Los cartagineses sacrificaban a sus propios hijos, según un estudio publicado en la revista Antiquity

24 enero 2014 at 12:04 am 2 comentarios

Es difícil de creer, pero un nuevo estudio realizado por arqueólogos e historiadores de Inglaterra, Italia y Holanda, publicado recientemente en la revista Antiquity, afirma que existen grandes evidencias que probarían que los cartagineses sacrificaban a sus propios hijos

A tophet outside Carthage

Un “tophet” a las afueras de Cartago, un cementerio especial dedicado a la sepultura de recién nacidos, según Josephine Quinn. Fotografía: Josephine Quinn

Esta afirmación no es propiamente nueva, fue hecha ya por los antiguos propagandistas griegos y romanos, quienes relataron que los cartagineses mataban a sus propios hijos durante la infancia y los enterraban con animales sacrificados e inscripciones rituales en cementerios especiales para agradecer los favores de dioses. Al parecer, se trataría de una verdadera práctica, aunque siempre se había interpretado como una propaganda negra y se había relegado a un segundo plano, por ser tan inusual y tan difícil de creer.

“Esto es algo que siempre fue descartado como propaganda negra, ya que en los tiempos modernos la gente tiene dificultades en creerlo”, señala Josephine Quinn, profesora de historia antigua en la Universidad de Oxford, responsable junto con otros investigadores internacionales de este nuevo estudio.

“Pero cuando se reúnen y cruzan todas las pruebas – arqueológicas, epigráficas y literarias – el resultado es abrumador: ellos mismos mataban a sus hijos, y a partir de las pruebas epigráficas concluimos que estos sacrificios se hacían no sólo como una ofrenda para futuros favores, sino como una forma de pago de una promesa que había sido escuchada por los dioses.

“Esta, sin embargo, no era una práctica común; debió haber sido llevada a cabo entre una élite,  porque la cremación era entonces muy cara. Podría incluso haber sido vista y entendida como un acto filantrópico para el bien de toda la comunidad”, refiere Josephine Quinn al diario “The Guardian”.

Esta investigación se inició a partir de algunos materiales recogidos en los cementerios designados como “tophet”, conocidos a través de los relatos bíblicos como lugares de sacrificio, algunos de los cuales fueron excavados a principios del siglo XX en los alrededores de Cartago, Túnez y otros enclaves cartagineses de Sicilia y Cerdeña.

Las sepulturas estaban formadas por pequeños huesos cremados y cuidadosamente acondicionados en urnas que estaban enterradas bajo lápidas dando gracias a los dioses. Una de ellas tiene una escultura que ha sido interpretada como un sacerdote que lleva el cuerpo de un niño pequeño. Algunos arqueólogos e historiadores han visto estos hallazgos como una prueba de los antiguos relatos de sacrificios de niños, otros han defendido que estos sitios fueron utilizados para el enterramiento de criaturas que morían antes de nacer o poco después.

“Las inscripciones son inequívocas. Si se analizan detenidamente encontramos la explicación para la frase” los dioses han escuchado mi voz y me han bendecido”. Es poco probable que tantos niños hayan muerto en el momento justo para constituir una ofrenda a los dioses. Además está también el hecho de que los animales encontrados en los sitios están enterrados exactamente de la misma manera, a veces en las mismas urnas y junto con los huesos de los niños”.

El historiador romano Diodoro Sículo y otros historiadores antiguos relataron el sacrificio de niños realizado por los cartagineses: “Había en su ciudad una estatua de bronce de Cronos inclinado hacia el suelo, con las manos extendidas y las palmas hacia arriba, de modo que cada uno de los niños cuando era colocado en ella [en la estatua], rodaba hacia abajo y caía en una especie de enorme hoyo lleno de fuego”.

Diodoro Sículo menciona también que algunos ciudadanos compraban los hijos de otras personas, los cuales eran criados especialmente para ser sacrificados cuando acontecía alguna desgracia, bien porque los ricos no tenían hijos bien porque no querían sacrificar a los de su propia prole.

El asunto ha sido discutido con entusiasmo durante años, llegando a menudo los científicos a conclusiones opuestas a partir de los mismos fragmentos de huesos. Por ejemplo, hace cuatro años, un grupo de científicos publicó un artículo diciendo que los restos incinerados de estos cementerios no indicaban el sacrificio de niños .

Ahora, el mismo asunto ha ocupado la investigación de Josephine Quinn, cuyas conclusiones se publican en la revista Antiquity, conclusiones que contradicen todos los artículos publicados anteriormente.

“La sensación de que un último tabú se rompe es muy fuerte. Fue impresionante el número de colegas que reaccionaban con horror cuando me preguntaban y les explicaba lo que estaba investigando”, señala Josephine Quinn.

Fuente: The Guardian, vía Jornal de Arqueologia

Anuncios

Entry filed under: cultura clásica. Tags: , , , , , , .

Violencia en Londinium Noticias en Latín LXVII desde Radio Torcal

2 comentarios Add your own

  • 1. Hesperetusa  |  24 enero 2014 de 1:07 am

    Leí hace un tiempo, que en efecto, existía la cremación de bebés, pero éstos eran niños que habían nacido muertos o habían muerto por causas naturales. Que no se sacrificaba a niños vivos.
    Hay que tener en cuenta que la mortalidad infantil era altísima. Pero por más que los estudios antropológicos digan que pocas sociedades han eliminado directamente a los niños “sobrantes”, niños nacidos en malos momentos para la familia, pobreza, hambrunas… o niñas. Esos niños mueren por abandono, negligencia o maltrato, pero no se les da directamente muerte.
    Hay que tener en cuenta que en la mayoría de las sociedades que han eliminado niños, estos son niñas mayoritariamente. Es decir puede ser que en efecto parte de esos niños púnicos sacrificados fueran niños muertos, y los que se sacrificaron estando vivos fueran como dice Diodoro Sículo, hijos de pobres (la fecundidad humana durante miles de años ha sido más una maldición que algo buscado en abundancia) y sobre todo serían probablemente niñas, dado que el infanticidio femenino ha sido practicado en la mayoría de las sociedades, primitivas y civilizadas, pasadas y actuales.
    Está claro que una parte de la propaganda negra de los romanos es completamente cierta.

    Me gusta

  • […] Los cartagineses sacrificaban a sus propios hijos, según un estudio publicado en la revista Antiqui… […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

enero 2014
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


A %d blogueros les gusta esto: