Cartago, donde el ejército romano sembró sal en sus cultivos para que nada volviera a crecer, ni tampoco vivió como la falta de un enemigo exterior fuerte provocó que las luchas internas en la República condujeran al colapso del sistema.

Busto de Catón «el viejo» / ABC

Busto de Catón «el viejo» / ABC

Un siglo después, en plena crisis de la República, la figura de patriota Catón «el viejo» se recordaba todavía con nostalgia, sobre todo en su familia, donde su bisnieto se propuso emularlo. La leyenda de la terquedad de Marco Porcio Catón «el joven» comenzó cuando se destacó como un niño inquisitivo, aunque lento a la hora de dejarse persuadir por los demás. Según el historiador clásico Plutarco, durante una visita de Quinto Popedio Silo –defensor de la concesión de la ciudadanía romana a los pueblos de Italia– a la casa donde se criaba Catón, el político romano reclamó en tono de chanza apoyo para su causa a los niños que jugaban indiferentes alrededor de la conversación. Todos rieron, salvo Catón, que miró fijamente al huésped y se negó a responder. Popedio Silo tomó a Catón, siguiendo la broma, y le colgó sujeto de los pies por la ventana, sin que pudiera aún así arrancar en el niño el más mínimo signo temor.

Catón vs. Julio César, dos formas de ver Roma

En torno al año 65 a.C, Catón el «joven» inició su carrera política en el cargo de cuestor, un tipo de magistrado de la Antigua Roma, y lo hizo con la severidad que se esperaba de alguien cuyo nombre sigue siendo hoy sinónimo de rectitud. Según el actual diccionario de la Real Academia Española, Catón significa «censor severo», en referencia «al estadista romano célebre por la austeridad de sus costumbres». El joven romano empleó la persecución de antiguos cargos públicos que se habían apropiado de fondos públicos a modo de divisa personal, indiferentemente de que muchos de ellos pertenecieran al partido del dictador Cornelio Sila con el que le unían vínculos políticos.

Durante el año en el que ejerció como cuestor, Catón sorprendió a todos por el rigor con el que se tomó su responsabilidad, cuando en realidad la mayoría de romanos consideraban su paso por este cargo como un mero trámite, logrando recuperar una gran parte del dinero robado a las arcas públicas en los tiempos de las proscripciones de Sila. Su fama de hombre recto fue en aumento con los años. No obstante, en esa eterna carrera por llamar la atención pública que era la política romana, se vio destinado a enfrentarse a Julio César –de su misma generación, y también participante en algunos de estos procesos judiciales– que representaba con su personalidad extravagante y llamativa la antítesis de Catón. Frente a la vida llena de lujos y vestimentas llamativas de César, Catón no se preocupaba lo más mínimo por su apariencia, hasta el extremo de que era habitual verle recorrer descalzo las calles de Roma, y jamás se desplazaba en carruaje o en caballo. Algo parecido ocurría en el plano sexual, mientras Julio César se elevaba como uno de los mayores mujeriegos de Roma, con numerosas relaciones extramatrimoniales en su haber, el descendiente del hombre más severo de la República nunca mantuvo ninguna relación sexual antes de casarse y, más adelante, se divorció por una infidelidad de su mujer.

Museo del Louvre Estatua de Catón de Útica, «el joven» / MUSEO DEL LOUVRE

Estatua de Catón de Útica, «el joven» / MUSEO DEL LOUVRE

Mientras Cayo Julio César se aliaba con Cneo Pompeyo y con Licinio Craso para formar lo que hoy los historiadores denominan como Primer Triunvirato –pese a que no fue más que un pacto privado sin forma política–, Catón «el joven» se elevó como el principal opositor al sistema establecido. Durante el juicio político a Lucio Sergio Catilina y sus seguidores, quienes habían intentado un golpe contra la República en el año 63 a.C, Julio César encabezó la defensa de los conspiradores en un brillante duelo dialéctico con Catón, que, a través de un estilo severo e implacable, argumentó que el único castigo posible era la pena de muerte. Tras una votación abrumadora a favor de la postura de Catón, los conspiradores fueron condenados a muerte. Sin que afectara a su prestigio, César había perdido el pulso dialéctico, pero demostrando que no era precisamente un torpe en el terreno de las palabras ni en el de la conquista.

La enemistad con César traspasó la esfera política a raíz de la prolongada relación que la hermanastra de Catón, Servilia, inició con el famoso general romano. Mientras Catón y César debatían en el Senado sobre el futuro de los participantes en la conspiración de Catilina, un mensajero entró sin hacer ruido en la sala para entregar una nota al famoso general romano. Catón aprovechó la ocasión para acusar a César de estar en comunicación secreta con los conspiradores y exigió que se leyera en alto el contenido de la nota. Para humillación de Catón, se trataba de una carta de amor de Servilia. «¡Ten, borracho!», exclamó Catón al devolverle con desprecio la carta, lo cual resultaba irónico en tanto el rígido patricio bebía mucho, mientras que César era conocido por su abstinencia.

catilina-senado

Cicerón pronuncia su discurso contra Catilina, por el pintor Cesare Maccari / WIKIPEDIA

La relación con la hermanastra de Catón, de hecho, fue la que más se prolongó en el tiempo de todas las aventuras de César. «Amó como a ninguna a Servilia», afirma el historiador Suetonio sobre una relación que los años demostraron de alto voltaje. Así, el hijo de Servilia, también llamado Marco Junio Bruto, fue el famoso senador que dio una de las últimas y más dolorosas puñaladas a Julio César el día del magnicidio en el Senado.

Antes muerto que aceptar clemencia

Para cuando su sobrino Junio Bruto apuñaló a César, Catón llevaba muerto muchos años como consecuencia de haber tomado partido contra él en la guerra civil de 49 a. C. Durante años, el estoico senador fue la punta de lanza contra el Triunvirato, poniéndose a la cabeza de la facción de los optimates, pero a la ruptura de esta alianza a raíz de la sorprendente muerte de Licinio Craso en una campaña contra los partos, Catón concentró los ataques exclusivamente hacia Julio César, que por esos años se había elevado como el más destacado general de Roma con su intervención en la Guerra de la Galia. Finalmente, Catón y Pompeyo terminaron aliándose para conseguir declarar ilegal el mando de César y exigir que regresara a la capital para ser juzgado. De este modo, César regresó por fin en el año 49 a. C. acompañado de su decimotercera legión, pero no lo hizo ni mucho menos con la intención de entregar su mando.

Pese a que Pompeyo alardeó de que solo haría falta que diera una patada en el suelo para que brotaran legiones por toda Italia y se unieran a su causa, lo cierto es que las recientes victorias de Julio César en las Galias habían alterado las simpatías del pueblo. Cuando el bando de los optimates se vio obligado a huir de Roma sin ni siquiera presentar batalla a César, varios senadores se permitieron la chanza de comentar que quizás había llegado la hora de que Pompeyo pateara el suelo. La guerra contra Julio César alcanzó demasiado mayor a Pompeyo, que efectivamente consiguió reunir un ejército en su querida Grecia pero no fue capaz de ganarle el duelo militar al genio emergente.

Tras la batalla de Farsalia el 9 de agosto del 48 a. C, Pompeyo y el resto de conservadores se vieron obligados a huir sin rumbo para salvar sus vidas. Catón y Metelo Escipión lograron escapar a África para continuar con la resistencia desde Útica, donde contaban con el apoyo del rey númida Juba. Pese a estar en inferioridad numérica, Julio César salió vencedor en la batalla de Tapso, donde cerca de 10.000 soldados pompeyanos fueron masacrados cuando intentaban rendirse, lo cual ha sido interpretado tradicionalmente como que las tropas cesarias quisieron evitar una nueva exhibición de la famosa clemencia del general romana. Debieron pensar que a esas alturas la clemencia solo podía alargar el conflicto. Metelo Escipión fue de los pocos que pudo huir a través del mar, aunque decidió suicidarse cuando fue interceptado por un escuadrón cesariano.

batalla--de-tapsus

Grabado de los dos ejércitos enfrentados en la batalla de Tapso / ABC

Por su parte, Catón no participó en la batalla de Tapso, puesto que su papel en la guerra se limitó a la tarea secundaria de defender la ciudad de Útica, pero tuvo rápidamente noticias del desastre. El senador, que se había negado a afeitarse y a cortarse el pelo desde que había comenzado la guerra, se retiró a sus aposentos a leer el libro «Fedón», una obra filosófica sobre la inmortalidad del alma escrita por el griego Platón, y sin abandonar la lectura se clavó su espada en el estómago. Para ruina de la teatralidad, Catón «el joven» sobrevivió a la grave herida. En contra de su voluntad, un médico le limpió y vendó a tiempo. Sin embargo, en cuanto volvieron a dejarle solo se abrió las vendas y los puntos y empezó a arrancarse las entrañas con sus propias manos. Murió a los 48 años sin conceder a Julio César la ocasión de que éste le ofreciera su famosa clemencia. En este sentido, cuando César conoció la noticia del suicido de Catón exclamó con ironía: «Catón, a regañadientes acepto tu muerte, como a regañadientes hubieras aceptado que te concediera la vida».

19 octubre 2015 at 4:47 pm Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente