Archive for 20 enero 2014

«La Venus del Pardo» de Tiziano recupera sus colores originales

En el museo del Louvre, un gran y fascinante cuadro, ‘La Venus del Pardo’, pintado por Tiziano a pedido de Felipe II de España, lleva siendo restaurado varios años y quedará listo en 2014

Venus-de-El-Pardo-TIziano

Instalada en el taller del Centro de Investigación y de Restauración de los Museos de Francia (C2RMF), la obra se muestra al desnudo, despojada de los barnices amarillentos y numerosas capas de pintura adicionales. El genial colorido de Tiziano vuelve a quedar al descubierto. Una etapa mayor de la restauración iniciada en 2010, tras años de reflexión y estudios, acaba de cumplirse.

Queda la fase de los retoques, un procedimiento largo porque quedan varios huecos sin pintura alguna. El público podrá por fin redescubrir la obra a principios de 2015, tras 14 años de ausencia del museo, donde compartía la sala con la Mona Lisa de Leonardo Da Vinci. «En toda mi carrera en el Louvre, nunca vi una restauración tan complicada», admite Vincent Pomarede, que en los próximos meses dejará la dirección del departamento de pinturas de Louvre, aunque seguirá en el museo.

Este óleo de más de 4 metros de largo por uno de altura, es la obra profana de formato más grande de Tiziano, (1488-1576). Conocido también bajo el nombre de ‘Júpiter y Antíope’, la Venus del Pardo debe su apelación al nombre de una de las residencias de la familia real española. En 1604 el palacio fue devorado por un incendio, quemándose la mayoría de las obras de arte que había en su interior, salvo la de Tiziano. Según los libros de Historia, cuando informaron del siniestro a Felipe III, el rey contestó: «Si se salvó ese cuadro, lo demás no importa».

El óleo representa a una mujer desnuda dormida asediada por un sátiro. Hay una serie de personajes que pueblan el paisaje: Cupido, cazadores, ninfas, una cortesana y otro sátiro, sin contar los animales. La obra fue ejecutada a lo largo de unos 30 años por el artista, entre 1520 y 1552. Alargó el cuadro, borró animales y personajes e hizo agregados a lo largo de los años.

Largo periplo por las cortes de Europa

El cuadro viajó mucho por las cortes de Europa. Salió en 1552 del taller del artista italiano en Venecia para llegar a manos de Felipe II, que lo había encargado. En 1623 fue obsequiado por Felipe IV al futuro Carlos I de Inglaterra. Tras la ejecución del rey en 1649, lo compra el cardenal Mazarino, primer ministro de Francia. Al morir el cardenal, el óleo es ofrecido por sus herederos a Luis XIV. Desde entonces, se encuentra en colecciones francesas.

«Uno puede imaginarse lo que este pobre cuadro ha padecido durante tantos viajes en barcos y carretas», señala Pierre Curie, encargado de la sección pintura en el C2RMF. A partir de 1688 hubo que intervenir y volver a entelar la obra. El primer restaurador trabajó mal y le piden ayuda al pintor barroco francés Antoine Coypel. Un siglo más tarde, vuelven a cambiar la tela.

Luego, hacia 1830, la Venus padece una restauración muy pesada y criticada, especialmente por la supresión de pinturas anteriores. Desde entonces, el cuadro sólo había recibido ligeros retoques. El resultado es que la obra ya no estaba «presentable». «Estaba amarillenta, casi opaca», explica Curie. «Aunque más no sea gracias a la limpieza, hemos permitido ver buena parte del original de Tiziano», declaró Curie.

Fue necesario un análisis muy fino para distinguir los arrepentimientos del artista de las restauraciones agregadas por otros. Las restauradoras Patricia Vergez y Franziska Hourriere, que ganaron la licitación, trabajaron minuciosamente, eliminando una tras otra las capas de barniz, que ahora dejarán ver la belleza de la obra en su máxima expresión.

Fuente: AFP- Pascale Mollard | YAHOO NOTICIAS

Procedencia de la imagen: Elpardo.net

20 enero 2014 at 9:12 pm Deja un comentario

El Prado lleva a los visitantes «al infierno» con ‘Las Furias, de Tiziano a Ribera’

  • La nueva exposición estará abierta al público del 21 de enero al 4 de mayo
  • Exhibe 28 obras en distintos soportes firmadas por artistas de los siglos XVI y XVII
  • El director del museo: «Ha sido un esfuerzo titánico de restauración y estudio»

Ixión

’Ixión’, de Giovanni Battista Langetti. Museo de Arte de Ponce Puerto Rico

Las Furias se conocieron en España como los cuatro personajes mitológicos del Hades greco-latino condenados por haber desafiado a los dioses: Ticio, cuyo hígado devoraba un buitre; Sísifo, condenado a portar una enorme piedra; Ixión, condenado a dar vueltas sin fin en una rueda; y Tántalo, castigado a procurarse alimento en vano.

Ellos son los protagonistas de la nueva exposición del Museo del Prado, que exhibe entre el 21 de enero y el 4 de mayo bajo el título ‘Las Furias, de Tiziano a Ribera’ 28 obras en distintos soportes firmadas por artistas de los siglos XVI y XVII y que, según el director del museo, Miguel Zugaza, lleva a los visitantes «al infierno».

La exposición se compone de dos dibujos, ocho grabados, una medalla y 16 pinturas que giran en torno a una copia del Laoconte procedente del Museo de Valladolid. Las más llamativas son un dibujo de Miguel Ángel procedente de la Royal Collection de Londres y pinturas de Rubens, Rombouts, Goltzius, Assereto, Rosa o Langetti. El Prado aporta sus ejemplares de Tiziano y Ribera y el Ticio encadenado de Gregorio Martínez, adquirido en 2011.

Recorrido histórico en cinco secciones

La muestra se divide en cinco secciones. La primera de ellas se centra en el único precedente iconográfico del conjunto encargado a Tiziano, el dibujo de Ticio de Miguel Ángel, que se expone por primera vez en España.

Una imagen de la Gran Sala del palacio de Binche, creada para agasajar a Carlos V y al príncipe Felipe, abre la segunda sección, dedicada al encargo a Tiziano de María de Hungría. Precisamente ella es la responsable de la irrupción de las Furias en la Historia del Arte en 1548, cuando solicitó al pintor cuatro lienzos con estos personajes, algo que hizo «con clara intencionalidad política», explica el comisario de la muestra, Miguel Falomir, jefe del Departamento de Pintura Italiana y Francesa.

María de Hungría identificaba a estos seres mitológicos con los cuatro príncipes alemanes que se habían alzado contra su hermano el emperados Carlos V y a quienes éste había derrotado un año antes en Mühlberg. Falomir precisa que las Furias «es uno de los escasísimos temas mitilógicos cuya promotora principal es una mujer».

«Esfuerzo titánico» de restauración y estudio

La tercera parte de la exposición se centra en Haarlem y Amberes durante los años finales del siglo XVI y comienzos del XVII como primeros receptores de las Furias. La cuarta ilustra el retorno del tema a Italia y la importancia de Nápoles como capital barroca de las Furias con Ribera como máximo representante.

La exposición concluye con la diseminación del tema por Italia hasta finalizar en Venecia con Langetti y los ‘tenebrosi’, cerrando un círculo imaginario iniciado por Tiziano. «Hacia 1700 el tema desaparece porque se agota», precisa Falomir.

Para Zugaza la muestra es el resultado de un «esfuerzo titánico» de restauración y estudio que ha patrocinado la Fundación Amigos del Museo del Prado.  «Una exposición es una lección de Historia del Arte, y esta lo es de principio a fin», ha señalado el director durante la presentación a los medios de comunicación.

Fuente: Carmen Campos | RTVE

20 enero 2014 at 5:30 pm Deja un comentario

La Venus de Morgantina, la diosa olvidada

Miles de personas hacían fila cada año para admirarla en el Getty Museum de Los Angeles, hoy en su patria siciliana ya casi nadie la visita. Los Bienes culturales de Sicilia están gravemente enfermos y algunos en peligro de desaparición

Venus-de-Morgantina

La Venus de Morgantina

Era una diosa admirada y venerada, pero hoy casi nadie la visita y la corteja. La célebre Venus de Morgantina fue robada en una excavación en Sicilia en 1979, y comprada en una subasta de Londres por el Getty Museum de Los Angeles, cuando el comercio ilícito de obras de arte era práctica habitual con la complicidad de muchos museos, sobre todo americanos. Miles de personas hacían fila cada año para admirar y venerar la famosa estatua de culto de dos metros de alto esculpida por todos sus lados en el siglo V a. C. en Sicilia.

Tras las presiones del Gobierno italiano, la Venus de Morgantina fue devuelta a su patria en el año 2011, al museo arqueológico de la ciudad siciliana de Aidone, entre el entusiasmo oficial, porque «es nuestra hija», explicaba ufano el entonces ministro de Cultura Giancarlo Galan. Pero ahora casi nadie admira la Diosa de Morgantina, porque «aquí no hay quien venga», admite al semanario «Panorama» la funcionaria que la vigila en el museo desde que fue restituida. En la mitología griega, la Diosa de Morgantina fue secuestrada por Hades, hermano de Zeus y dios del infierno. Hoy la Venus de Morgantina aparece también casi como una rehén en el museo de Aidone, con polvo y sin el lustre de sus mejores días. En cierta forma ha sido “sepultada” nuevamente, hasta el punto de que el periódico “The New York Times” ha pasado al contraataque y con cierta ironía ha pedido que la estatua sea restituida a los americanos.

«Con la cultura no se come»

El problema para Sicilia es que muchas de sus obras maestras se conservan en pequeños museos que luchan para subsistir y atraer visitantes. Por ejemplo, el citado museo de Aidone ha necesitado nada más y nada menos que 9 años para reparar y poner en funcionamiento su ascensor, a causa de diversos problemas, incluidos algunos de tipo burocrático. Y en estas pasadas navidades ni siquiera el teléfono del museo funcionaba.

Asegura «Panorama» que visitando la Venus de Morgantina se comprende por qué en Italia la cultura está bajo mínimos, en parte debido a los recortes presupuestarios, y en parte también por la falta de sensibilidad de algunos gobernantes, como el ministro de Economía Giulio Tremonti: «Con la cultura no se come», llegó a decir el ministro de más peso en el gobierno de Silvio Berlusconi.

Arte en peligro de desaparición

El caso del Venus de Morgantina no es aislado del contexto de precariedad que vive el arte en Italia en general, y en Sicilia en particular. La Legambiente siciliana ha denunciado que, en muchos casos, los Bienes culturales de la isla están gravemente enfermos, incluyendo una larga «lista negra» de monumentos, iglesias, áreas arqueológicas y edificios históricos dejados en la incuria y el abandono, con el riesgo de que desaparezcan. Se incluye en esa lista el espléndido Palacio Ciampoli, construido en 1412 en la ciudad de Taormina, con una estructura claramente de importación española. En su jardín fue construido un hotel en 1926, destruido por los bombardeos en 1943.

Hasta hace algunos años fue sede de uno de los más renombrados “night club” de Taormina, el Sesto Acuto (International Cabaret, figura escrito en su fachada), así llamado por los arcos que lo decoran según el estilo gótico al que se reclama este palacio medieval. «Después de tantos años de abandono, ha llegado el momento de pensar en la recuperación del Palacio Ciampoli, para que sea utilizado con fines públicos», clama la Legambiente siciliana.

Fuente: Ángel Gómez Fuentes | ABC

20 enero 2014 at 9:19 am Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

enero 2014
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos

RSS Blogs en Χείρων·Chiron

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente