Posts filed under ‘cultura clásica’

Grecia quiere reconstruir el Coloso de Rodas

  • Hoteleros de la isla de Rodas llaman a la reconstrucción de la antigua maravilla
  • Un diputado de Griegos Independientes pide en el Parlamento la reconstrucción del Coloso de Rodas

Coloso-de-Rodas

Hoteleros de Rodas se han reunido para presentar sus propuestas para la recreación del Coloso de Rodas. La estatua del dios titán griego del sol, Helios, que se levantaba a una altura de 30 metros en el antiguo puerto de Rodas, fue considerada una de las estructuras más altas de su época. La estructura se mantuvo en el puerto durante 56 años, hasta que fue destruida por un terremoto en el de 226 a.C. A los turistas sólo les cabe imaginarse cómo pudo haber sido.

Aun después de su destrucción los restos yacieron en el suelo durante más de 800 años, y era tan impresionante que, incluso roto, los viajeros acudían a verlo. Según Plinio el Viejo, pocas personas podían envolver sus brazos alrededor del pulgar caído, y cada uno de los dedos era más grande que la mayoría de las estatuas. En el año 653 la estatua fue vendida, cuando una fuerza árabe bajo el mando del califa musulmán Muawiya I capturó Rodas.

Colossus_of_Rhodes

Ahora, 50 de los hoteleros más importantes de la isla quieren que la estatua pase de la leyenda, el folclore y la imaginación a los dominios de la realidad. Ya han redactado un texto que ha sido presentado a la nueva coordinadora regional de Rodas Marietta Papavasileiou.

Y todo esto sucede a la vez que en el Parlamento griego el diputado de los Griegos Independientes del ANEL, Konstantinos Damavolitis, ha lanzado al ministro de Cultura Konstantinos Tasoulas una inusual interpelación: Ha retado al ministro a apoyar el proyecto de reconstrucción del Coloso de Rodas.

Según el parlamentario “ha llegado el momento del resurgimiento del coloso”, y sugiere para ello establecer un concurso internacional de presentación de proyectos para su reconstrucción. Propone también la creación de  un comité compuesto por personalidades de renombre internacional que sea garante de la transparencia del procedimiento y del prestigio del proyecto.

En cuanto a los recursos económicos necesarios recomienda buscarlos en la Unión Europea, la UNESCO, organismos internacionales, fundaciones filohelénicas, el Estado griego y otras entidades.

25 octubre 2014 at 4:53 pm Deja un comentario

La Domus Aurea de Nerón invita a descubrir cómo avanza su restauración

El que fuera uno de los palacios más fastuosos de la Roma Clásica, la Domus Aurea del mítico emperador Nerón, ofrece desde este fin de semana la posibilidad de ver cómo avanzan sus labores de restauración a través de un recorrido guiado, que fue presentado hoy en la capital

Domus-Aurea-restauración

Roma, 24 Oct. (EFE).- El complejo arquitectónico, que en otra época estuvo recubierto de mármol y piedras preciosas, reabre así sus puertas con una visita articulada en 15 secciones que permitirá el acceso al ala occidental del pabellón, inaccesible al público hasta ahora.

“Como los trabajos se dilatarán bastante en el tiempo, es justo que los turistas, los visitantes y los ciudadanos puedan contemplar el esplendor de este monumento y ver las labores de recuperación”, señaló el Ministro de Bienes, Actividad Cultural y Turismo de Italia, Dario Franceschini.

Con numerosas estancias repletas de antiguos frescos e inscripciones, el recorrido irá evolucionando durante el tiempo que se prolonguen las obras, con el objetivo final de sanear la parte superior externa de la antigua residencia del emperador Nerón.

Este recinto monumental podrá visitarse únicamente los fines de semana, de forma guiada y bajo reserva, ya que el resto del tiempo los operarios trabajarán para culminar las labores de restauración y restituir lo antes posible esta joya del patrimonio romano a la humanidad.

A la conservación de la Domus Aurea contribuyó también el emperador Trajano, al construir un recinto termal sobre el pabellón de Nerón, lo que permitió preservar la extraordinaria decoración de la residencia imperial.

Sin embargo, la implantación ya en la edad moderna de un jardín público en la colina Oppio sobre la estructura antigua provocó graves daños en el complejo arquitectónico original.

Los trabajos de mantenimiento actuales comenzaron con la recuperación de la parte subterránea del recinto, objeto de la visita, y continuarán con la creación precisamente de un nuevo jardín sobre la colina.

“El jardín que actualmente se extiende sobre la Domus Aurea ha causado un gran daño a la estructura debido a las raíces de los árboles y las filtraciones de agua de lluvia”, explicó la superintendente del proyecto de restauración, Mariarosaria Barbera.

El objetivo de los trabajos de restauración es reducir un 70 % el peso del jardín existente y disminuir el espesor del terreno, que pasará de tres metros a uno.

Además, se instalarán sistemas de drenaje para garantizar la impermeabilización del monumento y la evaporación de la humedad hacia el exterior.

“Estamos convencidos de que estas medidas servirán para evitar futuros daños por parte del jardín a la construcción romana”, destacó Barbera.

Las obras de construcción de este nuevo jardín, que se desarrollarán en siete fases durante los próximos cuatro años, tendrán un coste aproximado de 31 millones de euros, de acuerdo con la información facilitada por los responsables del proyecto.

“Hasta el momento, se han invertido más de 18 millones de euros en el mantenimiento del espacio arquitectónico bajo el jardín, todos ellos provenientes de fondos del Estado, y se ha conseguido hacer grandes cosas”, puntualizó la superintendente.

De los 31 millones de euros que se prevé que cuesten las nuevas labores de mantenimiento, el Estado italiano aportará 6 millones, según informó Franceschini.

El resto de los fondos, recalcó el ministro, provendrán del micromecenazgo, es decir, de donaciones que particulares o empresas quieran realizar para financiar la recuperación de la Domus Aurea.

Estas contribuciones podrán llevarse a cabo a través de una plataforma en internet habilitada a tal propósito por la Superintendencia Especial para los Bienes Arqueológicos de Roma.

“Confiamos en que las empresas, tanto italianas como extranjeras, quieran colaborar en este proyecto. Este método de micromecenazgo es también una gran prueba de la madurez de un país”, añadió Franceschini.

La cadena de televisión italiana Sky aprovechó la ocasión para presentar el documental “Domus Aurea: El sueño de Nerón“, sobre el monumento y las labores de recuperación.

El documental persigue sensibilizar al público y concienciarlo de la necesidad de contribuir en la campaña de recogida de fondos de la restauración.

Fuente: África Albalá Soria – EFE  | lainformacion.com

24 octubre 2014 at 8:16 pm Deja un comentario

Nuevas evidencias sobre la derrota de Cartago en la Batalla de Baécula

  • El enfrentamiento sucedió en el 208 a.C y marcó un punto de inflexión en la II Guerra Púnica
  • El Instituto Universitario de Arqueología Ibérica terminó en septiembre el trabajo de campo

moneda-cartaginesa

Moneda Hispano-Cartaginesa | Instituto Universitario de Arqueología Ibérica

En el año 208 a.C. una batalla por el control del mediterráneo enfrentó a los dos grandes imperios del momento: Cartago y Roma en la actual Santo Tomé, en la provincia de Jaén. No era la primera ni la última vez que los dos ejércitos se verían las caras, pero la derrota de Cartago fue crucial y supondría la entrada de Roma en el Valle del Guadalquivir, el último de los territorios que controlaban en la Península y de una importancia estratégica fundamental como medio de abastecimiento de sus ejércitos, tal y como explica Juan Pedro Bellón, director del proyecto arqueológico sobre la Batalla de Baécula. Además obligaría a Asdrúbal a marchar a Italia para ayudar en la batalla contra Roma a su hermano Aníbal Barca, empresa en la que le costó la vida.

La batalla se enmarca dentro de la Segunda Guerra Púnica y según Juan Pedro Bellón, director del proyecto, “supone la entrada de Roma en el Valle del Guadalquivir, el último territorio controlado por Cartago y de una importancia estratégica fundamental como medio de abastecimiento de sus ejércitos”.

Un hallazgo de magnitudes ingentes

Según los expertos que han trabajado en el proyecto, los hallazgos no pueden ser más impactantes. Se han encontrado numerosas armas y monedas fechadas en el año 210 aC. y más de 3000 piezas que han ayudado a perfilar “el corpus de elementos que definen un campo de batalla de la Segunda Guerra Púnica”, apunta Juan Pedro Bellón. Asimismo, cree que este hallazgo “será un referente para cualquier investigación o descubrimiento futuro”.

Tanto es así que Juan Pedro Bellón se atreve a afirmar que “son los restos arqueológicos más completos, contextualizados y coherentes de una batalla de la antigüedad que conocemos en toda Europa“.

Estos hallazgos son el culmen del trabajo de más de una década. El Instituto Universitario de Arqueología Ibérica (IAI) decidió en 2006 iniciar un proyecto de investigación sobre la Batalla de Baécula. El trabajo de campo ha sido ingente y en él han confluido muchas disciplinas, “desde la numismática hasta la arqueometría”, señala el director del proyecto.

La primera fase de este proyecto permitió localizar el escenario exacto de la lucha entre cartagineses y romanos y la ubicación de los campamentos militares de los dos ejércitos. Si bien existía controversia respecto al lugar exacto al que hacía alusión el término Baécula, las evidencias indican que tuvo lugar en Santo Tomé por “la topografía del sitio, similar a la descrita por las fuentes romanas y el conjunto de elementos (más de 3000) que, sin lugar a dudas, pertenecen a un contexto bélico de la Segunda Guerra Púnica”, apunta Juan Pedro Bellón.

La segunda fase se ha enfocado más hacia los detalles del desarrollo de la Batalla de Baécula y hacia el análisis de los descubrimientos previos, sus conclusiones finales se presentarán en unas jornadas en la Universidad de Jaén el 13 y 14 de noviembre que contarán con la presencia de expertos nacionales e internacionales.

cerámica-Baécula

Restos de cerámica ibérica destruida en el contexto de la batalla. Tanto cartagineses como romanos saqueaban los almacenes ibéricos para abastecer al ejército

En la actualidad el Instituto Universitario de Arqueología Ibérica negocia la posibilidad de iniciar la investigación de la Batalla de Zama en Túnez -que supuso la derrota de Aníbal y el fin de la Segunda Guerra Púnica y abrió la puerta a la creación del Imperio Romano-. Asimismo, se ha iniciado un proyecto similar en Iliturgi (Mengíbar).

Dos grandes imperios que anhelaban el Mediterráneo

Como en enfrentamientos anteriores entre Roma y Cartago, el motivo de la lucha era el control del Mediterráneo, una empresa nada desdeñable en la que las dos potencias del momento desplegaron todo su ingenio y destreza para salir victoriosas.

El hermano de Aníbal, Asdrúbal Barca , lideraba el ejército cartaginés, mientras que a las órdenes del batallón romano estaba Escipión “El Africano”. Fue finalmente Roma quien se impuso militarmente y se alzó con la victoria.

“Escipión recorría sus filas y enseñas y les hacía ver cómo el enemigo, renunciando de antemano a la posibilidad de luchar en campo abierto, buscaba las alturas y estaba allí a la vista confiado en la posición y no en el valor y las armas; pero murallas más altas tenía Cartagena, y los soldados romanos las habían escalado; ni las alturas, ni la ciudadela, ni siquiera el mar habían resistido a sus armas. Las alturas que habían buscado les iban a servir al enemigo para escapar saltando por precipicios y despeñaderos, y él les iba a cortar también la huida por allí”, escribió Tito Livio.

Bastante pronto, se percibió que los romanos ganarían aquella batalla, hecho que no pasó desapercibido a Asdrúbal. Una vez que éste vio que sus fuerzas estaban siendo derrotadas, decidió tomar su dinero y marcharse.

Batalla-de-Baécula

Batalla de Baécula

Así lo cuenta Polibio: “Escipión no creyó oportuno acosar de cerca de los hombres de Asdrúbal, ya que él mismo temía el ataque de los otros dos generales, por lo que envió a sus soldados a saquear el campamento enemigo. Al día siguiente reunió a todos los prisioneros,unos diez mil soldados de infantería y más de dos mil jinetes, y dispuso personalmente de ellos. Los iberos que, en las regiones citadas, anteriormente habían sido aliados de los cartagineses, fueron y se entregaron a la lealtad de los romanos; a medida que se iban encontrando con Escipión, lo llamaban rey“.

Fuente; LIDIA GÓMEZ  |  EL MUNDO

24 octubre 2014 at 5:05 pm 1 comentario

Los etruscos y su «viaje más allá de la vida»

Gran exposición de una civilización que ha desarrollado un refinado arte sepulcral y que tuvo gran influencia cultural en Roma

etruscos-viaje-al-más-allá

Retazo de la muestra «El viaje al más allá de la vida. Los etruscos y el más allá»

La civilización etrusca se ha considerado durante mucho tiempo «misteriosa». Ahora su pasado es menos misterioso, pero siempre fascinante, como pone de relieve la exposición que Italia le dedica con el título «El viaje más allá de la vida. Los etruscos y el más allá», que estará abierta desde el viernes hasta el 22 de febrero en el Palacio Pepoli-Museo de la Historia de Bolonia.

La civilización etrusca, que floreció en el II milenio a.C. en la actual región de Toscana, extendiéndose después por el centro y norte de Italia, nació de la fusión entre corrientes migratorias procedentes de Asia Menor y poblaciones indígenas prelatinas. A nivel popular, se consideraba misteriosa la relación de los etruscos con la muerte, teniendo en cuenta la gran cantidad de sus monumentos sepulcrales, llegando a desarrollar un refinado arte en esta materia.

Vida eterna

Tal abundancia de sepulcros se explica porque los etruscos concebían la vida tras la muerte y la consideraban exactamente idéntica a la terrena, con la diferencia de que era eterna. Por eso en las tumbas, que construían con más nobles y más duraderos que los utilizados en las casas, se colocaba todo aquello que el difunto había tenido en vida y que no le podía faltar para su vida eterna: desde los muebles hasta los objetos de uso cotidiano, pasando por su ropa.

Su influencia cultural en la vecina Roma fue grande, fundiéndose prácticamente con la civilización romana al final del I siglo a C. Los tres últimos reyes de Roma fueron de origen etrusco y reinaron, según la tradición, desde el 616 al 509 a. C.

Influencia en el derecho romano

Importante fue la influencia de los etruscos en el derecho romano, especialmente en las normas más equitativas para las mujeres: desde la posibilidad de disponer de bienes hasta las reglas de la participación activa en la vida social. En cuanto a prácticas sociales, los juegos de gladiadores en Roma fueron importados de Etruria, donde se practicaban durante los funerales en honor del difunto.

Todo el mundo de la civilización etrusca, el espíritu de un pueblo, con sus misterios descifrados, se pone en escena en la gran exposición de Bolonia, gracias a una reconstrucción que combina restos arqueológicos con realidad virtual, que reproduce, por ejemplo, el famoso Sarcófago de los Esposos, símbolo de la civilización etrusca, del que existen solo dos ejemplares, uno en el Museo Nacional Etrusco (Roma) y otro en el Museo del Louvre.

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES  |  ABC

24 octubre 2014 at 1:25 pm Deja un comentario

Antonio Cascón: «Algunos dichos que ahora usamos ya los decían los romanos»

El filólogo de la Universidad Autónoma reúne junto a Rosario López y Luis Unceta un centenar de frases y expresiones del mundo clásico que hoy se siguen usando en «Dichosos dichos»

julio-cesar

De Julio César son las frases «Llegué, vi y vencí», «cruzar el Rubicón» o «La suerte está echada» / ABC

Aunque los clásicos «brillen por su ausencia» en los planes de estudio, muchos de los dichos de hoy tan dispares como «ser un lujo asiático» o «andar como puta por rastrojo» tienen su origen en la civilización griega y romana. Tres filólogos de la Universidad Autónoma de Madrid han recopilado un centenar de ellos en un libro que firman al alimón bajo el seudónimo de Víctor Amiano. «Dichosos dichos» (Ariel) no ha llegado a «ser el parto de los montes», pero sí un riguroso trabajo que se presenta junto a pinceladas curiosas de la vida de los antiguos. Antonio Cascón Dorado, uno de sus autores, «coge el toro por los cuernos» y responde a ABC.

¿De dónde viene el nombre de Víctor Amiano?

El origen del nombre es un cruce entre dos historiadores latinos de finales del s. III y comienzos del IV después de Cristo: Amiano Marcelino y Aurelio Víctor. Como éramos tres autores, nos pareció conveniente firmar con un solo nombre, que ya utilizamos al publicar hace un tiempo el libro «Peccata Minuta». En aquel nos ocupábamos de frases latinas y en esta continuación buscamos el origen en la cultura grecorromana de dichos que utilizamos hoy en día.

¿Son muchos los dichos que hunden sus raíces en la Antigüedad?

Tenemos recogidos 250 dichos y en el libro tratamos como unos 100. Hemos seleccionado aquellos que nos parecía que todavía se usan y no han sido muy comentados. Hay otros muchos que hoy son conocidos solo por la gente mayor. Hemos seleccionado los que sí utilizamos normalmente.

¿Cuál es el secreto de la longevidad de estos dichos?

Es complicado saber por qué un dicho perdura y otro no. Depende mucho de la edad, del origen del hablante, de cuestiones familiares… porque en muchos casos se transmiten de padres a hijos. Lo primero que se requiere es que haya un apoyo en la tradición posterior. Por ejemplo el dicho «brillar por su ausencia» tiene origen en Tácito, pero luego cuenta con un apoyo en una obra de teatro de André Chénier que vuelve a traer la historia. También porque es una idea muy bonita. En los funerales de Junia, hermana de Bruto y esposa de Casio, no aparecían las imágenes de éstos por ser los dos asesinos de César y su ausencia fue tan notoria para Tácito que precisó que brillaban por su ausencia. Ahora usamos la frase con ironía, algo muy común en los dichos.

¿Qué personajes destacan por haber inspirado dichos?

Julio César es el más claro. «Llegué, vi y vencí», «cruzar el Rubicón» o «La suerte está echada» son frases suyas que han quedado para siempre. También Cicerón, con “soltar una filípica» o «una catilinaria» o la frase «El pensamiento es libre»; Nerón, con «Qualis artifex pereo» («qué gran artista muere conmigo»); Edipo, que se mantiene gracias al complejo, como Diógenes… hay muchos.

¿Algunos dichos se han quedado en el tintero?

Hemos indagado en otros, que no los hemos podido comentar porque no estamos seguros. «El perro del hortelano», por ejemplo, es una frase que investigué mucho. Antes de la obra de Lope de Vega existió una historia parecida en latín que procedía de una fábula, pero no llegué a una conclusión. Hay otras frases que también parecen ser de origen grecolatino, como «romper una lanza» o «bajar a la arena», pero no estamos seguros. De las que incluimos en el libro estamos convencidos.

¿Quiere esto decir que habrá un «Dichosos dichos II»?

Probablemente tendrá continuidad, aunque quizá abordemos historias de palabras que tengan origen en Grecia y Roma como candidato, mecenas, mentor…

¿A los romanos les gustaba utilizar dichos?

Bastante. Algunos de los que ahora usamos ya los decían ellos. «Alea jacta est» («La suerte está echada») lo usa Plutarco, un historiador griego del s. II después de Cristo y por lo tanto dos siglos después de la muerte de César por lo que ya se había convertido en frase hecha. «Esto lo ve hasta un ciego» también se usaba entonces.

¿Hemos heredado más dichos de Grecia y Roma que de otras culturas?

La cultura que tenemos es sobre todo clásica, romana. Nuestro aprendizaje tiene mucho que ver con lo que se hacía en Roma, en Grecia. Ahora el mundo del deporte genera muchas frases nuevas. También el taurino, es de los que más y con muy buenas metáforas. Pero sí, el mundo clásico es el que más.

Seguimos hablando latín…

Sí, aunque me da miedo que se rompa la conexión ya que la atención que se dedica al latín y al griego en la educación cada vez es menor. Son materias que habría que proteger porque si esa relación se rompe, perderíamos un anclaje vital con el pasado y habría muchas cosas -no solo lingüísticas, sino ideológicas, religiosas…- que no llegaríamos a entender.

El latín se mantiene como una lengua de prestigio. Por eso hay marcas de botellas de vino o de aceite con nombres latinos o latinizados. Hay ámbitos en los que se sigue manteniendo. Incluso existen movimientos que están intentando hablar latín. Yo hablo frasecillas, pero tengo compañeros que lo hablan con fluidez.

Del prestigio del latín dan fe hasta los dichos…

Sí, «saber latín».

Fuente: MÓNICA ARRIZABALAGA  |  ABC

24 octubre 2014 at 12:57 pm Deja un comentario

Brillar por su ausencia, hacerse eco, tener muchos humos y otras frases heredadas de Roma

Tres filólogos de la Universidad Autónoma de Madrid explican en un libro el curioso origen clásico de dichos como «hacerse el sueco» o «andar como puta por rastrojo»

ninfa-eco

Relieve de la ninfa Eco en el Parque del Laberinto de Horta, en Barcelona / TILL F. TEENCK  (WIKIMEDIA)

Hay dichos como «ser un adonis» o «la mujer del César no solo tiene que ser casta, sino también parecerlo» que a nadie sorprende encontrar en una recopilación de frases y expresiones del mundo clásico como «Dichosos dichos» (Ariel), pero de otras sorprende descubrir que su origen se remonta a la civilización griega y romana. He aquí algunas de ellas reseñadas por los filólogos de la Universidad Autónoma de Madrid Antonio Cascón, Rosario López y Luis Unceta en su libro:

Brillar por su ausencia

Tácito cuenta en sus Anales que en los funerales de Junia, hermana de Bruto y esposa de Casio, los más famosos asesinos de Julio César, fueron paseadas las imágenes de todos sus antepasados y sus parientes, salvo las de los dos tiranicidas, algo prohibido por ley. «En el sentir de Tácito, la ausencia de los dos asesinos de César fue tan notoria que les hizo brillar más que si hubieran estado presentes», señalan los autores.

Ser un pájaro de mal agüero

Los romanos creían que a través del vuelo de las aves, los dioses les enviaban mensajes. La forma más desarrollada de este tipo de adivinación eran los auspicios, de avis y spicere, esto es, «observar las aves» y existía hasta un colegio de augures que asesoraba a los magistrados. Tanto agüero como augurio proceden del latín augurium, que significa «presagio, mensaje enviado por los dioses».

Ser el ariete del equipo

El ejército romano utiliza el ariete para abrir un hueco en la muralla que protegía la ciudad que pretendía conquistar. Hacía referencia de manera metafórica al carnero (aries, en latín) porque recordaba el ataque frontal de este animal. Para los romanos la comparación era tan clara que en muchos casos adoptaba la forma de una cabeza de carnero.

¿Quién le pone el cascabel al gato?

La frase procede de una fábula de Esopo, «Los ratones y el gato», en la que los ratones, hartos del permanente sobresalto que supone la presencia del gato, deciden en asamblea que es necesario ponerle un cascabel que los avise de su presencia. Entonces uno pregunta «Quis ligabit campanellam in collo cati?»

Hacerse eco

«El origen mitológico de la expresión cuenta la triste historia de la Eco, ninfa que habitaba en el monte Helicón, donde la habían educado las musas», señalan los expertos, que relatan cómo tenía el don de pronunciar las palabras más bellas imaginadas y de embellecer o hacer que sonaran mejor las palabras más triviales. Zeus se encaprichó de ella, pero su esposa Hera, al enterarse de la infidelidad, la condenó a repetir la última palabra pronunciada por su interlocutor. Acabó oculta en una cueva donde terminó convirtiéndose en un eco.

Tener muchos humos

El origen del dicho está en la costumbre romana de colocar en el atrio las imágenes de sus antepasados, así como el fuego sagrado del hogar que no podía extinguirse porque su llama representada el alma viviente de los muertos. «Cuando más linajuda era una familia más renegridas estaban las “imagines” de sus antepasados; las máscaras habían recibido el humo del hogar durante años y años y, por eso, tenían muchos humos»

Ser un lujo asiático

Los autores de «Dichosos dichos» cuentan cómo frente a la austeridad de los romanos y el rigor de los espartanos y de toda la Hélade, pronto se extendió por Grecia el tópico de la debilidad física y el estilo de vida ocioso de los orientales. El tópico lo heredó Roma, donde la ostentación fue considerada un vicio contra el que llegó a legislar.

Aunque la mona se vista de seda, mona se queda

En el diálogo «Alejandro o el falso profeta» de Luciano de Samosata (120-180 d.C.), este autor griego dice en un pasaje que ridiculiza a Alejandro Magno: «Una mona es una mona, aunque se vista de púrpura»

Tener la negra

La expresión se relaciona con la costumbre de los atenienses de elegir a sus magistrados mediante un sorteo que consistía en introducir en una tinaja tablillas con los nombres de los candidatos y en otra habas blancas y negras. Si a la tablilla con un nombre le correspondía una blanca, era nombrado arconte, pero si era negra era rechazado para el cargo.

La ocasión la pintan calva

El fabulista romano Fedro cuenta cómo los antiguos imaginaron a la Ocasión en una alegoría «en alada carrera, haciendo equilibrio sobre el filo de una navaja, con el cuerpo desnudo, calva pero con pelos en la frente, a la que podrás retener si la coges al pasar, pero si escapa ni el mismo Júpiter podrá atraparla».

Ser una mala pécora

«La expresión procede de la lengua agrícola de los romanos, que llamaban así al ganado malo, a las vacas, ovejas, cabras, cerdos e incluso abejas que no eran productivas», recoge el libro.

Andar como puta por rastrojo

Es posible, según estos autores, que el origen de la frase se encuentre en la fábula de Fedro «El mono y la zorra» en la que un mono pedía a una zorra gran parte de su cola para cubrir con decoro sus nalgas desnudas y la zorra le contestó «Aunque crezca, la arrastraré sin embargo por el fango y los rastrojos antes que darte a ti una parte de ella, por pequeña que sea»

Hacerse el sueco

Curiosamente nada tiene que ver con los habitantes de Suecia. «Este sueco proviene del latín soccus, que era el calzado utilizado por los comediantes en la antigua Roma», de donde proviene la palabra zueco. Por metonimia se llamaba soccus a los comediantes y a partir de ahí hacerse el sueco significó hacerse el desentendido como hacían los comediantes fingiendo que no entienden, equivocándose o tropezando para hacer reír al público.

Fuente: MÓNICA ARRIZABALAGA  |  ABC

24 octubre 2014 at 12:55 pm Deja un comentario

Carlos García Gual: “La cultura te ayuda a vivir mejor contigo mismo”

A.Petit /Fotos: Mario Sánchez / 21 octubre 2014     Ritmos XXI

García-Gual-1

Carlos García Gual (Palma de Mallorca, 1943) es, sin duda, uno de los intelectuales y escritores más respetados del panorama nacional. Sus obras de divulgación sobre la antigüedad clásica, los mitos y, en definitiva, “las grandes historias, es por todos conocida. Entre ellas destacan su Diccionario de mitos, Enigmático Edipo o Prometeo: mito y tragedia. Catedrático de Griego en la Universidad Complutense de Madrid, es también traductor (ha ganado el Premio Nacional de Traducción y el Fray Luis de León). A él se debe, entre otras muchas, la única traducción de la Vida y hazañas de Alejandro de Macedonia de Pseudo-Calístenes. También dirige la los Clásicos Gredos, colección mítica de clásicos greco-latinos.

Hombre afable, educado y acogedor, nos citamos con él en su casa madrileña. Un piso atiborrado por libros en el que, en seguida, García Gual hace sentirse bienvenido.

Pregunta. ¿Qué es un mito?
Respuesta. La palabra mito se utiliza ahora con sentidos muy vagos. Basta leer la prensa para ver que se llama mito a una figura excepcional como un futbolista o un actor. También se utiliza con el sentido con el que la utilizaron los marxistas, en el sentido de ilusión, de ficción que alcanza un cierto desarrollo engañoso. En un sentido más clásico, yo he definido el mito como una narración tradicional y ejemplar que habla de unos personajes extraordinarios, dioses y héroes, que han realizado una acción memorable en un tiempo lejano y prestigioso.

P. A toda mi generación por lo menos, nos explicaron eso del paso del mito al logos, como el paso de la irracionalidad a la racionalidad. ¿Qué le parece?
R. Un poco inexacta. Ahora voy a publicar un libro La mitología mínima en Turner y precisamente hablo de esa frase y de cómo pensadores del siglo XX la han criticado porque ya en el mito hay logos, ya hay un intento de explicación del mundo, aunque es indudable el avance en el paso de uno a otro.

P. Su trabajo es el trabajo de un pontífice: tender puentes entre la antigüedad, la edad media y la actualidad.
R. Siempre he concebido el estudio de los clásicos y la filología como un ejercicio abierto a todo el mundo. La tendencia ahora es hacia una especialización muy rígida, con un lenguaje esotérico que sólo pueden comprender los iniciados. Yo siempre he procurado darles, a los textos clásicos y antiguos, una difusión actual, porque lo importante de los libros es que todavía nos dicen muchas cosas.

Es verdad que por profesión, me he dedicado más a los clásicos griegos, pero siempre he sentido una gran fascinación por las grandes historias, como los mitos artúricos que, curiosamente proceden más de la literatura francesa medieval que de la inglesa.

P. ¿Qué podemos hoy aprender de los mitos griegos?
R. Las grandes historias como los mitos son, en el fondo, historias inmortales. Llevamos muchos siglos de literatura, pero los grandes personajes míticos siguen teniendo una gran fuerza. Ulises, Edipo, Casandra, Medea y tantos otros, nos siguen diciendo cosas. Por su lado, el mundo medieval ha resurgido ahora, gracias sobre todo a Tolkien y en parte, a Las Guerras de las Galaxias. Esas grandes historias hacen que la imaginación de nuestro tiempo tenga unas referencias vivas que vienen de muy lejos.

García-Gual-2

P. ¿La sociedad actual es incapaz de generar mitos?
R. Bueno… son mitos en calderilla. En esta sociedad hay héroes, pero héroes que no son como los antiguos. Falta sensibilidad para ver figuras heroicas. Por ejemplo, todas esas películas sobre Heracles, tan malísimas. O Superman, que es una especie de bombero, pero es un tipo conservador que defiende a la sociedad capitalista de los malos, unos malos de pega que una vez los machaca, desaparecen y queda restaurado el buen orden burgués.

P. ¿Y los soldados, por ejemplo, o los bomberos o los médicos?
R. La limitada grandeza de su acción nos impide verlos como héroes. El héroe es aquel que es capaz de exponer su vida por otra o por lograr un ideal o una mejora y eso, que lo tenían los héroes antiguos, también lo tienen los bomberos, por ejemplo, o los militares o los médicos. Lo que no tienen son las historias que había. Los mitos son unas historias fascinantes y a estos héroes modernos les faltan las grandes historias. Nos queda el heroísmo, pero en una especie de heroísmo civil que pasa inadvertido por lo que decíamos antes del uso de la palabra mito.

P. Y ese afán por entrar en la posteridad, ¿también se ha perdido?
R. No sé hasta que punto se habrá perdido en algunos escritores. Algunos pienso que aún escriben pensando en dejar una obra duradera. No creo que sean muchos, desde luego no los escritores de best-seller no, pero quizá haya algunos que piensen en la posteridad. Pero sí, a grandes rasgos, sí se ha perdido. Algo que es muy propio de la civilización en la que vivimos; una civilización de usar y tirar; un mundo en el que todo se consume, también el sentido de ansiar una posteridad.

P. “Los griegos somos nosotros” vinieron a decir Keats o Zubiri. Qué quiere que le diga, no he viso a ninguno…
R. A veces cito esa frase. Cada vez somos menos griegos, aunque algunos lo somos más que otros. Pero si lo comparamos con otras civilizaciones, nos damos cuenta de hasta qué punto somos griegos. Nuestra democracia no tiene mucho que ver con la griega, pero sí algo. La mentalidad del cultivo del cuerpo, también estaba en los antiguos. La hospitalidad, la tolerancia, son valores que ya existían en Grecia y que hoy estamos perdiendo. En cuanto a la mujer, sí es cierto que estaba sometida y apartada de la vida política, pero aún así si uno compara la libertad de las mujeres griegas con la que tenían las asiáticas, queda clara la diferencia. Y sobre todo recordemos que las mujeres no han actuado con plena libertad hasta el siglo XVIII y el XIX.

P. ¿Tenía razón  Mario Vegetti cuando dijo que los clásicos pueden iluminar “los grandes conflictos del hombre, sus dolores y esperanzas”?
R. Por supuesto, y además siempre me gusta insistir en que esos claros mensajes de los clásicos pueden estar al alcance de todo el mundo. Incluso los niños sienten mucha afición a la mitología, siguen gustando mucho de Ulises, de Troya y los dioses griegos. Todo esto sigue teniendo un encanto especial y quienes no conocen esas grandes historias, creo, se han perdido algo importante en la vida.

García-Gual-3

P. ¿Qué papel juegan la televisión y los medios de comunicación en la difusión de la antigüedad clásica?
R. Juegan un papel, pero no muy importante. Es positivo que haya películas como Troya o Alejandro, pero son de muy escasa calidad literaria e imaginativa. Hubo una etapa mejor, en el Ulises o Espartaco de Kirk Douglas. Esas películas eran mejores. Troya era una versión mala de la saga troyana. Alejandro una mediocridad y 300 es una obra horrorosa. Son obras que contrastan con la belleza de los relatos del mundo antiguo. Entre los Persas de Esquilo y la película 300, hay una diferencia demoledora a favor de los textos antiguos. Las adaptaciones para jóvenes de los textos, en ediciones escolares y para niños, son mucho más positivas porque inculcan un gusto y una curiosidad temprana por el mundo clásico.

P. Cuando hoy un joven dice que quiere estudiar filología, la respuesta que recibe es: “te vas a morir de hambre”
R.  Hay cierto prejuicio actual de que sólo importa aprender lo rentable, lo que da dinero. Y eso falsifica mucho la vida. Es importante la memoria, la imaginación, la reflexión… Y para esto, las Humanidades son perfectas. Por eso yo siempre estoy a favor de la difusión atractiva. Pues si a un grupo de pescadores les cuentas la Odisea quedan encantados y cualquiera a quien le cuenten bien las  historias de los dioses griegos. Creo que ese era un mundo muy atractivo. Esto es algo que sucede también con las grandes obras literarias. Y esto es muy importante para una  vida agradable, pero la evolución del mundo moderno, con el abuso de la tecnología, la devaluación de la memoria y tantas otras cosas nos está llevando a un empobrecimiento de la vida.

P. ¿Y en qué puede acabar?
R. No lo tengo muy claro. A veces pienso que la cultura de nuestra tradición sirve para todas las épocas y edades. Pienso que una persona que ha trabajado horas y horas toda su vida, que no ha aprendido nada memorable, de viejo se encuentra mucho más pobre que el que ha leído y conoce la historia, la literatura o los mitos. Me gusta citar un  consejo del poeta Píndaro, “llega a ser el que eres”; es decir: “desarrolla tus capacidades”. La cultura te ayuda a vivir mejor contigo mismo.

P. El traductor, ¡qué importante y qué poco reconocido! ¿no?
R. Desde luego. La traducción es un trabajo muy útil y que debe renovarse en el caso de los textos clásicos.  Pues  cada generación debe tener su traducción y suele ser así. Por  ejemplo, yo he traducido la Odisea y hay muchas Odiseas vertidas al español. Cada traducción debe ser hija de su tiempo, porque si no, el texto aparece desfasado. Además, la traducción universaliza los textos, hace que pasen las fronteras de las lenguas. No es justo que los traductores estén, como suele suceder, poco considerados y mal pagados…

P. …Algo que me cuesta entender, sobre todo por la importancia que tiene o el daño que puede hacer una mala traducción
R. Es cierto; una obra mal traducida puede hacer más mal que bien, pero he de decir que ahora, en España, hay muy buenos traductores y por ejemplo, ha mejorado mucho las ediciones de bolsillo, sus traducciones, generalmente, están muy bien hechas. Pero es una pena, que la gente no sepa apreciarlo, porque lee menos.

R. Qué panorama
P. Mire, mis alumnos leen poco por sí mismos. Hay que darles una lista de lecturas obligatorias. Algunos, en otro caso, no leen ni la Odisea.

P. Y son alumnos de filología clásica. ¿Por qué cree usted que están cayendo tanto los índices de lectura?
R. Es la evolución de la sociedad. La mayor parte de la gente vive pendiente de la pantalla. Basta ir en el metro para ver que la gente no se miran unos a otros. Todo eso hace que la memoria, la imaginación y la reflexión disminuyan. Además, fíjate el poco tiempo que le queda a la gente, entre pantallas varias y trabajo obsesivo, para leer. Porque leer requiere silencio, soledad, cierto sosiego…

P. Con lo que me está diciendo; estamos ante una sociedad epicúrea…
R. Sí, pero la sociedad actual está muy marcada por las influencias mediáticas, por lo que se lleva, por las modas. Realmente parece que todo está muy hecho ya. La cultura debe ayuda a ser un individuo más personal, pero eso es difícil por las influencias exteriores en una cultura de masas. Date cuenta de en qué mundo vivimos: un mundo de ruido. Ya hasta los hospitales tienen música de fondo. Da la sensación de que no se quiere dejar pensar.

El silencio y la soledad son bienes escasos, pero además hay falta de tiempo. La evolución de la sociedad es tremenda en ese sentido. La gente tiene muy poco tiempo libre. Los jóvenes trabajan muchísimas horas, y andan mal pagados… La evolución actual me parece malísima porque cada vez la gente vive menos personalmente, tiene menos tiempo y, como consecuencia de esos hábitos, menos gusto por la alta cultura.

P. ¿Y esto qué genera?
R. Una sociedad intelectualmente mezquina y uniformizada, pendiente de unos valores que realmente no lo son… No hemos logrado vencer esa tendencia a creer que lo fundamental es el dinero y el enriquecerse. A pesar de que vivimos en una sociedad que en un status medio, se vive bastante bien. Y sin embargo, la desigualdad entre ricos y pobres es cada vez mayor. ¡Menudo progreso! Una mayoría obligada a trabajar muchas horas y otros que se dedican a amontonar millones y millones y sin saber para qué, porque al final la capacidad de disfrute es limitada.

P. Usted lleva 50 años hablando de Ulises y es feliz ¿no?
R. En cierta medida. No me he hecho millonario, pero soy feliz. También es verdad que yo empecé en una época en la que era más fácil dedicarse a las humanidades. Cuando yo empecé, los licenciados en latín y griego se colocaban bastante bien en la enseñanza media. Nuestros licenciados  de ahora, lo tienen más difícil.

García-Gual-4

P. Dice usted: toda cultura tiene sus mitos. ¿Cuáles son los nuestros? Lo digo porque parece que no pasamos de Don Quijote y Carmen la Cigarrera…

R. Tenemos también el mito de Don Juan, pero está un poco pasado de moda, porque está ligado a que sea difícil conquistar mujeres porque haya una represión sexual fuerte. He leído que algún actor de cine decía que se había acostado con 1.500 mujeres; el discreto  Don Juan Tenorio no llegaba ni a la centésima parte. Pero es que además, el donjuanismo hoy no tiene  ningún tipo de interés.

El del pícaro es un buen mito. En la sociedad actual los pícaros son, paradójicamente, los banqueros. Era más simpatico aquél pícaro que intentaba matar el hambre cambiando de dueños.

Lo que me sorprende es que no haya cuajado en la literatura española el mito del conquistador porque realmente, la conquista de América, aunque se subrayan los aspectos más negativos, fue una gesta increíble. Las enormes caminatas, los avances de un pequeño grupo por territorio ignoto… No ha logrado cuajar por ejemplo la gesta de Hernán Cortes, que quizá fue el más notable de esos increíbles aventureros hispanos.

P. La leyenda negra…
R. En el caso de Cortés pesa más esa leyenda. Hemos tenido mala suerte con eso. En parte, la propaganda negativa europea ha ensombrecido mucho nuestra Historia. Hemos tenido muy mala prensa

P. Y sobre todo, que ahora parece que si reivindicas ese legado ya te estás posicionando ideológicamente
R. Sí, pero eso quizá se deba a que en España ha habido mucha represión clerical e intelectual. Es cierto que hemos tenido momentos de gloria como lo de América o el liberalismo de las Cortes de Cádiz, unos tipos admirables.

P. ¿Y no podríamos recuperar hoy toda esa historia y traerla a la palestra?
R. Sí, pero es difícil porque hoy la propaganda es universal. Un país como España puede influir relativamente poco en el panorama de conjunto, que está dominado por el cine o la literatura americana o de naciones europeas más ricas o poderosas.

Además, la cultura española ha tenido sus épocas. El XVIII y el XIX han sido siglos de decadencia, con figuras positivas, pero escasas frente al gran despegue de Europa con la Revolución Industrial. España se quedó al margen, y su Ilsutración fue mucho más pobre. En el siglo XX sí ha tenido notables aportes a la cultura europea, en arte y en literatura.

P. No hay más que entrar en su casa para saber que es un gran lector. ¿Cómo ve el panorama literario actual?
R. Creo que es una buena época de la novela española. Se traduce, tiene éxito fuera. Javier Marías o Pérez-Reverte tienen una amplísima difusión. Otros como Luis Mateo Díez o Zúñiga que quizá sean menos conocidos fuera, son grandísimos escritores. En novela, España está a un buen nivel, superior al de otros países europeos.

En pensamiento es más difícil de saber. No sé si hay grandes pensadores. Sí tenemos grandes ensayistas. Para mí, el mejor y más claro es Fernando Savater. Siempre me ha parecido una persona tan aguda como valiente y estoy de acuerdo con todo lo que dice. Y no faltan articulistas muy inteligentes. Por eso siento mucho que la Universidad española no fuera más fuerte, más combativa, porque si lo hubiera sido podríamos haber influido más en los países de la América Hispana.

García-Gual-5

P. Usted es catedrático de griego y ha he leído que pasa un poco de los “cargos y cargas” de la Universidad…
R. En la Universidad hay bastantes trepadores y a eso no me he apuntado nunca. No hay, por otra parte, un sentido universitario claro. Es cierto que hay ciertas Facultades que son ante todo de profesionales, como Medicina que sigue siendo una gran Facultad. Pero no marcan la vida universitaria. En la visión de “la misión de la Universidad”, como decía Ortega,  deberían tener más que decir las de Letras y éstas no tienen la fuerza que deberían tener. Solemos tener estudiantes muy pasivos, flojos, rutinarios. Quizá porque nuestros alumnos son limitados o porque los alumnos inteligentes que quieren estudiar Letras acaban estudiando otra cosa por imposición de sus familias… Es una pena que no sea como en las universidades americanas en las que se pueden estudiar asignaturas sueltas de muy varias materias y enfoques aparte de la titulación.

P. Vamos, una universidad un poco pobre…
R. Sí, sí. Que cuenta con buenos profesores sueltos. Pero como conjunto, bastante floja. Las estadísticas esas que dicen que no estamos entre las cincuenta primeras me parecen una tontería. Entre otros motivos, porque si comparamos la inversión por estudiante entre el ámbito español y el americano, hay muchas veces una diferencia de 1 a 10. ¿Cómo vamos a competir con eso?

P. ¿Y las facultades? Son un tanto depresivas, destrozadas…
R. Es verdad. Y pobretonas, si uno compara con esas Facultades americanas, que tienen unas bibliotecas espléndidas, y un personal de servicio preparado. Por ejemplo; incluso en Europa los catedráticos suelen tener una secretaria. En mi departamento tenemos una secretaria para 25 personas. Y, por otro lado, se va burocratizando todo cada vez más.

P. Bueno, pero para solucionar todo esto tenemos el Plan  Bolonia ¿no?
R. No. El Plan era mucho más abierto. Cada país podía retocarlo y aquí se ha retocado mal. Nosotros tenemos cuatros años de grado y uno de master y en la mayoría de los países son tres de grado y dos de master; y en general ha rebajado los niveles e impuesto una especialización que no sirve de nada, sobre todo ahora que los alumnos llegan de la enseñanza media con un nivel mucho menor. En general, la gente sabe muy poco, llegan a la Universidad con muy pocas lecturas, y es imposible reparar bien eso con estos planes.

P. Intelectuales y Universidad, ¿cuándo se rompió el matrimonio?
R. Eso sí que no lo sé. Es verdad que se han ido los intelectuales. Todavía, si pensamos en la universidad de la República, vemos que había muchos intelectuales. Aún hoy  los hay. Por ejemplo, J. Álvarez Junco o Santos Juliá, son ejemplo de intelectuales, con prestigio universitario y resonancia crítica.Pero creo que cada día son menos en círculos académicos. Y destacan otros con más agudeza en la prensa. En El País por ejemplo, se mantiene una buena sección de opinión, con intelectuales como Vargas Llosa, que es un gran articulista. Dese cuenta de que en la universidad de hoy  dominan los especialistas y trepan los especialistas (y los burócratas) y claro, el intelectual clásico acaba por no tener cabida en esos cotos, sin miras lejanas. Hay mucho especialista, pero poca gente culta de verdad. Lo decía Ortega, hay una amenaza en la barbarie del especialismo.

Quisiera, desde luego, que no se interpretaran mal mis críticas a la invasiva tecnología de la comunicación ni al especialismo. La tecnología actualizada es necesaria para el progreso y la especialización científica es necesaria. De hecho, todos los investigadores y profesores universitarios somos especialistas en una u otra materia, y debemos usar los mejores recursos de al tecnología oportuna para estar al día. Pero lo que critico es que esos avances – y los soportes mediáticos y publicitarios – sean una especie de telón último, que limite el horizonte intelectual y una perspectiva más libre del individuo ante la complejidad del mundo. Para esa se necesita una cultura que no olvide el pasado ni las preguntas fundamentales de la existencia humana y su conciencia histórica.

García-Gual-6

23 octubre 2014 at 10:56 am Deja un comentario

Entradas antiguas


logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

FriendFeed

View my FriendFeed

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

octubre 2014
L M X J V S D
« sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
adultfreindfinder contadores para web Noticias sites

Archivos

RSS Elementos compartidos

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.630 seguidores