Archive for septiembre, 2009

Domus Aurea, emerge el comedor giratorio de Nerón

Espectacular descubrimiento en la Domus Aurea que podría dejar resuelto uno de sus mayores enigmas.

 Vía Il Messaggero. Una sala que imitaba el movimiento de rotación de la tierra día y noche. Es la más reciente magia arqueológica de la Domus Aurea que las excavaciones en el Palatino en Roma han sacado a la luz en la legendaria mansión de Nerón. En la colina del Palatino, en el área de la Vigna Barberini, ha sido redescubierto el comedor de la Domus Aurea: una sala con una plataforma de madera que giraba día y noche, imitando el movimiento de la Tierra. Una sala que podría ser la coenatio rotunda descrita por Suetonio en su obra Vida de los Césares. 

Domus_aureaEl descubrimiento ha sido anunciado hoy por la Superintendencia del Patrimonio Arqueológico de Roma. Hasta ahora, muchos estudiosos habían identificado este espacio como la Sala Octogonal, sobre el Colle Oppio (Esquilino). Ahora en el Palatino ha surgido una nueva verdad arqueológica. Según los autores antiguos, la residencia de Nerón llegaba hasta la colina del Colle Oppio, pero se levantaba en gran parte sobre el Palatino. La excavación preliminar llevada a cabo por la Superintendencia con la dirección científica de la directora del Palatino, Maria Antonietta Tomei, bajo la dirección en los trabajos de la arquitecto Antonella Tomasello y con un equipo coordinado por Francois Villedieu, ha sacado a la luz una estructura de planta circular que “no tiene parangón en la arquitectura romana”.

Imagen: Domus Aurea, Wikimedia

Anuncios

29 septiembre 2009 at 4:30 pm 2 comentarios

Dioses marinos en la Gruta Azul

Discovery Channel informa hoy que, según un estudio submarino llevado a cabo, varias estatuas romanas antiguas podrían yacer bajo las cristalinas aguas de la Gruta Azul de la isla de Capri, en el sur de Italia.

tritonLa cueva, que data del siglo I d.C., fue utilizada como piscina natural por el emperador Tiberio (42 a.C. – 37 d.C.) y las estatuas son probablemente representaciones de dioses marinos.

“Un estudio submarino preliminar ha revelado la existencia de las bases de varias estatuas que sugerirían la existencia próxima de las esculturas” según Rosalba Giugni, presidente de la asociación ecologista MAREVIVO.

Realizado en colaboración con la Superintendencia arqueológica de Pompeya, el proyecto MAREVIVO tiene por objeto devolver la Gruta Azul a su antiguo esplendor mediante la colocación de copias idénticas de las estatuas de Tiberio en el lugar donde estaban originalmente.

La Grotta Azzurra, así llamada en italiano, es una de las principales atracciones en Capri. La isla fue capital del Imperio Romano entre el 27 y el 37 d.C, cuando Tiberio se hizo allí una casa permanente para aprovechar su clima templado y su recogimiento.

Dividiendo su tiempo entre las 12 villas y las fiestas orgiásticas, el emperador se bañaba en la luz azul, casi alucinógena de la cueva, nadando entre niños y niñas desnudos.

La historia dice que quienes le desagradaban eran arrojados al mar desde una roca próxima a su Villa Iovis. Encaramada a 1.000 metros sobre el mar y con el Vesubio en la distancia, este fue el más suntuoso de sus residencias en la isla.

La Gruta Azul podría haber sido igual de sorprendente. En 1964, unos arqueólogos recuperaron tres estatuas del fondo del mar. Una escultura representa al dios del mar Neptuno, mientras que las otras dos estatuas representan al dios griego Tritón, que era el hijo de Poseidón (Neptuno, para los romanos).

Según los arqueólogos, la posición de los hombros de los Tritones (los brazos están desaparecidos) sugiere que las criaturas marinas estaban soplando en grandes caracolas a modo de trompetas. Triton era conocido por llevar una caracola marina con la que al soplar calmaba o elevaba las olas.

Las esculturas recuperadas confirman un relato del erudito romano Plinio el Viejo (23 d.C. – 79 d.C.), quien describió esta cueva marina poblada por un Triton “que hacía sonar una caracola.”

Exhibidas ahora en un museo en Anacapri, las tres estatuas han proporcionado una visión de la configuración original de la Gruta Azul.

Imagen: Tritón, desde Discovery Channel

28 septiembre 2009 at 10:08 pm 1 comentario

Curso 2009-10

El nuevo curso ha echado a rodar hace solo unos días pero ya tengo la impresión de que llevamos varias semanas en la brecha. No sé a vosotros, pero a mí el arranque siempre suele hacérseme muy exigente: hay que conocer al nuevo alumnado, hacer la programación de las materias que vamos a impartir, organizar los contenidos, estrujarse el cerebro para ser capaces de atender con éxito la diversidad de nivel de latín que tienen los alumnos en 1º de bachillerato, programar actividades culturales…

Iniciamos este curso con el sobresalto de no poder formar grupo de Fundamentos Léxicos. Un único alumno la había solicitado en la matrícula. Algo irónico después de lo que peleamos el curso pasado para que esta materia no desapareciera del catálogo de optativas de bachillerato. Supongo que cada centro tiene unas circunstancias propias que determinan la elección de materias que hace el alumno. En el mío este curso la estrella ha sido el Inglés Práctico, elegido mayoritariamente por los alumnos después -justo es decirlo- de una buena campaña de información por parte de los profesores de este departamento. Esta es la clave del asunto. Había olvidado que los profesores de clásicas no podemos dormirnos en los laureles, que es nuestro sino ganarnos uno a uno los alumnos que tenemos en nuestras clases.  ¡Ah, dichosos aquellos compañeros que abren la puerta de sus aulas y, casi sin quererlo, las encuentran rebosantes de alumnos! Alumnos que además raras veces se atreven a cuestionar la utilidad de las asignaturas que estudian. En la obsesión de tratar de convencer a los próceres educativos de que Fundamentos Léxicos es una materia de gran utilidad en el aprendizaje de los alumnos, había olvidado que esto no iba a servir de nada si además no les convencía también a ellos. Al final, y tras una campaña de información in extremis, hemos conseguido formar un grupo de Fundamentos con 9 alumnos. Eso sí, con la lección bien aprendida para próximos años.

En latín imagino que mi situación será muy parecida a la de muchos de vosotros. En 4º de la ESO tenemos un grupo con 13 alumnos, igual que el curso pasado. Las motivaciones del alumnado en este nivel son muy variadas y ello se nota en la diversidad de elección de itinerarios y materias que hace el alumno. Por lo demás la proliferación de programas de diversificación en la ESO (PROA, PQPI,PDC…) provoca, al menos en mi centro, que una buena parte del alumnado no llegue a cursar este nivel.

En bachillerato tenemos un grupo de latín en 1º con 21 alumnos y un grupo en 2º con 12. Son números modestos pero teniendo en cuenta que el centro es pequeño -solo cuenta con 300 y pocos alumnos- poco más puede hacerse. Al final no he constatado que la nueva normativa de sistema de acceso a la universidad (ponderaciones) haya modificado significativamente la elección del alumnado. Todos los alumnos que hicieron latín en 4º y han pasado a bachillerato la cursan también este año. Eso sí, como era de prever, un tercio de los alumnos de 1º  no dio latín en 4º.  Por lo que se refiere a 2º de bachillerato sigue el bloque de 1º, aunque hay que decir aquí que a final del curso pasado tuvimos que multiplicar esfuerzos ante la confusión reinante para convencer a los alumnos de que podían seguir estudiando latín cualquiera que fuera la modalidad elegida.

En 4º de la ESO y 1º de Bachillerato seguimos con el método Orberg. Poco a poco vamos ganando confianza en su uso y convenciéndonos de la bondad de este sistema de aprendizaje del latín. En su momento fue una decisión difícil de tomar puesto que el método de trabajo que veníamos utilizando nos estaba dando muy buenos resultados a nivel académico. Como es lógico mantenemos la incertidumbre de cómo afrontarán estos alumnos las pruebas de acceso a la universidad el curso próximo. En mi opinión el tipo de prueba actual es discriminatoria para los alumnos que aprenden con métodos como el Orberg, menos gramaticalistas que los tradicionales. En su momento así lo valoramos e intentamos que la prueba de latín se modificara con vías a corregir esta situación, pero al parecer no hemos sabido convencer a otros compañeros de esta necesidad, dado que la propuesta no ha salido adelante.

En fin, tenemos ya los mimbres. Falta por saber qué cesto seremos capaces de hacer con ellos. Ilusión por descontado no falta. Aprovecho por último la ocasión para desearos a todos un buen curso, en especial a todos aquellos de vosotros que “estrenáis” centro. Di nobis faveant!

28 septiembre 2009 at 7:51 pm Deja un comentario

Tirando de hemeroteca. Sobre el estudio del latín

Hay cosas que no cambian, por más que pase el tiempo. Este artículo tiene 100 años, pero, por desgracia, mucho de lo que aquí se dice sigue plenamente vigente hoy día.

La campaña contra el estudio del Latín tiene en España un carácter sectario: no se verifica razonadamente en serio, ni en la prensa, ni en el libro, ni en ateneos;  así que la completa decadencia de aquella lengua entre nosotros no se debe a las mismas causas que la han hecho decaer algo en los demás pueblos de raza latina. Aquí se combate el Latín, o porque se dice que para nada sirve, o porque huele a sacristía. […]

 A pesar de ello, no tenemos inconveniente en unir nuestro voto al de los que piden la supresión del Latín, si ha de seguir enseñándose en nuestros institutos y universidades como se hace actualmente, o si ha de seguir figurando en los cuadros de nuestros centros docentes sin que los maestros puedan enseñarlo, ni los discípulos aprenderlo. Nos hemos preguntado muchas veces: ¿a qué viene el obligar a nuestros aspirantes a bachilleres a inscribirse en la matrícula de Latín, durante dos años escolares de lección alterna, para recibir en dicho período unas 150 lecciones de menos de una hora? ¿Vale la pena el sostener oficialmente tantas cátedras de Latín para que, a la postre, lleguen a declinar nuestros escolares el musa, musae y a conjugar el verbo sum, con el único objeto de contestar algo en el acto del examen para poder pasar, y olvidar después lo poco aprendido, sin llegar a conocer la finalidad de las declinaciones y conjugaciones y sin haber podido traducir dos líneas, ni aun a fuerza de diccionario? […]

Para obtener resultados en el estudio del latín, lo que debe procurarse y lo que se procura en los pueblos de raza germánica y sajona, es dedicar a él el tiempo necesario y adoptar para su enseñanza los métodos más prácticos y sencillos, a fin de hacer más fácil y asequible a la juventud escolar una lengua cuyo estudio no ofrece más dificultades que el estudio de las lenguas modernas, las cuales ignora, igualmente que el latín, nuestra juventud escolar, después de haberlas aprobado oficialmente. Nuestros legisladores, ante la necesidad de introducir en la segunda enseñanza otros conocimientos de un valor más positivo, han reducido el estudio del latín a dos cursos de lección alterna, que son insuficientes para que el alumno pueda adquirir la teoría gramatical; y en la imposibilidad de practicar aquellas teorías, traduciendo o conversando, se llena la cabeza del alumno de reglas y de excepciones que no sabe ni puede aplicar, y el tedio y el cansancio consiguientes concluyen por hacer odioso un estudio que, en si, valga lo que valga, no ofrece mayores dificultades que los demás.

Por otra parte, muchos de los profesores de latín han dificultado su estudio. Entusiasmados con los progresos de las modernas investigaciones lingüísticas y filológicas, creen de absoluta necesidad darlas a conocer a sus discípulos recién salidos de la escuela, y con ello merman aún más el escaso tiempo que el legislador les concede para la enseñanza de la lengua. […]

 El error de los maestros de latín que así proceden, deriva de que, encariñados con aquellos conocimientos que han adquirido después de conocer el latín y después del estudio gramatical de varias lenguas clásicas y modernas, no saben hacerse cargo de que los jóvenes escolares carecen de aquella base, y de que los conocimientos que ellos
adquirieron después de sólida preparación y tras largos años, no pueden inculcarlos en pocas lecciones y sin método a sus alumnos.

Nosotros que, por desgracia, solemos tomar del extranjero lo que allá está ya pasado de moda, hemos pretendido introducir para el estudio del latín las teorías gramaticales modernas, cuando los extranjeros las habían dejado en desuso, por haberse apercibido de que sus resultados eran funestos. En el extranjero se estudia el Latín aprendiendo las reglas gramaticales de la lengua y aplicándolas continuamente en la práctica y desde los primeros pasos, sin considerar indispensable para aprender un idioma el filosofar sobre la fonética ni sobre las transformaciones que han sufrido las letras y palabras a través de los tiempos. […] Con estos procedimientos, los pueblos de raza latina—excepto nosotros—y los de raza sajona y eslava llegan a dominar el Latín de tal modo, que sus hombres de carrera (sic) lo traducen, lo escriben y hasta lo hablan sin gran dificultad. Entre nosotros, la juventud sale de las aulas del Instituto, y hasta de la Universidad, sin saber traducir dos líneas en latín, ni aún con auxilio del diccionario; y sin recordar apenas aquellas leyes de asimilación, disimilación, metátesis, rotacismo, etc., etc.,que les metemos inútilmente en la cabeza,
en vez de hacerles traducir los clásicos, hacerles componer con más o menos soltura sobre temas fáciles e inducirles a conversar en lengua latina.

La Vanguardia, 28 de marzo de 1910

15 septiembre 2009 at 7:06 pm 4 comentarios

El Ágora de Atenas en Google Earth

Desde hoy, todos los usuarios de Google Earth podemos ver la representación tridimensional del Ágora de Atenas gracias a un trabajo desarrollado por la Fundación de la República Helénica. (http://3d.athens-agora.gr/)

agora_atenas

De esta manera, mediante una navegación en 3D,  podrá recorrerse los edificios y vías del antiguo Ágora tal y como fueron en la antigüedad. 

La representación del Ágora en tres momentos diferentes de la historia:  clásico, helenístico y romano, permite al espectador comprender su evolución a través del tiempo, y comprobar cómo fueron cambiando las funciones de este espacio.

El proyecto «Ágora de Atenas» de la Fundación de la República Helénica ha sido el ganador del primer premio en un concurso internacional que incluía el desarrollo de contenido 3D mediante el programa Collada, un sistema internacional de aplicaciones 3D en internet.

Leído en ethnos.gr

10 septiembre 2009 at 1:38 pm 1 comentario

De vuelta

Llega septiembre y con él la vuelta a la actividad y el fin del tiempo de descanso. En unos pocos días las aulas abrirán sus puertas y daran comienzo las clases. Nuevos alumnos, nuevos compañeros, nuevos proyectos, nuevas exigencias …

No sé si será propio de ir teniendo uno cierta edad, pero con el paso del tiempo cada vez se me hace más necesaria esta desconexión que supone el periodo estival. Hay que resetear la mente para afrontar el curso con energías e ilusión renovada, cosa que con los vientos que soplan no nos es cosa fácil.

El que más y el que menos aprovecha el verano para descansar o para hacer aquello que tenía aparcado por falta de tiempo. En mi caso empleo estos días en estar con la familia, hacer algo de deporte (¡cómo cuesta!), leer y disfrutar de la playa, de esas maravillosas playas de la Marina Baixa que tenemos la suerte de tener tan cerca.

Como he tenido tiempo, he aprovechado el verano para ponerme al día en lecturas que tenía pendientes, en algunos casos desde hacía meses. Un par de estos libros son de tema clásico y quizás en alguna próxima entrada hable algo más extensamente de ellos. Posiblemente muchos los conozcáis y los hayáis leído ya, porque son el tipo de best-sellers que todo el mundo compra: La columna de hierro, de Taylor Caldwell y Salamina, de Javier Negrete. El primero es una recreación del Imperio Romano en el siglo I d.C. con la figura de Cicerón como eje conductor. Sin dejar de reconocer las dotes narrativas de esta prolífica autora, no termina de convencerme el retrato de Cicerón que se hace en este libro. Los presuntos coqueteos de Cicerón con el cristianismo son sencillamente chirriantes. Salamina es una obra que me ha sorprendido gratamente y que recomiendo si no la habéis leído. De fácil y amena lectura, Javier Negrete, un joven profesor de griego por cierto, recrea de manera brillante este apasionante periodo del siglo V a.C. en el que una batalla pudo haber cambiado el curso de nuestra historia y nos enseña de paso que la verdadera grandeza de los héroes de la historia reside precisamente en el hecho de que lo son siendo personas de carne y hueso.

También he tenido la oportunidad y la suerte de poder hacer este verano un viaje que me hacía ilusión desde hace tiempo por centroeuropa, visitando tres joyas de capitales como son Praga, Viena y Budapest. Me he quedado con las ganas de poder disfrutarlas con mayor profundidad porque son ciudades que requieren mucho tiempo para descubrir todos los tesoros que esconden, pero en todo caso ha sido una experiencia única. Si de las tres tuviera que elegir una, me quedaria con Viena. Praga la he encontrado una ciudad bulliciosa y cosmopolita, una ciudad preciosa a la vista, con una riqueza arquitectónica extraordinaria resultado del papel histórico relevante que tuvo en el pasado. Imprescindible si se va a Praga buscar lugares con vistas panorámicas de la ciudad (el Barrio del Castillo, por ejemplo). Si sois amantes de la cerveza encontraréis aquí un placer añadido. Budapest es una ciudad de una belleza seductora, pero a la que hay que salir a buscar. Una ciudad con la cara sucia a la que le sienta mejor la noche que el día y con una potencialidad excepcional. Poco a poco la ciudad va despertando a la modernidad, pero aún hoy se dejan notar en sus calles y en sus ciudadanos las heridas de más de dos siglos de miserias y las consecuencias del periodo de dominación alemana y de la dictadura comunista. Sin duda, el verdadero tesoro de Budapest es el Danubio. No creo que haya otra ciudad a la que le siente tan bien un río como el Danubio a Budapest. Es cierto que no es hoy tan azul como lo veia Strauss, pero la imagen del Danubio iluminado de noche es de una belleza difícilmente olvidable.

Dejo para el final Viena, la Vindobona Romana, una ciudad para disfrutarla con todos los sentidos. La ciudad respira arte por todos sus poros y la música es el lenguaje que más se oye en ella. En cualquier lugar podemos encontrarnos con un pequeño concierto de música clásica inesperado: en una calle, en una cafetería, al visitar una iglesia … Arquitectónicamente, Viena cuenta con un conjunto monumental impresionante en consonancia con la grandeza de los Habsburgo, la Casa Real más importante en siglos en la vieja Europa y que tenía en Viena su residencia. Hofburg, Schönbrunn o el Belvedere recuerdan al visitante que hubo un tiempo en el que Viena era la verdadera capital europea. Imprescindible visitar uno de los típicos cafés de Viena (el Café Central, por ejemplo), pedir un melange y una sacher y disfrutar de la placidez de estos mismos lugares y ambientes que en su momento visitaron Mahler, Goethe o Freud.  A los amantes de la cultura clásica Viena guarda también un pequeño regalo: el Parlamento. Un edificio inspirado en los modelos clásicos griegos y delante de cuyo cuerpo central se levanta una fuente majestuosa dedicada a Palas Atenea, recientemente rehabilitada y que hoy reluce en todo su esplendor.

P8280226

2 septiembre 2009 at 5:18 pm 4 comentarios


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

septiembre 2009
L M X J V S D
« Jul   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente