Posts filed under ‘Roma’

Ara Pacis, el altar de Augusto que Mussolini usó como propaganda fascista

Corría el año 13 a.C. cuando Augusto regresaba triunfante a Roma tras sus exitosas campañas en Hispania y la Galia. Aquel hito, que marcaba el inicio de nuevas políticas para el Imperio y un ansiado periodo de paz –la llamada Pax Augusta–, impuesto por el primer emperador romano tras  acabar con las insurrecciones locales en las provincias y con las guerras civiles, bien merecía un monumento a la altura de aquel gran logro.

Fue así como el Senado Romano decidió la construcción del Ara Pacis Augustae (el altar de la Paz Augusta), un pequeño recinto de planta rectangular (de unos once por diez metros de lado y poco más de cuatro y medio de altura), que se ubicó en las proximidades de la Via Flaminia, en el Campo de Marte.

Ara_PacisEl edificio, construido íntegramente en mármol de Carrara, consistía en un altar de sacrificios rodeado por muros ricamente decorados con relieves escultóricos, en cuyos extremos se abrían sendas puertas de acceso para los sacerdotes y los animales destinados al sacrificio.

Las obras se iniciaron el 4 de julio del año 13 a.C., y concluyeron cuatro años más tarde, cuando se llevó a cabo la dedicatio del altar el 30 de enero del año 9 a.C. Lo más destacado de la construcción es sin duda su hermosa decoración escultórica, dividida en dos secciones diferentes: la superior cubierta con relieves escultóricos figurados, y la inferior  decorada con elementos ornamentales de tipo vegetal.

Ara_Pacis_relieve

Los relieves figurados incluyen escenas relativas a los orígenes míticos de Roma, con Eneas realizando sacrificios a los Penates y la Lupercal –la gruta donde según el mito la loba amamantó a los gemelos Rómulo y Remo–, una personificación de Roma como amazona, o escenas de procesiones, entre otras.

Durante décadas, el Ara Pacis fue uno de los monumentos más destacados de la Ciudad Eterna, pero con el paso del tiempo acabaría cayendo en el olvido. Esto fue debido a los continuos cambios urbanísticos que se realizaron en el Campo de Marte, pero sobre todo por las repetidas crecidas del Tíber, que en cada “acometida” iban acumulando lodo y terminaron por sepultar al monumento.

Con el paso de los siglos, el Ara Pacis quedó olvidado en la memoria de los romanos, y no fue hasta el Renacimiento cuando sus restos comenzaron a salir de nuevo a la luz. En 1536, y con motivo de las obras de remodelación de un palacio ubicado en la Via Lucina, los obreros descubrieron algunos paneles con relieves, un hallazgo que fue inmortalizado por el artista Agostino Veneziano.

Pese a este descubrimiento, en aquellas fechas nadie relacionó los restos con el célebre Ara Pacis. Unos años más tarde, en 1566, el cardenal Giovanni Ricci de Montepulciano compró una serie de nueve paneles decorados, que al igual que el anterior habían sido recuperados en el solar de la Via Lucina. Con los años, estas piezas acabarían repartidas en distintos museos y colecciones de toda Europa, incluyendo el Vaticano, el Louvre o la Galería de los Uffizi.

No hubo nuevos hallazgos relacionados con el Ara Pacis hasta mediados del siglo XIX, cuando en 1859 –y de nuevo con motivo de unas obras de remodelación del llamado palacio Peretti– se descubrieron los cimientos del monumento Augusto. Pese a todo, aún tendrían que transcurrir algunos años, hasta 1903, para que los investigadores identificaran aquellos restos con los del Ara Pacis.

En ese mismo año se llevó a cabo la primera excavación exhaustiva del solar, aunque los trabajos definitivos no llegaron hasta unas décadas más tarde. En 1937, con el aniversario del nacimiento de Augusto dos mil años atrás, los más altos cargos de la dictadura fascista de Benito Mussolini pusieron en marcha una intensa labor para rehabilitar el Ara Pacis.

Para ello llegaron a acuerdos con el Vaticano para que entregase los restos que poseía, y obligaron a los responsables de la Galería de los Uffizi a que hicieran lo mismo. Al mismo tiempo, el Consejo de Ministros italiano firmó una orden para que se realizaran nuevas excavaciones en el solar ocupado originalmente por el altar, de modo que al año siguiente, el del aniversario, el Ara Pacis pudiera brillar de nuevo para admiración del mundo.

¿Por qué estaba el gobierno fascista italiano –y el propio Mussolini– tan interesado en la recuperación del monumento? Para el Duce, la recuperación del antiguo esplendor del Imperio Romano se había convertido en uno de los puntos fundamentales de su política interior, pues formaba parte de su intensa operación de propaganda.

La identificación entre el régimen fascista y el poderoso Imperio Romano era un modo de exaltar la dictadura, una forma de reafirmación nacional mediante la cual el propio Mussolini se identificaba con el poder, la gloria y los logros de los antiguos emperadores.

En aquellos años, el régimen fascista de Mussolini se esforzó por recuperar multitud de yacimientos arqueológicos de época romana, aunque ninguno de esos proyectos fue tan importante como el realizado para recuperar el Ara Pacis.

De hecho, la inauguración del monumento –cuya restauración había estado a cargo del arquitecto Giuseppe Moretti– tuvo lugar el 23 de septiembre de 1938, coincidiendo con la clausura del año de Augusto, y fue el propio Mussolini quien dirigió el acto, con un gran despliegue de fuerzas militares, incluyendo a los célebres camisas negras.

Unos meses antes, en mayo de ese año, y con motivo de la visita de Adolf Hitler a Roma, el Duce había mostrado al Führer y otros jerarcas nazis los trabajos de recuperación del altar de Augusto, que tanto le llenaban de orgullo.

Ara_Pacis_Meier

En la actualidad el Ara Pacis sigue siendo uno de los monumentos de época romana más visitados de la ciudad del Tíber, hoy protegido por un moderno edificio diseñado por el arquitecto Richard Meier. Con motivo de la celebración del aniversario de la muerte de Augusto, ocurrida un 19 de agosto de hace ahora dos mil años, el recinto volvió a llenarse de visitantes que acudieron a admirar un monumento que, dos milenios después de su creación, continúa brillando con luz propia.

Fuente: Javier García Blanco  |  YAHOO Noticias

31 agosto 2014 at 11:16 pm 1 comentario

Roma: Nuevas exposiciones y reapertura de monumentos por el bimilenario de Augusto

Como broche final a la celebración de los dos mil años de la muerte del emperador romano tendrá lugar un importante simposio arqueológico en el Palacio Altemps de Roma el 17 de septiembre. Además se inauguran nuevas exposiciones y se reabren monumentos tras ser acometidas importantes restauraciones

Roma-Foro-Romano

Se despliega el ultimado proyecto de importantes restauraciones de monumentos, nueva ordenación de las colecciones, exposiciones y la organización de un simposio arqueológico centrado en la colaboración entre instituciones italianas, las Academias y los Institutos extranjeros en Italia, en el Palacio Altemps de Roma el próximo 17 de septiembre, que sella el tupido programa de intervenciones: a partir del área monumental del Foro Romano y del Palatino, elegido para su morada por Cayo Julio César Octavio Augusto, en memoria de Rómulo y de la fundación de la ciudad.

La zona arqueológica urbana estrena el montaje completamente renovado del Museo Palatino -cofre de los mejores testimonios de época augusta- y del reorganizado recorrido visitable de la Casa de Augusto y de la Casa de Livia, su mujer. Unos lugares de familia y de aquella política -mezcla de tradición e innovación- característica de su Principado, que se abren al público el 18 de septiembre.

Museo_Palatino_RomaPor su lado, el magnífico conjunto de las Termas de Diocleciano con la flamante restauración del frontal de la monumental natatio (piscina) y de las estructuras existentes, sobre las que se apoyan las renacentistas de la Cartuja de Santa Maria degli Angeli, intervenidas para la ocasión, cuyo claustro pequeño propone la meticulosa reconstrucción de los antiguos ritos recuperados según la política religiosa de Augusto, se pueden ver desde el 24 de septiembre.

Mientras, en el Foro Romano el 1 de octubre se reabre el antiguo recorrido del Vico lugario a través de la Basílica Iulia, otro importante monumento augusto. En estas celebraciones participan las cuatro sedes del Museo Nacional Romano: la Crypta Balbi, conjunto monumental de época augustea, donde ha sido hallado el busto de Livia; el Palacio Altemps; las Termas de Diocleciano y el Palacio Massimo, que acoge la exposición Los fastos y el calendario en la antigüedad (del 14 de noviembre 2014 al 2 de junio de 2015) para recordar la reforma del calendario llevada a cabo por Julio César, precursor y padre adoptivo de Augusto. Todas estas iniciativas devuelven a la ciudad eterna, restaurado y valorizado, el mayor patrimonio existente, con algunos puntos accesibles por vez primera.

Busto-di-Augusto-con-corona-civicaA ellas hay que añadir la reorganización del Antiquarium de la Villa de Livia en el barrio de Prima Porta que ha conllevado el arreglo del famoso lauretum cuya apertura está fijada para el 12 de septiembre.

Al margen de este íter celebrativo, en Roma surge el Mausoleo de Augusto, el cual tras haber visitado la tumba de Alejandro Magno en Alejandría, mandó a erigir una grandiosa tumba para él y para su familia en la zona denominada de Campo Marzio (de Marte).

Las obras empezaron en el año 30 a.C., a su vuelta a Roma a continuación de la guerra contra Antonio y Cleopatra que le llevó a la conquista de Egipto. “El más notable entre los monumentos…” (según Estrabón en ‘Geografía’) conocido con el nombre de Augusteo, es el mayor sepulcro de planta circular, de 87 metros aprox. de diámetro.

En su entrada estaban colocados dos obeliscos egipcios que actualmente se encuentran respectivamente en la plaza del Quirinal y en la Plaza del Esquilino de la capital. Siguiendo un largo corredor se llega a una celda circular donde están ubicados tres nichos rectangulares con las tumbas de la familia imperial, y al centro un gran pilar cilíndrico con la probable tumba de Augusto.

El último acogido fue el emperador Nerva en 98. Desde entonces ha sido utilizado como fortaleza de la familia Colonna en el siglo XII, como jardín, como anfiteatro en el siglo XVIII, como teatro y sala de conciertos a inicios del Novecientos hasta hospicio para ancianas. Entre 1936 y 1938, con la demolición del viejo barrio y la creación de la Plaza de Augusto Imperatore, el mausoleo fue restaurado, recobrando su aspecto original.

Paradójicamente, en el año en que se rememora el bimilenario de la muerte del primer emperador de Roma, su Mausoleo, tras largos años, permanece aún en estado de abandono, en contraste con el vecino Ara Pacis en su resplandeciente teca, y aguarda pacientemente la conclusión de una digna -pero rezagada- restauración por parte de la institución competente.

Fuente: CARMEN DEL VANDO BLANCO  |  DESCUBRIR EL ARTE       29/08/2014

30 agosto 2014 at 12:56 pm Deja un comentario

Rayos de luz coloreada sobre el Ara Pacis

Las noches del 29 y 30 de agosto y el 5 y 6 de septiembre ofrecen una oportunidad única para contemplar el altar Ara Pacis con su hipotética coloración originaria

los_colores_del_ara

El viernes 29 de agosto y el sábado 30, además del viernes 5 de septiembre y el sábado 6, desde las nueve de la noche hasta la medianoche, se efectuará la proyección Los colores del Ara, que consiste en proyectar rayos de luz coloreada sobre la superficie de mármol del altar Ara Pacis, situado en el centro de Roma, que fue construido durante el reinado de Augusto y que está dedicado a la diosa romana Pax. Esta iniciativa excepcional, que forma parte de las celebraciones por el bimilenario de la muerte de Augusto, pretende recrear, sin poner en riesgo su conservación, el efecto total y realístico de la policromía originaria, según informan los responsables del Museo del Ara Pacis en un comunicado. Sin embargo, el enfoque resulta crítico: no se pretende colorear el Ara Pacis como era, sino restituir, sobre la base de una hipótesis, el aspecto próximo al original de un pasado lejano pero no perdido, añaden. La proyección digital permite modificar los perfiles y colores en tiempo real. La hipótesis sobre la coloración originaria del Ara Pacis fue desarrollada hace años por un grupo de estudiosos con ocasión de la puesta a punto del nuevo museo. La elección de los colores se basa en criterios filológicos e histórico-estilísticos y mediante la confrontación de la pintura romana, especialmente la pompeyana.

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC

29 agosto 2014 at 1:04 pm Deja un comentario

El Coliseo a vista de dron

Espectaculares imágenes del Coliseo de Roma tomadas por Mauro Sciambi al amanecer con un pequeño dron.


Visto en 06blog

22 agosto 2014 at 7:38 pm 1 comentario

Vuelta a la Roma de Augusto

  • Actividades por el bimilenario la muerte del emperador
  • Entre las novedades se presentará la renovación del montaje del Museo Palatino
  • El Foro Romano reabrirá el antiguo recorrido por la cloaca del Vico Iugario

Palatino-Casa-de-Augusto

Pinturas del interior de la Casa de Augusto situada en la colina del Palatino, Roma

Roma se encuentra inmersa en una fiesta de celebración con motivo de los 2.000 años de la muerte de Augusto (19 de agosto del 14 d.C). La restauración de monumentos, nuevas exposiciones o un simposio arqueológico entre varias instituciones italianas como las academias e institutos extranjeros, son algunas de las actividades programadas.

El simposio tendrá lugar el 17 de septiembre en el Palacio Altemps y con él se cerrará el amplio programa de intervenciones arqueológicas del área monumental del Foro romano y del Palatino, aquella colina que Cayo Julio César Octavio Augusto eligió para su morada en memoria de Rómulo y Remo, los legendarios fundadores de la ciudad.

Entre las novedades que se presentarán con motivo de este aniversario cabe destacar la renovación de las salas del Museo Palatino, donde se encuentran los mejores testimonios de la época augústea.

Otra mejora incluida en esta zona ha sido la ampliación a la visita a la Casa de Augusto y a la Casa de Livia, su mujer. La fecha para realizar esta actividad será el 18 de septiembre. Ambos espacios unen tradición e innovación y acudir a ellos permite conocer la forma de vida y lo hábitos que tenía la clase dirigente de aquella época. En la casa de Augusto se podrán contemplar las habitaciones del complejo, entre las que destaca el studiolo, su pequeño despacho personal en el piso superior, así como las salas de visitas, decoradas con frescos de finales del siglo I a.C.

Espacios de ayer, hoy

También las Termas de Diocleciano se incorporan a este plan. El espacio más importante para el baño público capaz de albergar hasta 3.000 personas en su interior vuelve a su época dorada gracias a la restauración del frontal de la natatio (piscina) y de las estructuras que sustentan lo que se convirtió en la Basílica de Santa Maria degli Angeli e dei Martiri, diseñada en 1562 por el arquitecto y pintor renacentista Miguel Ángel. De esta construcción, que podrá verse desde el 24 de septiembre, cabe mencionar el pequeño claustro donde se muestra la reconstrucción de ritos religiosos de la época de Augusto.

Para el 1 de octubre está previsto que en el Foro Romano se reabra el antiguo recorrido por la cloaca del Vico Iugario a través de la Basílica Iulia, otro importante monumento augústea. A esto hay que añadir la reorganización del Antiquarium de la Villa de Livia en el barrio de Prima Porta.

Para la organización de cada uno de los actos se ha contado con la participación de las cuatro sedes del Museo Nacional Romano: la Crypta Balbi, conjunto monumental de época augústea, donde se encontró el busto de Livia; el Palacio Altemps; las Termas de Diocleciano y el Palacio Massimo, que acoge la exposición Los fastos y el calendario en la antigüedad (del 14 de noviembre 2014 al 2 de junio de 2015), donde se rememora la reforma del calendario que llevó a cabo Julio César, precursor y padre adoptivo de Augusto.

Estas actividades devuelven a Roma un patrimonio restaurado y revalorizado que presenta muchas zonas accesibles por primera vez.

Fuente: CARMEN DEL VANDO BLANCO |  EL MUNDO      20/08/2014

20 agosto 2014 at 4:16 pm Deja un comentario

Augusto no es profeta en su Imperio

Roma «olvida» el bimilenario de la muerte de un gran emperador que cambió la Historia. Ayer se abrió el mausoleo para unos elegidos visitantes, pero se rompió una tubería, se inundó de agua y se fue la luz

estatua-augusto

Fue el primer emperador romano, uno de los más grandes estadistas de todos los tiempos, un hombre de paz que cambió la historia y marcó también a Hispania. Italia celebró ayer los dos mil años de la muerte de Cayo Julio César Octaviano Augusto, nombre éste último por el que es conocido.

Fue adoptado como hijo por su tío abuelo Julio César y se convirtió en el emperador con el reinado más largo de la historia: gobernó 41 años (27 a. C.-14 d. C), sentando las bases del imperio romano que dominó el mundo en los primeros siglos después de Cristo. Pero ha sido una celebración con una gran polémica suscitada en los principales periódicos, muy críticos con Roma y la Administración porque han perdido una gran ocasión para una gran celebración.

Así, «La Stampa» afirma en un titular en su primera página: «Roma y Augusto, una lamentable celebración», destacando que en cualquier otra capital se habría aprovechado la efeméride con un montaje cultural extraordinario.

Proporcionalmente, ha habido más sensibilidad en celebrar el bimilenario en otras ciudades fundadas por él, como Zaragoza (en latín Caesaraugusta), Mérida (Augusta Emerita), o Tarragona, desde donde dirigió las campañas militares contra los cántabros y astures, hasta su conquista definitiva en el año 19 a.C. También fundó Elche, Écija, Martos y Guadix.

Amargura y vergüenza

Roma se propuso en 2006 rehabilitar el mausoleo de Augusto, situado en el centro de Roma, con un presupuesto de 20 millones de euros. Han pasado ocho años y, desgraciadamente, el mausoleo sigue cerrado, abandonado y se confía en que el año próximo puedan llevarse a cabo los trabajos de rehabilitación. (Ayer se abrió para unos elegidos visitantes, pero se rompió una tubería, se inundó de agua y se fue la luz). El «Corriere della Sera» habla de «amargura y vergüenza de los romanos frente a semejante derrota»: el mausoleo sigue cubierto de malezas y alrededor solo había basura, limpiada el mismo lunes, en la víspera de la celebración.

Pocos han sido los actos conmemorativos. Solo se han permitido unas visitas guiadas al mausoleo, mientras de forma excepcional permanecía abierto e iluminado hasta medianoche el Ara Pacis, el monumento símbolo de su imperio, construido en honor del emperador tras sus campañas en Hispania y en Gallia, y para celebrar la Paz romana o Pax Augusta.

La explicación de la pobreza de esta celebración es que la inversión en cultura ha desaparecido prácticamente en Italia, un país que ha tenido cinco ministros de Bienes Culturales en los últimos tres años y medio. Italia paga así la filosofía alimentada durante muchos años por el que fue ministro de Economía, Giulio Tremonti, en gobiernos de Silvio Berlusconi: «Con la cultura no se come». Contrasta poderosamente tal pobreza cultural en la celebración del bimilenario de un emperador que fue un hombre de cultura y un excepcional precursor del uso de la cultura en política.

El escritor y arqueólogo Umberto Broccoli señala: «Augusto creó el círculo de Mecenate (Mecenas), que era su consejero predilecto, y Mecenate reunió y protegió a los más importantes hombres de letras de la época: Ovidio, Virgilio, Horacio y Properzio. Augusto había comprendido todo: tenía a su servicio los mayores intelectuales de su tiempo».

«Fue un constructor»

Aunque Augusto fue un emperador de grandísimo relieve, aparentemente no ha tenido la fama o fascinación que ha rodeado a otros personajes en la historia antigua de Roma. Broccoli ofrece esta explicación: «Augusto tiene una biografía poco novelesca, en comparación con Calígula, que era un loco; con Nerón, que no lo era pero ha pasado como tal; Julio César, que era su tío y padre adoptivo, era un gran conquistador, y alrededor de ellos giran episodios propios de Hollywood como el caballo hecho senador o el incendio de Roma.

Augusto era otra clase de persona: era tímido y de mucha sustancia; fue un emperador de paz y no de espectáculo; no fue un conquistador, sino un constructor».

Roma refleja el gran legado de Augusto. Él dijo que había encontrado una ciudad de madera y que la restituyó de mármol. Es cierto: la embelleció y transformó completamente. Augusto hizo construir templos, plazas y mejoró el sistema urbanístico. Augusto quiso representar el espíritu de la virtud y las leyes, y tener relación con la plebe y los ciudadanos más desfavorecidos, a los que ayudó. Tenía todo el poder, pero más que un autócrata fue el primer funcionario del Estado. Aquí seguramente está el secreto de Augusto: para mantener el poder hay que utilizarlo con sobriedad.

El primer emperador romano

Muerte dulce

La muerte de Augusto, contada por Svetonio, fue extraordinaria. El emperador pregunto: «¿Cómo estoy?» Muy mal, le respondieron. Entonces se hizo arreglar el pelo y la ropa y cuando finalmente esta listo dijo: «¿Según vosotros, he recitado bien mi parte en la comedia de la vida?» La respuesta es fácilmente imaginable.

Hispania

Sometió al dominio romano a cántabros y astures. Dividió Hispania en tres provincias: Tarraconsense, Bética y Lusitania. Se crearon las colonias de Emerita (Mérida), Cesaraugusta (Zaragoza), Astigi (Écija), Illici (Elche), Tucci (Martos) y Acci (Guadix). Se formalizó el nombre de Barcino (Barcelona).

Intelectual

Transformó Roma en ciudad monumental, con obras como el Ara Pacis, Pantheon y el teatro Marcello. Narró sus aventuras militares en «Res Gestae». El imperio conoció un renacimiento cultural: se rodeó de Mecenas, Virgilio, Horacio y Ovidio, los más grandes hombres de letras de la época.

Reorganizó los confines

Augusto derrotó a Cleopatra, se hizo también con el poder en Egipto y reorganizó los confines del imperio. Pacificó el Mediterráneo y hubo un renacimiento económico. El imperio se extendía a la península Ibérica, Armenia, Alemania y África Mediterránea.

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES |   ABC      20/08/2014

20 agosto 2014 at 4:11 pm Deja un comentario

El Mausoleo de Augusto en Roma inundado por la rotura de una tubería

Técnicos de la ACEA trabajan en el lugar para resolver el problema, que dificulta las visitas de los turistas en el día del bimilenario de la muerte del emperador

Mausoleo-de-Augusto-inundado

El foso que rodea el Mausoleo de Augusto inundado a causa de la rotura de una tubería

Justo en el día en el que se celebra el bimilenario de la muerte del emperador Octavio Augusto con una serie de exposiciones y visitas especiales al Mausoleo de Roma dedicado al primer emperador, la rotura de una tubería ha terminado inundando el foso que rodea el imponente edificio. En el lugar trabajan ya los técnicos de la compañía municipal de agua ACEA, que ya en el día de ayer había comprobado el estado de las tuberías, antes de la apertura a las visitas del monumento. El agua de la tubería ha invadido todo el foso que rodea el monumento. El inicio de las celebraciones ha estado precedido por numerosas polémicas por el estado de abandono del Mausoleo y por el limitado número de visitas permitidas hoy.

Fuente: LA STAMPA   Roma, si rompe una tubatura: mausoleo di Augusto allagato

19 agosto 2014 at 4:47 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

FriendFeed

View my FriendFeed

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

septiembre 2014
L M X J V S D
« ago    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
adultfreindfinder contadores para web Noticias sites

Archivos

RSS Elementos compartidos

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.543 seguidores