Archive for 12 diciembre 2013

El cuadro de Tiziano «El rapto de Europa» ilustrará los nuevos billetes de 10 euros

El Banco de España prepara la salida de los nuevos billetes de 10 euros para evitar problemas. Serán presentados el 13 de enero por el Banco Central Europeo y no entrarán en circulación hasta el verano de 2014

titiziano-europa

Cuadro de Tiziano llamado «El rapto de Europa», personaje de la mitología griega que ilustrará los nuevos billetes

El Banco de España ha iniciado una serie de jornadas informativas con entidades de crédito, compañías de transportes de fondos, fabricantes y usuarios de maquinaria de tratamiento tanto de efectivo como de detección para preparar el lanzamiento del nuevo billete de 10 euros de la serie Europa.

Los nuevos billetes incluirán el retrato del personaje de la mitología griega Europa en el holograma y en la marca de agua, y cuentan con varias características de seguridad «nuevas y mejoradas» para hacer más difícil su falsificación. La imagen del billete no se podrá conocer hasta el 13 de enero, cuando el Banco Central Europeo haga la presentación oficial del nuevo billete, que entrará en circulación en el verano de 2014.

Las primeras jornadas se han celebrado en Madrid los pasados 3 y 10 de diciembre, en las que han participado más de 180 representantes de los colectivos antes mencionados. El organismo dirigido por Luis María Linde persigue garantizar que el nuevo billete sea aceptado, desde el día de su emisión, por todas las máquinas, dispensadores y dispositivos de cambio de efectivo. Algo que no ocurrió con el lanzamiento de los nuevos billetes de cinco euros el pasado mayo, donde hubo problemas.

Así pues, el Banco de España trata de evitar cualquier tipo de rechazo del nuevo billete o mal funcionamiento por falta de información o preparación previa de la maquinaria. En este proyecto colaboran el Banco de España y todos los agentes que participarán en la emisión y puesta en circulación del nuevo billete en España.

El BCE continúa así con su plan para lanzar la segunda serie de billetes de euros, diez años después de la entrada en vigor de la moneda única, ya iniciada con los nuevos billetes de cinco euros.

Fuente: EP | ABC

12 diciembre 2013 at 6:01 pm 1 comentario

Descubren dos gimnasios y una bañera grecorromanas en Egipto

Los vestigios, hallados en la zona arqueológica de María, son una extensión de los baños romanos de Alejandría

tumbas-Egipto

Expertos egipcios han descubierto dos gimnasios y una bañera de la época grecorromana (332 a.C.-395 d.C.) en el oeste de Alejandría, según ha informado el ministro de Antigüedades, Mohamed Ibrahim, en un comunicado.

Los vestigios, hallados en la zona arqueológica de María, son una extensión de los baños romanos de Alejandría, y se descubrieron durante excavaciones realizadas en el lugar.

La primera sala tiene una extensión de 4 metros de ancho por 8 de largo y la segunda de 4 metros de ancho por 10 de largo, y ambas están construidas con bloques de piedra caliza. Las paredes de la bañera están recubiertas de azulejos grises y el suelo es de baldosas de piedra caliza revestidas de mármol impermeable.

La zona arqueológica de María se extiende hasta la zona costera de King Mariout, que incluía un puerto muy importante debido a la afluencia de actividad comercial con otras ciudades del Mediterráneo, y cuyos muelles, que datan del siglo I d.C., se descubrieron hace 15 años. Actualmente están trabajando en la zona misiones arqueológicas francesas, polacas y egipcias.

Más inversión en la zona

El ministro señaló también que su departamento destinó 30.000 libras (más de 3.122 euros) para continuar con las excavaciones en el sector este del lugar, con la finalidad de descubrir los canales de desagüe y el pozo que suministraba agua a la bañera.

Por su parte, el jefe del Departamento de Egiptología del Ministerio, Mohamed Abdel Maqsud, aseguró que se ha constituido un equipo de expertos para restaurar los restos arqueológicos de la zona, tanto los hallados hasta ahora como los que serán descubiertos en el futuro hasta concluir con las excavaciones.

El periodo griego se inició en Egipto con la conquista del país por Alejandro Magno, en el año 341 antes de Cristo, y finalizó con la toma de Alejandría por los romanos, 30 años antes de Cristo, cuando gobernaba el país Cleopatra VII. Los romanos dominaron Egipto hasta el año 395 d. C. cuando, al dividirse el Imperio entre Oriente y Occidente, Egipto quedó bajo la dependencia de Bizancio.

Fuente: EFE | ABC

Procedencia de la imagen: EPA

12 diciembre 2013 at 3:09 pm Deja un comentario

La escultura clásica en el Museo del Prado. Dossier para profesores

El Museo del Prado se caracteriza sobre todo por su colección de pintura y es por sus grandes obras maestras en este género por lo que tiene fama mundial. Pero junto a la pinacoteca expone otras colecciones de gran calidad técnica e histórica, como son la colección de dibujos, de artes decorativas o de esculturas.

A la parte de escultura clásica es a la que se dedica este dossier y las siguientes propuestas de utilización pedagógica: https://content.cdnprado.net/imagenes/proyectos/personalizacion/7317a29a-d846-4c54-9034-6a114c3658fe/cms/pdf/dossier_escultura.pdf

Diadumeno

Diadúmeno. Copia romana de un original en bronce de Policleto. Hacia el 150 d.C. Museo del Prado

12 diciembre 2013 at 2:44 pm Deja un comentario

“Estamos reconstruyendo la batalla de Baécula con una precisión de horas”

Artículo de Juanma Gallego en EFE FUTURO

EL ARQUEÓLOGO JUAN PEDRO BELLÓN NOS CUENTA CÓMO LOCALIZARON LA BATALLA QUE ENFRENTÓ EN JAÉN A ROMANOS Y CARTAGINESES

Baécula-columna

¿Qué os ha llevado a intentar hallar y estudiar el lugar en el que tuvo lugar la batalla de Baécula?

Esta batalla, que se desarrolló en el año 208 antes de Cristo, supone la entrada de Roma al valle del Guadalquivir. Después de la toma de Cartagena, que era la principal base de aprovisionamiento, comercial y estratégica de Cartago en Hispania, los romanos se dirigieron directamente a ese valle. Por eso Baécula nos proporciona una instantánea del momento en el que comenzó el proceso de romanización de la península.

También tiene una gran importancia en el contexto de la Segunda Guerra Púnica porque es el detonante de que uno de los principales ejércitos cartagineses, el de Asdrúbal Barca -hermano de Aníbal-, se fuera a Italia. Tras la toma de Cartago Nova, la actual Cartagena, Hispania se queda indefensa ante Roma. La única alternativa que les quedaba a los cartagineses era unirse a Aníbal en Italia y tratar de presionar desde allí, porque la península ibérica se estaba perdiendo.

En la geoestrategia de la época, ¿Hispania dejó de ser un campo de batalla principal?

Fue una especie de estrategia de espejo. Aníbal se dirigió a la península itálica para generarle problemas a Roma en su propio territorio. Los romanos utilizaron la estrategia contraria. Aguantaron allí las embestidas de Aníbal pero, por otra parte, eran muy conscientes del valor que tenía la península ibérica como punto de aprovisionamiento para los cartagineses. De aquí obtenían metales, alimentos, y hombres para su ejército. Los romanos sabían que, si eliminaban esos recursos, el ejército cartaginés estaba perdido. Fue una estrategia invertida en ambos casos. Fue precisamente tras la toma de Cartagena y las campañas del valle del Guadalquivir cuando los cartagineses comenzaron a perder la Segunda Guerra Púnica.

¿Qué pasos habéis seguido en vuestra investigación?

Cuando hicimos una síntesis del proceso de conquista romano del Alto Guadalquivir, nos dimos cuenta de que en las fuentes clásicas se le prestaba una gran atención y detalle, pero debían existir otros elementos no narrados en las mismas. Nuestro planteamiento fue buscar desde la arqueología esos eventos contados por las fuentes. Se trataba de transformar la realidad. Desde la arqueología nunca se había abordado algo así de esta manera. El principal problema era que no sabíamos cómo era el campo de batalla, ni qué dimensiones tenía, porque todavía no se había investigado. El escenario de batalla más antiguo del que tenemos constatación arqueológica en toda Europa es precisamente el de Baécula. Estamos aportando un modelo que antes era desconocido.

Es entonces un modelo de innovación…

Sí. De hecho, nosotros fuimos a Roma para comparar los materiales arqueológicos sacados del campo de batalla con los que creíamos que debían existir en Italia en el marco de la Segunda Guerra Púnica. Pero en Italia no encontrábamos ese marco de referencia que necesitábamos.

Has mencionado que las referencias escritas son limitadas para la época. ¿Qué papel han tenido esas fuentes a la hora de localizar el escenario de la batalla?

Nos hemos guiado por dos referencias de Polibio y Tito Livio. El problema de las fuentes clásicas es que cada dato que aportan debe ser sometido a crítica, más aún cuando solo disponemos de las fuentes romanas y no de las cartaginesas.
En el caso de Baécula, la narración de la batalla proporcionaba unos datos orográficos y topográficos sobre cómo era el escenario en el que se desarrolló. Eso nos permitía hacernos una especie de croquis o idealización sobre dónde podía haber tenido lugar.

Teníais el mapa del tesoro…

Exactamente. Las fuentes nos ponían una serie de condicionantes. El lugar no estaba en un llano, ni en una zona donde no hubiera ríos próximos. En una primera fase diseñamos un sistema de prospección selectiva con unos criterios previos que limitaban mucho la zona donde podría haber estado la batalla. Y tuvimos suerte, dimos con el sitio.

El cerro de las Albahacas…

Sí, justo al lado de la localidad de Santo Tomé. Nuestro equipo de investigación defiende la hipótesis de que la batalla tuvo lugar allí. Lo hacemos en base a los materiales que hemos encontrado y en función de la estructura del campo de batalla. Nos quedan pocas dudas. Falta un epígrafe en el que ponga “Aquí tuvo lugar la batalla de Baécula”, pero eso es bastante difícil de conseguir. Habrá un sector de la academia que seguirá pensando que hasta que no aparezca ese rótulo el hallazgo no tendrá el marchamo de autenticidad, pero por nuestra parte no hay dudas.

periplo-romano-Baécula

Periplo seguido por los romanos en Baécula. Imagen: Instituto Universitario de Arqueología Ibérica

Más allá de la propia investigación histórica, ¿qué le aporta todo esto al español de a pie?

Tenemos un proyecto para poner en marcha un centro de interpretación de la batalla de Baécula en Santo Tomé. La idea es insertarlo dentro de la ruta temática ‘Viaje al tiempo de los iberos’, que tiene su propia estructura de centros de recepción e interpretación. En una primera fase se contemplan lugares como Cástulo, Porcuna o Despeñaperros. Nuestra idea es incluir Baécula en esta ruta, al igual que en el proyecto europeo ‘El camino de Aníbal’. Lamentablemente, en este ámbito de la promoción social del yacimiento, nos ha alcanzado la crisis económica.

Nuestra idea es exportar la metodología que estamos empleando en Jaén. En diciembre vamos a establecer un convenio con el responsable de la investigación de la batalla de Zama, en Túnez. Estamos alcanzando sitios que son legendarios para la Historia Antigua. Si finalmente podemos intervenir en Zama, estaremos muy contentos.

Por otro lado, durante la última campaña de 2013 han aparecido estructuras que nos confirman también la presencia en Baécula del campamento de Escipión el Africano. Nosotros teníamos localizado con seguridad el campamento de Asdrúbal y teníamos la hipótesis, en base a la topografía y a datos de superficie, de que después de la batalla los romanos establecieron el campamento en una zona del cerro. Asdrúbal huyó, pero los romanos no le persiguieron para no correr el riesgo que soportaron tres años antes en la misma zona, cuando en la persecución fueron alcanzados por detrás por otros dos ejércitos cartagineses que los masacraron. Por eso los romanos decidieron quedarse unos días en un sitio seguro y estratégicamente muy defendible.

Los datos que estamos analizando abarcan un total de diez días. En base a los materiales que estamos estudiando, podemos hablar incluso de horas concretas. Si encontramos una moneda en un punto y otra moneda en otro, podemos inferir el recorrido de la batalla según las bajas producidas en la huida. Estamos afinando hasta ese punto.

Hay que tener en cuenta que cuando cualquier ejército abandona un campamento, lo habitual es que lo destruyan para que no sea utilizado por otros. Gracias a las excavaciones estamos localizando los restos de esa destrucción. Los romanos saquearon una ciudad ibérica cercana, el oppidum de Baécula y, cuando se fueron, destrozaron todo lo que consiguieron en ese saqueo. Eso es lo que estamos encontrando: recipientes cerámicos destrozados de forma intencional y monedas romanas del 211-210 antes de Cristo.

Juan Pedro Bellón Ruíz es arqueólogo y trabaja como investigador contratado dentro del programa “Ramón y Cajal”, la iniciativa institucional que permite la incorporación de investigadores altamente cualificados en el sistema científico español. Desarrolla su labor de investigación en el Instituto Universitario de Arqueología Ibérica, de la Universidad de Jaén, donde codirige el equipo que ha conseguido documentar arqueológicamente el escenario de la batalla de Baécula.

12 diciembre 2013 at 12:16 am Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

diciembre 2013
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos

RSS Blogs en Χείρων·Chiron

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente