Archive for 23 junio 2011

Mi primera promoción Ørberg

El curso va llegando a su fin, como siempre casi sin darnos cuenta. Son días de trabajo incesante en los centros: exámenes, evaluaciones, informes, reuniones…, y, para quienes damos 2º de Bachillerato, de inquietud por saber cómo les habrá ido a nuestros alumnos en las temidas (que no temibles) PAU, en otros tiempos llamada Selectividad.

Si algo bueno tiene la experiencia en cualquier faceta de la vida, es que te aporta perspectiva. Y en el caso concreto de la Selectividad (no me acostumbro a llamarlo PAU), quienes ya llevamos unos cuantos años en la docencia, hemos aprendido a relativizar “éxitos” y “fracasos”, entiéndase, buenos y malos resultados. Al menos en mi caso es así.

Dicho esto, he de decir que me gusta acompañar a mis alumnos a la prueba de Latín siempre que puedo. Tengo la impresión de que es el día que más útil puedo serles. Sé que el hecho de estar con ellos en esos momentos les da tranquilidad y les inspira confianza. Siempre suelo realizar un pequeño ritual pocos minutos antes de que entren al examen. Hacemos una asamblea y les doy unas indicaciones de última hora. Nada especial, simplemente aprovecho para recordarles algunas instrucciones y pequeños detalles de organización del examen.

Al salir de la prueba, como es lógico, me asaltan con las mil dudas que les han quedado: Ya se sabe, si tal o cual quod es relativo o conjunción, si este infinitivo es concertado o no, si tal término deriva de este verbo, o dónde narices nació Lucano… ¡Qué le vamos a hacer! Aunque les recuerdo aquello de alea iacta est para que intenten olvidar pronto el mal trago, no me funciona nunca, así que siempre terminamos repasando por encima el examen. A fin de cuentas, es lo que esperan de mí, y ya decía Juvenal aquello de maxima reverentia puero debetur…

He aprendido a relativizar buenos y malos resultados, decía. Sin embargo, en esta ocasión sí tenía cierta intranquilidad. Era mi primera promoción Ørberg. Ya en alguna ocasión he comentado las dudas que tuve en su momento cuando empecé a utilizarlo. No porque dudara del método en sí, ya que nada más conocerlo me pareció interesante e innovador, sino por el hecho de que los métodos anteriores con los que había trabajado (el Reading Latin primero y el Oxford después) me habían dado muy buenos resultados académicos. La duda fundamental era si con el Ørberg los alumnos podrían obtener iguales resultados en un tipo de prueba que, a priori, se adapta más bien poco a él. El caso es que finalmente nos atrevimos a dar el paso, y hace tres años, aprovechando la implantación del Latín en 4º de la ESO, empezamos a utilizar el nuevo método en nuestras clases. Todo un reto, tanto para los alumnos como para mí mismo, pero era lo que me apetecía hacer en aquel momento y con toda la ilusión iniciamos esa nueva andadura.

Ayer por fin pude disipar mis dudas. Las cinco alumnas que se han presentado en junio a las pruebas han obtenido unos resultados excelentes. Nada menos que un 9,3 de media, algo que ni en mis mejores sueños podía esperar. Para mis chicas ha sido una alegría, dado que -supongo- les ayudará a poder cursar los estudios que desean; para mí una liberación comprobar que en su momento no tomé una decisión equivocada. Por supuesto, este último año hemos tenido que hacer algunos cambios metodológicos para poder hacer la prueba de acceso con garantías: Introducción del uso del diccionario, y estudio a fondo de la morfología y de la sintaxis, principalmente; pero he podido comprobar que la base que los alumnos habían adquirido los años anteriores con el Ørberg les ha sido de gran utilidad para asimilar todas las novedades de este último curso.

He querido escribir este artículo por si puede servir a algún compañero que se encuentre en la situación en que yo me encontraba hace tres años: Que le apetezca probar el Ørberg pero que tenga dudas de si los alumnos podrán obtener con él buenas notas en las PAU. Yo acabo de descubrir que sí, que se puede. Y eso me hace feliz. Tanto que lo que más deseo ahora es que mis chicas vuelvan pronto de su viaje a Viena y poder darles a todas un abrazo.

Anuncios

23 junio 2011 at 12:38 pm 5 comentarios


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

junio 2011
L M X J V S D
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente