Posts tagged ‘Tiberio’

¿Quién fue Poncio Pilato?

Millones de personas han repetido en la Historia el nombre de este cruel gobernador de Judea, según Filón, y santo para los coptos, que tuvo en sus manos la vida y muerte de Jesucristo

Caesarea_maritima

Piedra hallada en Cesarea en 1961 con una dedicatoria a Tiberio de Poncio Pilato

Ni Julio César, ni Augusto, ni Nerón… La figura del Imperio Romano más evocada en la Historia es la de Poncio Pilato. Millones de cristianos recitan en el Credo desde época muy temprana -al menos desde el s.II- que Cristo «padeció bajo el poder» de este prefecto romano, subrayando así que la muerte de Jesús de Nazareth fue un hecho histórico.

Poco podía imaginar este gobernador de Judea que iba a ser recordado por aquel proceso. Ni que el gesto de lavarse las manos que relata San Mateo en su evangelio para expresar que Jesús fue condenado injustamente asociaría para siempre su recuerdo con el de una persona que pretende descargarse de una responsabilidad. «Pilato se ha convertido en un símbolo tradicional de la vileza y de la sumisión a los bajos intereses de la política», señalaba José Antonio Pérez-Rioja en su «Diccionario de Símbolos y Mitos».

Del quinto prefecto de Judea, designado por Tiberio, no se sabe con seguridad ni dónde nació ni cómo fue su vida antes de llegar a esta provincia romana que gobernó desde el año 26 al 36 d.C.. El periodista italiano Vittorio Messori, en su investigación sobre la Pasión y Muerte de Jesús titulada «¿Padeció bajo Poncio Pilato?», señala que era de la noble familia de los Poncios, originaria probablemente del territorio samnita próximo a Benevento (Italia). Pertenecía al orden ecuestre, no a la clase senatorial más aristocrática, por lo que a ojos de sus superiores era «un hombre obligado a “hacer carrera”», según el teólogo José Antonio Pagola («Jesús, aproximación histórica»).

Cuando recibió a Jesús aquella víspera de la Pascua del año 784 de la fundación de Roma, llevaba siete años al frente de esta conflictiva provincia romana cuya capital era Cesarea Marítima, a unos 100 kilómetros de Jerusalén, donde contaba con cerca de 3.000 soldados. Pilato solo acudía a la ciudad sagrada de los judíos en las fiestas y entonces se alojaba en el palacio-fortaleza construido por Herodes el Grande. En la ciudad tenía dos cohortes auxiliares de guarnición, con cuartel en la Torre Antonia.

Una piedra del anfiteatro de Cesarea hallada en 1961 por arqueólogos italianos con una dedicatoria de Pilato al emperador Tiberio confirmó el cargo de prefecto de este personaje histórico del que ya daba cuenta Tácito en los Anales, así como Flavio Josefo en sus «Antigüedades judías».

Tanto este último historiador nacido en Roma 37 años después de Cristo, como Filón de Alejandría, coetáneo de Jesús, describen a Pilatos como una persona cruel. Filón señala incluso que se caracterizaba por «su venalidad, su violencia, sus robos, sus asaltos, su conducta abusiva, sus frecuentes ejecuciones de prisioneros que no habían sido juzgados, y su ferocidad sin límite» («De legatione ad Gaium», 302).

Flavio Josefo narra que Pilato introdujo en Jerusalén unos estandartes con el busto de Tiberio, que originaron un gran revuelo hasta que Pilato acabó cediendo y las retiró. Relata también que utilizó dinero del Templo para construir un acueducto. En esta ocasión, sin embargo, las iras judías fueron duramente reprimidas. Hacia el año 35 también reprimió con violencia a los samaritanos en el monte Garizim y ejecutó a sus dirigentes, acción por la que Vitelio, legado de Siria, le ordenó que volviera a Roma para dar cuenta al emperador. Cuando llegó, en la primavera del 37, Tiberio había muerto no hacía mucho. «Según una tradición recogida por Eusebio, cayó en desgracia bajo el imperio de Calígula y acabó suicidándose», señala Juan Chapa, profesor de Teología de la Universidad de Navarra.

Lo cierto es que tampoco se sabe con seguridad cómo y dónde murió Poncio Pilato. Una leyenda cuenta que Pilatos se mató con su propio cuchillo y su cuerpo fue después atado a una rueda de molino y arrojado al Tíber, pero se perturbaron las aguas, por lo que fue llevado a Vienne y hundido en el Ródano. Como volvió a ocurrir lo mismo, se llevó hasta un lago de una montaña cercana a Lucerna (Suiza), aún hoy llamada Pilato.

Otros creen que Pilato fue cesado y desterrado a la Galia donde murió. «Probablemente no fue un hombre tan sangriento y malvado como lo describe Filón, pero ciertamente fue un gobernador que no dudaba en recurrir a métodos brutales y expeditivos para resolver los conflictos», estima Pagola en su aproximación histórica a los hechos.

«Pilato es un tipo de hombre mundano, conocedor del derecho y ansioso de cumplirlo en la medida que pudiera ser hecho sin sacrificio personal de ninguna clase, pero cediendo fácilmente a la presión de aquellos cuyo interés era que él actuase de manera diferente. Él hubiera gustosamente absuelto a Cristo, y hasta hizo serios esfuerzos en esa dirección, pero cedió a la presión de inmediato cuando su propia posición fue amenazada», señala la Enciclopedia Católica.

Tertuliano y Justino Mártir hablan de unas actas hoy desaparecidas sobre el juicio y la crucifixión de Jesús que supuestamente Pilato envió al emperador Tiberio y que dio pie a la creencia de que el gobernador de Judea acabó convirtiéndose al cristianismo, como también lo haría su mujer Claudia Prócula, la misma que según San Mateo le advirtió: «No te mezcles en el asunto de este justo, porque hoy, por su causa, tuve un sueño que me hizo sufrir mucho». A Prócula se la venera como santa en la Iglesia Ortodoxa griega y en la etíope.

Más sorprendente resulta comprobar que el mismo Poncio Pilato, que tuvo en sus manos la vida y la muerte de Jesús, es considerado santo por la iglesia etíope y la copta egipcia. Algunos textos apócrifos le llegan a asignar incluso un final de mártir.

Fuente: M. Arrizabalaga | ABC     18/04/2014

18 abril 2014 at 10:07 am Deja un comentario

Reabre en Capri Villa Jovis, la histórica residencia de Tiberio

La visita al sito arqueológico será posible durante cuatro horas al día, seis días a la semana

Capri-Villa-Jovis

Villa Jovis en Capri

Ayer lunes estaba previsto que reabriera al público la Villa Jovis de Capri, la histórica residencia desde la que Tiberio gobernó el Imperio Romano durante más de diez años, que permanecía cerrada desde el pasado enero. La reapertura – explica la Soprintendenza Speciale per i Beni Archeologici di Napoli e Pompei – se produce tras una serie de trabajos en la pavimentación y los sistemas de seguridad del recorrido, además del arreglo de la zona verde.

La visita al sitio arqueológico de Villa Jovis será posible seis días a la semana, durante cuatro horas al día, de 11 a 15 horas. Permanecerá cerrada los dos primeros martes y los dos últimos domingos de cada mes.

El cierre de la villa – el pasado enero- estuvo acompañado de polémica por el estado general de deterioro y abandono de toda la villa. El alcalde de Capri, Ciro Lembo, y el asesor de Turismo y Cultura, Marino Lembo, lanzaron una propuesta para realizar un protocolo de acuerdo con la Soprintendenza ai Beni Archeologici, como el firmado recientemente con la Soprintendenza speciale per il patrimonio storico para la Certosa di San Giacomo. Para los administradores municipales es necesaria una acción conjunta para desarrollar un programa que permita poner en valor un gran bien que merece ser visitado y disfrutado por los capreses y los turistas.

Fuente: piueconomia | Riapre Villa Jovis di Capri la storica dimora di Tiberio
 

26 marzo 2013 at 7:36 pm Deja un comentario

Dioses marinos en la Gruta Azul

Discovery Channel informa hoy que, según un estudio submarino llevado a cabo, varias estatuas romanas antiguas podrían yacer bajo las cristalinas aguas de la Gruta Azul de la isla de Capri, en el sur de Italia.

tritonLa cueva, que data del siglo I d.C., fue utilizada como piscina natural por el emperador Tiberio (42 a.C. – 37 d.C.) y las estatuas son probablemente representaciones de dioses marinos.

“Un estudio submarino preliminar ha revelado la existencia de las bases de varias estatuas que sugerirían la existencia próxima de las esculturas” según Rosalba Giugni, presidente de la asociación ecologista MAREVIVO.

Realizado en colaboración con la Superintendencia arqueológica de Pompeya, el proyecto MAREVIVO tiene por objeto devolver la Gruta Azul a su antiguo esplendor mediante la colocación de copias idénticas de las estatuas de Tiberio en el lugar donde estaban originalmente.

La Grotta Azzurra, así llamada en italiano, es una de las principales atracciones en Capri. La isla fue capital del Imperio Romano entre el 27 y el 37 d.C, cuando Tiberio se hizo allí una casa permanente para aprovechar su clima templado y su recogimiento.

Dividiendo su tiempo entre las 12 villas y las fiestas orgiásticas, el emperador se bañaba en la luz azul, casi alucinógena de la cueva, nadando entre niños y niñas desnudos.

La historia dice que quienes le desagradaban eran arrojados al mar desde una roca próxima a su Villa Iovis. Encaramada a 1.000 metros sobre el mar y con el Vesubio en la distancia, este fue el más suntuoso de sus residencias en la isla.

La Gruta Azul podría haber sido igual de sorprendente. En 1964, unos arqueólogos recuperaron tres estatuas del fondo del mar. Una escultura representa al dios del mar Neptuno, mientras que las otras dos estatuas representan al dios griego Tritón, que era el hijo de Poseidón (Neptuno, para los romanos).

Según los arqueólogos, la posición de los hombros de los Tritones (los brazos están desaparecidos) sugiere que las criaturas marinas estaban soplando en grandes caracolas a modo de trompetas. Triton era conocido por llevar una caracola marina con la que al soplar calmaba o elevaba las olas.

Las esculturas recuperadas confirman un relato del erudito romano Plinio el Viejo (23 d.C. – 79 d.C.), quien describió esta cueva marina poblada por un Triton “que hacía sonar una caracola.”

Exhibidas ahora en un museo en Anacapri, las tres estatuas han proporcionado una visión de la configuración original de la Gruta Azul.

Imagen: Tritón, desde Discovery Channel

28 septiembre 2009 at 10:08 pm Deja un comentario

La tumba de Gladiator

Hay que ver el bombo que se le está dando al descubrimiento de la tumba de quien se dice haber servido de inspiración para la caracterización del general Maximus en la película de Ridley Scott Gladiator

El hallazgo en Saxa Rubra, cerca de Roma, de la tumba de Marcus Nonius Macrinus, un general que comparte algunas coincidencias con el personaje de Gladiator, en especial el de haber gozado de la predilección del emperador Marco Aurelio, ha dado lugar a toda una catarata de artículos, los más, preocupados de buscar el titular más espectacular, los menos, intentando trazar los rasgos históricos de este general romano.

Como señala El País, Macrino no fue hispano como el personaje interpretado por Russell Crowe. Tampoco fue gladiador ni hay prueba alguna de que muriera a manos de Cómodo o que tuviera un lío con la hija de Marco Aurelio, Annia Lucilla. Originario de Brescia, el procónsul Macrinus, figura importante del ejército romano de la época, amigo del emperador Marco Aurelio y acreditado militar en la lucha contra los cuados y los marcomanos, tiene sólo eso en común con el esforzado Maximus de Russell Crowe. En la misma época hay muchos otros personajes con esas características y que podrían considerarse incluso más cercanos al carácter de Maximus que Macrinus. Por ejemplo Publio Helvio Pertinax, otro general -tribuno de la VI Victrix- que lucho también en el Danubio bajo Marco Aurelio, y que además tiene el morbo de haber sido víctima de intrigas cortesanas. Pertinax incluso fue atacado por legionarios amotinados, ¡y dado por muerto! Y, según la Historia Augusta, estaba cachas como Crowe. Pertinax se implicó en las conspiraciones contra Cómodo y tras el asesinato de éste fue nombrado brevemente emperador. 

Al mismo tiempo bién se ha anunciado el hallazgo por parte de otro equipo de una cripta situada bajo la domus del emperador Tiberio, donde, según Suetonio, en un descanso de los Juegos Palatinos, que se celebraban en palacio, habría sido asesinado su sucesor Calígula por el prefecto de la guardia pretoriana, Casio Querea.
La noticia puede leerse en El Mundo, El Periódico o La Voz de Asturias entre otros medios. Para un seguimiento en la prensa internacional puede consultarse el Times, el Independent o el Telegraph.

18 octubre 2008 at 1:47 pm Deja un comentario

Economía a la romana

Entre la multitud de noticias de carácter económico que por razones obvias inundan estos días los medios de comunicación escritos y audiovisuales, me llaman la atención dos reseñas que he podido leer y que tienen como punto de encuentro la referencia a la antigua Roma:

Vía Bread and Circus llego a un foro de discusión en el Financial Times donde se expone un curioso símil para explicar el tema de las “hipotecas suprime” en términos de Pompeya:  

Supongamos -dice el FT- que a partir del martes, 24 de agosto del 79 d.C., el Banco de Roma ha prestado un total de 110 millones de dólares a los ciudadanos del Imperio Romano, financiado por los depósitos de 100 millones de dólares. Resultado: el Banco de Roma tiene un valor neto de 10 millones de dólares. El miércoles, la erupción del Vesubio engulle propiedades hipotecadas por el Banco de Roma por un valor de 20 millones de dólares. Resultado: el Banco de Roma está en quiebra; sus depositantes pueden aspirar como mucho a que se les devuelva el 90% de su dinero, e incluso un banco de la rentabilidad y solvencia como el Marcus L. Craso Corporation, no puede prestar la totalidad del capital. La razón de que el Banco de Roma esté en quiebra es que se ha producido un colapso de confianza en que los ciudadanos de la extinta Pompeya vayan a pagar sus préstamos hipotecarios.

 No se puede negar que la explicación es totalmente diáfana incluso para quienes de economía sólo alcanzamos a saber contar los cuatro euros que llevamos en el bolsillo. Claro que el instruido economista pasa por alto un detalle no sin importancia. Y es que ,mientras en el caso expuesto el “miércoles negro” -por poner un término bursátil de moda- vendría dado por un imponderable como fue la erupción del Vesubio, en el caso de la crisis financiera esta solo es achacable a la mala gestión, a la especulación salvaje y al despilfarro a espuertas de algunos mandamases empresariales. Ahora encima, para más inri, será a los pobres prestatarios y asalariados a quienes tocará pagar la factura de su negligencia.

Yo, que soy de la opinión de que a grandes males grandes remedios, me apunto a la solución de The Huffington Post, quien recuerda que en el año 33 d.C., ante la mala situación económica por la que atravesaba el Imperio, Tiberio, entre otras medidas, prohibió todos los pagos de intereses durante tres años. Majo el princeps. A ver si aquí toman nota. Lástima que los rumores de depravación moral que le acompañaron en sus últimos años empañaran su reputación. Con todo, Tiberio consiguió una fama de ahorrador empedernido, que le llevó por ejemplo a dictar una ley que obligaba a consumir toda la comida servida en los ágapes, o en su defecto a consumir las sobras en comidas posteriores. Así no es de extrañar que a su muerte  dejara en el Tesoro tres billones de sestercios.

13 octubre 2008 at 6:41 pm Deja un comentario


logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

FriendFeed

View my FriendFeed

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

abril 2014
L M X J V S D
« mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
adultfreindfinder contadores para web Noticias sites

Archivos

RSS Elementos compartidos

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.390 seguidores