Archive for junio, 2008

¡Panda de vagos!

Noticia de ELPAÍS

Vago, a letras; empollón, a ciencias.

Es lo que tiene hoy el periodismo: los titulares deben ser llamativos y categóricos. Lo soltamos y chimpún. El alumno de letras es sociable simpático y abierto, pero vago, incapaz, despreocupado e indeciso. El de ciencias es inteligente, serio y responsable, pero individualista, insociable, aburrido y materialista. Es la brillante conclusión a la que tras un arduo trabajo de investigación de cuatro años ha llegado la preclara profesora de Sociología de la UNED Mercedes López Sáez tras realizar sus estudios con una muestra lo suficientemente amplia y variada que no deja lugar al mínimo atisbo de duda (¡36 alumnos! ¡madrileños! de entre 14 y 18 años).

Claro que eso no es todo. Ojo al dato: El chico que elija Humanidades perderá características masculinas a ojos de los demás y se le tachará de incompetente. Igualmente, la chica que elija la rama de tecnología perderá para sus compañeros características típicamente femeninas de sociabilidad, señala el estudio, titulado Diferencias en elecciones de modalidades de bachillerato entre chicas y chicos.

Una de dos, o en ELPAÍS han cogido para redactar la noticia a uno de los chicos de esta muestra o alguien en la UNED debería mandar analizar el agua de las bombonas.

Desde luego, noticias como esta hacen bien poco en favor de la educación por el desprestigio a las humanidades que suponen, al tiempo que predisponen a muchos alumnos a la hora de plantearse la opción de estudios. Como diría Forges, «¡País!».

30 junio 2008 at 9:53 am 4 comentarios

Probando Windows Live Writer

He tenido conocimiento a través del fantástico blog de Felipe Zayas de la existencia de Windows Live Writer como editor de escritorio y, dado que viene avalado con muy buena crítica, me apresto a probarlo. Veremos qué sale de esto.

Para la prueba intentaré utilizar una nueva herramienta de búsqueda de imágenes como es FlickrCC que me parece un recurso de lo más interesante.

La selección de imágenes está hecha con la etiqueta “Grecia”.

[rockyou id=116368935&w=426&h=320]

29 junio 2008 at 3:16 pm Deja un comentario

Eurocopa 2008. La otra final

Imposible abstraerse estos días al fervor futbolero en este país. Pero que no te engañen si te quieren vender el España-Alemania del domingo como el partido del siglo. El mejor partido de la historia ya se jugó y enfrentó a Alemania y Grecia. Este video se proyecta en las mejores escuelas de fútbol del mundo.

 

27 junio 2008 at 10:20 pm 1 comentario

De niños y tumbas

Es sabido que los yacimientos funerarios son para arqueólogos e historiadores una fuente inestimable de información para el conocimiento de las culturas antiguas. Los objetos en ellos encontrados nos aportan conocimientos relativos a su forma de vida, sus costumbres, sus manifestaciones artísticas… Pero en ocasiones lo llamativo de un hallazgo no es el botín arqueológico encontrado sino la historia que se nos descubre detrás.

Si hace poco llamaba la atención de los arqueólogos el hallazgo en Santa Lucía di Piave de una tumba con un bebé enterrado con una oveja que se supondría su mascota, un nuevo descubrimiento sirve para ilustrar el conocimiento de los rituales de enterramiento de época romana, y de paso ofrecernos una historia cargada de ternura.

Según apunta Il Centro, en una necrópolis descubierta en Il Fucino, en la región de Abruzzo, entre la quincena de tumbas encontradas se ha hallado una con los restos de un niño y una niña, posiblemente hermanos. Están uno junto al otro, con las cabezas apoyadas y ligeramente elevadas, cuidadosamente depositados en la parte inferior del enterramiento. La necrópolis es de época imperial, remontándose a los siglos II ó III d.C. Si bien coexistieron en esta época la inhumación y la incineración como prácticas de enterramiento, la primera fue ganando terreno a la segunda como técnica funeraria preferida. Pero estos enterramientos dobles, aunque no son novedosos, no eran habituales y, por lo demás, la carga emotiva que conllevan traslucen una idea de la muerte y del más allá alejada del fatalismo de épocas anteriores.

Por cierto,como curiosidad, las tumbas han podido datarse gracias al descubrimiennto en ellas de algunas monedas. Todo apunta a que sería el peaje de Caronte, el óbolo colocado en la boca del fallecido para pagar al barquero Caronte el paso del río Aqueronte. De ser esto cierto demostraría que este rito pagano habría perdurado en época cristiana.

26 junio 2008 at 7:32 pm Deja un comentario

Érase una vez en Olimpia. Los juegos Olímpicos de la Antigüedad (VI)

Antideportividad y sanciones en los Juegos Olímpicos 

Hace unos días, concretamente el 2 de junio, podía leerse en la BBC un interesante artículo sobre algunos casos conocidos de corrupción y juego sucio en los antiguos Juegos en Olimpia, tema del que pensaba escribir más adelante pero que este artículo me da pie a tratar ahora.

Como es lógico, los juegos en Olimpia no estuvieron exentos de prácticas antideportivas y de intentos de adulterar la competición, lo que les hace en este aspecto no muy diferentes a lo que podemos ver hoy día en los Juegos modernos. Toda competición deportiva implica de entrada la aceptación de una reglas de juego por parte de los competidores, reglas que no todos aceptan y cuya infracción es lógicamente castigada según su importancia y trascendencia.

En Olimpia, la organización y desarrollo de los Juegos se regía por las Leyes Olímpicas. Estas normas estaban grabadas en tablas de bronce y depositadas en el Buleuterión, sede permanente del Senado Olímpico, que era el máximo organismo de apelación y encargado a la vez de velar por su correcta aplicación.

Como normas de aplicación particular de estas Leyes Olímpicas estaban los Reglamentos Olímpicos, de cuya revisión y adaptación se encargaban los hellanódikas o «jueces griegos». Los hellanódikas fueron una pieza clave en la organización de los Juegos y representó una institución que siempre dio muestras de imparcialidad en decisiones y acuerdos.

La violación de los preceptos olímpicos daba lugar a sanciones, pudiendo ser éstas políticas, económicas, deportivas e incluso físicas.

Las sanciones políticas fueron raras, dado que la sanción solía implicar a una comunidad entera. Los motivos que dieron lugar a este tipo de sanciones solieron tener un motivo bélico o militar, y más concretamente la ruptura de la Tregua Sagrada. Nos referíamos ya en otro lugar a la exclusión de que fueron objeto los espartanos de los Juegos de la 90 Olimpiada (420 a.C.) acusados de haber atacado Physcos después de proclamada la Tregua Olímpica. La sanción incluía la prohibición a los lacedemonios de realizar sacrificios en Olimpia, condena que aquéllos consideraron injusta y se aprestaron a no acatar. Tras un ir y venir de emisarios y cuando en Olimpia se temía una irrupción por la fuerza de los lacedemonios en el Santuario, finalmente la cosa no fue a mayores, lo que da prueba del respeto que entonces merecía esta norma.

Las sanciones económicas fueron sin duda las más habituales. Con el importe de las multas impuestas se hacían los zanes, estatuas de Zeus fundidas en bronce en cuyo pie solía grabarse el nombre del atleta sancionado, su país de procedencia y algún verso en defensa del honor y el juego limpio en la competición. Como se mencionaba en el artículo de la BBC, el primer caso conocido de corrupción deportiva fue el de Eupolos de Tesalia, quien en la 98 Olimpiada (388 a. C.) sobornó con dinero a sus rivales para obtener sin dificultad la corona olímpica en la competición de pugilato (Pausanias V, 21, 3). Eupolos fue descubierto y castigado con una fuerte multa, invertida en la fundición de seis zanes.

La sanción deportiva más habitual fue la descalificación, que solía ir acompañada en muchas ocasiones de una sanción económica. Los motivos más frecuentes de esta sanción fueron dar muerte al adversario en las modalidades de pugilato o pancracio, pero también actuar de manera innoble o con excesiva brutalidad en la competición o, en todo caso, infringir las normas reglamentarias de cada especialidad. Relata Pausanias (VI, 9, 6) cómo en la 72 Olimpiada (492 a. C.), en la final de pugilato, Kleómedes de Astipalea fue privado de la victoria por haber dado muerte a su rival Ikkos de Epidauro, señalando además, no sin cierto dramatismo, que Kleómedes, no pudiendo soportarlo, enloqueció de pena.

El castigo corporal tuvo sin duda en el deporte antiguo una dimensión deportiva y pedagógica, como prueban multitud de testimonios en cerámicas. El castigo a base de azotes estaba a la orden del día en las competiciones olímpicas. El atleta que se escapaba en el momento de la salida en la carrera de velocidad era convenientemente azotado por el mastigáforo, que, provisto de un latigo, acompañaba al juez de la prueba. Tampoco se escapaban de este tipo de sanciones en las modalidades de lucha, pugilato o pancracio.

Por suerte no todos los competidores utilizaban el juego sucio en Olimpia y sin duda prevaleció el fair play  y la deportividad a lo largo de la historia de los Juegos. Poetas e historiadores se encargaron de hacernos llegar a través de sus escritos las grandes gestas deportivas de algunos de los más brillantes competidores que hubo en Olimpia, cuyo agonismo contribuyó a forjar su leyenda. Pero si hay una fecha negra para los Juegos, en la que se produjo el mayor nivel de corrupción jamás conocido en ellos, esa fue sin duda la del año 67 d. C.

Desde que en el año 146 a. C. Grecia pasara a convertirse en provincia romana, Olimpia comienza a suponer para Roma un lugar atractivo donde dejar patente su hegemonía política sobre el país vencido, de modo que empiezan a acudir a ella para participar en sus Juegos altos dignatarios romanos en busca de la gloria que aportaba la victoria en Olimpia. En el año 4 (194 Olimpiada) Tiberio obtiene la victoria en la competición de cuadrigas, e igualmente Germánico obtiene la victoria en la misma prueba en la Olimpiada 199. Pero la mayor vejación para los Juegos tendrá lugar en el año 67 cuando Nerón se decide a participar en los mismos.    

De entrada, Nerón hace aplazar dos años la fecha de celebración de la 211 Olimpiada para que coincida con su estancia en Olimpia y poder participar en los Juegos. A continuación obliga a los hellanódikas a incluir en el programa modalidades agonísticas hasta ese momento desconocidas e implanta novedades en las ya existentes y en todas ellas, cuadriga, cuadriga de potros, tiro de potros de a diez, heraldos, tragedia y cítara, se hace proclamar campeón, y ello sin  posibilidad de alegación, aun cuando se da el caso como cuenta Suetonio (Nerón, 23 y siguientes)  de que fue declarado vencedor en una competición de carros a pesar de haber caido del mismo y no haber terminado la carrera. Como resultado de su victorioso paso por Olimpia, Nerón hace acopio de 1808 coronas, por supuesto récord nunca igualado en la historia de los Juegos. Es evidente que Nerón no se guiaba por la máxima de que «lo importante no es ganar, sino participar».

Imágenes:

Imagen 1: Reconstrucción virtual de zanes en Olimpia. Fuente: www.osmosis.com.au/visualize/olympia_06

Imagen 2:  Escena de palestra. Ánfora de figuras rojas (hacia 515 a.C.). Museo del Louvre

24 junio 2008 at 4:21 pm 3 comentarios

Meme III Encuentro de Edublogs

Recibo de Ana una invitación a participar en el meme que lanza Charo con ocasión del encuentro Edublogs 2008. Las reglas, que se pueden leer en la propuesta original, piden entre otras cosas que se redacte un párrafo que continúe la historia que anda circulando por la blogosfera, etiquetar la entrada con edublogs2008 y mandar por correo la contribución para que salga publicado en el blog del meme historia.
                                                                                                                                                                      Este es mi relato:
                                                                                                                                                                  Anochece. Es la hora en que los astros aconsejan el sueño mas no puedo apartar de mi mente las palabras de la Esfinx. Siento que estoy en mitad del camino de mi vida y tengo que tomar una terrible decisión. Elegir una vida azarosa y llena de peligros y embarcarme con Atalanta para ir en busca del Vellocino de oro, digno trabajo del propio Hércules, para el que necesitaré toda la ayuda de griegos y romanos y el sortilegio del anillo de Gyges, o bien abandonarme a una vida licenciosa y desprovista de todo afán,  y viajar, cual Ícaro, por esos mundos tan lejanos y tan misteriosos, y poder conocer el encanto de Mainake o el embrujo de cualquier playa lejana donde poder correr desinhibida danzando con el cortejo de Dioniso. ¡Oh, dioses, qué terrible dilema!. Sé que no hay nada nuevo bajo el sol, y que somos marionetas en manos de los superiores, mas no puedo evitar la angustia que me envuelve aquí y ahora.

17 junio 2008 at 8:27 pm 1 comentario

Moriturae sumus!

Jueves 12, por la mañana. Último día de Selectividad. Este año estoy en un tribunal. No me quejo, lo he solicitado yo; me gusta cada ciertos años tener contacto con alumnos de otros centros y poder comparar su nivel de preparación con el de los míos. Al tiempo, es una manera de estar al día en los contenidos y criterios de calificación de las PAU.

Esta mañana se nota que es ya el tercer día de pruebas. La tensión y el temor a lo desconocido del primer día se ha diluido y  el cansancio empieza a hacer mella en los alumnos. A la prueba de inglés van tranquilos; saben que será fácil y el hecho de que a los 45 minutos de examen hayan acabado más de la mitad lo corrobora. Yo, aunque estoy de cuerpo presente en el aula en mi tarea de vigilancia, como Argos, tengo el pensamiento en mis alumnas de latín que se examinarán en apenas una hora. Pienso en si habrán traducido estos últimos días, si se habrán acordado de coger el diccionario, si habrán repasado la literatura. Estoy intranquilo. No es que crea que me voy a examinar yo, no; después de 22 selectividades he visto de todo y he a prendido a relativizar los éxitos y los fracasos. Pero me gusta estar con los alumnos en esos momentos, darles tranquilidad y confianza. Es como si todos los años se me examinara un hijo, o cinco, o diez, o veinte…

Mientras pasa el tiempo me entretengo leyendo el examen de inglés. «Qué suerte -pienso-, diez años estudiando inglés y encima les ponen un texto que puede entenderse sin tener ni idea de inglés. Y en latín, dos años y ala.., a traducir a César a pelo. No es justo». Pasa el tiempo, eso sí, lentamente. Ya sólo quedan tres o cuatro alumnos en el aula; ni una sola pregunta, ni una sola duda. Bueno sí, el número 24 pregunta si se puede cambiar de mesa porque la suya está algo descoyuntada.

Termina el inglés y rápidamente pasamos a organizar las siguientes pruebas. Llega el momento de actuar. Pienso en mis tres magníficas; sé que ahora estarán atacadas de los nervios. Pienso en Amparo, quien seguro que en estos momentos estará soltando su lacónica frase favorita: «moriturae sumus!.» Faltan dos minutos para las 11’30 y el presidente me entrega un sobre con el examen. Lo abro solemnemente. No puedo creerlo, el texto de César lo hemos trabajado en clase apenas dos semanas antes. Pienso en mis tres magníficas y me alegro por ellas.

Hacemos el examen de latín en dos barracones. El que más y el que menos ha dado alguna vez clase en uno y sabe de qué estoy hablando. Los alumnos apretados en unos pocos metros cuadrados. «Nunca lo habrán tenido más facíl para copiar, pienso; pero no lo harán. Sus profesores ya se habrán encargado de reprimirles cualquier conato de hacer trampa en estos exámenes». El calor aprieta y ponemos el aire acondicionado; el ruido que hace es insoportable pero aún así lo prefieren. Mientras se organizan pienso en lo meritorio que es que aún hoy día haya jóvenes que tengan interés por aprender, que no se abandonen a una vida cómoda y sin esfuerzo, y que encima hagan un bachillerato humanístico. Me viene a la memoria la foto de la manifestación en defensa de la Enseñanza Pública: «religión en latín, ya» y me cabreo (estoy hasta los testículos de la típica bromita de turno). Comienza el examen. Opción A: César. La mayoría ni lee la Opción B. Todo va sobre ruedas; el ablativo absoluto lo analizan con la naturalidad de quien se lo espera ya de antemano. Llegamos al quod y empiezan las primeras muestras de inquietud. Como no pueden comunicarse verbalmente utilizan la comunicación no verbal. Fruncen el ceño. El número 8 mira de reojo a su vecina «Ostres, deduzco que piensa -la mayoría son valencianoparlantes-, la Míriam també s’ha deixat el quod en blanc, i esta de llatí en sap prou». Primeras manos alzadas, tantean si el profe es de los que ayudan en el examen o no. El número 41 me llama, pienso en Ben-Hur. Hombre no está mal traida a colación la metáfora; y si el aula es la galera ellos son los galeotes. Llego ante el número 41 mientras intento recordar si Charlton Heston también era en la película el número 41. Me señala el quod con el bolígrafo. No sabe cómo pedirme ayuda, aunque me la implora con la mirada. Le ayudo hasta donde puedo porque creo que debo ser justo.

Es un examen de desgaste. Nadie abandona la galera. Resoplan según les vamos recordando el tiempo que falta y al final a algunos hay que quitarles el examen de las manos. Alea iacta est. Aún les queda una prueba por la tarde y deben hacer el último repaso.

Por la tarde toca hacer de nuevo de Argos. Mientras me dirijo a la nueva galera me aborda acaloradamente el número 41 y me dice «Profesor, es que tengo que saberlo, si no no podré dormir esta noche, ¿qué era el quod?». Nunca he visto a nadie a quien un tema gramatical le cause mayor desasosiego. Le digo la respuesta y enseguida me doy cuenta de que no es la que quería oír. Se va maldiciendo, no me deja tiempo para decirle que el error no tiene importancia, que puede dormir tranquilo, que su vida no cambiará en nada por ello. Me quedo con la sensación de que acabo de arruinar una vida.

Llego a casa cansado y con la preocupación de saber cómo les habrá ido a mis magníficas. No las tengo todas conmigo porque hace unos años ya les salió un texto hecho en clase y casi nadie se dio cuenta. Enciendo el ordenador y entro en el blog de usar y tirar que habíamos abierto estos días para preparar la Selectividad. ¡Cuánta faena hecha y tan poco reconocida! (Vale, no es momento de quejarse, peor están en Italia). En el chat veo que hay una nota de Amparo: «en el examen de latín han puesto un texto ya realizado en clase: Castilla y León 06, página 18 del libro. ¡Qué felicidad haber acabado!. Y creo que no me ha ido mal». Siento un profundo alivio. Hoy la diosa Fortuna nos ha sido favorable.

13 junio 2008 at 5:11 pm 1 comentario

Hallazgos arqueológicos

¿Qué está pasando en el mundo de la arqueología? No hay día en que no se nos sorprenda con el hallazgo de algún tesoro arqueológico al más puro estilo Indiana Jones. Hoy la noticia es el descubrimiento de la presunta «primera iglesia del mundo» en el norte de Jordania, anunciada a bombo y platillo por las autoridades del país, que ya se frotan las manos pensando en los nuevos visitantes que esta buena nueva puede atraer. Esto hoy, anteayer podíamos leer que se han encontrado en Méjico los restos del palacio del antiguo emperador azteca Moctezuma casi al mismo tiempo que en Perú se anunciaba el hallazgo de un templo tan antiguo como las pirámides de Egipto y con él los vestigios de una antiquísima civilización.

Y no hablemos del espectacular descubrimiento de la tumba de Marco Antonio y Cleopatra anunciado por el extravagante arqueólogo Zahi Hawass, alias Indiana Jones, jefe ni más ni menos que del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto. Pues al tal Hawass le ha bastado encontrar un busto de Cleopatra (perdón, presunto busto; o debería decir busto de la presunta Cleopatra, o presunto busto de la presunta Cleopatra) para colegir inmediatamente que allí están enterrados los famosos amantes y ya ha comenzado con su equipo de 12 arqueólogos y 70 excavadoras a buscar la entrada de la tumba. En nada le apartan de su idea las muchas objeciones que le están lloviendo por todas partes. «Es nuestra teoría; otros pueden discrepar, pero estamos buscando a ver si podemos demostrarlo», dice Hawass. Toda una declaración de principios.

¿A dónde conduce toda esta carrera de despropósitos en la arqueología?. Da la impresión de que se ha entrado en una dinámica del todo vale. Doy la teoría, cuanto más espectacular mejor, y luego ya veremos si podemos demostrarla. Por cierto, si hay una noticia que viene a colación de todo esto es esta del Guardian: un grupo de presuntos investigadores de Manchester ha descubierto mediante análisis de ADN que las mujeres desempeñaron en la antigua Micenas un papel clave en los asuntos de Estado. No os imagináis la rechufla que se ha montado en el Reino Unido. Con este panorama, no me extraña que los arqueólogos italianos monten una manifestación para que se regule su ejercicio profesional. 

Nada, que al final va a ser que yo también he tenido un mal día, como Ramiro, y estoy algo quisquilloso.

9 junio 2008 at 7:37 pm 3 comentarios

Chiron iterum equitat

Al final todo ha quedado en un mal sueño y nuestro centauro Chiron cabalga de nuevo. Enhorabuena y gracias a los compañeros quironianos que lo han hecho posible.

6 junio 2008 at 7:34 pm Deja un comentario

¡No podrán con Chiron!

 Reproducimos el mensaje de Ana desde Voces Griegas:

Desde ayer, el portal de Chiron está fuera de servicio por un ataque que redirecciona nuestra página a otros lugares que nada tienen que ver con el proyecto.
Lamentamos las molestias y esperamos poderlo solucionar a la mayor brevedad.
No consigo entender la gracia que puede encontrar alguien en hacer estas cosas, destrozando el trabajo y la ilusión de tanta gente. ¿Dormirán tranquilos? “

Desde aquí muchos ánimos a todos los maestros quironianos que en estos momentos estarán dedicando todos sus esfuerzos a subsanar este sabotaje. Somos más y mejores y venceremos. Cien veces que echaran abajo Chiron, cien veces lo levantaríamos.

5 junio 2008 at 10:11 pm 1 comentario

Entradas anteriores


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

junio 2008
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Archivos

RSS Blogs en Χείρων·Chiron

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente